);
Regreso NBA

Luka Doncic y unos números únicos frente a Milwaukee Bucks: "Su liderazgo es más importante que sus excepcionales estadísticas"

La sociedad tiende a ensalzar las grandes actuaciones en torno a unos firmes registros numéricos que sustenten el argumento. En la mente de todos residen los 100 puntos de Wilt Chamberlain, las incontables noches de 50 puntos de James Harden o las demostraciones en ataque de Michael Jordan en Playoffs. A la hora de mencionar a cualquiera de estos ejemplos tiende a olvidarse o bien obviar los intangibles, aquellos detalles que marcan el curso de un partido, que hacen posible que esa figura alcance la excelencia estadística. El posicionamiento en cancha, el spacing y el timing de juego o bien el liderazgo son factores que están atornillados a cualquier gran jugador de baloncesto.

De Luka Doncic siempre se resalta la facilidad que tiene para producir puntos, rebotes y asistencias a lo largo del curso de un encuentro, pero en pocas ocasiones se pone en valor su fantástico trabajo en la sombra, llevando las riendas del equipo, conduciendo el balón hacia espacios donde realmente puede darse una ventaja y cuyo resultado no tiene porqué verse reflejado en el boxscore.

MÁS | Luka Doncic y otra función maravillosa con Dallas Mavericks: triple-doble, récord de asistencias y victoria de peso ante Milwaukee

La victoria de los Dallas Mavericks por 136 a 132 en la prórroga ante Milwaukee Bucks pone de manifiesto el tipo de jugador que es Doncic y lo insólito de su perfil en la actual NBA. Alguien capaz de controlar cada aspecto del juego, desde el ataque a la defensa, desde el momentum del equipo hasta las conversaciones con los árbitros. Porque Luka se ha criado dentro de la frontera de una cancha de baloncesto, conoce sus entresijos y lenguaje y en su segunda temporada en la mejor liga del mundo se ha destapado como uno de los mejores de toda la competición.

Y su actuación contra el mejor equipo en cuanto a balance de la NBA es un ejemplo de ello pues se mantuvo concentrado durante todo el choque, limitó sus errores a la mínima expresión y supo aprender de ellos, sirva como ejemplo que únicamente cometió 2 pérdidas en todo el partido y ninguna en la prórroga. El esloveno fue sensacional, determinante y paciente con el balón en las manos, leyendo la cadencia de los pies de sus rivales para encontrar el hueco suficiente y atacar al aro o bien encontrando líneas de pase liberadas gracias a su gravedad ofensiva. Como resultado de todo esto unas estadísticas para la historia: 36 puntos, 14 rebotes y 19 asistencias (50% en tiros de campo y 33% en triples).

"Hoy mostramos que podemos hacerlo, que podemos jugar bien al final del partido", dijo escuetamente el jugador de Mavs.

"Es un gran jugador y se hace mejor a cada hora que pasa, a lo largo del día", comentó su entrenador, Rick Carlisle, visiblemente contento por el triunfo. "Los números de eficencia en estos dos últimos partidos ante estos dos equipos son remarcables. Ambos equipos tienen jugadores que son capaces de tocar cada balón en defensa. Me impresionó más su liderazgo en el partido, mantuvo a sus compañeros jugando durante malos parciales, sus conversaciones con los árbitros fueron buenas y ellos lo escucharon. Su liderazgo es más importante que sus excepcionales estadísticas"

MÁS | Devin Booker lo definió a lo grande y comandó otra victoria de unos invictos Phoenix Suns, cada día más cerca del Play-in

El triple-doble de Doncic, el 17º de esta temporada, lo confirma como el jugador con más encuentros con triples figuras de esta atípica campaña de toda la liga y lo eleva a lo más alto, pues nadie había firmado un encuentro de este tipo consiguiendo 19 asistencias ya que el máximo habían sido las 18 de Oscar Robertson en 1961 y 1962. Hilando un poco más fino y bajando los parámetros a más de 35 puntos, más de 14 rebotes y 15 asistencias la lista se reduce a un selecto número de jugadores, todos con al menos un MVP en su haber:

  • Oscar Robertson (5 veces): Mejor partido en 1962 con 42 puntos, 15 rebotes y 18 asistencias
  • Wilt Chamberlain (1968): 35 puntos, 24 rebotes y 15 asistencias
  • Michael Jordan (1985): 35 puntos, 14 rebotes y 15 asistencias
  • James Harden (2016): 53 puntos, 16 rebotes y 17 asistencias

"Es increíble", dijo Giannis Antetokounmpo que acabó con 34 tantos y 13 capturas. "Está jugando un gran baloncesto, es un gran jugador, hace a sus compañeros mejores. Talentoso, verdaderamente talentoso. Uno de los jugadores con más talento contra los que he jugado. Hace a todo el equipo mejor y va a seguir haciéndolo mejor y si sigue mejorando van a ser difíciles de ganar", aseguró de un Doncic que con este triple-doble se une a Oscar Robertson y Russell Westbrook como los únicos jugadores en la historia con 12 o más triples-doble de 30 puntos en una sola temporada.

"Luka sabe siempre donde está todo el mundo, no solo en ataque sino en defensa", relataba Carlisle. "Es el signo de un cierto tipo de jugador. He jugado con Larry Bird, podía ver todo de esa forma. He tenido el privilegio de entrenar a Jason Kidd, podía ver todo de esa forma. Luka está en el mismo punto. Tiene un cuerpo diferente, tiene un juego diferente pero cuando atrae la atención sabes que alguien va a quedarse liberado. Tuvimos un montón de tiros que no entraron, de haberlo hecho sus números habrían sido incluso mayores".

Uno de los momentos más destacados del encuentro sucedería en la prórroga cuando el esloveno le entregaría un pase entre las piernas a Maxi Kleber con el que dejaría prácticamente sentenciado el choque a favor de los Mavs. Una acción que demuestra una sangre fría asombrosa, una capacidad de abstracción que lo hace único y un sentido del espectáculo y el goce más que destacable.

"No sé por qué lo hice, simplemente lo hice, no lo pensé en el momento", se reía Doncic al explicar el porqué de esa decisión.

"La acción con Kleber fue fenomenal. El signo de un gran jugador es que sea capaz de hacer algo así contra un equipo como Milwaukee que no permite nada en la pintura", contó Carlisle. "Esa acción desemboca en un 2+1, es una jugada enorme. Tratamos de ver más allá en todo momento, Luka no solo es un gran jugador de baloncesto, es un gran ejecutador, pagaría dinero por verlo jugar, no veo eso en otros jugadores, es verdaderamente especial".

"Estoy muy orgulloso de los chicos. En estos dos últimos partidos, contra Clippers y Bucks, dos de los mejores equipos del planeta, es una gran experiencia para nosotros para prepararnos de cara al rival contra el que juguemos [en Playoffs]", sentenció el técnico.

Este triunfo de los Mavs (42-30) los hace soñar con alcanzar el sexto puesto que tienen a 2 partidos de distancia, en poder de Utah Jazz (43-27), con tan solo 3 partidos para concluir la temporada. Para conseguirlo deberán vencer ante Jazz y Blazers y esperar que los de Salt Lake City hagan lo opuesto.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Finales NBA Andrés Nocioni
🎥Previa de Lakers-Heat, por Andrés Nocioni
Leandro Fernández
LeBron
Los 10 planteles finalistas de LeBron, rankeados
Juan Estevez
Adebayo Howard
Adebayo, el alumno que no siguió al maestro
Juan Estevez
LeBron James Jimmy Butler
Los números de Lakers y Heat en el último cuarto
Agustín Aboy
Anthony Davis Bam Adebayo
La opinión de los fanáticos de Lakers y Heat
NBA.com Staff
LeBron James
LeBron, el desafío en Disney y los elogios a Spo
Leandro Fernández
Más noticias