Dallas Mavericks

La Posesión: Luka Doncic y su crecimiento en el poste bajo tomando el testigo de Dirk Nowitzki

Nueva edición de "La Posesión", una sección en la cual el Staff de NBA.com analiza una posesión en particular de determinado partido de la temporada, revelando detrás de ella un significado mucho más grande del que parece.

Pocos jugadores a la edad de Luka Doncic habían conseguido alcanzar un impacto semejante al del esloveno en su llegada a la NBA. La capacidad de adaptación al medio y su rápida transformación de prospecto formado en Europa a firme candidato al MVP hacen de él una figura prácticamente única en la historia reciente de la liga. No se trata solamente de los números que firma y la aparente facilidad con la que lo lleva a cabo, sino la diversidad de recursos que pone en práctica. Recursos que lo han llevado hasta aquí. Domina el drible, su velocidad, disociación, altura y ratio, mapea todas las posiciones de sus compañeros y adversarios mientras está en poder de la bola y resulta letal en prácticamente cualquier situación.

La acción más común en su juego hasta este momento habían sido las penetraciones al aro, ya fuesen con contacto, en flotadora o bien tras pivote, acompañándolo de un incipiente tiro exterior tras drible que en esta temporada 2020-2021 finalmente ha alcanzado un nivel de élite.

MÁS | Luka Doncic refuerza su candidatura al MVP a base de triples: es el mejor tirador de la NBA desde mediados febrero

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí.7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

La clave para una figura de la entidad de Doncic pasa por continuar desarrollando su juego, añadiendo un mayor repertorio de habilidades que le permitan seguir creciendo a nivel individual y que eso tenga una transferencia directa al colectivo. No se es únicamente mejorar por adición, más bien es dar respuesta a las necesidades del equipo de una manera más completa.

Durante casi dos décadas la imagen de Dallas Mavericks fue Dirk Nowitzki, alguien que en cierto modo reconfiguró la forma de entender su posición en el campo así como su aporte. El alemán edificó su juego a través de una acción técnica que se convertiría en su seña de identidad: el fadeaway en el poste bajo. Un recurso que le permitía combinar su gran altura con su excelente mecánica de lanzamiento, convergiendo todo eso en un arco de tiro muy difícil de bloquear por parte de los defensores de la época.

Los cambios en las tendencias ofensivas relegaron en los últimos años de carrera a Nowitzki a un rol diferente, bajando considerablemente su volumen de uso de este tipo de situaciones. Sin embargo, dos años después de su retiro, Luka Doncic parece haber recogido el testigo del nativo de Wurzburg.

La posesión

Los datos

Temporada Toques al poste Posteos Puntos Puntos por posesión %TC
2018-2019 83,8 1,2 1,2 1,01 50,8%
2019-2020 95,8 1,0 1,0 1,02 45,2%
2020-2021 89,9 1,6 1,8 1,11 55,8%
* Datos vía NBA Stats

Un arma clave en tiempos de Playoffs

El volumen de uso del poste bajo se ha visto reducido considerablemente a lo largo de la última década. El progresivo espaciamiento del juego en favor de una mayor presencia del tiro exterior, la preeminencia del ataque en llegada y de acciones de bloqueo directo han hecho de este tipo de momentos algo residual. Salvo excepciones muy contadas, como pueda ser el caso de Denver Nuggets o Philadelphia 76ers, ningún equipo en la NBA actual rige su sistema ofensivo por medio del poste bajo, aunque eso no quita que se sigan dando en ocasiones puntuales.

Los Dallas Mavericks iniciaron hace prácticamente un lustro una serie de cambios en su dirección deportiva que les hicieron abrazar el modelo de analíticas, dejando de lado tiros considerados poco eficientes. Eso tuvo como consecuencia que pese a hacerse con Kristaps Porzingis, que en su etapa previa en New York Knicks había destacado por ser un fantástico ejecutor de espaldas al aro, su zona de juego pasase a ser el perímetro, estando cada vez más alejado del aro. No obstante, en esta temporada parece haber habido un cambio, ya que si en 2020 eran el 22º equipo que menos acudía al poste (4,5 posesiones de media), en 2021 han incrementado su importancia, lo que les ha hecho ascender hasta el 12º lugar con 5,4 de promedio.

La respuesta a este cambio está, cómo no, en Luka Doncic. Y la explicación es más sencilla de lo que parece.

El sistema de Rick Carlisle se fundamenta en una preponderancia del bloqueo directo, a través del cual se generan prácticamente todas las opciones de anotación del equipo, de hecho son una de las franquicias que más finalizan sus posesiones a través de estas secuencias con una media de 31,4, según NBA Stats. Esto hace que la circulación de balón se reduzca drásticamente y dependa de la lectura del manejador, en la mayoría de los casos Doncic. Por ello, las posibilidades de que el balón se mueva hasta que converja en el poste bajo son reducidas, teniendo que suceder de manera explícita o forzada. Es decir, en aclarado.

La razón por la que en esta temporada Doncic está recurriendo más al poste bajo para anotar o producir juego para sus compañeros reside en que se trata de una maniobra que requiere un menor consumo de energía. Al aislar la acción a una secuencia de uno contra uno en donde a cada paso que se da, por lento que pueda ser, se gana terreno a la defensa hace que sea mucho más rentable al esloveno invertir sus esfuerzos ahí en lugar de en un aclarado de cara al aro como suele acostumbrar.

En la mayor parte de los casos los Mavs tienden a despejar todo el lado fuerte para evitar que el resto de defensores puedan intervenir en la jugada, permitiendo al esloveno sellar a su marca y encontrar el mejor momento para ejecutar o bien leer en función de cómo se haya desarrollado la posesión.

Un mayor uso del poste bajo por parte de Doncic facilita que pueda acudir más a la línea de tiros libres por el aumento del contacto directo con su emparejamiento, lo que unido al magnífico control de sus pies del que hace gala cada vez que se encuentra en este tipo de contextos hace más fácil que esas faltas vengan acompañadas de un 2+1.

Todo esto sirve como preparación para el verdadero escenario donde el ex del Real Madrid va a medirse a la élite de la NBA: los Playoffs. Siempre se ha dicho que durante la postemporada el ritmo de juego de los equipos se ralentiza, las posesiones se hacen más largas y calculadas. De este modo, la apuesta de Dallas con Doncic pasa por aumentar progresivamente su peso desde el poste bajo para que en los Playoffs pueda ser de gran utilidad ahí, anotando fadeaways, buscando ganchos o bien tratando de conectar con sus compañeros a través de cortes al aro.

Por otro lado, que Dallas lleve más al esloveno al poste bajo ayuda a comprender mejor cómo funciona la defensa rival y ver en qué puntos están sus grietas, ya que cuanto más cerca de la pintura está el balón más deben separarse el resto de defensores de sus marcas, desprotegiendo el triple en favor de una potencial ayuda o bien de un trap. Una comparativa acertada sería Kawhi Leonard, quien en las dos últimas ediciones de los Playoffs ha estado entre los más eficientes (0,97 PPP en 2019 y 0,91 en 2020).

El futuro parece brillante para un Luka Doncic que poco a poco parece ir añadiendo más armas a su abanico de recursos, llevando al siguiente nivel a los Dallas Mavericks y recogiendo el legado de Dirk Nowitzki a través de su legendario fadeaway.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Kuminga
Kuminga ilusiona: "Hace muchas cosas de Draymond"
Juan Estevez
Escoltas
Los escoltas que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
jordan, olajuwon, malone
Ranking NBA: los mejores de los 90s
Sergio Rabinal
Ja Morant
¿Qué joven estrella dará el mayor salto en 2021-22?
NBA.com Staff
joe johnson
¿Joe Johnson de vuelta? 3 destinos
Sergio Rabinal
bagley, knox, bamba
3 jóvenes en el punto de mira en 2022
Sergio Rabinal
Más noticias