);
Boston Celtics

Jaylen Brown y Jayson Tatum, los pilares de la reconstrucción de Boston Celtics

The Celtics have two potential stars in Brown and Tatum
(NBA Getty Images)

Después de la escalofriante lesión de Gordon Hayward en el primer partido de la temporada 2017-18 y la posterior ausencia de Kyrie Irving, Boston Celtics parecía condenado en la temporada 2017-18. Sin embargo, dos jóvenes aparecieron para liderar al equipo y llevarlo hasta las finales del Este, instancia en la que cayeron a siete partidos frente a los Cleveland Cavaliers de LeBron James. Esos jóvenes eran Jaylen Brown y Jayson Tatum.

Más | Boston tras la Agencia Libre: ¿Fortalecidos o debilitados?

En su segundo año en la liga, ubicado como escolta, Brown mostro un crecimiento abismal de su producción: pasó de 6,6 puntos, 2,8 rebotes, 1,6 asistencias y 0,4 robos a 14,5 puntos, 4,9 rebotes, 1,6 asistencias y 1 robo en 30,7 minutos por encuentro. En su año como novato, Tatum promedió 13,9 puntos y 5 rebotes, además de 1,6 asistencias y 1 robo en 30,5 minutos después de haber sido elegido en la tercera posición del Draft 2017. La incorporación de Tatum fue un gran acierto de Danny Ainge, quien en la noche del Draft envió el primer pick a Philadelphia 76ers a cambio de la tercera elección. Los Sixers finalmente eligieron a Markelle Fultz con el número uno, Lonzo Ball se fue a los Lakers en la segunda posición y Tatum llegó finalmente a los Celtics.

En Playoffs, ya sin Irving, su participación aumentó: Tatum fue el máximo anotador de los Celtics con 18,5 puntos, además de 4,4 rebotes, 2,7 asistencias y 1,2 robos en 35,9 minutos. Brown hizo lo propio hasta alcanzar 18 puntos, 4,8 rebotes y 1,4 asistencias por juego. Sophmore y novato fueron los líderes de una postemporada en la que eliminaron a los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo en siete partidos en la primera ronda, a Philadelphia 76ers en cinco juegos en semifinales y cayeron en el séptimo partido frente a los Cavs de LeBron en las Finales del Este.

La campaña era sumamente auspiciosa y, con los retornos de Irving y Hayward, el futuro era más que ilusionante. Sin embargo, Brad Stevens no pudo hacer funcionar a un equipo irregular que terminó decepcionando en postemporada tras caer en cinco partidos frente a Milwaukee. Pese a la insondable cantidad de talento que tenía en su plantel, Boston dio un paso atrás en su evolución. También el impacto y, principalmente el nivel, de sus dos jóvenes que incluso estuvieron involucrados en un posible traspaso a cambio de Anthony Davis. Tatum promedió 15,2 puntos en Playoffs, mientras que Brown aportó 13,9 unidades por juego.

Los problemas en el vestuario entre los dos jóvenes y Kyrie Irving fueron evidentes. El base estrella de la liga que durante esta Agencia Libre se marchó a Brooklyn Nets había sido categórico en su crítica, sin mencionarlos: "Los jóvenes no saben lo que se necesita para ser un equipo de campeonato. Qué se necesita en cada día. Si ellos piensan que ahora es duro, ¿cómo piensan que será cuando intenten llegar a las Finales?". Irving falló como líder e incluso lo reconoció tiempo después, cuando le pidió disculpas públicamente a sus compañeros e incluso confesó que se comunicó con LeBron James -su antiguo compañero en Cleveland- para pedirle disculpas por su comportamiento durante su etapa juntos.

Ya sin Irving, Kemba Walker fue el elegido para ocupar su lugar. La llegada de uno de los bases más fiables y funcionales de la liga -también de los más subestimados- parece ser una buena noticia para Brown y Tatum. Con él, encontrarán a un base estrella que no impone su ego por delante de los objetivos grupales y que no tendrá problemas en ceder protagonismo hacia los dos proyectos de los Celtics para potenciarlos. A diferencia del último año, los Celtics volverán a encontrar una ofensiva mucho más fluida que con Irving liderando el ataque del combinado de Brad Stevens.

Brown cumplirá apenas 23 años el próximo 24 de octubre y Tatum recién celebrará sus 22 años en marzo de 2020. Tras su primera temporada juntos en la que demostraron su capacidad para liderar a una franquicia desguarnecida hacia las Finales del Este. Tras la partida de Irving, será la chance ideal para dos chicos que en su breve etapa en la NBA ya afrontaron múltiples y dísimiles situaciones, de demostrar que pueden ser el presente de la franquicia. De ellos podrá aprender el novato base Carsen Edwards, elegido con la 33ª selección del último Draft y una de las sensaciones de la Summer League.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente las opiniones de la NBA ni de sus franquicias.

Más en NBA.com

David Fizdale
New York despidió al coach Fizdale
Leandro Fernández
Fizdale
New York y el problema con los entrenadores
Agustín Aboy
Horarios y TV NBA
¿Cómo ver la temporada NBA?
Carlos Herrera Luyando
NBA México City Games
¿Cómo comprar boletos para los Juegos NBA?
Staff NBA.com
Marcus Smart
Smart regresa para el atractivo Boston-Denver
Leandro Fernández
LaMarcus Aldridge
Aldridge, listo para volver vs. Sacramento
Leandro Fernández
Más noticias