);
NBA Draft 2020

Las mejores y peores elecciones de Utah Jazz en la historia del NBA Draft

Continuamos repasando los antecedentes en el Draft de las diferentes franquicias de la NBA y en este caso vamos con una de las franquicias más tradicionales de la Conferencia Oeste: Utah Jazz.

Más Draft: Suns | Lakers | Celtics | Bulls | Rockets | Spurs | Heat | Sixers | Knicks | Nuggets | Mavericks | Pacers | Raptors | Blazers | Kings | Magic | Nets | Hawks | Cavs | Hornets | Clippers | Pistons | Bucks | Grizzlies | Wizards | Pelicans

Jazz, fundados en 1974 en New Orleans, no llegaron a estar ni cerca del éxito en sus años en esa ciudad más allá de la presencia de una leyenda que era puro espectáculo como Pete Maravich. Tenían problemas económicos y se mudaron a Salt Lake City, Utah en 1979. Allí los primeros años también fueron bravos, combinando malas decisiones de Draft con un mal manejo del equipo, pero sería el mismísimo Draft el que, con varios aciertos en selecciones que no eran de las más altas, los puso en rumbo: desde 1983 Utah faltó solamente ocho veces a la postemporada y nunca estuvo más de cuatro años consecutivos sin jugar Playoffs.

Sin ser un mercado top para los agentes libres, Utah ha dependido del Draft para tener sus All-Stars: de los 12 jugadores que han representado a la franquicia en el All-Star Game desde 1983, siete han llegado via Draft: John Stockton, Karl Malone, Mark Eaton, Andrei Kirilenko, Deron Williams, Donovan Mitchell y Rudy Gobert.

Mejores elecciones de la historia del Draft de Utah Jazz

Karl Malone: #13 en 1985 - John Stockton: #16 en 1984

Semejante dupla histórica no debía ser separada. Karl Malone, uno de los mejores ala-pivotes de la historia de la NBA y el segundo máximo anotador en la historia de la liga, fue drafteado por Utah con el pick número 13 de 1985. John Stockton, el base emblema de Utah, había llegado un año antes: fue el pick #16 en 1984. Juntos marcaron una era no solamente en la franquicia sino en la NBA durante los siguientes 18 años hasta que Malone decidió partir en 2003 a Los Angeles Lakers, donde disputó su última campaña como profesional mientras que Stockton se retiraba en Utah.

El Cartero promedió 25,4 puntos, 10,2 rebotes y 3,6 asistencias por partido en sus 1476 juegos de temporada regular disputados para el Jazz. Stockton, en tanto, aportó 13,1 puntos, 10,5 asistencia y 2,2 robos en 1.504 encuentros. La franquicia terminó con récord ganador y clasificada a Playoffs durante todos esos años. La postemporada al principio costó: recién en 1991 llegaron a las Finales del Oeste pero finalmente alcanzaron las Finales de la NBA en 1997 y 1998. El escollo de los Chicago Bulls de Michael Jordan fue muy alto, pero Utah siempre estuvo a la altura con estos dos cracks como referentes del equipo desde que Adrian Dantley fue traspasado a mediados de 1986.

El único récord de franquicia que no posee ni Stockton ni Malone es el de mayor cantidad de tapones, que es de un especialista como Mark Eaton. El resto es todo de la quizá mejor dupla de pick and roll que haya visto la NBA en toda su historia.

MÁS | Jerry Sloan, una vida dedicada a la NBA y un "Bull" y "Jazz" como muy pocos

Entre Malone y Stockton suman 24 invitaciones al All-Star Game, 25 selecciones a los equipos All-NBA, 9 nominaciones a los quintetos All-Defensive, dos premios MVP y tres MVP del All-Star Game.

Donovan Mitchell: #13 en 2017

Donovan Mitchell llegó a Utah en el 2017 (Denver Nuggets lo seleccionó por ellos con la elección número 13 para intercambiarlo por Trey Lyles y Tyler Lydon) y rápidamente revolucionó a la franquicia: el oriundo de New York tardó poco en demostrar su valía y terminó metiéndose en la pelea por el premio al Rookie del Año: promedió 20,5 puntos, 3,7 rebotes y 3,7 asistencias por juego para un equipo que ganó 48 partidos y del que era la primera opción ofensiva. Encima, en los Playoffs tuvo una actuación tremenda ante Oklahoma City Thunder para ganar por 4-2.

Al año siguiente Mitchell demostró no ser un bluff y su producción creció a los 23 tantos por juego, mientras que en la campaña actual llegó a su primer All-Star Game y Utah sigue siendo un contendiente en el Oeste con el joven jugador de 23 años como protagonista, anotando 24,2 puntos por partido. En poco tiempo MItchell ya se ganó un lugar relevante en la historia de la franquicia y tiene mucho camino por recorrer.

Rudy Gobert: #27 en 2013

Así como Stockton y Malone conformaron una dupla trascendental en la historia de Utah Jazz, Mitchell y Gobert sueñan con alcanzar lo mismo, más allá de algunos tirones en su relación que se reportaron en los últimos meses. Mitchell suma los puntos y el francés, elegido también por Denver Nuggets para Utah Jazz pero en el 2013, defiende como pocos en la liga: Gobert fue elegido como el mejor defensor de la NBA en las temporadas 2017-2018 y 2018-2019 y además estuvo en el mejor quinteto defensivo en la 2016-2017, cuando fue el líder de la liga en tapones. En esa campaña y en la 2018-2019 fue All-NBA.

Gobert ya está en su séptima temporada en Utah: comenzó a los 21 años con un rol muy inferior pero desde la mitad de la temporada 2014-2015 que está asentado como pivote titular del equipo. En los 376 partidos que jugó desde el inicio para el Jazz, Rudy promedia 13,4 puntos, 12,3 rebotes y 2,3 tapones.

Peores elecciones de la historia del Draft de Utah Jazz

Dante Exum: #5 en 2014

Utah nunca tuvo el primer pick del Draft (podría haber tenido el de 1979 que fue Magic Johnson, pero se la entregó años antes a Los Angeles Lakers) y pocas veces pudo elegir en el top 10. La gran mayoría de estas elecciones fueron jugadores que, al menos, tuvieron una carrera extensa en la NBA. Incluyendo hombres en activo como Gordon Hayward y Enes Kanter, todos menos uno llegan a una cifra de 630 partidos en la NBA. La excepción que parece que tendrá difícil alcanzar esa cifra a pesar de su juventud es el australiano Dante Exum, elegido con el pick número 5 en el año 2014.

Exum, drafteado unos días antes de cumplir los 19 años, aún no esta ni cerca de lo que se proyectaba que podía ser siendo un 1-2 de casi dos metros de altura y con grandes capacidades atléticas. La única temporada que jugó completa fue la de novato, en la que promedió 4,8 puntos y 2,4 asistencias. En el receso previo a la temporada 2015-2016 se rompió el ligamento anterior cruzado de la rodilla izquierda, lo que lo llevó a no poder participar de aquella campaña. Regresó en la 2016-2017, jugando menos que cuando era rookie, y su rol fue apagándose y apagándose, con varias lesiones en el medio que molestaron a su desarrollo.

Utah renovó su contrato por tres años en la previa de la 2018-2019 pero lo terminó traspasando a Cleveland Cavaliers en diciembre del año pasado. En la franquicia de Ohio Exum continúa sin un lugar importante.

En lugar de Exum, en el 2014 Utah podría haber sumado a Marcus Smart, Julius Randle, Dario Saric, Zach LaVine, TJ Warren, Jusuf Nurkic, Gary Harris, Clint Capela, Bogdan Bogdanovic o Nikola Jokic entre otros.

Curtis Borchardt: #18 en 2002

Curtis Borchardt, el pick número 18 del Draft 2002 (elegido por Orlando Magic para Utah Jazz), estuvo tres años en la NBA y solo jugó 83 partidos. Entre las lesiones y su flojo rendimiento, este pivote de 2,13 metros no estuvo a la altura de la NBA más allá de su porte físico.

Borchardt, que ya había mostrado sus problemas físicos en la Universidad de Stanford, no jugó ni un minuto durante la 2002-2003 debido a una fractura por estrés en el pie derecho así que se estrenó en la 2003-2004, la primera temporada de Utah sin Malone: apenas disputó 16 partidos, superando los 10 puntos una única vez. Entonces estuvo fuera de las canchas desde diciembre de 2003 hasta noviembre de 2004. ¿El motivo? una fractura en la muñeca derecha.

En la 2004-2005 Borchardt tuvo sus chances ya que se pudo mantener sano unos meses y que Jarron Collins, el pivote titular, tuvo sus inconvenientes: Borchardt promedió 3 puntos y 3,3 rebotes en 12,8 minutos por juego. Pero con el paso de las semanas el turco Mehmet Okur, llegado de Detroit Pistons, le sacó el lugar a Curtis, que en 2005 fue traspasado a Boston Celtics pero nunca jugó de forma oficial para esa franquicia: su carrera NBA estaba acabada.

En lugar de Borchardt, Utah podría haber escogido a Tayshaun Prince, Carlos Boozer, Matt Barnes o Luis Scola.

Larry Knight: #20 en 1979

No hay ninguna foto de calidad de Larry Knight en la NBA porque simplemente ¡nunca llegó a jugar en la liga! La selección número 20 del Draft de 1979 fue este alero originario de Detroit. Así, Knight tuvo el honor de ser el primer elegido por la franquicia desde la mudanza a Utah, aunque después nunca pudo mostrar su talento al público de esa ciudad.

Tom Nissalke, entrenador de la franquicia entonces, nos puede describir su juego: "Era un especialista defensivo, lo que se traduce a no podía anotar. Y por no podía anotar me refiero a que no podía lanzar el balón. Fue una mala elección".

Knight se había destacado al nivel universitario como un gran rebotero, pero apenas le llevó unos días demostrar que no estaba a la altura de la NBA y ser cortado por el Jazz, que podría haber elegido a Bill Laimbeer o James Donaldson si quería presencia interior.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Brad Stevens
Stevens, con elogios para la defensa y los pivotes
Agustín Aboy
Juan Toscano
La historia de por qué cambió el Anderson por el Toscano
Carlos Herrera Luyando
Jayson Tatum
Boston se despertó en el segundo tiempo y le ganó a Miami
Agustín Aboy
Jamal Murray y Mike Malone
El optimismo de Nuggets: “Hemos estado así y hemos respondido”
Carlos Herrera Luyando
Klay Thompson
Klay Thompson volvió a entrenar con los Warriors
Agustín Aboy
Anthony Davis
El estado de AD tras su esguince de tobillo
Leandro Fernández
Más noticias