NBA

¿Qué dejó el debut de Jonathan Kuminga en Golden State Warriors? Lo bueno y lo malo de su estreno en la Summer League

Una de las mayores atracciones que nos presentaba este período de ligas de verano era empezar a ver en acción a Jonathan Kuminga. No solamente por ser considerado uno de los novatos más talentosos de esta clase 2021, sino además por ser el único de los rookies Top 10 que acabaron en un equipo con aspiraciones reales de pelear arriba en la 2021-2022 (Warriors). Y si bien tuvimos que esperar unas horas extras, luego de que Golden State eligiera no usarlo en su primer partido de la Summer League, pudimos verlo en cancha en el segundo, durante la caída de los suyos ante Miami por 94-87.

Más | ¿Qué dejó el debut de Davion Mitchell con Sacramento Kings en el comienzo de la Summer League?

Y las sensaciones terminaron siendo altamente positivas.

Los números de Kuminga, quien recordemos tiene apenas 18 años, fueron realmente destacados: 18 puntos, 3 rebotes, 2 robos, un tapón y un 7-14 de campo en 25 minutos en cancha. Pero no solo se quedó en lo estadístico, sino que dejó varios flashes de ese talento que hizo que muchos lo consideraran un robo de los Warriors con aquel séptimo pick.

Más | El scouting de Jonathan Kuminga

La idea de Golden State quedó clara desde un principio: mostrar la versatilidad del congoleño en ambos costados de la cancha y utilizarlo en diferentes roles, desde creador con la bola hasta de pivote en una formación pequeña. Y es que allí recae el enorme potencial de Kuminga: su tremenda combinación de capacidad física y atlética con habilidad para jugar con el balón. Algo que ya se vio durante este primer partido de Summer League, creando sus propios tiros y llegando hasta el aro con facilidad.

Esta jugada es un buen resumen del techo de Kuminga como un jugador diferencial: la habilidad para tomar el rebote defensivo, subir la bola y llegar hasta el aro con movimientos muy avanzados para un chico de 18 años.

A pesar de su edad, Kuminga ya marca diferencias claras desde un punto de vista físico y atlético y luce 100% como un jugador NBA, a diferencia de otros novatos. Aquí vuelve a mostrar toda su peligrosidad en campo abierto, con su highlight más destacado del partido.

Si bien en ataque ya hablaremos de sus cuestiones a mejorar, la mejor noticia que se llevaron los Warriors de este debut del africano pasa por lo que se vio en defensa. Y es que aunque tiene todo para ser un especialista en este costado, en su estadía en la G League había mostrado ciertos lapsus y falta de intensidad. Ante Miami, sin embargo, se vio a un jugador enfocado, intenso y dispuesto a utilizar su físico, más allá de algún error lógico para un jugador de 18 años.

De nuevo, lo más destacable de Kuminga es su versatilidad posicional y en defensa eso sale a luz muy claramente. Y es que el ex Ignite empezó el partido defendiendo al base rival (Dru Smith), con el staff de los Warriors mandándolo a presionar la bola bien arriba, como hicieron con Kelly Oubre durante la pasada campaña.

Su siguiente asignación en ese primer cuarto, luego de defender al base: el pivote de Miami, el turco Omer Yurtseven, un especialista en el juego de poste bajo, que está teniendo un gran comienzo de Summer League (26 puntos y 13,5 rebotes en dos partidos). Sí, en apenas unos minutos de su primer partido con la franquicia, Kuminga ya demostró su capacidad para marcar desde un base hasta un pivote.

El congoleño lógicamente perdió en algún cara a cara en el poste bajo con Yurtseven, pero en general hizo un excelente trabajo. Fue físico, luchó por la posición, forzó disparos exigidos, mostró una buena postura corporal y dejó esta gran acción defensiva como punto más alto de esa batalla. La idea de imaginar a Kuminga como cinco en una alineación de small-ball de los Warriors realmente ilusiona y genera muchísimo interés.

Otra buena acción defensiva de Kuminga como pivote, rotando a tiempo y protegiendo el aro con un tapón.

Dicho todo esto, el número siete del Draft también mostró sus defectos y su juego completamente en formación, especialmente en el costado ofensivo. Fuera de esa habilidad para crear su tiro y llegar hasta el aro, hoy ofrece pocas garantías en ese lado de la cancha. Empezando por su flojo tiro exterior: ya tuvo bajos porcentajes exteriores en la G League y lanzó un 1-4 de tres en este primer partido de liga de verano. Incluyendo este air-ball completamente abierto.

Igualmente, el mayor déficit de Kuminga hoy pasa por las decisiones con el balón y su precisión pasadora. No sorprende que haya sumado 6 pérdidas y ninguna asistencia en 25 minutos, además de haber tomado algunos malos tiros y de forzar situaciones que simplemente no están ahí, en lugar de jugar con sus compañeros.

Su rol a futuro seguramente será el de creador primario con la bola, pero hoy no es confiable en esa función y aunque tiene flashes de grandeza, también comete muchos errores. De nuevo, algó esperable por su edad.

Pensando en la 2021-2022 de Golden State, si quiere tener minutos de rotación reales, tendrá que jugar un poco más simple y no buscar tomar tantos riesgos. El potencial a futuro es inmenso pero hoy los Warriors necesitan más solidez y menos altibajos de jugada a jugada.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Patrick Williams
Patrick Williams, baja para el inicio de temporada
Leandro Fernández
Manu Ginóbili, Gregg Popovich, RC Buford
Ginóbili se suma a los Spurs como asesor especial
Leandro Fernández
Beal
¿Quién será el máximo anotador de la 2021-2022?
NBA.com Staff
Phoenix Mercury y Chicago Sky, ganadores en el estreno en Playoffs
Playoffs WNBA: Phoenix y Chicago, a segunda ronda
Leandro Fernández
zach lavine
LaVine y su temporada más importante en Chicago
Sergio Rabinal
rob pelinka
Pelinka: "LeBron volvió un poco más delgado"
Sergio Rabinal
Más noticias