);
Boston Celtics

Larry Bird cumple 63 años y repasamos cinco grandes momentos de la leyenda de Boston Celtics

Este 7 de diciembre de 2019, Larry Bird cumple 63 años. Uno de los mejores jugadores de la historia de la NBA y de los más grandes íconos de Boston Celtics, dejó grandes momentos marcados en los libros de la liga. En esta oportunidad destacamos cinco, aunque sin dudas hubo varios más durante sus 13 temporadas durante las que ganó tres títulos, tres MVP, dos MVP de las Finales y fue 10 veces nominado como All-NBA.

MÁS | Chat NBA: Giannis Antetokounmpo o Kawhi Leonard, ¿con quién habría que empezar una franquicia hoy en día?

Bird disputó 897 partidos de temporada regular entre 1979 y 1992, en los que promedió 24,3 puntos, 10 rebotes y 6,3 asistencias por partido. Además, en postemporada jugó 164 partidos en los que mantiene esas estadísticas: 23,8 puntos, 10,3 rebotes y 6,5 asistencias. Todo ese resumen lo ubica como el mejor alero de la historia dentro de los ya retirados del básquetbol a Larry, el primer jugador en toda la historia en tener un 50% de efectividad en tiros de campo, un 40% en triples y un 90% en tiros libres en la misma temporada.

"El día de la zurda"

Además de ser un anotador increíble, Bird era un jugador con muchísima personalidad. El 14 de febrero de 1986, durante el pico más alto de su carrera (estaba camino a ganar su tercer MVP consecutivo en un equipo de los Celtics que es recordado como uno de los mejores de todos los tiempos), Bird se preparó para un partido de visitante en el estadio de Portland Trail Blazers de forma particular. La historia narra que después de un triple-doble ante Seattle Supersonics, le contó a sus compañeros y a la prensa que se estaba aburriendo y buscaba nuevos desafíos, por lo que frente a Portland lanzaría con la mano izquierda todos los tiros cercanos al aro.

Larry comenzó con un tiro flotado con la zurda, luego repitió y no paró. Bird anotó 22 puntos de esta forma en un choque en el que terminó con otra actuación monstruosa, más allá de este peculiar desafío que se impuso: 47 tantos, 14 rebotes y 11 asistencias, lanzando 21-34 de campo. Encima, Boston ganó 120-119 con un tiro del #33 en el final del juego (aunque con la mano diestra).

60 puntos, su récord personal

El 12 de marzo de 1985 Bird convirtió 60 puntos en la victoria 126-115 de los Celtics en Atlanta ante los Hawks, alcanzando de esa forma la mayor cifra anotadora de su carrera. No sólo registró un récord de franquicia que todavía persiste en Boston, sino que fue el primer jugador en la historia de la NBA en alcanzar esta cifra habiendo anotado un triple.

Larry jugó 43 minutos esa noche y lanzó 22-36 de campo y 15-16 en tiros libres, además de tomar 7 rebotes y repartir 3 asistencias. Esa no fue su campaña más goleadora: promedió 28,7 puntos por partido en la 1984-1985, 1,2 menos que en la temporada 1988-1989.

1984-1985-1986, sus temporadas de oro

Bill Russell y Wilt Chamberlain, las dos superestrellas de la década del 60, eran los únicos en la historia de la NBA en ganar tres veces consecutivas el premio MVP al mejor jugador de la temporada. Hasta que un tal Bird se sumó a ese club. En una liga que tenía jugadores como Magic Johnson, Moses Malone, Isiah Thomas, Kareem Abdul-Jabbar y un joven Michael Jordan, Larry fue elegido desde la temporada 1983-1984 hasta la 1985-1986 como el jugador más valioso, siendo la figura rutilante de un equipo de Boston que siempre era una fija como candidato.

Boston fue campeón en 1984 y 1986 y llegó a las Finales de la NBA en 1985, siempre ganando más de 60 partidos en temporada regular. En ese contexto, Bird hilvanó tres campañas impresionantes. En la de su primer premio registró 24,2 puntos, 10,1 rebotes, 6,6 asistencias y 1,8 robos por partido. En la segunda, con un tiro de tres puntos mejorado (de 24% saltó a 42%) "Larry Legend" promedió 28,7 puntos, 10,5 rebotes, 6,6 asistencias y 1,6 robos. Finalmente en 1986 sus estadísticas fueron 25,8 puntos, 9,8 rebotes, 6,8 asistencias y 2 robos por juego, todo esto con casi un 50% de efectividad en lanzamientos de campo.

Cabe destacar que la leyenda de Boston marcó estos números en un contexto de un básquetbol más lento que el actual, con menos posesiones por partido y defensas más físicas. Sus estadísticas en la actualidad serían impresionantes.

El día que marcó el torneo de triples del All-Star Weekend

En el All-Star Weekend de 1986, celebrado en Dallas, Texas, se disputó por primera vez el hoy ya clásico torneo de triples, reuniendo a los especialistas de algo que había sido introducido a la liga apenas siete años antes.

Lógicamente Bird estaba presente y era el hombre de mayor cartel en la previa a ese evento, con sus dos premios de MVP a cuestas. Amante de provocar a los rivales con sus declaraciones, la historia (según Craig Hodges, ganador del certamen entre 1990 y 1992) cuenta que Bird le preguntó a sus contrincantes "¿quién va a salir segundo?". Tras eso, salió a la cancha decidido a ganar, algo a lo que su espíritu híper competitivo siempre lo empujaba.

En la primera ronda sumó 16 puntos de 30 posibles y en las semifinales anotó 18, todo con mucha soltura. Cuando llegó la hora de la verdad, en la final ante Craig Hodges, Bird estuvo espectacular. Erró el primer lanzamiento y no falló más hasta el número 13. Finalmente convirtió 22 de 30 puntos posibles, aunque ya se sabía campeón en el final y realizó algunos tiros raros como uno con tablero, que encestó. En 1987 y 1988 repitió su conquista, terminando de crear su leyenda como uno de los mejores tiradores de la historia.

En su última consagración, de forma icónica, Larry se dejó puesta la campera a la hora de salir a tirar. Sólo Bird y el mencionado Hodges son tricampeones de este concurso.

Triple-doble para rematar una final

En 13 años en la NBA Bird disputó cinco veces las Finales, cuatro de ellas de forma consecutiva (1984-1987). La única de esas cuatro que no lo midió contra Los Angeles Lakers de Magic Johnson y Kareem-Abdul Jabbar lo puso, en 1986, frente a los Houston Rockets de las torres Hakeem Olajuwon y Ralph Sampson, una de las duplas de jugadores interiores más recordadas de todos los tiempos.

Como en 1981, los Celtics celebraron ante el equipo de Texas, esta vez en seis partidos. El que para muchos es el mejor equipo de Boston de toda la historia dejó escapar dos juegos a manos de los Rockets, ambos como visitante, pero tras una fuerte caída por 111-96 en el quinto partido, Bird quedó sin ganas de dejar lugar a dudas en el sexto enfrentamiento, el que marcaba el regreso de la serie a Massachussets.

Allí el alero de Boston tuvo una de sus mejores performances de Playoffs: cerró la serie con un triple-doble. 29 puntos, 12 asistencias, 11 rebotes y 3 robos en 46 minutos de juego, lanzando 8-17, para el 114-97 a favor de los Celtics. Bird fue condecorado con el premio MVP de esas finales, en las que promedió 24 tantos, 9,7 recobres, 9,5 pases gol y 2,7 robos, quedando a un pequeño paso de ser el primer jugador en la historia en promediar un triple-doble en las Finales, algo que recién alcanzó LeBron James 31 años después.

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

norman powell
Toronto se impuso sobre Atlanta
Nacho Losilla
Ben Simmons
Simmons espectacular en triunfo de Philadelphia
Agustín Aboy
Horarios y TV NBA
¿Cómo ver la temporada NBA?
Carlos Herrera Luyando
kawhi leonard ben simmons jugadores de la semana
Kawhi y Simmons, jugadores de la semana
Nacho Losilla
MemNop
Grizzlies-Pelicans, duelo clave por el octavo puesto
Juan Estevez
Lunes
Novedades a cuatro frentes: Kyrie, AD, Kemba y Brown
Juan Estevez
Más noticias