);
Cleveland Cavaliers v Golden State Warriors

8 observaciones del Juego 3 de las Finales Golden State Warriors-Cleveland Cavaliers

Kevin Durant, LeBron James y Rodney Hood
James y compañía, hundidos por Kevin Durant. Getty Images

Una historia que parece conocida

Las Finales de la NBA 2018, cuartas consecutivas entre Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers, están teniendo un desarrollo bastante similar al que se vio en la edición del 2017. No sólo por el resultado parcial, que encuentra al equipo de Steve Kerr con una ventaja de 3-0, sino por la manera en que se están dando las acciones. Es que, como el año pasado, la serie tuvo un encuentro parejo al llegar a Ohio que terminó definiendo Kevin Durant. En 2017, los Warriors ganaron 118-113, y el delantero anotó un largo triple a 45 segundos del final que encaminó el resultado. Esta vez, fue 110-102 y KD empleó la misma medicina, con una canasta de larga distancia a 49,8 segundos del cierre que sentenció la ilusión de los Cavs. Aquella vez, el título llegó en el Juego 5. ¿Este año será turno de la barrida?

Kevin Durant, su récord y una mejora necesaria

La capacidad anotadora de la estrella de los Warriors es conocida por todo el mundo, y el Juego 3 de las Finales del 2018 quedará en su propia historia. Porque los 43 puntos anotados (con una altísima efectividad en lanzamientos, 15 sobre 23 intentos) representan su mejor registro en un encuentro de postemporada. Superó la cifra de 41 que había alcanzado en cuatro ocasiones. Además, fue su récord en duelos de Finales, dejando en el camino los 39 que convirtió en el Juego 5 de la definición del 2017, que terminó representando su primer anillo. Pero, más allá de explotar su faceta anotadora, Golden State recibió con los brazos abiertos su crecimiento en la distribución del balón. En la final de la Conferencia Oeste contra Houston Rockets, KD promedió 2,7 asistencias, incluyendo dos duelos sin siquiera dar una. En cambio, en esta eliminatoria ante los Cavaliers, su producción pasando subió por completo: 6 en el Juego 1, y 7 en los Juegos 2 y 3. El delantero sigue mostrando su completo arsenal.

Esa típica costumbre de los Warriors

La especialidad de Golden State en estos playoffs volvió a hacerse presente en el Juego 3. El tercer cuarto suele ser el momento en que el conjunto de Steve Kerr ajusta su maquinaria y marca diferencia ante su adversario. En esta oportunidad, los Warriors lo ganaron por un parcial de 31-23 que le permitió tomar la delantera. Los números acumulados dan miedo: Golden State le saca una ventaja de 141 unidades a sus rivales a lo largo del tercer período durante toda la postemporada. En lo que va de las Finales ante Cleveland Cavaliers, la diferencia acumulada es de 11 (90-79).

Cavs dominan los tableros pero no la serie

Los rebotes son una faceta muy importante en el desarrollo de un encuentro, pero lo que está sucediendo en estas Finales en bastante particular. Como en los dos primeros juegos, Cleveland Cavaliers cerró el tercer encuentro con ventaja en los tableros: 47 (13 de Kevin Love, 10 de LeBron James) contra 37 de Golden State Warriors. Es más, terminó con más del doble que su rival en el costado ofensivo (15 a 6). Sin embargo, los dirigidos por Steve Kerr volvieron a encontrar una manera de compensar su falencia en los cristales para salir con la victoria. En el acumulado de la serie, la ventaja de los Cavs en el terreno aéreo es de 142 a 116.

La mala noche de Curry no fue un problema

Stephen Curry, base de Golden State Warriors, pasó de la major actuación de su carrera en Finales en cuanto a triples anotados (9 durante el Juego 2) al peor partido de su vida en postemporada en relación a porcentaje de campo. El armador completó el Juego 3 con 3 anotaciones sobre 16 intentos, un pobre 18,7%. Hasta aquí, su peor cifra había sido el 21,7% (5 en 23 intentos) con el que terminó el Juego 2 de las Finales del 2015 (victoria de Cleveland por 95-93). Además, el 1-10 en triples también es su peor marca histórica en playoffs (antes, 1-8 en el Juego 2 de la final del Oeste contra Houston, este mismo año). Aunque el único triple convertido en estos 10 lanzamientos fue determinante para sentenciar a los Cavs y poner el 3-0 en la serie.

El factor Hood puede haber llegado un poco tarde

Una de las novedades rumbo al Juego 3 fue la vuelta de Rodney Hood a la rotación de Tyronn Lue. El escolta apenas había disputado tres de los siete encuentros de la final del Este contra los Boston Celtics, y en los Juegos 1 y 2 de estas Finales contra los Warriors solo entró a la duela con el desarrollo definido. Esta vez, el entrenador de los Cavaliers decidió confiar en el ex Utah Jazz, quien demostró que sus recursos ofensivos pueden ser una interesante variante para complementar a la estructura que lidera LeBron James. Terminó con 15 puntos, con muy buena efectividad (7-11), además de sumar 6 rebotes y 2 bloqueos en 26 minutos de acción. Aunque, con el 0-3 en contra, su utilización pudo haber llegado un tanto demorada.

Un hoyo del que es imposible salir (por ahora)

Hay algunas estadísticas que suelen ser demoledoras: a lo largo de la historia, ningún equipo pudo recuperarse de una desventaja de 0-3 en una serie al mejor de siete encuentros. Hasta estas Finales, fueron 130 veces en las que el que se puso 3-0 terminó ganando la eliminatoria. Esta es la 14ª ocasión que una instancia por el campeonato queda con este marcador y, obviamente, los 13 previos que lo hicieron se quedaron con el anillo. LeBron James y sus Cleveland Cavaliers irán por una hazaña que rompería todos los libros.

Un récord de Ginóbili, vivo por un ex compañero

Shaun Livingston tuvo un inicio fantástico en estas Finales. De hecho, llegó a anotar sus primeros 11 lanzamientos de forma consecutiva. Una excelente marca que puso en peligro un récord de Manu Ginóbili, hasta que apareció un ex compañero del argentino en San Antonio Spurs. George Hill, armador de Cleveland Cavaliers, bloqueó el siguiente disparo del base de los Warriors, por lo que Manu sigue siendo el dueño de la mayor cantidad de canastas seguidos durante Finales: fueron 12-12 durante la definición del 2005 contra Detroit Pistons.

Más en NBA.com

Anthony Davis LeBron James
La próxima temporada puede ser histórica: tres razones
Pablo Schatzky
dwight-howard-081819-nbae-getty-images
¿Qué le podría aportar Howard a los Lakers?
Matias Baldo
jeremy-lin-061519-ftr-getty.jpg
Jeremy Lin, cerca de firmar en China
Pablo Schatzky
Gilbert Arenas
Arenas: "Carmelo debería firmar con los Lakers"
Pablo Schatzky
Dwight
Howard, esperanzado por su futuro en la NBA
Pablo Schatzky
Dwight Howard
Reporte: ¿Howard vuelve a los Lakers?
Matias Baldo
Más noticias