Utah Jazz

Jordan Clarkson ¿camino a ser elegido como el mejor Sexto Hombre de la NBA?

En poco más de un año, la carrera de Jordan Clarkson en la NBA dio un giro importante. El guardia fichado por Los Angeles Lakers en la segunda ronda del Draft 2014 apareció en la liga como un robo del Draft y con el pasar de los años se había ganado la etiqueta de ser un jugador ineficiente, contraproducente para el éxito de sus equipos.

Así los Lakers lo enviaron a Cleveland Cavaliers en febrero de 2018 y los Cavs prácticamente lo descartaron en diciembre de 2019. Pero desde que llegó a Utah Jazz el internacional por Filipinas se fue poniendo de moda y ahora está marcando su mejor temporada en la NBA, siendo el principal candidato al premio de mejor Sexto Hombre en la 2020-2021.

MÁS | Los premios de mitad de la temporada NBA 2020-2021: ¿Quién ha sido el MVP, Mejor Rookie, Defensor y más?

Clarkson está promediando 17,9 puntos, 4 rebotes, 2,3 asistencias y 0,9 robos en 26 minutos por partido, siempre saliendo desde el banco de suplentes. ¿Su efectividad de cara al aro? Creció bastante: 44,7% en tiros de campo, 37% en triples y 96,7% en libres, siendo estos últimos dos números cifras máximas en su carrera profesional como también la cantidad de rebotes por encuentro.

Entre los jugadores con menos de 15 partidos como titular en la 2020-2021, solamente Eric Gordon (17,8 tantos) y Terrence Ross (15,5 puntos) se acercan al poder anotador de Clarkson aunque disputando ambos unos tres minutos más por encuentro. Dentro de los que no fueron titulares ni en un solo partido, apenas hay otro nombre entre el top 100 de anotadores de la temporada: Patty Mills, con 13,3 unidades.

Clarkson es el perfil típico de jugador "microondas", lo que fue a buscar Utah cuando intercambió por él a Dante Exum (apenas disputó 30 partidos en Cleveland Cavaliers en 15 meses) y dos elecciones de segunda ronda del Draft. El Jazz ya tenía de todo en su equipo y necesitaba a un jugador en la segunda unidad que sea capaz de tomar el balón y tener el aro automáticamente entre ceja y ceja, por más que no sea un crack como Donovan Mitchell.

De hecho se transformó rápidamente en un termómetro del equipo, como se pudo apreciar en los últimos Playoffs: en los dos encuentros en los que Clarkson anotó 20 puntos o más, Utah le ganó a Denver Nuggets. Cuando no lo alcanzó, perdieron cuatro partidos de cinco y la serie se les terminó yendo de las manos en los últimos dos encuentros, en los que JC promedió 10,5 puntos con un 39,1% en tiros de campo y 18,2% en triples. La falta de su cuota anotadora resintió al equipo de Rudy Gobert y Donovan Mitchell.

Ahora Clarkson tiene incluso un poco más de relevancia en los de Salt Lake City, merecida por su rendimiento en un equipo que ganó 27 de los 36 partidos que disputó hasta el momento: su uso de balón creció de 26,7% a 28,3%, superando el 28% por primera vez en su trayectoria NBA. Tirando al aro también está mejor que nunca, con un porcentaje de tiro efectivo (eFG%) de 55,5% que lo tiene entre los 25 mejores de la NBA contando a los jugadores con al menos 600 puntos anotados en la 2020-2021.

Tirando desde el drible, una de las características principales de su juego, Clarkson tiene un eFG% del 55,3% que lo pone en el top ten de la liga entre los jugadores que utilizan bastante este recurso (al menos tres intentos por partido), con un porcentaje mejor que el de Kyrie Irving, Kevin Durant, Jamal Murray, Luka Doncic, Chris Paul, DeMar DeRozan o Damian Lillard en esa estadística avanzada: la temporada pasada estaba en 48,5% y en 2018-2019 en 45,3%. A los 28 años, el jugador oriundo de Tampa, Florida, crece y crece.

A su vez, a la hora de atacar el aro Clarkson es el quinto jugador más efectivo de la liga entre los de un volumen relativamente normal de intentos (tres por partido) con una efectividad del 58,7% en intentos de lanzamiento en sus penetraciones, mientras que jugando el pick and roll ocupa el percentil 95,7% de la NBA, lo que lo pone como uno de los jugadores más productivos en este tipo de acciones. De los 125 jugadores (mínimo de 10 partidos disputados) que tienen al menos dos posesiones de pick and roll por encuentro, el hombre de Utah es el segundo que más puntos suma por cada una de ellas: 1,18 (solamente es superado por Norman Powell).

Además Clarkson sigue funcionando como termómetro del equipo: Utah ganó 21 de los 25 partidos en los que el hombre del dorsal 00 anotó al menos 15 puntos y perdió 5 de los 11 en los que no llegó a esa cifra.

Por último, la historia también está de su lado a la hora de pensar en el premio de sexto hombre. Contando la 2020-2021 de Clarkson, apenas cuatro jugadores en la historia de la NBA han promediado al menos 17,9 puntos por partido en una temporada sin disputar ni un sólo encuentro como titular (excluyendo a JaKarr Sampson en la 2018-2019 en la que apenas disputó cuatro partidos). Los antecedentes al jugador de Utah son Ricky Pierce en la temporada 1989-1990, Jamal Crawford en la 2009-2020 y J.R. Smith en la 2012-2013: todos ellos ganaron el premio al mejor Sexto Hombre en ese año.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Devin Vassell
Vassell y los demás jóvenes de los Spurs sorprendieron a Phoenix
Agustín Aboy
Stephen Curry Jayson Tatum
Tatum y Curry quemaron las redes: 119-114 para los Celtics
Agustín Aboy
Russell Westbrook
Cuarto triunfo seguido de los Wizards: otro triple-doble de Russ
Agustín Aboy
Dennis Schroder
Lakers venció en la prórroga a un Jazz repleto de ausencias
Agustín Aboy
Stephen Curry
Steph, a la caza de Kobe en el Warriors-Celtics
Leandro Fernández
Donovan Mitchell
Utah pierde a Donovan Mitchell por varios partidos
Leandro Fernández
Más noticias