);
Los Angeles Lakers

¿Cómo funcionará LeBron James como base de Los Angeles Lakers? Análisis, historia, contexto y más

#LeBron
(NBA Getty Images)

"Los Lakers preparan la temporada 2019/2020 con la intención de situar a LeBron James como base titular, fuentes informan a Yahoo Sports".

Una de las principales noticias de los últimos días era tan poco sorprendente como interesante. LeBron será el base titular de los Lakers, sí, ¿y qué cambios supone esto respecto al básquetbol que hemos visto del Rey en su carrera?

Hoy toca analizar este tema: LeBron como base principal de los Lakers en la 2019/2020.

LeBron James siempre ha sido y será un generador de juego

Más allá de gustos o estilos, James es uno de los mejores generadores de juego y pasadores que ha visto este deporte. Por descontado, una de las mentes más inteligentes que jamás ha pisado un parqué. Potencia, arrastrar defensores, visión periférica, el tirador de la esquina contraria, cortes, engañar con los ojos, transiciones... LeBron como pasador es un animal.

De hecho, definir el juego de LeBron tiene varias vertientes. Decir que es un anotador es falso, aunque es uno de los mejores de la historia por continuidad, cantidad y calidad. Al igual que calificarle solo de "generador" se queda corto. James es un sistema en sí mismo. Es un modo de jugar y de ganar. Darle la pelota a LeBron, rodearle adecuadamente y dar una base táctica simple sirvió para ganar dos campeonatos en Miami y otro en Cleveland.

La pregunta es, ¿puede repetir la fórmula en su 17º temporada y a pocos meses de cumplir 35 años? La grandeza de este jugador bien podría con el objetivo, pero tras la temporada en la que ha sufrido la lesión más grave de su carrera, confiarlo todo al LeBron de base es un riesgo.

La rotación de Lakers con LeBron de base, ¿cómo queda?

En su primera etapa en Cleveland apenas tenía compañeros All-Star, menos todavía para descargar peso generador. En Miami encontró a su mejor escudero en Wade y en Cleveland una réplica en Kyrie. Ahora en los Lakers, ¿quién cumple ese rol? Anthony Davis puede asumir mucho balón aunque como finalizador.

Según el propio Chris Haynes, Danny Green será quien acompañe a James en el backcourt. No hablamos de usar a LeBron de base, algo que lleva haciendo toda su carrera, hablamos de situarle como point-guard (PG) titular en las alineaciones. Formaría backcourt con Danny, un 3&D que no descargará balón pero pondrá defensa y acierto desde el exterior.

Davis es obligatorio en el quinteto y, según Ramona Shelburne, JaVale McGee en principio será titular junto a la Ceja. Esto dejaría a DeMarcus Cousins en el banquillo y el otro puesto posiblemente lo ocuparía Kyle Kuzma.

Desde el banquillo aparecerían dos generadores de juego, Rajon Rondo y el propio Cousins. Por mucho que Alex Caruso y Quinn Cook estén marcados como PG no lo son. Caruso tiene descaro atacando el aro y Cook es un especialista desde el triple.

Un base, un point-forward y un point-center

Hace unos años contar con James y Rondo de bases hubiese sido un absoluto abuso. La realidad es que LeBron encara su 17º temporada y cumple 35 años en diciembre, mientras que Rajon está lejos de su versión de los Celtics y cumple 34 en febrero. Por supuesto que el ex-jugador de Boston continúa siendo muy valioso y será impotante en la rotación, aunque esto no quita que los Lakers confían su generación de juego en dos jugadores muy veteranos.

Precisamente la llegada de otra estrella amasadora era clave en este aspecto. Kawhi Leonard, Kyrie Irving o D'Angelo Russell hubiesen descargado de muchísimo balón a ambos. Primero a James en el quinteto titular (ya le dijo a Kawhi en la reunión que daría un paso atrás con el balón, según The Athletic), que podría ejercer un rol de generador secundario -un lujo para cualquier equipo-, y reservar a Rondo para generador desde el banco de suplentes.

Sin embargo esa segunda estrella amasadora no ha llegado. En cambio está Cousins, otro generador. Diferente, eso sí, se trata de un point-center. Un big que puede pasar, generoso, capaz de leer ventajas y al que se puede explotar de difernetes maneras.

LeBron, como base absoluto

El 24 de octubre de 2017 fue la última vez que vimos a James de point-guard como tal. De hecho era la primera vez que en toda su carrera comenzaba un partido con la nominación de base. Las lesiones así lo quisieron y el quinteto lo completaban JR Smith, Jae Crowder, Kevin Love y Tristan Thompson. Es decir, dos jugadores ofensivos, un 3&D y un interior de trabajo sucio.

Si cambiamos a Love por Davis, bien podría ser por perfiles el quinteto que usen los Lakers al inicio de esta temporada. Mal no les fue, aunque, con todos los respetos, era ante unos Bulls inferiores.

LeBron como generador ha progresado mucho en su carrera. Primero comenzó más como anotador y estaba peor rodeado. Con los años, la experiencia y la importancia que fue ganando el triple desarrolló armas como el 'drive and kick' (penetrar, atraer a la defensa y dejar un tirador liberado). Llega a tal punto que es considerado el mejor de todos los tiempos en esta materia por la masa que sigue la NBA. O por lo menos, es el primero que viene a tu mente cuando piensas en esas situaciones.

Aunque el crecimiento es progresivo hasta la élite, al mejor James generador lo hemos visto estos últimos años. El primero de Lakers y en especial los dos últimos en Cleveland. En ambos superó el 40% de porcentaje de asistencias, incluso alcanzó el 44,4% en su último curso en Ohio. Con diferencia, en el que más solo estuvo desde que se marchó a Miami. Ahí el LeBron-sistema se quedaba corto, primero por los acompañantes que tenía y segundo por la edad del Rey.

En Los Angeles comenzamos viendo una versión suya muy interesante. Una en la que relegó la pelota a Rondo, Lonzo e Ingram y, aunque seguía tocando mucho balón (evidentemente), lo hacía en un plano más secundario, sin ser tan acaparador. Ya dijo el propio LBJ antes de firmar por Lakers que en su próximo destino quería jugar más sin balón, algo que por las circunstancias del pasado curso no pudo hacer.

¿Volvemos al LeBron-sistema?

Pasan los años y Rondo sigue siendo uno de los mejores pasadores

Da igual cuando leas esto. Sin estadísticas en la mano ni avanzadas que impresionen, Rondo es técnicamente y por visión uno de los mejores compañeros que existen en lo que llevamos de siglo en la NBA. Destacado en múltiples ocasiones por sus compañeros, es un 'pass first mentality' de manual.

En el apartado técnico sus pases a una mano, de arriba abajo y desde la cadera son un espectáculo. Una clínica andante de cómo engañar a la defensa y dar los pases en el momento y al lugar oportunos.

En menos de 30 minutos por partido y lesiones por el medio, Rondo promedió 8 asistencias sin llegar a las 3 pérdidas en un sistema ofensivo algo anticuado como el de Luke Walton y con un espaciado pobre por la falta de tiradores.

Cousins es el factor X

Quizás sorprenda a más de uno, pero DeMarcus es un excelente pasador. De hecho es uno de los mejores interiores de la historia en términos de generación de juego. Puede ejercer de falso base, subir la bola en contraataques, encontrar tiradores y jugar el pick&roll con otro interior manejando él la pelota.

Un espectáculo en su día ver algo así, aunque en Las Finales también vimos ese impacto como pasador. Un arma muy valiosa a nivel táctico.

Aunque durante toda su carrera se ha visto ese 'feel for the game' tan especial, fue en su mejor temporada individual con los Pelicans donde de verdad ejerció de base. New Orleans desplazó a Jrue Holiday a un rol más de sin la pelota y Cousins tuvo más bola que nunca como generador. Como anotador perdió tiros en la 2017/2018, habría que remontarse a la 2013/2014, su última temporada antes de ser All-Star, para verle con tan pocos tiros.

Pero DeMarcus explotó otra faceta y se marchó a 5,4 asistencias de promedio. Una maravilla para un pívot. Desarrolló una química muy especial con Rondo y Davis, compañeros suyos ese año en New Orleans y fundamentales para su fichaje por los Lakers.

Todo esto pertenece a un partido en concreto, también contra Chicago la pasada temporada, en el que hizo lo que quiso.

Como contrapunto negativo se convirtió en el segundo pivote de la historia en promediar 5 pérdidas por partido después de Shaquille O'Neal.

¿Qué harán los Lakers?

Lo ideal para Lakers sería conseguir otro generador durante la temporada, ya sea con un traspaso o con una firma de un veterano cortado. De todos modos los generadores de calidad escasean en el mercado y, salvo sorpresa, Rob Pelinka no realizará ningún movimiento más de calibre.

Entra en juego Frank Vogel, nuevo entrenador de los oro y púrpura. Conocido por su mentalidad defensiva, en Indiana desarrolló un buen sistema ofensivo que sacó el máximo rendimiento de Paul George, Lance Stephenson o Roy Hibbert. De todos ellos, solo George prosperó sin él.

Los sistemas de Vogel se basaban en las pantallas, los engaños y un gran peso del juego sin la pelota. Sin embargo, en el informe de Haynes sobre LeBron como base, se habla de que Vogel quiere potenciar más que nunca la generación de James. Desde luego anotadores a su alrededor no le faltan.

  • Estrella interior-exterior y conexión en pick&roll - Anthony Davis, DeMarcus Cousins
  • Anotador con/sin balón - Kyle Kuzma
  • Tiradores - Bradley, Daniels, Green, Dudley, Cook
  • Generador secundario - Rajon Rondo

Explotar la capacidad de asistir de James, que seguirá rondando los 20 puntos por partido, quizás es lo mejor que pueden hacer los Lakers. Siempre y cuando los sistemas favorezcan tener al Rey fresco para los Playoffs. Ni es lo que buscan ni a los Lakers les interesa tener a LeBron con 35 años promediando 28 puntos, 9 asistencias y 9 rebotes como en su última temporada en Cleveland. Deben facilitar su tarea durante la temporada regular.

Lo importante para James y para los Lakers llega a partir de abril. Este año tienen más calidad y profundidad y solo una plaga de lesiones como la de la temporada pasada les desviaría de los Playoffs.

Lo ideal sería potnciar la anotación de Kuzma y Davis en el quinteto titular, en unos sistemas que no requieran de LeBron estar botando absolutamente toda la jugada, y que Rondo y Cousins aparezcan como complementos generadores desde el banco de suplentes. Hay especialmente dos quintetos que intrigan para la próxima temporada.

  1. LeBron, Green, Kuzma, Davis, Cousins
  2. Rondo, Green, LeBron, Davis, Cousins

Cousins te da algo muy valioso. Abre la cancha (36% últimas tres temporadas con 5,4 triples intentados por partido), genera juego y puede crear sus propios puntos, más allá de los problemas defensivos que dan para texto aparte.

La gran incógnita de Lakers es que dependen su generación en un Rondo muy veterano, en un Boogie que aún necesita ritmo y James tras la lesión más grave de su carrera. Todo esto junto a un entrenador que dejó buenas ofensivas en Indiana hace un lustro pero que tiene que demostrar modernización. De momento, según informes, LeBron y su equipo están mucho más contentos con los planteamientos de Vogel que con los de Walton. LeBron y el anterior entrenador de Lakers nunca llegaron a congeniar.

Quizás no sea la mejor idea. Quizás las dudas despiertan demasiados interrogantes. Quizás todo está demasiado en el aire. Usar a LeBron como base titular en su 17º temporada y cerca de las 35 primaveras puede ser un plan demasiado arriesgado. Y aunque Vogel apunta a crear un ataque equilibrado, los Lakers necesitan añadir un generador más durante la temporada o sus planes pueden verse afectados.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Conferencia del Juego de Estrellas de la LNBP
Pasado NBA y el Juego de Estrellas LNBP
Carlos Herrera Luyando
LeBron James y D'Angelo Russell
Lakers vs. Warriors: en vivo, link, canal, resultado
Carlos Herrera Luyando
Russell Lakers
Universo paralelo: Russell en los Lakers 2019-20
Juan Estevez
NBA México City Games
¿Cómo comprar boletos para los Juegos NBA?
Staff NBA.com
Horarios y TV NBA
¿Cómo ver la temporada NBA?
Carlos Herrera Luyando
Markelle Fultz Orlando Magic
Fultz vs 76ers: ¿cuánto ha progresado el base?
Juan Estevez
Más noticias