);
Phoenix Suns

La amistad de Horacio Llamas con Jason Kidd y Steve Nash

Horacio Llamas tuvo la dicha de coincidir con dos de los mejores movedores de balón que la NBA haya visto: Jason Kidd y Steve Nash, nuevos miembros del salón de la fama de la máxima liga en el planeta, compartieron varias experiencias con el jugador mexicano. Ambos son dos jugadores inolvidables que dejaron un sello indeleble en la liga y Llamas, quien compartió entrenamientos, experiencias y partidos con ellos durante sus dos años en Phoenix Suns, no es la excepción. Su inminente ingreso al Salón de la Fama es una oportunidad propicia para que recuerde sus experiencias.

"A Kidd me había tocado verlo desde el colegial, y luego ya en el día a día en los entrenamientos, en los cuales siempre te exigía correr al máximo para poder estirar la duela, ya que siempre te encontraba para pasarte el balón y tomar a las defensas desprevenidas", explicó Llamas. "Y con Steve siempre jugamos en el campamento de Phoenix, el clásico del desierto, ya que siempre iba y con él pasé tres años, era impresionante como trabajaba, siempre se quedaba horas extras entrenando".

"De ambos solo se pueden decir puras cosas buenas, muy trabajadores, competitivos. Con ambos además tuve enfrentamientos en selección nacional, uno con Canadá y el otro con Estados Unidos. Los dos tenian la misma mentalidad de defender siempre a su país".

De Kidd y Nash, el mexicano destaca el compromiso que tenían con su país, ayudando siempre a sus respectivas federaciones para desarrollar aún más el talento joven de sus respectivas naciones, incluso siendo referentes para generaciones nuevas.

"Kidd jugó varios años en la selección de Estados Unidos y creo que por eso lo llevaban porque era muy competitivo y jalaba a todos los demás, incluso hasta cuando fue su última vez que jugamos en Las Vegas, ya era veterano, y veías como estaba ahí empujando a los jóvenes como LeBron James", comentó Llamas.

"Steve Nash de la misma manera, siempre dando batalla. Cuando se retiró logró ayudar a su selección, a su país, en cuestión de armar toda la estructura, desde los niños y pasando por todas las categorías, para tener un buen programa que ha servido para que Canadá sea uno de los mejores países del mundo, gracias al orden y el proyecto que de trabajo desde los más pequeños".

El respeto de Horacio por Kidd ex máximo. Más allá de su consideración como buen jugador, Llamas lo valora como un entrenador muy bueno pero aún como una mejor persona después de la ayuda que le aportó a Jorge Gutiérrez, otro gran jugador mexicano.

"Kidd se convirtió en entrenador de la NBA y fue coach de Jorge Gutiérrez, a quien siempre vio y le ayudó para que mejorara. Ellos fueron a la misma universidad (Cal)".

El actual entrenador y directivo en Michoacan especificó que sus compañeros merecen el honor de convertirse en inmortales del básquet: "Ambos son merecedores del Salón de la Fama. Steve con dos MVP de la NBA y Jason con muchos récords ya que era uno de los mejores guardias movedores que han jugado en la liga".

Llamas además señala su relación con ambos, en particular con un Nash con quien compartió más tiempo: "Con los dos había un buen ambiente, de hecho cuando éramos novatos Steve y yo, entrenábamos extra con muchas competencias de tiros con otro jugador que era de Estados Unidos, pues eran competencias de Estados Unidos, contra Canadá y contra México, era muy padre. También cuando nos ibamos de gira a Vancouver nos llevaba a diferentes lugares como si fuéramos turistas".

El mexicano profundizó en su experiencia dentro de la cancha: "Era muy padre y divertido ya que si te movías los dos te encontraban para el pase. Ambos trabajan con intensidad para ser titulares y como todos sabemos pues después Jason se fue a Dallas y tuvo grande años ahí, y Nash se convirtió en el titular. Con Jason Kidd, tanto antes como durante la temporada, siempre se jugaba al máximo, era un gran competidor y eso te alienta a ser mejor, a estar preparado para estar a la par y listo para recibir el balón".

Al final del día todo fue una experiencia inolvidable jugar con ambos y a pesar de muchos momentos, Horacio compartió las mejores experiencias con ambos.

"Con Jason Kidd, hubo una jugada en la cual, en un rompimiento me dio el balón y lo clavé justo antes de que Shaun Bradley me tapara. Es un recuerdo muy bonito, ya que nada más le vi los ojos de "orale", ya que Bradley venía delante de mi y me adelanté, pero al momento de brincar solamente sentí el brazo de Bradley por encima de mi, imagina eso, él medía 2.29 de altura, siempre voy a recordar esa jugada", recuerda.

"Con Nash jugamos mucho juntos, muchos pick and roll, muchas ligas de verano, siempre estaba listo para sus pases y aprendimos mucho juntos, él tenía mucha inteligencia para encontrar y aprovechar esos movimientos".

Horacio Llamas destacó el trabajo y el respeto que ambos, ahora jugadores del Salón de la Fama, lograron imponer en sus respectivas carreras: "Estos dos jugadores donde se paraban los respetaban. Fueron buenos, líderes, MVPs, cuando jugabamos juntos había que estar a la par de ellos y despues verlos jugar con todas las estrellas y que si se movían sabían que se tenía que estar preparados para hacerlo igual o mejor que ellos.", asevró el Azteca y finalizó. "Cuando me los encuentro siempre nos saludamos. Pero de Steve, lo más importante es que reestructuró la federación de Canadá y eso ayudó a que sus categorías inferiores sean de lo mejor del mundo".

Más en NBA.com

D'Angelo Russell
Entrevista a D'Angelo Russell: "Los Lakers fueron hacia otro camino"
Sergio Rabinal
jimmy-butler-sixers-011519-ftr-nba-getty
Rockets, a la caza de Jimmy Butler
Staff NBA.com
Harden, Antetokounmpo and Curry are all in action
Los líderes de la estadística avanzada
Sergio Rabinal
Kevin Durant, Kyrie Irving, Kawhi Leonard
Agencia Libre al día: todas las novedades
Staff NBA.com
lebron-celtics-041819-ftr-getty.jpg
Agencia Libre 2019: Los mejores movimientos desde 2000
Matias Baldo
Agencia Libre
Agencia Libre 2019: todos los jugadores
Leandro Fernández
Más noticias