);
Portland Trail Blazers

Las 10 observaciones de la semana NBA: Carmelo Anthony, la defensa sobre James Harden y más

Todas las semanas estamos repasando las 10 observaciones que nos dejaron las jornadas de la NBA. No se trata solamente de las historias más significativas del certamen, sino también de aquellos detalles que han atrapado nuestra atención, tanto en lo individual como en lo colectivo. ¡Ahí vamos!

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Una vuelta con el pie izquierdo

La semana NBA se vio marcada por el regreso de Carmelo Anthony a la competencia, de la mano de unos Portland Trail Blazers en franco descenso. ¿Cómo le fue al ala pivote en sus primeros tres partidos? Mal desde lo colectivo (tres derrotas), irregular desde lo individual: 13 puntos y 4,3 rebotes, pero con un bajo 34% de cancha.

Las estadísticas avanzadas tampoco están a favor de Melo: por ahora presenta un Net Rating de -10,4 puntos, con esperados problemas defensivos, pero también un pobre rendimiento en ataque.

Cuando Anthony estuvo en cancha, Portland permitió 115,8 puntos por cada 100 posesiones, más de tres puntos más de lo que promedian sin él durante esta campaña (112,3). Pero lo más llamativo viene en el otro campo: apenas tuvieron un Rating Ofensivo de 105,4 puntos, por debajo del 109,3 general.

Es cierto, en un par de esos partidos no contaron con su máxima figura, Damian Lillard, pero aún con el base en cancha, cayeron ante los débiles Cleveland Cavaliers por 110 a 104. Panorama oscuro para los Blazers.

Doble marca

Otro de los temas de la semana pasó por la estrategia defensiva de los Nuggets y Clippers (en menor medida también Dallas) a la hora de enfrentar a Houston. O mejor dicho, a James Harden. Más allá de que el escolta ha visto doble-marcas en diferentes momentos de su carrera, en estos dos partidos se vivió una situación diferente: tanto Denver como Los Angeles tomaron la decisión de sacarle la bola de las manos ante cada oportunidad, dejando a dos defensores con él en cada pick and roll. O en ocasiones, incluso doblemarcando jugadas de aclarados.

Lo cierto es que el impacto fue notorio: Harden tomó 16 tiros ante Denver y otros 16 ante los Clippers. Hasta esos dos juegos, estaba promediando 25,4 lanzamientos por partido.

La estrategia le funcionó mejor a los Nuggets, quienes dejaron a Harden en 27 puntos y a Houston en 95 unidades, pero aún cuando La Barba se destacó ante los Clippers (37 tantos), la doble-marca logró su cometido en la jugada clave del encuentro: forzaron al ex OKC a desprenderse del balón, dejando en libertad a Russell Westbrook, quien previsiblemente falló su tiro de tres abierto.

Mientras muchos de los tiros generados por esa decisión defensiva terminen en manos de Westbrook y su 23% en triples, esperen que sea adoptada por cada vez más de los rivales de Houston.

Un tirador feroz

La historia más comentada alrededor de los Timberwolves está siendo el progreso de Andrew Wiggins. Y con razón. El alero está teniendo un enorme inicio de 2019-2020 y es uno de los firmes candidatos a jugadores de mayor progreso. Sin embargo, con la explosión del canadiense, quizá estemos perdiendo de vista lo que viene haciendo Karl-Anthony Towns.

Los números generales del dominicano son apenas superiores a los de la campaña anterior: 26,4 puntos, 12,4 rebotes y 52% de cancha en esta, frente a 24,4 tantos, 12,4 tableros y 52% de campo en la pasada. Pero si ponemos la lupa e indagamos en su producción, encontramos algunos cambios importantes.

En el que nos vamos a enfocar hoy es en el tiro de tres. Towns siempre fue un buen tirador para su posición, pero en el actual curso lo está llevando a un extremo: toma 9,1 triples por juego, anotando un excelente 45% de ellos (4,6 intentos y 40% en a 2018-2019). ¿Cuántos internos toman más triples que él? Ninguno. ¿Y cuantos jugadores, sin importar la posición, anotan más triples qué el dominicano (4,1 por encuentro)? Apenas uno: James Harden (4,6).

En otras palabras, Towns no sólo se ha transformado en el mejor tirador entre pivotes del torneo: también integra un podio de tripleros, cualquiera sea el puesto. ¿El resultado de esto? Un salto importante en su eficacia: ostenta un 63% de eFG%, contra un 57% en el resto de su carrera.

¿Quién maneja la presión?

Una de las grandes incógnitas que los Sixers aún deben responder en esta 2019-2020, es cómo organizan sus ofensivas en los momentos calientes de los juegos. Lo cierto es que si recurrimos a las estadísticas del clutch (menos de 5 minutos por jugar, diferencia de 5 puntos o menos), encontramos algunas cuestiones interesantes... y preocupantes para los de Brett Brown.

Por el momento, toda la atención en esos tramos de los encuentros está depositada en Joel Embiid: el camerunés tiene un 40% de uso en el clutch. Tobias Harris también presenta un número interesante de uso (23%), pero el resto prácticamente no toma decisiones: Al Horford aparece con un 15%, Josh Richardson con un 12% y Ben Simmons con un 11%.

Más allá de que Embiid está siendo muy efectivo ante la presión (30 puntos en 26 minutos, 9-16 de cancha y 10-11 en libres), el escenario está lejos de ser el ideal. En los cierres parejos es fundamental tener jugadores capaces de quebrar a las defensas desde el drible y Philadelphia no los tiene; ya vimos lo poco que intervienen Richardson y Simmons, sus únicos dos manejadores de balón, en este contexto.

¿Puede Embiid dominar el desenlace de un partido sólo? En ocasiones, por supuesto. Ya lo ha dejado en claro muchísimas veces. Pero no podrá hacerlo siempre. Y el problema es que los 76ers no tienen los tiradores a su alrededor como para evitar las doble-marcas: los perimetrales, Harris, Richardson y Simmons, tienen exactamente 0 triples anotados en 97 minutos totales de clutch. Esto produce una congestión peligrosa sobre el camerunés, quien ha perdido 5 balones en esos 26 minutos mencionados y todavía no ha dado una sola asistencia.

Defensas de otras eras

Estamos viendo una NBA cada día más ofensiva, en la que más de la mitad de los equipos (16) promedian por encima de los 110 puntos. Pero por suerte para quienes aún valoramos un buen duelo defensivo a la vieja usanza, hay un grupo de equipos que mantienen viva la llama. Y algunos de ellos se enfrentaron esta semana, dejando algunos de los mejores encuentros de la 2019-2020.

Específicamente, los Boston Celtics fueron protagonistas de dos, durante su gira por el Oeste: primero ante los Clippers, en un partido que terminó igualado en 97 durante el tiempo regular (Los Angeles terminó ganando 107-104 en suplementario) y luego cayendo ante los Nuggets por 96-92. Y atención: porque antes de superar a los Celtics, Denver había dejado en apenas 95 tantos a los Rockets de James Harden.

Ver partidos por debajo de los 100 puntos es cada vez más infrecuente en la competencia. Pero cada tanto, nos encontramos con algunas gemas defensivas como las que Boston, Clippers y Denver nos dejaron en estos días. Salud por ellos, y sobre todo, salud por los Marcus Smart, Patrick Beverley y Torrey Craig de este mundo.

La explosión de Ingram

Brandon Ingram es otro de los jugadores de mayor progreso de esta campaña, con verdaderos números de estrella: 26,1 puntos, 7,2 rebotes, 4,2 asistencias, 51% de cancha y 46% en triples. Terribles.

Pero más allá de su mejoría general, hay un aspecto que le está permitiendo transformarse en una verdadera pesadilla para las defensas rivales: su producción en transición.

No sólo es uno de los jugadores que más puntos anota por esa vía (5,2 por juego), sino que además lo hace con mucha eficacia (61% de cancha). El hombre de los Pelicans está más agresivo que nunca y sus números en esta área ya se comparan con los de otros de los aleros más dominantes del torneo, como LeBron James, Ben Simmons o Pascal Siakam.

Calendario desfavorable

Si antes del inicio de la temporada muchos pensábamos que el Este sería una batalla entre dos equipos (Bucks y 76ers), lo cierto es que a ese grupo se le han sumado excelentes inicios de Celtics, Heat y Raptors. ¿Lo más interesante para estos cinco equipos que dominan la conferencia? Todos han tenido un inicio de calendario complicado.

Los Bucks jugaron 10 de 16 partidos como visitantes, los Celtics 10 sobre 15, el Heat y los Raptors 9 sobre 15, mientras que los Sixers 9 sobre 16. Sumando los encuentros de los cinco, tenemos 30 juegos como local y 47 en la ruta.

Un desbalance que lógicamente se va a ir acomodando en estas semanas y que probablemente mejore aún más los buenos récords de estos conjuntos. Sobre todo, por la enorme eficacia que han mostrado en casa: Philadelphia (7-0), Toronto (6-0), Miami (6-0) y Boston (5-0) están invictos, mientras que Milwaukee (5-1) ha perdido apenas uno.

Salió del club

La semana pasada mencionamos como Tristan Thompson había abandonado el club de los jugadores con al menos 1000 minutos y 0 triples en sus carreras. Y nos preguntábamos, quién sería el próximo en hacerlo. Bueno, la respuesta llegó en el duelo entre Philadelphia y New York, cuando por fin Ben Simmons logró anotar su primer tiro de tres como profesional. ¡Tuvieron que pasar más de 5800 minutos!

¿Quiénes siguen dentro del club? Tyson Chandler, Rudy Gobert, Ed Davis, Steven Adams, Clint Capela, Bismack Biyombo, Mitchell Robinson, Ivica Zubac, DeAndre Ayton, Khem Birch y Jordan Bell. ¿Eliminaremos a alguien más esta semana?

No Kyrie, no problem

Sea una simple coincidencia o no, lo cierto es que Brooklyn está jugando el mejor básquet de la 2019-2020 desde que se lesionó Kyrie Irving. Con el base en cancha, los de Atkinson tenían marca de 4-7. ¿Sin él? Ganaron cuatro de cinco partidos, mostrando una importante mejoría defensiva.

En esos cinco partidos, los Nets han tenido un Rating Defensivo de 102,4 puntos, el quinto mejor de la competencia durante ese tramo. ¿En los 11 partidos que jugó Kyrie? La cifra subió a 111 puntos, la sexta peor del torneo.

Desde lo individual, el que se ha beneficiado claramente por la baja de Irving ha sido Spencer Dinwiddie:

  • Primeros 11 juegos: 17,1 puntos, 4,6 asistencias, 2,3 rebotes y 41% de cancha.
  • Últimos 5 juegos: 25 puntos, 6,2 asistencias, 3 rebotes y 44% de cancha.

La máquina del rebote

Clint Capela bajó 19 rebotes en la derrota de Houston ante Los Angeles Clippers. Si hubiera tomado uno más, hoy estaría con una racha activa de siete partidos con 20 o más tableros. ¿Por qué marcamos esto? Porque hubiera empatado el récord histórico desde que puede realizarse un seguimiento fiel del partido a partido (1983/1984).

Actualmente, la marca le pertenece a Dennis Rodman, quien en dos ocasiones (1992 y 1995) consiguió siete encuentros al hilo con 20 o más rebotes. Capela se quedó a sólo uno de igualarlo...

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

ja morant aron baynes
La peor derrota de Phoenix en la temporada
Nacho Losilla
Bledsoe
Los Bucks no extrañaron a Giannis
Juan Estevez
Holiday
Los hermanos Holiday opacaron los 44 de Kemba
Juan Estevez
Dallas Mavericks
Pistons en México: jerarquía y eficacia perimetral
Juan Estevez
Luka Doncic en México
Luka causó mismo furor en México que en All-Star
Carlos Herrera Luyando
Harden
Harden anotó 55 para vencer a los Cavs
Juan Estevez
Más noticias