);
NBA

Los caminos de LeBron James con los Lakers y Kyrie Irving con los Celtics

Lakers vs. Celtics
LeBron James y Kyrie Irving

Evaristo Corona y Wookie Williams, conductores del podcast BoomShakalaka, hablan en esta edición de las súper estrellas de dos de las franquicias más icónicas de la NBA: Boston Celtics y Los Angeles Lakers. LeBron James superó en más puntos anotados a Michael Jordan durante la semana y el futuro de Kyrie Irving con los Celtics es más incierto. Escucha el último episodio aquí.

Da click en la columna que quieres leer.

Evaristo Corona

Durante la presente temporada se ha hablado muchísimo sobre los deseos y estados de ánimo de los jugadores de básquetbol. En repetidas ocasiones se ha mencionado que tal o cual jugador no se encuentra "feliz" con la situación en la que actualmente vive y escucharlo sea, quizá, una tendencia a la alta. Hoy, es más probable que escuchemos directo de la boca de un jugador algo acerca de sus sentimientos y ambiciones y eso está presentando el rompimiento de un paradigma NBA.

MÁS: Todas las camisetas que intercambió Dwyane Wade en su última temporada

Los jugadores están contratados por la Liga y juegan para los equipos con los que tienen contratos y estamos acostumbrados a verlos cambiar de camiseta cuando la organización así lo decide. Sin embargo, en la era de LeBron James eso ha cambiado gradualmente. Cuando él decidió no firmar un contrato más con Cleveland en 2010 se le acusó de varias cosas y muchos nos preguntamos si acaso se trataba de eso. ¿Qué tal que sólo está buscando lo mejor para sí mismo? Y desde entonces no ha dejado de hacerlo. En 2014 volvió a elegir ser agente libre y regresó a Cleveland donde jugó cuatro finales consecutivas y ganó un campeonato al lado de un entonces muy joven Kyrie Irving que mucho aprendió de él y cada vez lo hace notar más.

Irving es un joven australiano de 26 años que ha levantado polémicas durante su paso por la liga. Fue seleccionado por Cleveland y designado novato del año en 2012 y, a partir de entonces, LeBron vio en él a un potencial compañero de campeonato y así fue, aunque únicamente hayan conseguido (hasta el momento) un título. En su segunda temporada era ya un All-Star y en la tercera fue All-Star MVP . Al año siguiente llegaron LeBron y Kevin Love en lo que se anunciaba como el nuevo gran Big Three y la cosa no marchó tan bien como se lo imaginaron. Sí, consiguieron ir a finales en cada oportunidad y ganaron en una, pero ante la irrupción de Golden State no lucieron como se había planeado. Kyrie prefirió solicitar su cambio en julio del 2017. Vaya tarde que nos regaló. Fue un shock. ¿Por qué este joven querría no jugar más con el mejor jugador del planeta si juntos se aseguraban ir una y otra vez a finales aunque fuera en desventaja? Irving es tan único en la cancha como fuera de ella y es un sujeto determinante que puede detonar la existencia del siguiente gran equipo en la liga.

Una vez más, el australiano ha levantado ámpulas con sus declaraciones. En el mismo tono en que se han encontrado durante el último año jugadores como James, Kawhi Leonard y Anthony Davis, el jugador de Boston ha dicho que no tiene ninguna obligación con nadie que no sea él mismo y que a pesar de haber dicho en una reunión con aficionados Celtics a principio de temporada que tenía intenciones de firmar un nuevo contrato con ellos, ahora no le debe nada a nadie y está en busca del mejor futuro.

Eso cayó como balde de agua fría en TD Garden dado que el equipo del trébol se encuentra a punto de llegar a ese momento para el que se han estado preparando durante años y es el de poder contender por un título después de haber juntado de forma muy hábil recursos a discreción. Kyrie les dice que quién sabe si estará ahí la próxima temporada.

Y es que él sabe lo que podemos ver cada que se para en la cancha: Es el jugador más versátil a la ofensiva en toda la liga. Nadie tiene su manejo de balón. Nadie puede sorprender con tantos recursos como él. Si un día da un paso enfilando hacia la canasta, no tendremos suficiente imaginación como para pensar por adelantado las muchas formas en que puede anotar dos puntos. Y esa habilidad será bienvenida en cualquier equipo donde él quiera estar, pero entonces la pregunta es: ¿qué es lo quiere Kyrie?

MÁS: ¿Cuándo es el estreno de Space Jam 2 con LeBron James?

El siguiente periodo de agencia libre será, sin lugar a dudas, uno de los más importantes en la historia reciente. Viene cargado como pocos años . O como ninguno antes. Kevin Durant, Kawhi Leonard, Klay Thompson, Jimmy Butler, Kemba Walker, Tobias Harris, Khris Middleton, Al Horford y varios talentosísimos jugadores tendrán oportunidad de decidir a dónde ir. Y aquí es donde las lecciones de Bosh, James y Wade comienzan a caer. Estos jugadores pueden decidir en conjunto qué tipo de equipo quieren hacer y en dónde. Para esto se han preparado franquicias como Clippers, Lakers y New York, quienes cuentan con bastante espacio salarial para atraer a alguno o más de estos nombres. En realidad, serán algunos de los jugadores quienes decidan entre ellos qué destino les gusta y en algunos casos, los directivos únicamente tendrán que hacer cuentas y saber si les alcanza el capital para recibirlos.

Hace unos días, Kyrie habló en el All-Star en Charlotte. Él decía que lo que más le interesa es estirar las fronteras de lo posible tanto como pueda. Hace hincapié en lo mucho que desea mostrarle a los jugadores jóvenes que están por entrar a la liga que el futuro puede depender de ellos y que es uno mismo quien tiene las mejores decisiones para nuestras vidas. Quiere influir para bien en cada una de las personas que estamos al tanto de su carrera y se encuentra en una cruzada donde ha entendido que el básquetbol es apenas un vehículo para demostrar que las relaciones laborales son de dos vías y que a nadie le debe asustar lo que otros esperan de esa persona. Es un tipo centrado, pero aparte de ese tema suena coherente, inteligente y claro de sus objetivos. Haber obtenido un título siendo tan joven le permitió despejar su mente y pensar en otros retos y metas. A sus 26 años, es la pieza clave en el siguiente verano. Él puede ser el futuro de cualquier equipo que se haga de sus servicios ya que poseé una serie de condiciones difíciles de conjurar. Su habilidad, físico, determinación, juventud, experiencia en playoffs y finales, así como el respeto de sus compañeros. La clave se llama Kyrie.

Wookie Williams

Cuando restaban 5 minutos con 38 segundos por jugarse del partido entre los Denver Nuggets y Los Ángeles Lakers, LeBron James se abrió camino hacia la canasta y, de paso, hacia la inmortalidad . El papel de James en la historia del básquetbol tal vez tenga algunos capítulos más por ser escritos, pero lo que consiguió la noche del 6 de marzo resonará con él durante mucho tiempo. Fue en la cancha de Staples Center, pero alcanzar el cuarto lugar en la lista histórica de anotadores de la NBA es algo que ha sucedido en todas las canchas de la Liga a lo largo de 16 años de carrera.

MÁS: ¿Quiénes son los máximos anotadores de la historia de la NBA?

¿Qué significa para James haber rebasado a Michael Jordan en la lista de puntos? A fin de cuentas, este año ya había sobrepasado a Dirk Nowitzki y a Wilt Chamberlain en la lista. Pero estar por arriba de Michael es diferente. LeBron lleva en la espalda el número 23 porque creció idolatrando a Jordan, a quien se ha referido como "una especie de dios". Cuando se llevó sus talentos a Miami, cambió su dorsal al número 6 e insistió en que todos los jugadores que portan el 23 lo deberían de dejar como tributo a MJ . "Lo que Michael Jordan ha hecho por el juego deberá ser reconocido de alguna forma muy pronto", decía James en una entrevista en 2009. Diez años después, el mejor tributo que puede ofrecerle el Rey, es superarlo.

Tal vez James nunca logre sacudirse la sombra de Jordan en la discusión del mejor de todos los tiempos. La memoria colectiva de los que crecimos en los años 90 está demasiado sesgada. Los que vimos a Jordan jugar hemos perpetuado y, con razón, su leyenda, y lo hemos convertido en un ser mitológico que no fallaba, que era imbatible, cuyos seis campeonatos son inalcanzables. Pero nuestra generación no tuvo el privilegio de ver a Bill Russell, a Wilt Chamberlain, a Jerry West, a Bill Walton, a Bernard King y eso solamente hace que Jordan nos parezca no solo el mejor, sino el mejor en solitario . Tal vez la generación que ha crecido amando el básquetbol gracias a Steph Curry, a Russell Westbrook, a Dwyane Wade, a Kobe Bryant, a LeBron James y que ha podido disfrutar a Jordan solamente en videos de jugadas destacadas y tiros acrobáticos y sus canastas para ganar partidos y campeonatos (algo que una generación anterior ni siquiera tiene para Chamberlain y Russell) se pregunten cuál es en realidad la grandeza de Michael.

En 15 años, cuando ninguno de los jugadores que actualmente forman parte de la NBA sigan jugando, probablemente la gente vea estadísticas y se pregunte cómo pensábamos que Jordan era mejor que LeBron. Sí, quedarán los campeonatos y los momentos icónicos de MJ, eso es imborrable. Pero entre más escala James en las listas, su legado se va solidificando y la distancia solo servirá para apreciarlo más en comparación con otros. Nadie va a recordar que en 2019 LeBron no pudo llevar a los Lakers a postemporada (algo que en este momento parece muy evidente), así como nadie recuerda ahora que MJ perdió en playoffs con el Orlando Magic y todo se enfocará en una imagen más grande. Para LeBron superar a Michael en la lista de puntos es tan importante como cualquiera de sus otros logros.

"Si no hubiera habido un Michael Jordan, no habría un LeBron James ni un Kobe Bryant", decía LBJ en 2009. Curioso que lo mencione, siendo que Kobe es quien sigue en la lista.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Young y Doncic, encabezando la clase del 2018
Doncic vs. Young: ¿Qué podemos esperar?
Carlos Herrera Luyando
Gregg Popovich y Tiim Duncan
Duncan se une al staff de Pop en los Spurs
Carlos Herrera Luyando
tobias-harris-062819-ftr-getty.jpg
Tobias Harris no jugará el Mundial
Matias Baldo
Wendell Carter Jr Lauri Markkanen
El momento de los jóvenes de Chicago
Matias Baldo
#Grizzlies
¿Por qué Memphis Grizzlies tiene el mejor futuro de la NBA?
Pablo Schatzky
Bradley Beal
Bradley Beal, otra baja sensible para USA
Pablo Schatzky
Más noticias