);
Minnesota Timberwolves

Karl-Anthony Towns abrió su corazón y se confesó tras meses de dolor por el fallecimiento de su madre

"El año más duro de mi vida". Ese título que lleva el video publicado en su canal de Youtube resume bastante las sensaciones que atravesó y sigue atravesando Karl-Anthony Towns. El pivote de Minnesota Timberwolves ha sufrido una pérdida irreparable en abril: la muerte de su madre Jacqueline, de 58 años, luego de complicaciones tras contagiarse de COVID-19. Hacia fines de marzo, el jugador de sangre dominicana había publicado un video dando las noticias del contagio, de lo complicada que era una situación que, en ese entonces, era bastante desconocida (eran las primeras semanas de la pandemia), pero mostrando su esperanza para la recuperación. Lamentablemente, el 13 de abril se comunicó su fallecimiento.

Desde allí, KAT estuvo en un lógico silencio, haciendo un duelo que sigue su curso junto a su familia. Pero este lunes publicó un video para contar algunos detalles de lo que está pasando y de cómo fueron esos días trágicos para él y todo su entorno. Un relato crudo y en donde se lo puede ver dolido, emocionado, con lágrimas recordando todo lo que tuvo que pasar uno de los grandes sostenes de su vida.

Más | Gersson Rosas y el NBA Draft 2020: "Es un buen año para tener la primera selección"

Para comenzar, Towns contó los detalles de su internación inicial. "Con mi hermana sabíamos que quizás había que tomar precauciones extra con nuestra madre, porque había tenido problemas de salud durante su vida. Pero ella simplemente no sabía mucho, como todos los demás. Fuimos muy verbales sobre la necesidad de un chequeo, porque no se estaba sintiendo bien. Estaba empeorando progresivamente", explicó KAT, quien viajó desde Minnesota ante New Jersey para seguirla en el hospital, donde había sido inducida en coma. "La he visto en varios momentos de mi vida, pero esto era diferente, había muchas cosas pasando, tantos tubos conectados a ella... No parecía ella, pero podía sentir una energía por la conexión entre madre e hijo. Me hablaba sin decirme una palabra, como diciendo 'estoy bien, tengo mucha energía todavía'", agregó.

El padre de KAT también tuvo COVID-19 al mismo tiempo, pero se recuperó progresivamente. Towns reconoció que los problemas de su madre con el virus se potenciaron por sus complicaciones de salud previas. Después de un traslado a otro hospital lograron estabilizarla y, lentamente, fue mejorando a partir de la tercera semana. De hecho, él empezó a tener conversaciones con los médicos para despertarla del coma. Según detalló, un sábado hablaron sobre empezar el proceso el día lunes. "No me quería sentir cómodo con algo así, pero eso fue algo que trajo esperanza", describió.

Sin embargo, llegó un llamado de su padre que rompió la dinámica habitual, con todas las comunicaciones siendo grupales entre la familia. "En ese momento sabía que algo no estaba bien, mi corazón me explotaba", blanqueó Towns. "Respondí el teléfono y me dijo que ella se había ido, que había tenido un derrame cerebral durante la noche. Me salió preguntarle si era una recaída y si había dado un paso atrás, porque en mi mente yo pensaba en pasos a seguir durante el proceso. Pero me dijo que los médicos le habían dicho que no había chance de una vida significativa después del derrame", relató.

Towns reconoció que tuvo que pasar por otro proceso doloroso: la decisión de quitar a su madre de los cuidados que la mantenían con vida, ya que no había más opciones para ella, y comunicar todo con su familia. "Le dimos todo el tiempo que podíamos, pero luego tuve que tomar la decisión más dura que se tiene que tomar. Llamé a mi hermana y le conté la decisión. Debes vivir con ella. Y más tarde llegó la llamada más difícil de mi vida. Tuve que llamar a sus hermanas, a la familia de mi padre, pero la peor de todas, la más difícil, fue llamar a su madre, a mi abuela, y decirle que estaba perdiendo a su hija. Hice todo lo que un nieto puede hacer para protegerla. Pero esa fue la llamada más dura porque no hay nada peor que perder a tu hijo. No hay manera de medir el dolor de perder a tu madre, pero si perdiera a mi hijo estaría devastado", describió entre lágrimas.

Más | Cinco hombres en pugna y un juego de eliminación: ¿Quién merece ser el primer pick del NBA Draft 2020?

Towns contó que estuvo en el momento final con un iPad para que la familia pudiera despedirse por última vez hasta que tuvo que desconectarla. "Había luchado por muchísimo tiempo. Nos dijeron que tras hacerlo iba a tener una hora, quizás dos más. Pero a los 25 minutos había muerto. Fue extraño, porque mi hermana estaba recordando historias, nos reíamos hasta que nos dijeron que oficialmente había fallecido. Su último aliento fue entre sonrisas. No habría otra manera en que lo hubiera querido. No hubiera querido que la gente lloraba por ella, sino que fueran sonrisas", relató con crudeza.

Por supuesto que el proceso ha tenido y tendrá sus idas y vueltas. Pero hay una parte que duele mucho más para él. "Estoy feliz de haber tenido el tiempo que tuve. Aunque siempre estaré celoso de una buena manera con mi hermana. Ella tuvo 41 años con mi madre, donde tuvo dos hijos asombrosos. Yo tengo 24 años, recién estoy empezando a descifrar mi vida. Pero estoy feliz de haber tenido el tiempo que tuve con ella, porque eso fue lo que me hizo como soy. Mis hijos la conocerán a ella a través de mi, porque soy el más parecido a ella en todo sentido", señaló.

¿Cómo ha sido el tiempo desde lo ocurrido? "Me apoyo en mis amigos, en la familia. Nunca podremos reemplazarla, era todo para nosotros, pero lo mínimo que puedo hacer es tomar parte de sus piezas y tratar de rearmar el rompecabezas, llenando los huecos que queden con mis propias piezas. He estado medio perdido en todo este tiempo, hubo fechas importantes que generaron memorias. Pero no importa el día, sino cómo me siento en ese momento. Es algo que no puedo describir porque justamente es algo que no se puede describir. Hay muchos adjetivos que se pueden usar para describir tus emociones, pero siempre digo que es algo de día a día cuando me preguntan cómo me siento. No sé cómo será el siguiente. Sólo sé que tengo que mantenerme fuerte y tratar de encontrar la sonrisa y la alegría en la vida", explicó.

Además, Towns cerró explicando parte de los motivos que lo llevaron a realizar el video: "Si me preguntan cómo estoy tratando de sanar después de esto, creo que digo que estoy tratando de sanarme a mí mismo a través de otros, tratando de hacer lo más que pueda por mi hermana, por mi padre, tratando de cuidar a mis amigos. Ha ayudado para sanarme, pero sé que en algún momento tendré que hacer el proceso para mí mismo. Por eso quise hacer esto, pensé que podría ser terapéutico admitir que estas cosas son reales, que cómo me siento es real para tratar de encontrar cierta normalidad nuevamente. La vida es un juego y estoy tratando de mover una pieza día a día".

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

hawks
Los Hawks y su rearme para volver a Playoffs
Sergio Rabinal
gasol
Gasol: "Decidir por Lakers fue muy sencillo"
Sergio Rabinal
Bogdan Bogdanovic
Los Hawks se quedan con Bogdanovic
Agustín Aboy
tristan-thompson-ftr.jpg
Tristan Thompson: la pieza que le faltaba a Boston
Kyle Irving
Camisetas 2020-2021
Las nuevas camisetas presentadas para la 2020-21
NBA.com Staff
LeBron James Kawhi Leonard
Ganadores y perdedores de la Agencia Libre
Agustín Aboy
Más noticias