);
Boston Celtics

Las preguntas de Boston Celtics: ¿Qué hay que mirar rumbo a la próxima temporada?

The Celtics have two potential stars in Brown and Tatum
Brown y Tatum deberán brillar la próxima temporada (NBA Getty Images)

Luego de una de las temporadas más decepcionantes en los últimos años, Boston Celtics intentará superar las inconsistencias en su juego con el liderazgo, esta vez, de Kemba Walker.

Boston perdió jugadores clave en su rotación como Kyrie Irving, Al Horford, Marcus Morris, Terry Rozier y Aron Baynes en este período de fuera de temporada. Pero la franquicia, a pesar de no entrar con las mismas expectativas que el año pasado, tiene varios elementos para soñar con un buen rendimiento a futuro.

Dejando de lado el drama y la expectativa de ser el mejor equipo del Este, es el momento de que los jóvenes Jayson Tatum y Jaylen Brown den un paso adelante y destapen todo su potencial. De esta manera, y con el liderazgo de Kemba Walker más un resurgimiento de Gordon Hayward, los Celtics pueden aspirar a ser un equipo más sólido y, por qué no, divertido.

Kemba Walker: ¿Puede ser la esperanza del equipo?

Kemba Walker fue seleccionado como un All-Star la temporada pasada, cuando fue la cabeza de unos Charlotte Hornets que no lograron alcanzar el corte de Playoffs de la Conferencia Este.

Entonces, teniendo en cuenta de que Walker tendrá el mejor elenco de reparto que tuvo en toda su carrera de la NBA, no debería extrañar pensar en que el base sea nuevamente una estrella, por cuarta vez en su carrera.

Kemba llega en reemplazo de Kyrie Irving. Sí, está claro que Irving es mejor jugador, pero el recién llegado de Charlotte tiene la oportunidad de ser mejor líder. Irving no supo comunicarse bien ni con su equipo ni con sus compañeros, y Boston desperdició uno de los planteles más talentosos y profundos de la NBA por su falta de tacto.

La oportunidad de Walker, aunque con un plantel menos espectaular, es única. No tendrá la misma presión que Irving el año pasado y, si el equipo congenia y juega bien, probablemente se alce con el crédito.

Jayson Tatum: ¿Puede regresar aquel rookie estelar?

Con la partida de Irving y Horford, el equipo necesitará de otros jugadores que agarren el fierro caliente tanto en ataque como en defensa. Hay dos jugadores que pueden beneficiarse de esto: Jaylen Brown y, obviamente, Jayson Tatum.

Tatum impresionó al mundo en su temporada de rookie. Sin Irving y sin Hayward fue la estrella de un equipo que empujó a los Cleveland Cavaliers de LeBron James a un Game 7 en las Finales de Conferencia del Este. Aunque cayeron contra el Rey, Tatum tuvo su momento de Leónidas contra Xerxes, cuando puso en un póster a LeBron con una tremenda volcada más empujón.

¿Qué pasó la temporada pasada? Bueno, Hayward e Irving volvieron y tuvieron roles más protagónicos, lo que lo quitó de la escena principal. Sus oportunidades fueron más escasas y por ende los números no fueron tan espectaculares como en aquellos Playoffs. Además, Tatum decreció en efectividad tanto en dobles como en triples.

Aún así, y recordando que tiene 21 años, Tatum promedió 15,7 puntos y 6,0 rebotes por partido, números que pueden pegar un gran salto en la próxima temporada, cuando recupere el spotlight y la manija durante pasajes del equipo.

Gordon Hayward: ¿Volveremos a ver a aquel All-Star de Utah?

Todavía podemos sentir el dolor que pasó Hayward en aquel partido de apertura de la temporada 2017-2018, cuando el alero literalmente se partió la pierna y se perdió todo un año. Su regreso, como era de esperar, no fue el mejor de todos.

Con la incertidumbre del físico, Hayward por momentos fue un lastre para la rotación de Brad Stevens, que tuvo que confinarlo a apenas 18 partidos en condición de titular. Sus números no estuvieron ni cerca de aquellos que tuvo antes de mudarse a Boston: pasó de 21,9 puntos en Utah, donde fue seleccionado All-Star, a 11,5 por partido en la pasada temporada.

MÁS: Hayward se siente "completamente recuperado"

Por momentos se podía ver a un Gordon Hayward que le costaba encontrar su tiro (33% de triples, cuando tiró casi 40% en su última con los Jazz) y que además era castigado por jugadores más atléticos.

Aunque el costado bueno para los fanáticos de Boston es que Hayward tuvo partidos donde sí canalizó a aquel All-Star, lo que indica que hay esperanza

Su mejor momento fue el 16 de noviembre, cuando contra los Minnesota Timberwolves anotó 35 puntos con 14-18 desde el campo.

Jaylen Brown: ¿Tendrá un rol más prominente?

Como Tatum, Brown brilló en su primera temporada. Pero el escolta, que forma parte del Team USA como su compañero, fue quien más sufrió el regreso de Irving y Hayward, promediando más de cinco minuto menos por partido y 45 partidos menos como titular.

Pero Brown aceptó su lugar como suplente y en la primera ronda frente a Indiana, cuando tuvo que suplantar a Marcus Smart frente a Indiana, se convirtió en uno de los mejores defensores del equipo.

Brown también comparte con Tatum las expectativas para esta temporada: aunque del equipo entero no se espere tanto como la temporada anterior, de ellos esta vez se espera bastante.

Brown puede desarrollarse esta siguiente temporada en uno de los mejores jugadores two-way de la NBA. Boston no tendrá el ancla defensiva en Al Horford y un buen rendimiento de Brown en ese costado de la cancha podría catapultarlo al Equipo Defensivo All-NBA.

Enes Kanter: ¿Podrá mejorar su defensa?

El pivote turco es uno de los personajes más particulares de la NBA. Y el movimiento de llegar a Boston y pedir el mismo número que había usado Irving para su camiseta es algo que acompaña bien su personalidad.

Kanter es dos jugadores en uno. En el costado ofensivo puede tener rachas donde parece que no existe un solo ser humano en esta Tierra que lo pueda parar. Hace seis temporadas y cuatro equipos que no promedia menos de 12 puntos por partido, aunque juegue cerca de 20 minutos por juego.

Pero en el costado defensivo, Kanter es un riesgo. Un pivote que promedia menos de 0.4 tapas por partido y es constantemente asediado en los pick and roll y no tiene ni el IQ ni los pies ligeros para marcar en el perímetro no puede pasar mucho tiempo adentro de la cancha.

Aunque parezca irreal, el turco tiene apenas 26 años y mucho tiempo por delante para trabajar en mejorar y equiparar su defensa con su ataque. Teniendo en cuenta la salida de Horford, este será el ítem más importante a mejorar en su arsenal.

Marcus Smart: ¿El alma renovada de los Celtics?

Smart es el líder espiritual de Boston. Es el único hoy en día capaz de levantar al TD Garden con su pasión, energía y entrega. Además, esta será su sexta temporada en Boston (el jugador de la plantilla con más experiencia en Massachussets) y es por lejos uno de los más queridos por los hinchas. Verlo jugar por apenas cinco minutos te puede dar cuenta de lo que es él como jugador.

Las decisiones en ofensiva no son el fuerte del escolta, pero de a poco está mejorando: sus pérdidas de balón han mermado y además su porcentaje de triple viene in crescendo.

Con un equipo más jóven y con un base líder de menor personalidad como lo es Walker, Smart puede ser el abanderado de la franquicia en lo que más necesita después de una temporada decepcionante: volver a tener alma.

Carsen Edwards: ¿Un tirador fiable?

En la Summer League de Las Vegas, el rookie jugó de manera espectacular. Tiró con una efectividad del 46% de triples y promedió casi 20 puntos por partido.

El joven, además, impresionó con su versatilidad en defensa. Sabemos que la Summer League no es algo para dejarse llevar fácilmente y que tampoco es parámetro de nada, pero tener un tirador de esta calidad que ya, aunque sea, lo haya demostrado en al menos un torneo, debería ser valorable para cualquier equipo de la NBA.

Tacko Fall: ¿Se adaptará el gigante?

2,31 metros. ¿Cómo no va a llamar la atención y causar intriga un jugador de esa estatura? Tacko Fall puede convertirse en el preferido de los hinchas de Boston en apenas el primer partido de la temporada, tal como Boban Marjanovic es querido en todos los equipos a donde lleva su talento y carisma.

Fall se ganó su lugar en el equipo en la Summer League tras no haber sido drafteado por ninguna franquicia. Pero cuando todos los ojos estaban posados en Zion Williamson, el gigante fue quien se llevó la mayor sorpresa del torneo de la NCAA con sus grandísimos (valga la redundancia) desempeños. ¿Podrá acostumbrar su cuerpo a la NBA?

Más en NBA.com

nikola jokic jarrett allen
Partido ajustado y ¡Denver ganó a Brooklyn!
Nacho Losilla
Devin Booker y Dario Saric
Oubre Jr. y Booker lideraron victoria de los Suns
Carlos Herrera Luyando
Giannis
Giannis en Modo MVP: Bucks sobre Bulls
Juan Estevez
Triple de Marcus Morris
Knicks ganó en regreso de Porzingis
Carlos Herrera Luyando
George
No alcanzó con George: nueva caída de Clippers
Juan Estevez
Carmelo Anthony
Reacción de la NBA tras conocer el regreso de Carmelo
Yash Matange
Más noticias