Houston Rockets

Jalen Green y Evan Mobley se estrenan en la pretemporada con diferentes aportes

Hay muchas expectativas con la generación de debutantes que se estrenarán en la temporada 2021-2022 de la NBA. Más allá de lo que pueda suceder con Cade Cunningham, quien arrastra problemas en el tobillo izquierdo desde hace unos días, todas las miradas estarán puestas en las próximas semanas en Jalen Green y Evan Mobley, los recientes picks número 2 y 3, respectivamente. Dos jugadores muy diferentes por su estilo de juego y por sus características físicas pero cuyo potencial parece infinito. Ambos tuvieron sus primeras experiencias en un encuentro real durante la pasada jornada, aunque ambas no pudieron ser más diferentes.

Desde el primer momento Jalen Green dejó claro que quería demostrar que la breve offseason de la que había dispuesto tras la Summer League le había bastado para mejorar en aquellas parcelas donde se lo vio más verde en Las Vegas. La acción con la que inauguró su casillero particular fue una buena prueba del potencial de mejora que tiene el californiano, pues supo leer a la perfección la defensa de Washington Wizards en el bloqueo directo para conectar con Christian Wood y que la acción derivase en una anotación. Minutos más tarde, en una secuencia muy similar, el base de los Rockets dejó sentado a su emparejamiento rumbo al aro, donde impactó con Daniel Gafford y Bradley Beal, definiendo la jugada con un rectificado con contacto perfecto.

MÁS | Correcto debut de Usman Garuba con minutos limitados contra Washington Wizards

Dos jugadas que dejan claro que Green aprende y que lo hace muy rápido, sabiendo leer magníficamente las diferentes situaciones que se plantean en ataque, sobre todo en el 2 contra 2. A esto cabe añadir la velocidad que demostró poder imprimir al juego de los Rockets, funcionando de un modo más fluido y veloz que lo visto el pasado curso cuando el puesto de base estaba en poder de John Wall. Bajo la dirección del novato, Houston crece a través de las transiciones y todo se vuelve mucho más dinámico.

Sorprende que pese a que el perfil del reciente pick 2 ya apuntaba a destacar por su explosividad y primer paso, este pudiese lograr trasladarlo a la NBA tan fácilmente y en su primera experiencia en un encuentro de exhibición. No obstante, el hecho de que fuese un conjunto como Washington Wizards, que no ha acostumbrado a tener un sistema defensivo especialmente notable, así como el hecho de ver a todas las nuevas piezas que se estrenaron en la jornada por el equipo capitalino.

"Fue muy eléctrico, muy rápido", reconoció su entrenador, Stephen Silas. "En cuanto aprenda y crezca va a ser realmente bueno. Cuando se hace con la pelota a campo abierto se difumina. Es super atlético cuando trata de ir al aro y sabe tirar al aro. Aunque hoy no acertase mucho el acierto vendrá conforme esté más cómodo en cancha. Así que hay áreas en la cancha en donde puede impactar y realizar lecturas que añadirá conforme adquiera experiencia".

El punto más negativo del partido de Green fue su gran carencia: el tiro en suspensión. Pese al 3 de 6 que firmó en los aledaños del aro, conforme se alejó de la pintura el novato comenzó a sufrir, especialmente desde el triple, firmando una serie de 0 de 6 desde la larga distancia para un total de 4 de 14 tiros de campo. Aun así, el escolta se fue en su debut con 12 puntos, 6 rebotes y 2 asistencias. El número 2 del pasado Draft disputó 30 minutos, quedándose fuera definitivamente en el último cuarto en un choque que estuvo competido y tuvo emoción de principio a fin pese a ser pretemporada.

"Fue divertido y emocionante. Tenemos un montón de talento", comentó el jugador sobre el partido de los Rockets, quienes vencieron por 125-119 a los Wizards. "Creo que fue muy agresivo, yendo hasta el aro y aportando en defensa, pero no pude anotar ningún lanzamiento hoy. Es algo que sucederá en el futuro", añadió acerca de su rendimiento.

No habrá que esperar mucho para ver de nuevo a Jalen Green con Houston, pues en la noche del 7 de octubre los de Silas se medirán a Miami Heat.

Más diferentes fueron las sensaciones en el caso de Evan Mobley, y es que Cleveland Cavaliers fue protagonista de la jornada por aspectos negativos. Un arranque completamente desacertado en el que los de Ohio comenzaron con un parcial en contra de 5-16, con un 1 de 14 en tiros de campo acabó por condicionar enormemente el resto del choque y, en consecuencia, las opciones de generar el escenario más cercano a un partido normal de NBA frente a Chicago (131-95).

Los Cavs decidieron apostarlo todo por sus jóvenes, saliendo de inicio con Garland, Sexton, Okoro, Allen y el mencionado Mobley, pero el resultado no pudo ser peor, debiendo recurrir rápidamente a sus veteranos para enmendar el marcador.

MÁS | Showtime de Chicago Bulls para demoler a Cleveland Cavaliers en un buen estreno de Ricky Rubio

Lo sorprendente de este primer partido de pretemporada fue el hecho de que Jarrett Allen y Evan Mobley compartiesen cancha, siendo los dos listados como pivotes, un experimento por parte de JB Bickerstaff que requerirá un cierto periodo de adaptación extra al que ya de por sí necesitará el novato.

El ex de USC tuvo una actuación discreta, todavía ubicándose en el mundo NBA, sobre todo a los ritmos y al nivel físico que se le demanda a los jugadores interiores. El joven tuvo que medirse en el arranque a un Javonte Green acostumbrado a jugar de exterior, lo que puso en ciertos problemas al número 3 del Draft. Conforme pasaron los minutos, Cleveland fue probando otros formatos, uniendo a Mobley a cuatros más abiertos como Kevin Love o Lauri Markkanen, junto a quienes las sensaciones fueron mejores.

La pretemporada va a resultar muy importante en el proceso de adaptación del jugador de Cleveland a la liga en ataque, pues aunque sabe definir muy bien cerca del aro y tras rebote ofensivo, todavía debe acostumbrarse al sistema del equipo y hacerlo suyo, así como entenderse mejor con sus bases. Sin embargo, lo que más llamó la atención de su partido ante los Bulls fue la defensa, ya que el debutante completó una destacable actuación en ese extremo del campo, mucho mejor de lo que puedan decir sus registros estadísticos. Mobley sumó 8 rebotes, 2 tapones y 1 robo, pero sus lecturas en la protección del aro fueron más que notables para el momento de carrera y el contexto del propio choque, además de 10 puntos.

"Creo que lo hizo realmente bien en defensa, protegiendo el aro, condicionando tiros y lo vimos siendo capaz de cambiar con otros rivales y quedarse con oponentes más pequeños", dijo su entrenador resumiendo el aporte de Mobley.

"Jugué realmente bien. En defensa siento que hice mi trabajo. Ayudar sobre el grande, ir al tirador y conseguir unos cuantos tapones y rebotes. En ataque creo que podría haberlo hecho un poco mejor, tuve unos cuantos emparejamientos a los que no estaba acostumbrado a ver. En la universidad todo es más tradicional y aquí, cuando juegan más pequeño, hay veces que los cinco jugadores pueden tirar, solo hay que adaptarse y ajustar", resumió el pivote sobre su partido.

Para comprobar la evolución del joven de los Cavs de un día para otro habrá que seguirlo en el duelo de esta próxima jornada ante Atlanta Hawks.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

kevin durant lamelo ball
En vivo: LaMelo y los Hornets visitan Brooklyn
Nacho Losilla
Justin Reyes Matt Mooney
Reyes y Mooney, fichajes de experiencia para Capitanes
Agustín Aboy
Wilt Chamberlain
62° aniversario del debut récord de Chamberlain
Agustín Aboy
Tyler Herro
Un Miami desorganizado sin Lowry
Agustín Aboy
Ja Morant
Morant, los Grizzlies y un inicio que ilusiona
Agustín Aboy
luka doncic
Doncic, crítico tras la victoria de los Mavs
Nacho Losilla
Más noticias