);
Playoffs 2020

NBA Playoffs 2020: Houston Rockets dominó con su defensa y los actores secundarios para ponerse 2-0 ante Oklahoma City Thunder

No habrá sido su mejor producción y por momentos resultó todo más luchado que jugado. Pero nadie podrá quitarle a Houston Rockets la sensación de seguridad que acaba de tomar en esta Primera Ronda de la Conferencia Oeste. Si la serie ante Oklahoma City Thunder se presentaba como una cuestión de paridad absoluta, este 2-0 parcial es una enorme noticia para los texanos. Por el resultado en sí y por la forma, ya que después de la paliza del encuentro inicial llegó otra victoria importante y en la que deslució un poco más a un equipo que llegó a los Playoffs con una cara completamente diferente a la que está forzando el conjunto de Mike D'Antoni.

Más | Miami se puso 2-0 ante Indiana con una lluvia de triples

Fue un 111-98 para los Rockets, nuevamente sin Russell Westbrook (lesión en el cuádriceps de su pierna derecha), que le da una ventaja ideal para alimentar la confianza en su intento de ir por objetivos importantes en esta 2019-2020. A continuación, algunas observaciones del segundo duelo de esta serie, que continuará el sábado.

  • Muchas veces infravalorada, la defensa de Houston sigue haciendo de las suyas con un trabajo para destacar. No importa la supuesta desventaja de altura contra cada rival de turno, porque los Rockets se las ingeniarán para compensar ese aspecto con entrega, intensidad, anticipación y compromiso. Además, la presión en primera línea y el cerrarse para contener las penetraciones está siendo un martirio para OKC, que no logra encontrar ritmo ni dinámica y termina casi siempre en algún aclarado forzando malos disparos. Si el Thunder parece tener un ataque pálido y sin creatividad, en buena parte, es porque los Rockets lo están llevando a ese terreno.
  • La defensa, en buena parte, fue lo que solucionó los problemas en un mal día ofensivo de Houston. Bueno, malo a medias. Sí, terminaron con un 41,8% de campo que es inferior al 44,3% del rival. Pero los 19 triples (en 56 intentos) y el control del balón (apenas 7 pérdidas) terminaron abriendo la diferencia necesaria. Lo curioso es la manera de esas conversiones a distancia. James Harden y Eric Gordon, dos de los principales especialistas, se combinaron para 2-21 en triples (0-10 para EG). De hecho, La Barba tuvo una producción más baja de lo habitual, sumando 21 tantos (5-16 campo, 9-9 libres), 5 rebotes y 9 asistencias. Qué mal luce la situación para los de Donovan si no pudieron aprovechar un partido 'terrenal' de la principal estrella texana.
  • Los actores secundarios de Houston hicieron un trabajo monumental, sobre todo un Danuel House Jr. que defendió y explotó en ataque, sumando 19 puntos (6-13 campo, 3-8 triples, 4-4 libres), 9 rebotes y 3 asistencias. Jeff Green volvió a ser una garantía desde el banco (15 tantos, 7 recobres y 3-6 triples), mientras que PJ Tucker (14), Covington (10) y Rivers (11) también pusieron su granito de arena. Ideal para tapar un mal día de Harden y para recordar que los Rockets son mucho más que sus estrellas.
  • Tras su mal primer partido, Shai Gilgeous-Alexander recuperó su mejor nivel: 31 puntos (9-17 campo, 3-7 triples, 10-11 libres), 6 rebotes y 2 asistencias para el canadiense. El problema (o uno de ellos) para OKC es que Chris Paul sigue sin poder desnivelar. Más allá de sus 14 tantos, se lo vio errático (6-15 campo) y sin poder adueñarse del control del ritmo o del partido. Apenas dos asistencias (y dos pérdidas) y un impacto mínimo para quien debe ser el líder del equipo. Es cierto que hay un gran trabajo defensivo sobre él, pero CP3 debe dar un paso al frente antes de que sea tarde.

Así fueron todas las actualizaciones del encuentro en vivo.

ESTADÍSTICAS | JUGADAS

Lluvia de triples texana

OKC tuvo un comienzo mucho más positivo que en el partido anterior, sobre todo porque su ataque tuvo mucha más movilidad, circulación y dinámica. Para esto fue por demás importante la apareción de Shai Gilgeous-Alexander, haciendo más en este inicio que en todo el primer partido. Agresivo, con determinación y encontrando el aro rápidamente. El canadiense sumó rápidamente 9 puntos, misma cantidad que un Gallinari que acompañó a la perfección.

El tema es que los Rockets comenzaron a pleno con su arma principal y favorita: el triple. Penetración, descargar, anotar, repetir. La receta de los de D'Antoni no encontró respuesta: 8 de 16 en triples, con James Harden como repartidor habitual (5 asistencias) para comandar el 35-30. ¿Lo mejor de todo? Cero pérdidas de balón.

Sin triples Houston, ventaja OKC

Austin Rivers mantuvo el ritmo para los Rockets con un comienzo del segundo parcial a toda fuerza, que contó con ocho puntos y un vuelo espectacular: martillazo a una mano aprovechando que Adams había salido de la pintura. Otro pasaje de ofensiva automática de un jugador cada vez más productivo para D'Antoni.

El tema, nuevamente, fueron los triples de Houston, aunque esta vez para mal: apenas 2-19 en el segundo cuarto. Y claro, sin plan B y con un Harden desconectado (1-8 a distancia en el primer tiempo y apenas ocho puntos), la ganancia fue para un OKC que lució mejor, con una defensa más dura y un ataque paciente. Schroder fue respuesta desde el banco (8 tantos en el 2°) y Chris Paul cerró con un triple para tomar la máxima: 59-53.

Paridad dentro de un mar de errores

¿Adivinen qué? Sí, los triples. Dos de PJ Tucker y parcial de 8-2 en menos de 2 minutos y Houston borró la diferencia en un abrir y cerrar de ojos (61-61). Claro que no fue sólo el triple lo que levantó a los Rockets. Su defensa marcó el ritmo, con intensidad, tocando balones, cerrando caminos ante las penetraciones y evitando opciones claras. Tanto que el parcial se extendió hasta un 16-2 en casi 7 minutos, con OKC cometiendo más pérdidas que en todo el primer tiempo (5 vs. 4) y tirando 1-9 de campo. Así, la ventaja texana se fue a 69-61.

Lejos de sentir el golpe, los de Donovan reaccionaron justo con la receta del rival: triples de Shai, Dort y otro de Shai para retomar la ventaja (70-69) en un instante.

El partido se hizo trabado y primaron los errores. De hecho, entre ambos equipos se combinaron para 15 pérdidas en el cuarto que grafican el contexto. Por ahora, ventaja mínima para OKC.

Despegue de los secundarios, cierre de Harden

Con Harden descansando, Houston encontró una ventaja clave: defensa súper intensa que asfixió a un OKC completamente estático y sin circulación, varias apariciones fáciles cerca del aro, un aporte integral de House (7 tantos) y parcial de 15-0 con dos triples de Green incluídos (17-0 sumando dos libres de La Barba al regresar) para escaparse por 14 (94-80).

Apagado hasta ahí, el cierre se lo llevó Harden: una penetración, un (extraño) doble de media distancia y un triple desde el eje de cancha, siete puntos seguidos para un 104-92 a 2m30s del cierre que fue definitivo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

#Lakers
🔙 Otros tiros ganadores de los Lakers en Playoffs
Gilbert McGregor
Mundo NBA Podcast
🎙️Mundo NBA: Finales de Conferencia, al día
NBA.com Staff
Bolmaro
Bolmaro: "Crecí mirando a Manu; hoy lo estudio"
Juan Estevez
Jokic
Nikola Jokic, infalible en el clutch
Juan Estevez
Horarios y TV NBA
¿Cómo ver los Playoffs de la NBA?
Carlos Herrera Luyando
Game-winners
Los Playoffs ya son récord: 4 tiros ganadores
Juan Estevez
Más noticias