);
NBA Finals

Finales NBA 2019: Serge Ibaka y la redención por las Finales del Oeste 2016 contra los Warriors

stephen curry serge ibaka

El 24 de mayo de 2016 el estado entero Oklahoma estaba de celebración. El equipo de la capital, su equipo de baloncesto, vencía a los actuales campeones de la NBA y mejoraba su posición en las Finales de Conferencia Oeste. Un 3-1 de sabor definitivo. Los cuatro primeros encuentros fueron el pináculo de básquetbol de los Thunder de Kevin Durant y Russell Westbrook.

MÁS | ¡Toronto Raptors campeones de la NBA!

Regresar a Las Finales de la NBA era un hecho. Cuatro años después de lograrlo con el núcleo joven en el que también estaba James Harden. Llegar de nuevo a la serie por el anillo después de barrer a los Warriors parecía sinónimo de renovación de Durant. La estrella de OKC y referencia social del estado terminaba contrato, pero ¿cómo iba a marcharse si volvían a Las Finales? Y de nuevo, ante LeBron James.

Qué diferente pudo ser todo. El caprichoso destino.

Un recuerdo doloroso

Para Serge Ibaka, pivote español de los Toronto Raptors, hacer memoria de los Playoffs de 2016 es traer recuerdos desgarradores. "Eso duele", comentaba recientemente a un periodista que le preguntaba por aquella serie. "Cada vez que lo pienso... Todavía duele".

Derrotas por 9, 7 y 8 puntos. Oklahoma se hundía mientras Golden State le daba la vuelta a la situación. El repaso táctico de Billy Donovan en los primeros partidos sufrió una inversión. Fue Steve Kerr quien comenzó a remontar la eliminatoria desde la pizarra y los jugadores con un cambio muy marcado de mentalidad.

El golpe fue terrible, por todo lo que supuso. Además del mazazo emocional para la franquicia, jugadores, aficionados, entrenadores y proyecto, la remontada histórica de los Warriors consumó la marcha de Durant. Su héroe silencioso se marchaba. Una puñalada por la espalda acometida por su propio Dios. Y firmaba con aquellos que apenas unas semanas antes les habían remontado.

Golpe fatal para Oklahoma. El inicio del fin para Ibaka en el ya equipo de Westbrook.

Serge salió traspasado para que los Thunder pudiesen mejorar. Esa era su idea y visión. Apenas media temporada en Orlando Magic para recalar en los Raptors. Y ahora, en Canadá, tiene la oportunidad perfecta para redimirse. Para expiar los pecados de aquella serie de 2016.

Contra los Warriors y ante Durant

En las Finales del Oeste de 2016 Ibaka era titular. Lo era de manera indiscutible en esos Thunder. Sus Playoffs estaban siendo positivos, con cerca de 12 puntos y 6 rebotes por partido y un 54% desde el triple. La defensa iba y venía, pero aprobaba con notable en ese rol de especialista en los tableros que con los años fue evolucionando.

Contra los de Oakland firmó una serie sensacional. Salvo en el Game 2, que los de Kerr se llevaron por +27 puntos, el español fue de lo mejorcito de Oklahoma. En los últimos tres partidos, los definitivos, firmó 14 puntos y 7 rebotes con un 38% desde el exterior. La remontada la sufrió todo el equipo, primero desde la defensa, donde fueron incapaces de contener a los Warriors.

Más: La increíble historia de Pascal Siakam

Tres años después es uno de los miembros del banquillo de lujo de los Raptors. Un día juega más y otro menos. En uno es el mejor del equipo y en otro apenas aporta, pero así es la profundidad de Toronto. Ibaka viene de firmar la más eficiente y, casi seguro, más importante actuación de su carrera en la postemporada. En sus segundas Finales y a una victoria del anillo. Una sola victoria para vengarse de los Warriors y hacerlo con Kevin Durant en el equipo contrario.

Aquel séptimo partido del Oracle Arena fue el último para KD y Serge con el uniforme de los Thunder. Durant, por desgracia, aún no ha participado en la eliminatoria y cada día parece algo más difícil que lo haga.

9 puntos, 6 rebotes, 1 tapón y un 25% en triples en 21 minutos desde el banquillo. El rol y el juego de Ibaka son diferentes a los de hace tres años. Más inconsistente, más ofensivo, más de fogonazos. Enérgico como siempre y de hambre competitiva. Con él enpista los Raptors anotan casi 118 puntos por cada 100 posesiones a Golden State, la segunda mejor cifra del equipo. Su impacto es más que evidente.

Hasta la fecha los Playoffs de Ibaka se resumían en enormes oportunidades de final infeliz. Las Finales de 2012, las del Oeste de 2016, la Segunda Ronda de 2018... Delante suya tenía el camino a la redención. Porque aquella eliminatoria de 2016 fue un pecado del equipo de Oklahoma, uno que les costó unas Finales y la marcha de Durant.

"Me siento muy agradecido de ahora tener una nueva oportunidad de jugar contra ellos", decía Ibaka antes de jugar contra los Warriors. Y se puede decir que sí, que les tenía ganas. Vaya si lo ha demostrado.

Más en NBA.com

LeBron Kobe
¡Showtime de los Lakers ante los Hawks!
Juan Estevez
Fultz
Fultz y el mejor partido de su carrera
Juan Estevez
Murray
Denver ganó con un Murray explosivo
Juan Estevez
Luka-20-year-old-graphic-NBAcom-Illustration
Luka, ¿el mejor de la historia a los 20 años?
Gilbert McGregor
Hield
¡Fin a la racha! Hield acabó con los Celtics
Sergio Rabinal
Embiid
Los mejores Sixers dominaron a los Cavs
Juan Estevez
Más noticias