);
NBA

La historia de la NBA contada a través de cinco estrellas, parte cuatro: Tom Chambers

Intentar abordar la historia de 74 años de la NBA en cinco artículos es sumamente complicado. Sin embargo, por suerte para nosotros y todavía más importante, para ustedes los lectores, hemos encontrado a un grupo de cinco protagonistas inmejorables para guiarnos en este maravilloso tour.

Luego de repasar los inicios de la NBA de la mano de Joe Fulks, Larry Costello y Wes Unseld, esta vez tomamos como guía a ese atlético ala pivote anotador llamado Tom Chambers, quien supo pasar por seis equipos durante sus 16 temporadas como NBA.

Esta es su historia. Y la de la liga.

Índice

De Utah a California

La formación de Tom Chambers tuvo desde un principio un camino diferente al de muchas otras figuras de la liga: nació un 21 de junio de 1959 en Ogden, una pequeña ciudad del Estado de Utah, que por entonces apenas llegaba a los 70 mil habitantes.

En la historia de la NBA, Ogden había tenido solamente un representante previo a Tom Chambers: Wat Misaka, quien jugó tres partidos con los Knicks en la 1947-1948. Mientras que después de Chambers, tampoco ha encontrado demasiados basquetbolistas destacados: el único que llegó a jugar en la liga fue Byron Scott.

Claro que ese faltante no es propiedad apenas de Ogden... todo el estado de Utah en general carece de presencias en la competencia: 25 jugadores totales, con Scott, Chambers y el actual interno de los Hawks, John Collins (oriundo de la ciudad de Layton), como los únicos que alcanzaron una cierta relevancia.

La Universidad de Utah, donde Chambers se destacó junto a su compañero Danny Vranes entre 1977 y 1981 (14,6 puntos y 7,6 rebotes en 116 partidos), tampoco ha sido formadora de grandes cracks: además de Chambers, Kyle Kuzma, Keith Van Horn, Andre Miller y Andrew Bogut son los apellidos más importantes surgidos entre sus filas.

Por eso, cuando en el Draft de 1981 fueron elegidos entre los ocho primeros, no solo dos jugadores de dicha universidad, sino también de ese Estado, la sorpresa fue mayúscula. Curiosamente no fue Chambers el primero de ellos seleccionado, sino Vranes, un alero de 2 metros elegido por Seattle con el quinto pick, mientras que el de Ogden fue tomado octavo por los San Diego Clippers. ¿El podio de ese Draft? Mark Aguirre a Dallas, Isiah Thomas a Detroit y Buck Williams a New Jersey.

En los Clippers llegó a un equipo que venía de tener marca de 36-46 en la campaña anterior (sin Playoffs) y que tenía a su principal figura, Bill Walton, afuera por reitaradas lesiones en el pie izquierdo. Junto a Chambers, se produjo una enorme renovación en el roster: tres veteranos de la temporada pasada, como Gar Heard, Sidney Wicks y Henry Bibby, anunciaron su retiro al finalizar la 1980-1981.

Además Chambers, en aquel San Diego de la 1981-1982 vieron acción otros cinco novatos y nueve jugadores de 25 años o menos. Desde un principio quedó en claro que lejos de mejorar lo que habían hecho en el torneo anterior, iban rumbo a ser uno de los peores conjuntos de la liga. Y en ese panorama, realizaron varios cambios: movieron a Freeman Williams a los Hawks por Charlie Criss y Al Wood, mientras que enviaron a Phil Smith a Seattle por Armond Hill.

El equipo ganó solo 17 partidos (peor récord del Oeste), pero Chambers empezó a demostrar su talento, aún cuando tuvo que hacer la transición a jugar como ala pivote por primera vez en su carrera (Jerome Whitehead y Swen Nater titularizaban como pivotes). El interno de Utah lideró a los Clippers en puntos (17,2), además de bajar 6,9 rebotes y lanzar un 53% de campo.

¿Qué pasaba en la liga? Los Lakers ganaban su segundo campeonato en tres años, venciendo a los Philadelphia 76ers de Julius Erving por 4-2, con Magic Johnson quedándose con el MVP de las Finales. En apenas su tercera campaña en la NBA, el base surgido de Michigan State conseguía el segundo de esos premios.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1982 Los Angeles Lakers Philadelphia 76ers 4-2

Tras la frustrada 1981-1982, los Clippers tuvieron la segunda selección del Draft de 1982 y luego de que los campeones Lakers se quedaran con James Worthy (habían conseguido la primera selección en un traspaso con Cleveland dos años atrás), San Diego sumó a Terry Cummings, competidor directo para Chambers en la posición del cuatro.

El impacto de Cummings desde el plano individual fue inmediato: promedió 23,7 puntos y 10,6 rebotes como novato, quedándose con el ROY de aquella temporada. Chambers mantuvo números similares (17,6 puntos y 6,6 rebotes), mientras que Bill Walton por fin pudo ver minutos en el equipo, más allá de que estaba lejos de ser el que supo brillar en Portland (promedió 14,1 puntos, 9,8 rebotes y 3,6 tapas en 33 partidos).

A pesar de esa muy buena rotación interna, los Clippers volvieron a penar. Terminaron con un récord de 25-57, que los dejó anteúltimos en el Oeste, muy lejos de unos Playoffs que volvieron a presentar a Sixers y Lakers en las Finales. Esta vez, Philadelphia pudo tomarse revancha y con un Moses Malone imparable (25,8 puntos y 18 rebotes), barrió a los angelinos por 4-0.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1983 Philadelphia 76ers Los Angeles Lakers 4-0

El Chambers sónico

Lo cierto es que la explosión de Cummings como rookie había transformado a Chambers en prescindible. Y por eso, no sorprendió demasiado cuando el 18 de agosto de 1983, los Clippers decidieron traspasar al oriundo de Utah a Seattle, a cambio básicamente del pivote James Donaldson, el alero Greg Kelser y un futuro pick de 1° Ronda.

En Seattle, Chambers encontró un panorama muy distinto al que vivía en San Diego. Los Sonics habían ganado 52 y 48 partidos en las pasadas dos campañas, y si bien no habían tenido demasiado éxito en los Playoffs, eran considerados uno de los animadores del Oeste, manteniendo algunas piezas del título de 1979 (Gus Williams y Jack Sikma como figuras, Fred Brown como suplente), además del explosivo David Thompson (jugaría en la 1983-1984 los últimos 19 partidos de una carrera cortada antes de tiempo por sus problemas con las drogas).

¿Quién más estaba en ese plantel? Danny Vranes, el viejo compañero de NCAA de Chambers.

Con Sikma siendo fija como pivote, Chambers alternó la titularidad como cuatro junto a Reggie King y aunque bajó levemente sus minutos con respecto a San Diego, tuvo el que era hasta entonces el mejor promedio anotador de su carrera: 18,1 puntos, además de 6,5 rebotes.

El equipo, sin embargo, no estuvo a la altura de lo esperado: tras una Fase Regular con muchos altibajos (42-40), cayeron en la 1° Ronda de la postemporada ante Dallas por 3-2, perdiendo un memorable Juego 5 por 105-104 en suplementario, ante una tremenda actuación del panameño Rolando Blackman: 29 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias.

En su primera serie de Playoffs, Chambers tampoco rindió como se esperaba: solo promedió 13,6 tantos y en ese decisivo Juego se quedó en 9 unidades.

Dallas perdería claramente ante los Lakers por 4-1 en las Semis del Oeste y luego los angelinos vencerían a los Suns por 4-2, para alcanzar así su cuarta final en cinco años. El problema fue que allí se encontraron con Larry Bird y sus Boston Celtics, quienes se terminarían imponiendo por 111-102 en el Juego 7, en uno de los cruces más recordados de la historia de las Finales.

La era de Magic y Larry seguía sumando capítulos. Y el resto de la competencia, con los Sonics de Chambers incluidos, podían ser poco más que espectadores de lujo. Aunque claro, solo algunas semanas después de las Finales, en el Draft de 1984, los Chicago Bulls seleccionarían con el tercer pick a un tal "Mike" Jordan, proveniente de North Carolina, cambiando para siempre la historia de este deporte.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1984 Boston Celtics Los Angeles Lakers 4-3

La 1984-1985 sería una temporada de renovación para unos Sonics que admitían que ya no eran el equipo de finales de los '70. Antes del inicio de la campaña traspasaron a Gus Williams a Washington, a cambio de Ricky Sobers y Tim McCormick, quienes ni siquiera llegaron a promediar en doble dígito durante ese año.

Sin Williams en el plantel, la responsabilidad de ser la primera opción anotadora cayó en manos de Chambers, quien pasó a jugar por encima de los 36 minutos y lideró al equipo con 16,1 lanzamientos por partido. El interno promedió 21,5 tantos y 7,1 rebotes, pero como le había pasado en sus años en San Diego, fueron números que perdieron peso debido a la realidad de los Sonics: marca de 31-51 y afuera de los Playoffs por apenas segunda ocasión en ocho años.

Como no podía ser de otra manera, Lakers y Celtics barrieron con la competencia en su camino hacia unas nuevas Finales y en esta oportunidad, fueron los californianos quienes acabaron imponiéndose: victoria por 4-2, con el MVP de la serie quedando en manos de un Kareem Abdul-Jabbar de ya 37 años (promedió 25,7 puntos, 9 rebotes y 5,2 asistencias).

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1985 Los Angeles Lakers Boston Celtics 4-2

Más allá de reforzarse en el Draft con un alero súper potente como Xavier McDaniel (17,1 puntos y 8 rebotes como novato), el panorama de la 1985-1986 fue muy similar para los Sonics que el del año anterior. Chambers volvió a liderar al equipo en puntos (18,5 más 6,5 rebotes), conformando una muy buena dupla interior con Sikma (17,1 puntos y 9,4 rebotes), que recibía muy poco apoyo desde los perimetrales. ¿El balance? Otra vez un 31-51 y sin postemporada.

En los Playoffs, el campeón defensor Boston (67-15 en la Fase regular) cumplió con la lógica y accedió a las Finales, incluyendo un 3-0 sobre los Bulls de Jordan en la 1° Ronda. Sin embargo, esta vez los Lakers no pudieron repetir: cayeron en la definición del Oeste ante Houston, por 4-1. Aunque Kareem, Magic y Worhy hicieron lo suyo, a la larga se terminó imponiendo ese monstruo llamado Hakeem Olajuwon (por entonces, Akeem), quien en su segunda campaña como profesional, promedió nada menos que 31 puntos, 11,2 rebotes, 4 tapas, 2,2 robos y 2 asistencias durante ese cruce. Los 20,4 tantos de Ralph Sampson, su compañero en la zona pintada, tampoco estuvieron nada mal, especialmente teniendo en cuenta su tiro ganador en el quinto punto.

La expectativa pasaba por ver si aquellos jóvenes Rockets podían también bajar al multicampeón Boston en las Finales... pero rápidamente quedó claro que eso no sucedería. Los Celtics ganaron con amplitud los primeros dos partidos y se encaminaron a una victoria por 4-2, con Larry Bird (24 puntos, 9,7 rebotes y 9,5 asistencias) como MVP.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1986 Boston Celtics Houston Rockets 4-2

MVP entre las estrellas

En la pretemporada de 1986, los Sonics harían un movimiento que tendría un impacto muchísimo mayor al esperado: cambiaron a Al Wood a Dallas y a cambio recibieron a un joven alero llamado Dale Ellis, quien no tenía demasiados minutos con los Mavs, tapado por un All-Star como Mark Aguirre. Sin embargo, ante la chance de ser titular, Ellis demostró su enorme valía: pasó de promediar 7,1 puntos en la 1985-1986, a liderar a Seattle con una media de 24,9 tantos, consolidándose como uno de los tripleros más peligrosos de esa época.

Claro que Ellis no estaba solo: el propio Chambers subiría su promedio anotador a 23,3 puntos, mientras que Xavier McDaniel colaboró con 23 puntos y 8,6 rebotes, conformando un tridente temible, con tres jugadores diferentes por encima de las 23 unidades.

La temporada de Chambers fue tan buena, que cuando Ralph Sampson se tuvo que bajar del All-Star Game por lesión, el ala pivote de los Sonics fue convocado en su lugar. Su rendimiento no solo estuvo a la altura, sino que se terminó quedando con el MVP del evento (realizado en el Kingdome de Seattle), al anotar 34 puntos en 29 minutos.

Seattle tuvo la sexta ofensiva más eficaz de ese año, pero su defensa no estuvo a la altura (16°) y terminaron la Fase Regular con un flojo 39-43, apenas ingresando a los Playoffs como los séptimos del Oeste.

En la 1° Ronda esperaban los Mavericks de Blackman y Aguirre, ganadores de 55 juegos en la Fase Regular y grandes candidatos a imponerse en el cruce. Sin embargo, la venganza iba a ser doble para Seattle: eliminaron a los Mavs por 3-1, tomándose revancha de la eliminación de tres años atrás y además, lo hicieron con un Ellis en un nivel excepcional, promediando 29,5 puntos y 8 rebotes frente a su ex equipo. Los 24,5 puntos de Chambers tampoco estuvieron mal.

La siguiente llave aparecía todavía más compleja para los dirigidos por Bernie Bickerstaff: los subcampeones Rockets de Olajuwon. Pero los Sonics estaban con un nivel de confianza altísimo tras sorprender a Dallas y se llevaron los primeros dos partidos de Houston, con Ellis sumando 34 y 30 puntos respectivamente. La serie llegó a un memorable Juego 6 con los Sonics al frente por 3-2 y en casa, terminaron de sellar su clasificación en un partido dramático: 128-125 en doble suplementario.

Entre Chambers (37 puntos y 8 rebotes) y Ellis (36 puntos y 9 rebotes), se encargaron de compensar una actuación descomunal de Olajuwon, autor de 49 puntos, 25 rebotes y 6 tapones. Seattle se había enfrentado cara a cara con la bestia y salido victorioso de ese cruce.

Pero cuando todo parecía que tendrían el ímpetu como para al menos competir contra los Lakers en la Final del Oeste, los angelinos bajarían a la realidad a los Sonics. La defensa californiana controló a Chambers (18,3 puntos, 42% de campo) y Ellis (16 puntos, 38% de campo), mientras que en el otro costado no solo brillaron como siempre Magic y Kareem, sino que además hubo una magnífica tarea de James Worthy, promediando 30,5 puntos, con un 60% de acierto. ¿El resultado? Barrida por 4-0 para los Lakers.

En las Finales aguardaba Boston para un nuevo cruce entre las dos franquicias más ganadoras de la liga y tras defender la localía para adelantarse por 2-0, Los Angeles se terminó quedando con el campeonato por 4-2, con quizá, el mejor Magic Johnson de la historia: promedió 26,2 puntos, 13 asistencias, 8 rebotes, 2,3 robos y un 54% de campo. De más está decir que se llevó el MVP.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1987 Los Angeles Lakers Boston Celtics 4-2

Aunque cambió a varios de sus jugadores de rol, Seattle mantuvo la base para la 1987-1988, otra vez con Chambers, Ellis y McDaniel superando los 20 puntos de promedio. La identidad del equipo fue similar: séptima mejor ofensiva y 16° defensa, para acabar ahora con un récord positivo de 44-38, que no evitó que volvieran a quedarse con el séptimo puesto del Oeste. ¿El rival en la 1° Ronda? Los Denver Nuggets.

A diferencia del año anterior, esta vez no hubo sorpresas. Si bien los Sonics llegaron a forzar un decisivo Juego 5 (seria al mejor de cinco), con un indomable Tom Chambers como abanderado (25,8 puntos), los Nuggets no le dieron chances en ese crucial enfrentamiento en Denver: 115-96 con 23 tantos de Alex English.

Denver no llegó mucho más lejos en esa postemporada: cayó 4-2 en las Semis ante Dallas, que a su vez luego perdió una disputada Final del Oeste ante los campeones Lakers por 4-3 (117-102 en el Juego 7 con 28 de Worthy). Del otro lado, esta vez Boston no consiguió avanzar a la definición, sino que en su lugar aparecieron los recordados Bad Boys Pistons de Isiah Thomas y compañía.

Aquellas Finales de 1988 fueron magníficas. Detroit tomó ventaja de 3-2, pero todavía estaban obligados a ganar un partido más en Los Angeles. Los Lakers empataron en tres victorias por bando con un 103-102 en el Sexto (28 de Worthy más 22 y 19 asistencias de Magic, contra 43 de Thomas), mientras que un par de noches más tarde se quedaron con el bicampeonato, con otro triunfo sufrido: 108-105 con 36 puntos, 16 rebotes y 10 asistencias de un James Worthy que le sacaría el honor de repetir como MVP a Johnson.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1988 Los Angeles Lakers Detroit Pistons 4-3

Agua en el desierto de Arizona

El contrato de Chambers en Seattle terminó en el verano de 1988 y su continuidad llegó lejos del Noroeste estadounidense: firmó como Agente Libre en unos Phoenix Suns que venían de tener una marca de 28-54 en la campaña anterior y que contaban con uno de los planteles más jóvenes del certamen.

La llegada de Chambers fue exactamente lo que aquel equipo de los Suns precisaba, acompañando a Eddie Johnson como los únicos veteranos (29 años) de un roster que luego tenía a Kevin Johnson (22 años), Armen Gilliam (24), Jeff Hornacek (25), Dan Majerle (23) y Tyrone Corbin (26) como los otros en promediar por encima de los 8 puntos.

Entre el dominio interior de Chambers (25,7 puntos), el desequilibrio de los dos Johnson (21,5 de Eddie y 20,4 de Kevin) y un extraordinario grupo de tiradores (Hornacek y Majerle junto a unos Craig Hodges y Steve Kerr con pocos minutos), Phoenix tuvo el mejor promedio anotador del torneo (118,6), pasando a ganar 55 juegos (3° en el Oeste). Prácticamente doblando las 28 victorias de la 1987-1988.

La 1° Ronda de los Playoffs vio un cómodo 3-0 de los Suns ante los Nuggets, con brillantes rendimientos de Kevin Johnson (30,7 puntos y 13 asistencias) y Chambers (27,3 puntos y 15,3 rebotes). Mientras que en las Semis, repitieron el dominio con un claro 4-1 sobre los Warriors, otra vez con Chambers (25,4 puntos) y Johnson (23,2 puntos) en un nivel altísimo.

Chambers llegaba a la Final del Oeste por segunda ocasión en su carrera y tal como en 1987, lo esperaban allí Los Angeles Lakers. Y de nuevo, tal como en 1987, los angelinos no le dieron chance al conjunto del nacido en Utah: 4-0, con Worthy, Byron Scott y Magic promediando más de 20 puntos.

En las Finales aparecían los mismos protagonistas del año pasado: Lakers y unos Pistons que habían eliminado al Chicago de Jordan por segundo año consecutivo. La historia sería completamente diferente a lo sucedido en 1988: Detroit barrió con la serie por 4-0, consagrando a Joe Dumars (27,3 puntos) como MVP.

Un atenuante que no se puede dejar pasar de largo es que Byron Scott se perdió todas las Finales por lesión, mientras que Magic apenas pudo jugar en plenitud el Juego 1. Y un dato más: inmediatamente Kareem Abdul-Jabbar confirmó su retiro de la competencia, tras 20 temporadas, seis anillos de campeón, seis MVP de Fase Regular y dos de Finales.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1989 Detroit Pistons Los Angeles Lakers 4-0

Ya con 30 años, Chambers venía de jugar la mejor temporada de su carrera y de ser elegido por primera vez a un Quinteto Ideal de la competencia (entró al segundo). Pero lejos de dar un paso atrás, la 1989-1990 vería al ala pivote redoblando la apuesta y subiendo su media anotadora a nada menos que 27,2 unidades (4° máxima de ese curso), para repetir como All-NBA (segundo quinteto) y disputar su tercer All-Star Game.

La campaña de Phoenix también mantuvo el éxito del año anterior: ganaron 54 partidos, con el tercer ataque más eficaz del certamen y terminaron quintos en el súper competitivo Oeste, cruzando en 1° Ronda con el Utah Jazz de Karl Malone y John Stockton. La serie se definiría recién en el quinto partido, en el que los Suns sumaron un triunfazo en Salt Lake City, con un dramático 104-102. ¿La figura de la noche? Ningún otro que Chambers, autor de 32 puntos, para opacar los 26 de Malone.

El siguiente escollo lucía todavía más complicado: los Lakers, que más allá de ya no contar con Kareem, no dejaban de ser un equipo que había alcanzado las Finales en ocho de los 10 años como profesional de Magic. Sin embargo, los Suns se quedaron con el primer punto en Los Angeles por 104-102 (26 de Chambers) y tras perder el segundo duelo, ganaron tres encuentros consecutivos para concretar un contundente 4-1 que volvía a dejarlos en las Finales del Oeste. Los 30,2 puntos y 12,2 asistencias que promedió Johnson no fueron suficientes para contrarrestar al tridente de los Suns, conformado por Kevin Johnson (22 y 11,2), Chambers (21,6) y Hornacek (20,8).

¿Sería 1990 por fin el año en el que Chambers jugase sus primeras Finales? Lamentablemente para él y Phoenix, Portland tenía otros planes. El cruce llegó igualado en dos victorias a un quinto punto clave, en el que los Blazers se impusieron por 120-114 con 32 puntos y 10 rebotes de Clyde Drexler. De vuelta en Arizona, Phoenix parecía encaminado a forzar un séptimo, pero un último parcial favorable para Portland por 28-20, terminó dándole el triunfo y la serie a los de Rick Adelman por 112-109.

De todas maneras, el avance de Portland se detendría en las Finales, donde serían ampliamente superados por los campeones Pistons, que habían eliminado a Chicago una vez más (tercera ocasión al hilo). Con Isiah Thomas como MVP (27,6 puntos y 7 asistencias), Detroit se impuso por 4-1 y se transformó en la primera franquicia bicampeona fuera de los clásicos Celtics y Lakers.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1990 Detroit Pistons Portland Trail Blazers 4-1

Los Suns parecieron sentir el golpe de volver a quedarse en las puertas de las Finales y luego de comenzar con marca de 8-7 la 1990-1991, tomaron una decisión fuerte: traspasaron a un Eddie Johnson en pleno declive, junto a un pick de 1° Ronda, a cambio de un viejo conocido de Chambers en Seattle como Xavier McDaniel. Con el X-Man, Phoenix redondeaba un quinteto que prometía volver a dar pelea: Kevin Johnson, Jeff Hornacek, Xavier McDaniel, Tom Chambers y Mark West, con Dan Majerle como sexto hombre.

La mejoría fue inmediata y lograron finalizar aquella Fase Regular con marca de 55-27, ubicados en la cuarta posición del Oeste. ¿El primer rival en Playoffs? Utah Jazz, el mismo del año anterior. Solo que esta vez, la historia se daría a la inversa. Utah dio un golpe sobre la mesa en el Juego 1 (129-90 como visitante) y se terminó quedando con el cruce por 3-1, con un Malone (29,8 puntos y 11,8 rebotes) incontrolable para Chambers, además de un duelo de bases claramente ganado por Stockton (18 puntos, 12,8 asistencias y 62% de campo) por sobre Johnson (12,8 puntos y 30% de campo).

El Jazz luego fue eliminado en las Semis por los Blazers por 4-1 y a su vez, Portland cayó en la Final del Oeste ante unos recuperados Lakers por 4-2. A diferencia del año anterior, en el que habían tenido que recurrir a Mychal Thompson para reemplazar a Kareem, ahora contaban con internos de calidad como Sam Perkins y Vlade Divac, junto a los todavía peligrosísimos Magic y Worthy.

¿Qué pasó en el Este? La cuarta fue la vencida para Jordan y sus Bulls, quienes por fin pudieron sacarse de encima a los Pistons, con una barrida por 4-0 en la definición de la Conferencia.

De aquellas Finales entre Bulls y Lakers mucho se conoce, especialmente en tiempos de The Last Dance. Jordan (31,2 puntos y 11,4 asistencias) lideró a Chicago a un 4-1, consiguiendo el primero de sus seis anillos y simbólicamente, iniciando una nueva era en la liga. Un factor que tomaría una resignificación mayor algunos meses después, cuando Magic anunció que era positivo de HIV y que dejaba el básquet profesional, en uno de los momentos más shockeantes de la historia universal del deporte.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1991 Chicago Bulls Los Angeles Lakers 4-1

La 1990-1991 representó la última campaña de Chambers como All-Star (cuatro en su carrera) y a partir de la siguiente temporada, comenzó un declive lógico por la edad. Phoenix realizó varios cambios para ese torneo, terminando rápidamente con el paso de McDaniel (traspasado a New York), quien fue reemplazado en el quinteto por Tim Perry. Mientras que un ya veterano Mark West dejó su lugar como pivote titular, en beneficio de Andrew Lang.

Más allá de esto, los Suns se mantuvieron como uno de los ataques más fuertes de la competencia (5° mejor), liderados por el goleo de Hornacek (20,1), Johnson (19,7), Majerle como sexto hombre (17,3) y el propio Chambers (16,3). Los de Cotton Fitzsimmons ganaron 53 partidos y acabaron la Fase Regular en el cuarto lugar del Oeste, teniendo que cruzar en 1° Ronda con unos San Antonio Spurs sin David Robinson disponible.

A partir de esa postemporada, llegó un nuevo cambio para Phoenix, el cual pronto se tornaría definitivo: Chambers perdió su lugar en el quinteto titular, con el entrenador optando por un alero clásico como Cedric Ceballos, apenas en su segundo año en la liga.

Sin Robinson en cancha, los Suns no tuvieron problemas ante San Antonio y barrieron la serie por 3-0, con Hornacek promediando 24,7 unidades. El problema fue que en el horizonte volvió a aparecer Clyde Drexler y sus Trail Blazers, quienes en una serie bastante más pareja de lo que indicó el resultado final, se terminaron imponiendo por 4-1. ¿El partido clave? El Juego 4 (Portland 2-1 arriba), ganado por los de Adelman por 153-151 en doble tiempo suplementario, como visitantes.

Portland también dio cuenta de Utah en la definición del Oeste (4-2) y se encaminó a enfrentar a los Bulls en las Finales, buscando revancha del título perdido en 1990 contra los Lakers. Los Blazers llegaron a tener la serie empatada en dos, pero la maestría de Michael Jordan terminaría siendo decisiva en favor de Chicago: anotó 46 puntos en el 119-106 del Juego 5 y 33 en el 97-93 del decisivo Juego 6. Segundo anillo para su Majestad, quien obviamente volvió a llevarse el MVP.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1992 Chicago Bulls Portland Trail Blazers 4-2

1 de 97

A pocos días de terminada esa temporada, Phoenix fue noticia por protagonizar uno de los traspasos más fuertes de la historia de la liga: mandaron a Jeff Hornacek, Andrew Lang y Tim Perry a Philadelphia, recibiendo a cambio a un Charles Barkley que no solo llevaba seis temporadas consecutivas como All-Star, sino que además se quedaría con el MVP de aquella 1992-1993 (25,6 puntos, 12,2 rebotes y 5,1 asistencias de promedio).

Los Suns tuvieron que reconstruirse a partir de este movimiento. En la base siguió Johnson, acompañado en el perímetro por Majerle y el novato Richard Dumas. Barkley tomó obviamente la posición de ala pivote, mientras que a su lado, West recuperó la titularidad. ¿En el banco? Nombres importantes como Chambers, Danny Ainge y Cedric Ceballos. Un equipazo.

Y lo cierto es que no solo se quedaron en nombres, sino que confirmaron ese potenical en el campo, con un récord de 62-20 que los catapultó al primer lugar del Oeste, con una ofensiva que lideró la liga anotando 113,4 puntos por partido.

La 1° ronda fue muchísimo más peleada de lo que se esperaba, frente a unos Lakers ya sin Magic liderados por Vlade Divac y Sedale Threatt. Los Angeles ganó los primeros dos partidos en Phoenix y solamente tenía que imponerse en uno de los siguientes tres para avanzar de fase. Sin embargo, los Suns devolvieron gentilezas en California (107-102 y 101-86), para luego defender la localía en el definitivo Juego 5, con un 112-104 en su favor (31 y 14 rebotes de Barkley).

La serie marcó además una realidad: Chambers ya no solo estaba relegado al banco, sino que además había perdido su condición de primer relevo en el juego interior a manos de ese tanque llamado Oliver Miller. El ex Seattle jugó apenas 16,6 minutos por encuentro ante los angelinos.

Tras el susto con los Lakers, Phoenix tendría otra serie disputada, ahora frente a los Spurs de David Robinson. El duelo con Barkley fue todo lo que se esperaba, con Chuck promediando 26,2 puntos y 13,2 rebotes y el Almirante 25,7 tantos y 11 rebotes. Con el cruce empatado en dos, el MVP de la liga sacó a relucir sus pergaminos: 36 puntos y 12 rebotes en la victoria por 109-97 y 28 tantos y 21 tableros en el 102-100 del Juego 6, incluyendo este memorable tiro ganador para sellar el pase a la Final del Oeste.

En la definición de la Conferencia esperaban unos Sonics con dos jóvenes figuras como Shawn Kemp y Gary Payton, complementados de gran manera por veteranos del calibre de Ricky Pierce, Sam Parkins y Eddie Johnson. El duelo fue extremadamente parejo, alternando un triunfo de los Suns con uno de los Sonics, hasta llegar a un Juego 7 en Arizona.

Los Suns venían de perder por 118-102 en Seattle y antes de ese séptimo partido con las Finales al alcance de la mano, Paul Westphal (había llegado al equipo ese año, reemplazando a Fitzsimmons) tomó una decisión extremadamente arriesgada: volvió a darle a Tom Chambers su lugar en el quinteto inicial, tomando el puesto del rookie Dumas. Veteranía sobre presente para un encuentro repleto de presión.

Chambers jugó 97 partidos en la 1992-1993. 96 como suplente y uno como titular. Pero en ese uno, terminó dándole una mano clave a los Suns para vencer a su ex equipo y alcanzar las primeras y únicas Finales de su carrera. El de Utah colaboró con 17 puntos y 6 rebotes en 29 minutos, en un juego que estuvo dominado por un Barkley imparable (44 puntos y 24 rebotes). Phoenix tomó una rápida ventaja y terminó quedándose con la victoria y la clasificación por 123-110.

Justamente en la primera campaña en la que era relegado al banco, Chambers tenía quizá el aporte más importante de toda su carrera, teniendo en cuenta el contexto de aquel enfrentamiento con Seattle.

Claro que la historia no tendría un final feliz, ni para Chambers ni para Phoenix, que caería en las Finales ante los Bulls por 4-2, con aquel recordado lanzamiento clave de John Paxson en el Juego 6. Primer three-peat para Jordan, quien al poco tiempo anunciaría su sorpresivo retiro de la actividad.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1993 Chicago Bulls Phoenix Suns 4-2

Vuelta a casa

A pesar de haber demostrado que todavía podía ser una pieza valiosa, los Suns no renovaron a Chambers para la 1993-1994 y en su lugar, el interno continuó su carrera en su Utah natal, como relevo de otro ala pivote legendario como Karl Malone (también se reencontró con Hornacek).

La NBA estaba abierta luego de la salida de Jordan y el Jazz era uno de los equipos que se anotaba en la pelea. Los de Jerry Sloan terminaron con la quinta mejor marca del Oeste (53-29) y vencieron a San Antonio en la 1° Ronda de los Playoffs por 3-1, con un Malone fenomenal (29,3 puntos y 12,3 rebotes), que le ganó ampliamente el duelo a Robinson (20 puntos, 10 rebotes y 41% de campo). ¿Quiénes más estaban en esos Spurs? Dale Ellis y Terry Cummings, viejos conocidos de Chambers. Además de Dennis Rodman, por supuesto.

En la siguiente fase aparecían unos jóvenes Nuggets que venían de dar una de las mayores sorpresas de todos los tiempos, eliminando a Seattle, primer clasificado del Oeste. El Jazz tomó una rápida ventaja de 3-0 y todo parecía definido. Sin embargo, aquel milagroso Denver de Dikembe Mutombo ganó los siguientes tres encuentros, quedando a la puerta de ser el primer equipo en revertir un 0-3 en su contra (aún hoy nadie lo ha logrado). ¿Qué pasó en el Juego 7? El Jazz jugó un excepcional partido defensivo y encontró en Malone (31 puntos y 14 rebotes) todas las soluciones que precisaba en ataque, para terminar quedándose con el triunfo por 91-81.

Esta vez, a diferencia del Juego 7 de 1993 ante Seattle, Chambers tuvo poco para decir en esta victoria: jugó 23 minutos pero solo aportó 4 puntos, con un 2-6 de campo.

La Final del Oeste encontraba a Utah cara a cara con el MVP de esa temporada, Hakeem Olajuwon y sus Houston Rockets. Los texanos se adelantaron 2-0, se impusieron en un Juego 4 fundamental en Salt Lake City (80-78) y luego terminaron concretando el 4-1 en casa (94-83), asegurando su pase a las Finales.

Tras derrotar a Utah, Houston chocó con los New York Knicks en las primeras Finales post-MJ. New York tomó ventaja de 3-2, pero los de Rudy Tomjanovic tenían aún la posibilidad de dos partidos más en casa: los Rockets ganaron el Juego 6 por 86-84 con 30 puntos y 10 rebotes de Olajuwon, para luego alcanzar el título con la victoria por 90-84 en el séptimo. Mientras que Hakeem promedió 27,5 puntos y 10 rebotes en esos dos encuentros definitorios, Patrick Ewing, máxima figura de los neoyorquinos, no estuvo a la altura: anotó 17 puntos en ambos, combinando un 35% de cancha.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1994 Houston Rockets New York Knicks 4-3

Los últimos bailes

Luego de tener una función de Sexto Hombre en su primer año en Utah, un Chambers de 35 años perdió protagonismo en la siguiente campaña, pasando a jugar 15,3 minutos y a promediar 6,2 tantos (primera vez que bajaba del doble dígito en toda su carrera). Igualmente, el Jazz ganó 60 partidos, quedándose con el tercer puesto del Oeste, con la mala suerte de tener que verse las caras con los campeones Rockets en la 1° Ronda.

Más allá de que Houston no había tenido una buena Fase Regular, en la postemporada apareció su famoso corazón de campeón. Y la serie contra Utah fue testigo de ello. El Jazz quedó matchpoint con ventaja de 2-1, pero tal como lo habían hecho en las Finales del año pasado, los Rockets ganaron los últimos dos partidos para llevarse la serie: 123-106 en el cuarto (41 de un Drexler proveniente de Portland) y 95-91 en el quinto, con 33 Olajuwon y 31 de Drexler.

El dramatismo continuó para Houston, que en las Semis del Oeste llevó sus remontadas al extremo, levantando un 1-3 ante los Suns de Barkley, con tres triunfos consecutivos. Dos de ellos llegaron como visitantes, incluyendo el inolvidable 115-114 en el Juego 7, con el Beso de la Muerte de parte de Mario Ellie.

Todas estas victorias sufridas le dieron impulso enorme a los Rockets, que a partir de entonces sacarían su mejor versión: 4-2 sobre los Spurs, con Olajuwon (35,3 puntos, 12,5 rebotes y 56% de campo) llevando a la escuela a Robinson (23,8 puntos, 11,3 rebotes y 45% de campo), seguido de una barrida por 4-0 en las Finales ante el Orlando Magic, de Shaquille O'Neal, que algunas semanas atrás había logrado sacudir a la NBA eliminando a los Bulls de un retornado Michael Jordan.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1995 Houston Rockets Orlando Magic 4-0

Tras esa difícil 1994-1995, Chambers siguió su camino fuera de la NBA: fichó para el Maccabi Tel-Aviv israelí, transformándose en uno de los mejores jugadores del básquet FIBA en ese año y ganando la liga local, en lo que significó el único título de su carrera.

Mientras tanto, en la NBA, Jordan y Chicago recuperaban el trono de la competencia, venciendo a Seattle por 4-2 en las Finales e iniciando su segundo triplete.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1996 Chicago Bulls Seattle SuperSonics 4-2

Tras ese año en Israel, Chambers inició la 1996-1997 sin equipo. Hasta que finalmente, el 31 de enero de 1997 fue fichado por los Charlotte Hornets de Glen Rice y compañía.

El paso no duró demasiado: aunque jugó llegó a titularizar en 5 de 12 partidos, el nivel del ala pivote fue realmente pobre, promediando 1,6 puntos y lanzando un 23% de campo. El 8 de abril, menos de cuatro meses después de contratarlo, los Hornets anunciaron su corte, antes del inicio de los Playoffs.

Charlotte cayó en 1° Ronda ante los Knicks por 3-0, New York luego perdió una gran serie ante Miami por 4-3, mientras que el Heat no tuvo chances en la definición del Este, sufriendo un 4-1 ante Chicago.

En las Finales, los Bulls vencieron a Utah por 4-2, ganando un decisivo Juego 6 por 90-86, con un héroe inesperado: Steve Kerr. Quinto anillo para Jordan, con su quinto MVP de esas instancias.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1997 Chicago Bulls Utah Jazz 4-2

La 1997-1998 sería la última temporada de Chambers como profesional. Y el final sería uno bastante particular: en agosto de 1997 fue fichado por los Phoenix Suns y todo parecía que podría retirarse en una de las franquicias en las que supo tener un mayor impacto. Sin embargo, antes de llegar a debutar en esa campaña, fue traspasado a Philadelphia, a cambio del novato Marko Milic.

Con los Sixers jugó un solo partido: anotó 6 puntos en 10 minutos, en una derrota ante Cleveland. Sin minutos, un par de semanas más tarde anunció su retiro tras 16 temporadas en la liga.

La temporada, cubierta recientemente en The Last Dance, terminó dándole a Chicago su sexto título en ocho años, venciendo nuevamente a Utah por 4-2 en las Finales.

Al finalizar esa serie, definida con un doble largo de Jordan en el Juego 6 en Salt Lake City, Jordan tomaba el mismo camino que Chambers: el retiro.

La temporada también fue la última en la NBA de otras figuras como Clyde Drexler, Xavier McDaniel, Mark Price, Ricky Pierce y Buck Williams. Definitivamente, el final de una era.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1998 Chicago Bulls Utah Jazz 4-2

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Dennis Schroder
Schroder, titular en los Lakers: ¿acierto o error?
Juan Estevez
Camisetas 2020-2021
Las nuevas camisetas presentadas para la 2020-21
NBA.com Staff
Bucks
Previa de Bucks rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
andrew bogut
Bogut, de gigante roto a pivote del mejor small-ball
Nacho Losilla
Kemba Walker
Kemba Walker se pierde el inicio de la temporada
Agustín Aboy
Clippers
Previa de los Clippers rumbo a la 2020-2021
Sergio Rabinal
Más noticias