Juegos Olímpicos

Juegos Olímpicos Tokio 2020: ¿Cómo defender a Luka Doncic en FIBA?

Luka Doncic es sinónimo de espectáculo. La presencia de Eslovenia es una magnífica noticia para el mundo del básquet. Ante la excitante cita de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, contar con la estrella de Dallas Mavericks supone uno de los principales alicientes. Los primeros de Luka y los primeros de su país. Entra por la puerta grande, aunque todavía queda mucho por demostrar.

Más | Guía del básquet masculino en los Juegos Olímpicos Tokio 2020: grupos, planteles, figuras, partidos y más

Si en la NBA Luka lleva dos temporadas en la elite absoluta, a FIBA regresa como actual campeón de Europa (Eslovenia 2017) tras no poder estar en el Mundial de China 2019. FIBA debería marcar una regla por la que Eslovenia esté siempre presente en estos torneos mientras Doncic dure. Ni la organización puede permitirse su baja, ni el país ni él querrán quedarse fuera, ni nosotros perdernos potenciales partidos suyos. Es una estrella en todos los sentidos.

Sin Giannis Antetokounmpo, reciente campeón y MVP de las Finales, y sin Nikola Jokic, MVP de la pasada temporada, los focos apuntan a Luka como el mayor fenómeno europeo en los Juegos. De hecho, muchos solo sitúan a un jugador por delante suya en los rankings de los mejores en Tokio, Kevin Durant.

Doncic brilló en el Torneo de Clasificación (Repechaje de Kaunas) y afronta un grupo muy duro ante España, Argentina y el equipo anfitrión, Japón. Será complicado pasar, pero de hacerlo también importa el cómo. Los cruces definirán aquellos conjuntos con más opciones de medalla.

Así, y tras una temporada completa de análisis suyos, incluidos los Playoffs, escenario en el que LA Clippers probó diferentes estrategias sobre él, en NBA.com indagamos en la siguiente pregunta: ¿cómo defender a Luka Doncic en el básquet FIBA?

El reto de los Juegos Olímpicos Tokio 2020

Empecemos analizando y comprendiendo a la Eslovenia de este torneo, similar, pero también con cambios, respecto a la campeona de Europa de 2017. Aquel equipo giraba en torno a Goran Dragic, jugador que estaba de dulce y en su mejor momento de carrera. Doncic era segunda espada con apenas 17 años, pero el equipo pertenecía al base de Miami Heat, MVP de la competición y jugador ofensivo más diferencial.

El magnífico espaciado y la nómina de tiradores ya destacaban alrededor de la pareja Dragic-Doncic. Anthony Randolph era el interior anotador, capaz de anotar por fuera, sumar en defensa y finalizar de forma atlética. Fue la revelación de Klemen Prepelic y la explosión de Gasper Vidmar hasta ser uno de los pivotes más fiables del panorama. Y aunque se mantiene la idea de juego y buena parte del plantel, esta Eslovenia Tokio 2020 es diferente.

Igor Kokoskov ya no está al frente del banco, sino Aleksander Sekulic. Aleksej Nikolic, Prepelic, Edo Muric, Jaka Blazic, Ziga Dimec, Vlatko Cancar y Doncic repiten de la cita de 2017. El resto, nuevos rostros para el debut olímpico de Eslovenia.

Además, Eslovenia como tal no es el único que cambia. Doncic es diferente al que era en 2017. Lo primero que destaca es el cambio físico. Entonces era más fino y apenas era un niño. La cara lo delata. Ahora sigue siendo joven, pero físicamente es más grande y ha forjado todavía más el carácter. Es una estrella de primera línea NBA.

Más | ¿Cómo le irá a Luka en Tokio? Repasamos el debut de estrellas internacionales de la NBA en los Juegos

Por supuesto, enfrentarse a Eslovenia no significa hacerlo solo ante Doncic. Los equipos rivales, entre ellos España y Argentina, prepararán a todo el rival, pero es evidente que el foco del scouting estará en Luka. Es el principal anotador y creador. Suelta la bola algo más que en Dallas, donde apenas escapa de su control, pero sigue siendo la misma figura generadora sobre la que gira el ataque. Es el punto de inicio de Eslovenia y el encargado de la toma de decisiones en la mayor parte de posesiones.

Con Luka es algo así como "pick your poison" (selecciona tu veneno). Si te cierras encima suyo, encontrará a compañeros liberados. Si cierras al resto, te entregas por completo al uno contra uno de Luka. ¿Zonas?, ¿defensas mutantes?, ¿juego físico? Hay diferentes opciones para desgastarlo, pero parece evidente que, tanto por calidad del jugador como por los ejecutores a su alrededor, todos ellos conocedores de su papel, hay que elegir entre la anotación del resto o la de Luka. Llegar a todo será una prueba de fuego que puede traer desastrosos resultados. Eslovenia te envuelve en su simple y efectivo estilo.

Comenzamos con algunos clips para ver ejemplos de lo que no hay que hacer ante Doncic. Lituania hizo un encuentro muy pobre en el clasificatorio de Kaunas, en especial en defensa. Luka es un lector de juego fantástico y su tamaño le permite romper defensas con facilidad. Los dos contra uno apenas lo afectan. Es más, suelen reforzar a su equipo.

Cuesta entender el dos contra uno de Lituania sin que ajusten el resto de jugadores. Quedan en posición de 4 vs. 3. Por otro lado, el espaciado y la amenaza de Eslovenia son de las mejores del entorno FIBA. Mirene en la colocación de los tres jugadores fuera de Luka y el finalizador.

Claro que la amenaza no se da solo en bloqueo y continuación, también en bloqueo directo y abrirse. El pick&pop. Jugarán mucho con Mike Tobey estas acciones, pero también con aleros tiradores, como Cancar. Buena pantalla, Luka gana ventaja que obliga a salir a Jonas Valanciunas y, mientras recupera el exterior, el alero de Eslovenia queda solo para un triple liberado. Hacer el dos contra uno a Luka, en este caso camuflado en la recuperación del bloqueo, acostumbra a ser letal para el equipo defensor.

Uno de los aspectos donde Luka ha crecido más desde el Europeo 2017 es el juego al poste. Con más tamaño y recursos ofensivos, su footwork pulido y esa gama de fintas de balón, la producción del esloveno jugando de espaldas ha aumentado de forma considerable. De hecho, en la NBA es ya uno de los creadores exteriores más relevantes en este aspecto.

Es capaz de atraer la atención de toda la defensa. Obliga a la máxima concentración, porque un pequeño hueco significa un tirador desmarcado. Veremos decenas de posesiones de Eslovenia ser resueltas así. ¿Para qué quieren más con un pasador como Luka y su grupo de francotiradores?

Sus recursos en el juego de espaldas destacan. Ante defensores más pequeños usa su tamaño para meterlos dentro y, ya con la posición ganada, girarse hacia atrás para ejecutar. Suele combinar el juego de espaldas en medio de acciones de ataque directo, aunque también tiene acciones en las que recibe/busca el poste directamente. O en su defecto la media distancia.

Y así llegamos a otro aspecto fundamental de su juego que se ha reforzado en la NBA, las fintas. Las usa en todas las situaciones y en FIBA no será menos. Cuanto más se acerca al aro, más tiende a usarlas. En este caso, movimiento de libro y finta para conseguir una conversión sencilla. Los defensores con experiencia deben mostrarse más inteligentes y no caer, ya que es algo muy habitual de su repertorio ofensivo.

Enganchamos las fintas usadas en el poste para hacer mayor hincapié en este aspecto. Con los pases inesperados que lleva destilando desde hace meses en la NBA Luka consigue despistar a la defensa en la tarea de seleccionar entre sus puntos y los del resto.

Un ejemplo muy claro llega en esta acción. Lituania cierra el resto de vías para que Doncic haga la guerra por su cuenta. Sin embargo, en el último momento recibe la ayuda de lado fuerte. Apenas tarda en leerlo. En el mismo aire corrige la acción para pasar de un tiro punteado por dos jugadores a un triple más cómodo.

Como decimos, Luka y el entorno que Eslovenia ha creado a su alrededor obligan a la máxima atención durante los 24 segundos de cada posesión. Si les permites ligero espacio, van a castigarte, por pequeño que sea el despiste. Doncic genera atención, aparenta hacer una cosa y termina haciendo otra.

Este pase de espaldas lo lleva haciendo en la NBA desde la última temporada. No es el más preciso de su colección, pero consigue el resultado: triple cómodo para un buen tirador.

También cabe esperar mucho respeto arbitral hacia Doncic. ¿Por qué? Es una estrellísima de la NBA, algo que ya vimos en el Repechaje; su tamaño en FIBA facilita que ciertos contactos caigan de su lado; y porque se trata de todo un especialista a la hora de forzar faltas. Desesperará a más de un defensa y raro será no ver a más de un equipo pedir explicaciones a los árbitros.

Además, el propio Luka es un jugador caliente. Ya tenía mucho carácter en el Real Madrid, pero su tiempo en Estados Unidos, donde tienen una relación diferente con los colegiados, refuerza esa posición. En ocasiones ha pecado demasiado, pero se quejará y protestará lo que haga falta si considera que está recibiendo contactos que no se señalan.

Para terminar, la llave secreta de Eslovenia, el "Spain pick&roll" con diferentes variantes. El equipo de Sekulic se basa en Doncic y el espacio. Si Luka juega en "Spain pick&roll" con dos jugadores, uno de ellos será Tobey y otro un exterior, que bien puede ser Prepelic. Entre los tres desarmarán la defensa con simples, pero efectivas lecturas.

Tanto para que tire el pequeño...

... como para confundir a la defensa y que termine el grande solo debajo del aro.

Es muy difícil realizar ayudas ante Eslovenia. Saben pasar la pelota y colocarse a la perfección, por lo que estirando el campo llevan las de ganar en cuanto rompan la igualdad del 5x5. Y ahí Doncic es un verdadero maestro que cuenta de armas que encajan de maravilla con su estilo, como el propio Tobey. Además, es evidente que confía más en los compañeros y se muestra predispuesto a seguir acciones donde los involucre, a diferencia de Dallas.

Visto todo esto, ¿qué podemos extraer? Lo primero, aplicar juego físico contra Doncic es clave. Puede sacarle del partido y centrarle en exceso en quejarse a los árbitros. Si todo el equipo aplica un alto nivel de intensidad, Luka sufrirá y se quejará, además de que FIBA permite más ciertos contactos con respecto a la NBA. Segundo, y fundamental, cerrar a Doncic o cerrar a los ejecutores de Eslovenia. Por su tiro y colocación se antoja muy difícil llegar a todo, y parece que entregarse al uno contra uno de la estrella de Mavs ofrece mejores resultados que permitirle encontrar buenos tiros para el resto.

La clave de la elección nos lleva al último aspecto. La NBA tiene mayores restricciones defensivas para zonas y formatos atrás, algo que en FIBA sí se permite para ahogar el espacio rival. ¿Es la solución alternar una defensa individual sobre Luka con alternativas como Caja y 1 o Zona 3-2 con defensores versátiles? Puede ser, es algo que todavía está sin probar. Sin duda la mano de los técnicos será fundamental para contener a Doncic en los Juegos Olímpicos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Toscano
Juan Toscano y un verano diferente
Juan Estevez
john-wall-02262021-nbae-gettyimages
Wall y su situación: "La mejor decisión para ambos"
Juan Estevez
michael porter jr
Extensión por el máximo para MPJ en Denver
Juan Estevez
Facundo Campazzo
Campazzo y el objetivo de sacar ventaja de su experiencia
Agustín Aboy
Deck
Deck y su adaptación a la NBA: "Me sentí cómodo"
Juan Estevez
klay thompson
Más detalles sobre el regreso de Klay Thompson
Juan Estevez
Más noticias