Juegos Olímpicos

JaVale McGee va a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 tras los pasos del legado familiar

La noticia generó sorpresa esta semana: Kevin Love decidió bajarse a último momento de la Selección de Estados Unidos que participará de los Juegos Olímpicos Tokio 2020. A una semana del debut, le dio poco margen a USA Basketball para buscar un reemplazante y el nombre anunciado para viajar en lugar del jugador de Cleveland Cavaliers sorprendió aún más: Javale McGee estará entre los doce basquetbolistas norteamericanos que irán en búsqueda del cuarto título consecutivo para su país en el básquetbol masculino, algo que no logran desde la década del 60.

JaVale, hombre de Denver Nuggets (será agente libre a partir de agosto) no tiene experiencia jugando para la selección de su país, pero si tiene a alguien bien cerca que le puede explicar de que se trata un evento como los Juegos Olímpicos: Pamela Denise McGee, su madre, se hizo en Los Angeles 1984 con la medalla dorada que el pivote intentará conseguir en Japón.

Más | Guía del básquet masculino en los Juegos Olímpicos Tokio 2020: grupos, planteles, figuras, partidos y más

Aquel éxito conseguido por el grupo que incluyó a McGee madre fue histórico para el básquetbol femenino de Estados Unidos: se trató de su primer oro olímpico luego de haber caído contra la Unión Soviética en la final de Montreal 1976 (Estados Unidos no participó en Moscú 1980). Una McGee de apenas 22 años que con las USC Trojans dominaba el básquetbol universitario celebró junto a sus compañeras, entre las que estaba Cheryl Miller, otra de las Trojans que generaron un impacto grande en la historia de las mujeres estadounidenses en este deporte. Su hermana Paula no fue olímpica pero también formó parte de aquellas Trojans. Ellas fueron de las primeras mujeres en recibir becas deportivas universitarias en su país.

Una publicación compartida por @1mocha.qt.ib

Pam jugaba como pivote y dominaba incluso más que JaVale en una carrera que luego de los Juegos Olímpicos la llevó como profesional por varios países del mundo (con un pequeño JaVale acompañándola) hasta que la terminó en la WNBA, donde llegó a jugar en 1997 y 1998. Luego continuó divirtiéndose con un balón y un aro: "no le pude ganar al uno contra uno hasta los 14 años", contó JaVale una vez. El padre de JaVale, George Montgomery, también se dedicó al básquetbol de forma profesional (fue elegido en la segunda ronda del Draft NBA de 1985, aunque no llegó a jugar en la liga) pero se separó de Pamela y no estuvo presente en la crianza de su hijo, que por eso lleva el apellido de su madre.

Ellos tres no son los únicos básquetbolistas profesionales de esta historia: Imani McGee-Stafford, hija de Pam y media hermana de JaVale, también fue atleta universitaria y disputó más de 120 partidos en la WNBA entre 2016 y 2019, cuando decidió detener su carrera de forma temporal para estudiar derecho. JaVale e Imani son de los tantos hermanos que han jugado en NBA y WNBA, como Rudy y Marta Fernández, Candace y Anthony Parker, Ime y Nfron Udoka y Amir y Nia Coffey, pero no ha habido aun otro caso como el de Pam, una ex jugadora de la WNBA con hijos en las dos ligas profesionales de Estados Unidos.

Si ha habido madres de éxito olímpico luego repetido por sus hijos o hijas como el que buscará McGee en Tokio: Eva Szekely (nadadora húngara medallista en 1952 y 1956) y Hanni Wenzel (esquiadora liechtensteiniana medallista en 1976 y 1980) subieron al podio como sus hijas Andrea Gyarmati (medallista en 1972 en natación) y Tina Weirather (medallista en esquí en 2018). Sin haber subido ella al podio, el de Margarita Geuer, miembro del equipo femenino de básquetbol de España en Barcelona 1992 y su hijo Willy Hernangómez (medallista de bronce en Rio 2016) es el caso más similar en el baloncesto (¿en Tokio se sumará su otro hijo Juancho a esto de ser olímpico?).

Más | Kevin Durant y su posibilidad de ser el rey de los Juegos Olímpicos: va por la tercera medalla dorada

La historia de los McGee estuvo cerca de no ser tan así. Tras haber sido probado en el campus del Team USA previo al Mundial 2010, cuando tenía 22 años y era el pivote suplente de Washington Wizards, parecía que McGee no volvería a acercarse a tener una chance en la selección de su país, compuesta generalmente por estrellas de perfil mucho más alto que él. Por eso al pivote lo tentó la posibilidad de adoptar la nacionalidad filipina, sin lazos de sangre con ese país pero con la posibilidad de ser nacionalizado por decreto para defender los colores de un país fanático del básquetbol.

McGee estuvo cerca de jugar para el país asiático en el Mundial 2014 pero una lesión lo terminó de correr de ese proceso y fue su colega Andray Blatche el interno NBA que terminó nacionalizándose filipino: finalmente eso terminó dejándole a JaVale la chance de representar a Estados Unidos en Tokio 2020, quizá en el momento de su carrera en el que menos lo esperaba.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luka Doncic
Doncic cerca del triple-doble y Eslovenia en semifinales
Agustín Aboy
es-usa
Estados Unidos-España: ¡Todo en juego!
Sergio Rabinal
Rose Fournier
New York firma a Fournier y renuevan a Rose y 2 más
Agustín Aboy
Free Agency 2021, Kawhi Leonard
Todos los agentes libres de 2021
Sergio Rabinal
Mercado
Mercado NBA: los movimientos de un intenso día 1
NBA.com Staff
Barton Green Green
Los movimientos de Denver en la Agencia Libre
Agustín Aboy
Más noticias