);
Houston Rockets

Entre James Harden y Russell Westbrook terminaron con la racha ganadora de Boston Celtics

En su último partido antes del parate por el All-Star Game, los Houston Rockets consiguieron una muy buena victoria en casa, imponiéndose a los Boston Celtics por 116-105. Los de D´Antoni hicieron el mayor daño en la segunda mitad (69-56), impulsados por un trabajo fenomenal de James Harden y Russell Westbrook. Además de la derrota, en los verdes se dio la mala noticia de una aparente lesión de Jaylen Brown, quien abandonó el último cuarto con una clara molestia en la pierna izquierda.

Más | Nikola Jokic y Jayson Tatum, los jugadores de la semana

Harden lideró a todos los anotadores de la noche con 42 puntos, además de 8 rebotes y 7 asistencias. Mientras que Westbrok sumó 36 unidades, 10 rebotes y 5 asistencias. Dos datos más en su favor: lo hicieron de manera efectiva (22-42 combinado) y con una tremenda proporción de sus tantos llegando en la segunda mitad (31 de 42 para Harden y 21 de 36 para Russ).

Más allá de sus buenos porcentajes de campo, tanto Harden como Westbrook vivieron en la línea de libres: entre los dos tomaron 31 simples. Y es que allí radicó una de las mayores diferencias del juego: los texanos convirtieron 37 libres, contra 20 de su rival.

Que su media-cancha titular termine con 78 puntos fue una salvación para los Rockets y opacó un potencial problema con el que tendrán que convivir: la falta de soluciones desde el banco. Houston ha quedado con una rotación más corta que nunca (especialmente con la lesión de Eric Gordon) y apenas recibió 5 puntos de su segunda unidad (3 de McLemore, 2 de Rivers). Hoy, más que nunca, todo depende de la inspiración de sus dos All-Stars.

Vía libre para Russ

Uno de los efectos secundarios que está teniendo la salida de Clint Capela y la decisión de Houston de jugar sin internos, pasa por los espacios libres de los que está gozando Westbrook para sus penetraciones. Y en su favor, hay que decir que el base los está aprovechando a la perfección.

La selección de tiro de Westbrook ha cambiado por completo en los últimos partidos... para alegría de Houston. El ex Thunder apenas ha tomado 16 triples en los últimos 11 partidos, lo cual da un promedio de menos de uno y medio por encuentro. Una transformación radical, para un jugador acostumbrado a lanzar más de cuatro veces por noche desde el perímetro.

Y si tenemos en cuenta que Russ solo ha anotado 4 de esos 16 triples y que tiene un 24% de acierto en la temporada, no hace falta ser matemático para entender lo positivo de esa modificación de su juego. Cuando Westbrook ataca, es una súperestrella. Y eso es exactamente lo que lleva haciendo por más de tres semanas.

En esos 11 partidos, Westbrook ya acumula 258 puntos dentro de la pintura. ¿El único otro jugador en conseguir cifras de ese calibre en los últimos 20 años? Shaquille O´Neal. ¿Quién dice que los Rockets no tienen a un interior dominante?

Noche apagada para Boston

Los Celtics estuvieron muy lejos del nivel mostrado en esta racha de siete victorias, especialmente en el costado ofensivo. Quien más sintió el bajón, en relación a lo que venía produciendo, fue Jayson Tatum (15 puntos y un 5-15 de campo), pero tampoco hubo un buen partido de Kemba Walker: 14 unidades, 5-17 de cancha.

Los únicos anotadores Celtics que tuvieron una buena noche fueron Gordon Hayward, con 20 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias, y Jaylen Brown, antes de su lesión: 19 puntos, 7-12 de campo. El resto, sufrió ante una defensa de Houston sumamente activa: 9 robos y 6 tapones.

Claro que a esas virtudes defensivas de los Rockets se les podría poner nombre y apellido: Robert Covington. El alero fue dominante en la marca y brilló con 7 rebotes, 4 tapones y 3 robos en 38 minutos, además de anotar 12 puntos. El ex Minnesota sigue cumpliendo con las expectativas con las que llegó a la franquicia.

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Los Angeles Lakers
El milagro de AD salvó a los Lakers ante los Nuggets: 2-0
Agustín Aboy
LeBron James Mike Malone
Mike Malone y lo más peligroso del juego de LeBron James
Agustín Aboy
WNBA
La WNBA pospuso el primer partido entre Storm y Lynx
Agustín Aboy
LeBron
LeBron James y el estudio del noqueador
Juan Estevez
Davis
Denver y el desafío de frenar a Anthony Davis
Juan Estevez
Smart
El efecto Smart: Boston y su defensa ante Dragic
Juan Estevez
Más noticias