);
Charlotte Hornets

Las preguntas de Charlotte Hornets: ¿Qué hay que mirar rumbo a la próxima temporada?

Charlotte

Kemba Walker tuvo la mejor temporada de su carrera la temporada pasada y, así y todo, Charlotte Hornets se quedó corto a la hora de llegar a los Playoffs. El esfuerzo descomunal de Kemba no fue suficiente y encima se dieron el lujo de perderlo después de no ofrecerle el máximo. Para peor, la el segundo máximo anotador del equipo, Jeremy Lamb, también dejó la franquicia comandada por Michael Jordan.


Por esto, Charlotte es la franquicia con peor futuro cercano de las 30 que integran la NBA. Todo esto por un historial de malas decisiones que acabaron destrozando el presente y que explicamos en esta nota de NBA.com. ¿Cómo saldrán de este pozo? Bueno, primero, tiempo. Segundo, afianzando los valores a futuro y esperando que los bienes jugadores con contrato puedan, de alguna manera, romper sus estadísticas en un milagro conjunto que los pondría en una mejor situación. Pero siendo buenos entre nosotros, eso no parece que fuera a suceder en la siguiente temporada.

¿Qué le espera a Charlotte en la temporada 2019-2020? Un repaso por sus jugadores clave.

Terry Rozier: ¿El nuevo líder?

Son un poco grandes los zapatos que deberá llenar Scary Terry. Los de nada más ni nada menos que la cara de la ciudad durante ocho años: Kemba Walker. Rozier llega después de ser el base suplente de dos All-Stars: Isaiah Thomas y Kyrie Irving. Ahora, le han dado las llaves para manejar el show. Muchos piensas que su contrato de tres años y 58 millones de dólares es un exceso.


Objetivos cercanos para alguien que se transformará en el líder de una franquicia: primero, superar el 40% desde el campo. Rozier jamás superó esa barrera, aunque sí mantuvo buena eficacia desde triples (35% en su carrera). Luego, no sabemos si logrará igualar los 25,5 puntos por partido de Kemba, pero que su producción debe incrementarse exponencialmente es una realidad. Si pasa de poco más de 11 puntos como la temporada pasada, Rozier puede demostrarle a la NBA que llegó su hora y además alzarse con el premio a Jugador de Mayor Progreso.

Nicolas Batum: ¿Vendrá su redención?

Decir que la temporada pasada de Batum fue mala es quedarse verdaderamente corto. Y esto sin tener en cuenta que aún le quedan dos años de contrato (el último con opción de jugador) de más de 27 millones de dólares cada uno. Es decir, la única salida elegante para esto es que Batum tenga un torneo de redención puro.

El veterano de 11 años en la NBA todavía sigue siendo uno de los más talentosos de la plantilla y con las partidas de los dos máximos anotadores del equipo puede llegar a tener una temporada con crecimiento en sus estadísticas personales. A pesar de solo promediar 9,3 puntos la temporada pasada, el francés tuvo unos splits de eficacia en tiro de 45% (campo), 39% triple y 87% de libres, su mejor marca en los Hornets.

¿Podrá mantener su puntería siendo volviendo a ser el jugador agresivo que alguna vez supo mostrar?

Miles Bridges: ¿Un posible MIP?

Bridges es una de las piezas angulares no solo del equipo, pero de la franquicia mirando a futuro. En la próxima temporada recibirá un tiempo significativo de tiempo para jugar y desarrollarse, lo que lo convierte en un claro candidato a destacarse en la temporada.

En su primera temporada encandiló a todos con sus saltos y volcadas. Además, su defensa es una de las mejores de su camada. Si trabaja en su tiro y en su habilidad para crear juego, los fanáticos de los Hornets por lo menos tienen algo con qué esperanzarse.

Malik Monk: ¿Una nueva opción?

Monk no ha vivido acorde a sus expectativas desde que entró en la NBA, promediando en sus dos primeros años la marca de 7,9 puntos. Tendrá muy difícil el puesto de escolta con Batum adelante, pero este puede ser el año donde explote sus virtudes.

Hay una realidad: Batum es veterano y Monk es joven. Si quieren ir por la dirección 'nueva', Monk es la opción. Su atletismo y capacidad anotadora le pueden dar un salto de calidad a su carrera.

Dwayne Bacon: ¿Volver a ser importante?

Bacon fue uno de los que más mejoró la temporada pasada. A pesar de haberse salido de la rotación temprano en el torneo, se convirtió en un factor clave para el empuje de Charlotte post All-Star que los dejó en la puerta de Playoffs. En ese tramo, promedió 11,4 puntos en 27,4 minutos de partido.

¿Podrá mantener ese alto nivel y volver a la titularidad?

Cody Zeller: ¿Estará saludable?

Lamentablemente para Zeller, su gran problema son las lesiones. La última temporada apenas pudo disputar 49 partidos. La anterior, solo 33.

El pivote tiene 26 años y nadie duda de sus capacidades: logró promediar 10,1 puntos y 6,8 rebotes el torneo pasado. Pero si no puede mantenerse saludable, su tiempo en Charlotte terminará antes de lo pensado.

Bismack Biyombo: ¿Una opción más segura?

La rotación de pivotes en Charlotte será igual a la de la temporada pasada, pero en medio de una reconstrucción lo más lógico es que intenten desarrollar a su interno más jovenes, por lo que a pesar de que Biyombo sea una opción sólida, quizás salga desde el banco de suplentes.

Más en NBA.com

NBA G-League International Challenge
ABC del NBA G-League International Challenge
Leandro Fernández
Esteban Batista, San Lorenzo
San Lorenzo, sin semis del G-League International Challenge
Leandro Fernández
LeBron James y Anthony Davis
¿Cuándo debuta Anthony con los Lakers?
Carlos Herrera Luyando
Santiago Vescovi
¿Quién es Santiago Vescovi?
Carlos Herrera Luyando
thabo sefolosha
Sefolosha acordó por un año con los Rockets
Nacho Losilla
Juan Toscano
¿Por qué Toscano utilizará el 95?
Carlos Herrera Luyando
Más noticias