Acento argentino

Las tres claves para la temporada de rookie de Leandro Bolmaro en Minnesota Timberwolves

Este miércoles quedó finalmente oficializada la llegada de Leandro Bolmaro a los Minnesota Timberwolves, con presentación incluida para el argentino junto al entrenador del equipo, Chris Finch, y el principal dirigente de la franquicia, Gersson Rosas. Bolmaro había sido drafteado el año pasado por los Wolves (vía traspaso en la noche del Draft desde New York Knicks), pero pasó la 2020-2021 en Barcelona, donde pudo ganarse un lugar importante en la rotación blaugrana, mostrando un claro progreso en diferentes áreas.

Claro que ahora el desafío será mucho mayor: poder sostener esa evolución en la liga más exigente del mundo y de a poco, ir encontrando sus minutos y protagonismo en Minnesota.

Más | Leandro Bolmaro, presentado oficialmente en Minnesota Timberwolves: "Esperé este momento por mucho tiempo"

Pero ¿cuáles serán exactamente los factores que definan la 2021-2022 de Bolmaro?, ¿en qué áreas debe estar especialmente fuerte como para ganarse la confianza de Finch? A continuación repasamos tres de esos puntos fundamentales para el argentino y su campaña de rookie.

La defensa

La intensidad defensiva siempre ha sido la carta de presentación de Bolmaro y lo seguirá siendo en la NBA. Hablamos de un jugador muy versátil en ese costado, capaz de marcar múltiples posiciones y defender con gran energía y agresividad. Tanto sobre la bola, como fuera de ella. Sus primeros minutos importantes en Barcelona llegaron justamente gracias a su rendimiento en el campo propio y lo mismo debería pasar en la NBA.

Es cierto que físicamente parece estar un paso atrás en relación a algunos perimetrales de la competencia, quienes le sacarán varios kilos de ventaja. Sin embargo, el cordobés tiene a su favor su velocidad de piernas y longitud, que hacen que a pesar de medir dos metros, sea capaz de presionar y complicar a bases y otros jugadores más pequeños. En ese sentido, parece más lógico imaginarlo marcando el punto de ataque rival, que defendiendo a aleros o escoltas grandes sin la bola.

Con un especialista como Ricky Rubio, Minnesota ya fue el tercer mejor equipo de la 2020-2021 a la hora de recuperar balones (8,8 robos por partido). Y con el español ahora siendo parte del plantel de los Cavaliers, estará en incorporaciones como Bolmaro o Patrick Beverley poner esa presión al balón que no ofrecen los guardias titulares (D'Angelo Russell y Malik Beasley).

Claro que más allá de destacar en el tema robos, Minnesota fue una de las peores defensas de la pasada temporada, terminando 28° en cuanto a rating. Esto hace que si Bolmaro fuera capaz de trasladar ese buen rendimiento que mostró en Barcelona, probablemente sería todavía más valorado que en otro equipo. Los Timberwolves necesitan dar un salto de calidad en ese costado y habrá lugar para quien pueda ofrecerlo.

La eficacia triplera

En términos ofensivos no se espera que el rol de Bolmaro vaya a ser especialmente extenso, al menos en su llegada a la liga. El argentino destaca hoy principalmente desde lo defensivo, mientras que en ataque lo mejor pasa por su versatilidad para jugar con o sin el balón. Y en ese sentido, como sucede con la mayoría de los jugadores de rol en la NBA actual, será fundamental su eficacia triplera.

Bolmaro ha tenido una evolución muy marcada en ese sentido durante su carrera. En 25 partidos de Liga Nacional con Bahía Basket en la 2017-2018 lanzó apenas un 17% en triples. Luego pasó al Barcelona B de la LEB Oro (2° división), donde subió a un 31% en la 2018-2019. ¿Cómo le fue en la 2019-2020, ya mayormente en el primer equipo del Barcelona? Solo un 29%. Hasta ahí, tres campañas claramente por debajo del promedio. Y entonces llegó una 2020-2021 de marcadísimo crecimiento, donde registró un excelente 42% de tres a lo largo de 75 partidos.

Es cierto que la cantidad de intentos sigue siendo baja para un perimetral (3,6 por cada 36 minutos) y que sus lanzamientos son casi siempre a pie firme, pero el haber sido capaz de encestar por arriba del 40% de esos disparos fue fundamental para que su protagonismo en Barcelona fuera creciendo. Y si le sumamos que también pasó de un 71% en libres en la 2019-2020 a un excelente 83% en la 2020-2021, podemos concluir que seguramente esa mejora de porcentajes no fue casualidad, sino fruto de un progreso real.

Sabemos que la NBA ofrece la dificultad de una línea de tres más lejana que en el básquet FIBA. Pero también la posibilidad de encontrar mayores tiros abiertos que los que tenía en Europa: no solo hablamos de una cancha ligeramente más grande, sino también de un estilo de juego mucho más abierto y donde el spacing juega un papel fundamental en cada ataque. Además está claro que las defensas rivales no pondrán tanta atención en la marca de Bolmaro como en otros anotadores de los Timberwolves, por lo que esas chances de encontrar espacios y lanzamientos claros estarán. Estará en el cordobés aprovecharlas como lo hizo en la 2020-2021.

El rumbo de Minnesota

El último factor está fuera del alcance de Bolmaro pero también jugará un papel decisivo para sus chances como novato. Y es que hay una realidad bastante clara: el argentino seguramente comenzará la temporada por detrás en la consideración de varios otros perimetrales de los Timberwolves con mucha mayor experiencia NBA. De hecho, no sería extraño si al menos durante un tramo de la campaña, lo vemos con minutos en la G League.

Sin embargo, el transcurso de la 2021-2022 puede jugar a favor de sus chances. Si Minnesota da la sorpresa y se mete de lleno en la pelea por un lugar en los Playoffs, probablemente seguirán teniendo prioridad los mismos que comiencen la campaña como protagonistas. Pero eso no es lo que se espera de los Timberwolves, especialmente en el durísimo Oeste. Y si la lógica acompaña y para mitad de Fase Regular, los de Finch ya se encuentran peleando en las posiciones del fondo de la Conferencia (vienen de terminar 13° sobre 15), sería un contexto bastante más favorable para imaginar un mayor caudal de minutos para el argentino.

Más | Leandro Bolmaro y el salto a la NBA: ¿Cómo está Minnesota Timberwolves y qué lugar tendría en la 2021-2022?

Sobre todo porque la competencia en su posición no es especialmente fuerte: Jaylen Nowell y Jordan McLaughlin no son ninguna garantía, mientras que habrá que ver qué sucede con el futuro de Patrick Beverley y su contrato expiring si el equipo se ve lejos de los Playoffs en los primeros meses del 2022. Sabemos que la dureza del calendario NBA siempre abre posibilidades de minutos, especialmente en los conjuntos menos poderosos del certamen y lo que arranca de una manera, tranquilamente puede dar un giro de 180 grados de un momento al otro. Basta recordar lo sucedido en la temporada anterior con Facundo Campazzo, quien empezó poco menos que afuera de la rotación de Malone y acabó siendo el base titular de Denver en los Playoffs.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Ayton Sexton 2018 Draft
Ayton y Sexton irán a su primera Agencia Libre
Agustín Aboy
Shamet Huerter Allen
Shamet, Huerter y Allen: tres renovaciones más
Agustín Aboy
Avery Bradley
Avery Bradley regresa a los Lakers
Agustín Aboy
Alize Johnson
Cinco sleepers para la tempordada del Fantasy
Juan Estevez
Malcolm Brogdon
Brogdon y los Pacers extendieron el contrato
Agustín Aboy
Achiuwa Hampton Stewart
5 "tapados" de segundo año a seguir
Agustín Aboy
Más noticias