);
Golden State Warriors

Las 5 cosas que aprendimos tras el inicio de temporada de Golden State Warriors

Golden State ha abierto la temporada con una victoria y dos derrotas, confirmando varias de las dudas y críticas que rodeaban al equipo antes de la 2019-2020. Lo cierto es que tal como declararon sus protagonistas, este comienzo está siendo un golpe de realidad para un conjunto no sólo acostumbrado al éxito, sino al dominio. Dentro de ese panorama de incertidumbre, estos tres partidos han dejado algunas conclusiones contundentes, las cuales analizamos a través de cinco puntos claves.

Más | Steve Kerr, sin vueltas tras la derrota de Golden State Warriors ante los Clippers: "Esta es la realidad, tendremos noches así"

Los playoffs no están asegurados

Es la primera y obvia conclusión tras tres partidos. En la previa de la temporada, las opiniones estaban completamente divididas: había quiebes pensaban que los de Kerr se quedarían afuera de los playoffs, otros que sostenían que apenas lograrían clasificarse, mientras que algunos pocos consideraban que mantendrían su lugar entre los mejores del Oeste. La realidad es que esa última teoría parece haber quedado descartada, para un equipo que luce claramente inferior a la élite de la conferencia.

Por primera vez en la era Kerr, los playoffs están lejos de ser una garantía para los Warriors. De hecho, con el nivel mostrado en estos primeros tres juegos, no tendrán nada fácil la clasificación. Sobre todo si tenemos en cuenta la base de seis o siete equipos que el Oeste posee con ciertas garantías de ganar más de 45 partidos.

El estilo por sobre los nombres

Las bajas de jugadores como Klay Thompson y Kevin Durant, más la llegada de un base de las características de D´Angelo Russell presagiaban que Golden State podía tener un cambio de estilo en la 2019-2020: más pick and rolls y jugadas individuales, tratando de sacarle el mayor provecho posible a la dupla Curry-Russell. Sin embargo, lo cierto es que poco ha cambiado en ese aspecto.

Los Warriors siguen priorizando el movimiento de balón y hombres, con una ofensiva basada en cortinas indirectas y cortes. El propio Kerr ha dicho que no considera que sería oportuno transformarse en "los Houston Rockets", con Curry creando todo por su cuenta. Para Steph casi nada se ha modificado: su porcentaje de uso (posesiones que define mientras está en cancha) es prácticamente el mismo que en la 2018-2019 (30,5% vs 30,4% del torneo anterior).

Quien sí ha tenido que adaptar su juego es D´Angelo Russell: en los Nets utilizó el 49,9% de sus jugadas desde el pick and roll, mientras que ese número ha bajado a un 32,8% en Golden State. El perimetral surgido de Ohio State todavía está tratando de hacer la transición hacia el nuevo estilo y no ha tenido un buen inicio de campaña (16,7 puntos y 6 asistencias, con un 38% de cancha).

Sólo tres garantías

El comienzo de la campaña ha mostrado a unos Warriors repletos de dudas en cuanto a su rotación. Apenas tres jugadores parecen tener su función asegurada, más allá de sus mejores o peores rendimientos: Steph Curry, Draymond Green y D´Angelo Russell. El resto está tratando de ganarse sus minutos, sin beneficio alguno para aquellos que ya conocen el sistema: Alfonzo McKinnie fue cortado durante la pretemporada, mientras que Kavon Looney apenas está jugando 10 minutos por duelo.

Un ejemplo de esta situación pasa por el hecho de haber utilizado tres quintetos iniciales diferentes, en la misma cantidad de partidos. Los tres hombres mencionados salieron siempre como titulares, como también lo hizo Glenn Robinson. El quinto lugar, sin embargo, está en disputa: Looney, el rookie Jordan Poole y Marquese Chriss ya tuvieron su chance. Por ahora, ninguno se ganó el voto de confianza para sostener ese puesto.

Veremos a otro Golden State

Los Warriors que estamos viendo en este arranque de temporada, pueden ser bastante diferentes a los que veamos en un par de semanas. No sólo por lo que pueden llegar a mejorar como equipo, sino básicamente por los nombres que se sumarán. Aún si Klay Thompson no ve acción en la 2019-2020, los inminentes retornos de Alec Burks (tobillo), Willie Cauley-Stein (lesión en un pie) y el propio Kevon Looney (apenas jugó en el debut), ayudarán a darle profundidad al equipo.

Ninguno de los jugadores mencionados es una súperestrella ni nada parecido. Pero son veteranos NBA, que pueden ayudar defensivamente y ser más consistentes en la toma de decisiones que varios de los jóvenes que hoy se llevan esos minutos.

La defensa es un problema inmenso

Si los Warriors quieren cambiar su imagen pronto en esta 2019-2020, todo tendrá que arrancar desde la defensa. Luego de tres encuentros, los de Kerr aparecen últimos en ese aspecto, permitiendo 119,1 puntos por cada 100 posesiones. Sus rivales están lanzando un tremendo 54% de cancha, que incluye un 62% en dobles (peor marca del certamen).

Está claro que Golden State no parece tener el material necesario como para ser una garantía en ese costado. Sin embargo, esto no significa que no haya lugar para mejorar. Ofensivamente, cualquier equipo con Curry y Russell puede anotar 120 puntos en una buena noche. Pero si no se nota un progreso en el campo propio, el camino se hará demasiado cuesta arriba.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luka Doncic
La Lukamanía conquista México: ¡41 puntos y triple-doble!
Carlos Herrera Luyando
Love
Love, héroe para Cleveland en San Antonio
Juan Estevez
Luka Doncic
La Lukamanía ganó más seguidores en México
Carlos Herrera Luyando
Sixers
Embiid y los Sixers quebraron el invicto en Boston
Juan Estevez
Pistons vs. Mavericks
¡En vivo! Pistons vs. Mavericks
Carlos Herrera Luyando
Conferencia del anuncio de la NBA G-League
México tendrá franquicia de la NBA G-League
Carlos Herrera Luyando
Más noticias