Golden State Warriors

La confianza de Golden State Warriors en Jordan Poole: ¿listo para ser una de las revelaciones de la temporada?

La temporada de novato de Jordan Poole en la NBA llegó en el peor contexto posible. El escolta se sumó a Golden State Warriors con 20 años recién cumplidos en un equipo que fue sufriendo varias bajas y que terminó con apenas 15 victorias en 65 partidos.

Las lesiones de Klay Thompson y Stephen Curry entre otros le permitieron tener muchos minutos en cancha al jugador oriundo de Milwaukee, pero todavía no parecía listo para ello y los resultados no fueron buenos: Poole promedió 8,8 puntos y 2,4 asistencias en 22,4 minutos por partido con otras estadísticas peores: 33,3% de acierto en tiros de campo, 27,9% en triples, pérdidas de balón en el 11,8% de sus posesiones, un -1,2 en win shares que fue el segundo peor registro de la liga en aquel año. Las señales hablaban más de un "bust", alguien que prontamente estaría fuera de la liga, que de un proyecto prometedor al que Kerr había dicho que habían drafteado "por su habilidad para encestar el balón".

La temporada siguiente no empezó de forma muy diferente: con Steph Curry recuperado y los fichajes de Kelly Oubre Jr., Kent Bazemore y Brad Wanamaker quedó poco lugar para Poole que entre diciembre, enero y febrero apenas jugó 15 partidos promediando 5,5 puntos por partido con un 33% en triples. Pero entonces llegó la G League y todo fue cambiando. Y ahora Poole abre la temporada 2021-2022 como una de las grandes esperanzas de Golden State y un candidato a ser el ganador del premio al jugador de mayor progreso de la NBA.

Poole promedió 22,4 puntos por partido en 11 encuentros de la G League y cuando volvió a los Warriors en marzo ya tuvo otro rol: promedió 19,7 puntos por encuentro en sus primeros 10 partidos de regreso en la NBA con un 41% en triples. De ahí en adelante llegó la inconsistencia, pero ya no volvió a salir de la rotación del equipo de Steve Kerr que luchaba por regresar a los Playoffs. Hizo suficiente para sacarse de encima los fantasmas del primer año.

Ahora en una muestra más chica y de menor importancia que la de marzo, con tres partidos de pretemporada como escenario, Poole de pronto es una sensación. Tiene una media de 25 puntos por encuentro con un 44% de acierto en triples y funciona de forma fenomenal al atacar a media cancha junto a Stephen Curry y Draymond Green: lo buscan para que anote, le dan libertad y el tiro está. Este Poole de 22 años juega parecido al de antes, pero es más eficiente y ahora si tiene un contexto ideal para él mientras el equipo espera por el regreso de Klay Thompson, el que no deberán apresurar con Jordan jugando así.

"No hay más señales de advertencia. Simplemente tiene confianza y se lo merece. Así fue durante toda la pretemporada. No lo duda. Juega con una confianza increíble", manifestó el entrenador Kerr sobre el chico que resulta ser una aparición grande para el equipo, no solo por tapar ahora el hueco momentáneo que deja Thompson sino por ser luego posiblemente el guardia referencia de la segunda unidad que Golden State no tiene en el plantel. "Tengo más confianza que nunca en él. Ha sido nuestro trabajador más consistente durante dos años. Se puede ver su nivel de confianza", agrego el entrenador.

Más | ¿Realidades o números de pretemporada? Cinco nombres bajo la lupa: Tyler Herro, Jordan Poole, Jordan Nwora y más

La confianza de Kerr no es algo nuevo: lleva un tiempo largo manifestando como Poole podía ser algo diferente para el equipo, algo que recién este año parece poder concretarse. A veces los jóvenes elegidos en el Draft necesitan tiempo para madurar y el momento de Golden State post Finales de 2019 no se lo permitió a Jordan, pero ahora parece listo en una temporada clave para su futuro.

"Entiendo totalmente lo que está en juego para él este año. Tiene la posibilidad de una extensión de contrato, los equipos piensan si serás parte de sus planes a futuro o no. Entiendo la presión que tiene encima y espero que de un gran paso adelante. Sé que ha trabajado muchísimo. Espero que contribuya aún más de lo que hizo cuando volvió de la G League", dijo Draymond Green sobre él. Dray también es otro caso de éxito del programa de desarrollo de los Warriors, que lo draftearon 35° (Poole fue 28°) y recién lo empezaron a sostener en un rol importante a la mitad de su segundo año en la liga.

En la campaña pasada Kerr no apostó por juntar a Curry y Poole en el quinteto inicial, era uno o el otro aunque luego durante los partidos la pareja aparecía. Ahora Steve quiere aprovechar lo cómodos que atacan uno al lado del otro: "Se generan mucho espacio mutuamente y se puede ver que Jordan juega suelto. La combinación fue buena el año pasado y sigue siendo buena este año. Jordan es uno de nuestros mejores jugadores, cuando tienes a alguien así de explosivo tienes que ponerlo en la cancha".

Para que esto se sostenga, hay un objetivo que será clave en la temporada de Poole: su producción defensiva. Curry nunca ha sido un jugador destacado en ese costado y quien lo acompaña como guardia debe hacer un esfuerzo de ese lado. "Si Jordan se sostiene en defensa, él y Steph estarán mucho tiempo juntos en cancha. Le dije que lo que necesitamos ver ahora son sus esfuerzos defensivos. Es el próximo paso que debe tomar para convertirse en un gran jugador".

Un número: en la campaña pasada la dupla Curry-Poole fue la de mejor net rating (puntos anotados cada 100 posesiones menos puntos recibidos) de todo el plantel de Golden State entre las más de 50 que compartieron al menos 100 minutos en cancha durante la temporada. Fue de 17,9 puntos el net rating de Poole-Curry, altísimo y de hecho uno de los mejores de toda la NBA. No serán los Splash Brothers, pero funcionan.

Poole no se queda solamente en su mano en el catch and shoot (37,8% en triples en la 2020-2021) sino que también va creciendo en su capacidad para sumar puntos desde el drible frenándose para el tiro desde afuera o atacando a la defensa con una flotadora.

Curry, Green, los regresos de Thompson e Iguodala e incluso Andrew Wiggins y Otto Porter Jr. o los rookies Jonathan Kuminga y Moses Moody pueden haberse llevado la mayor atención a la hora de hablar del plantel 2021-2022 de los Warriors, pero con la pretemporada que está realizando no se puede no poner el ojo en Poole. Tiene todo para continuar su evolución este año.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

jalen green
Predicciones: ¿Quién será el Rookie del Año?
NBA.com Staff
jalen brunson
Brunson y los minutos sin Luka en Dallas
Nacho Losilla
Zach LaVine
Los Bulls y una pretemporada perfecta e ilusionante
Leandro Fernández
Stephen Curry
Curry, en forma y listo para una temporada récord
Leandro Fernández
jaren jackson jr
Jackson Jr y el impulso para Morant
Nacho Losilla
Steph Curry
Show de Curry: GSW terminó invicto la pretemporada
Agustín Aboy
Más noticias