);
NBA

De 1946 al 2020: la historia de la NBA contada a través de cinco estrellas, parte dos

Intentar abordar la historia de 74 años de la NBA en cinco artículos es sumamente complicado. Sin embargo, por suerte para nosotros y todavía más importante, para ustedes los lectores, hemos encontrado a un grupo de cinco protagonistas inmejorables para guiarnos en este maravilloso tour.

Luego de que Joe Fulks nos llevara a repasar los primeros años de la liga y la fusión que dio origen al nombre de NBA, esta vez vamos a tomar a Larry Costello como el eje de nuestra historia. Un base elegido seis veces al All-Star Game y que entre sus compañeros aparecen nombres del calibre de Wilt Chamberlain, Dolph Schayes, Neil Johnston, Paul Arizin, Hal Greer y muchos más.

Esta es su historia. Y la de la liga.

A contra mano del éxito

Nacido el 2 de julio de 1931 en Minoa, una pequeña ciudad en el estado de New York, Larry Costello acudió a la Universidad de Niagara, donde jugó desde 1951 hasta 1954. El equipo, en el cual también se encontraba un futuro maestro de la dirección técnica como Hubie Brown, no tuvo demasiado éxito en ninguna de esas campañas, pero diferente fue el balance para Costello: promedió 15 puntos a lo largo de tres años y se anotó como uno de los mejores bases que tenía la NCAA por ese entonces.

Ya con el paso universitario atrás, el 24 de abril de 1954 llegó el Draft de una NBA que todavía transitaba su primera década de existencia y que tenía a los Minneapolis Lakers de George Mikan como campeones de cinco de los últimos seis torneos, incluyendo tres de manera consecutiva.

En un Draft 1954 que además de Costello terminaría teniendo a Bob Pettit (2°) y Richie Guerin (17°) como figuras más destacadas, el de Minoa fue el tercer base seleccionado, por detrás de Gene Shue (3°) y Slick Leonard (10°). Cayó a la posición 12°, con los Warriors siendo su destino. Un Philadelphia, que como recordarán de nuestro primer artículo, estaba en plena reconstrucción tras el retiro de Joe Fulks y que venía de tener el tercer peor récord de la campaña anterior.

Más | De 1946 al 2020: la historia de la NBA contada a través de cinco estrellas, parte uno

Más allá de tener a un Neil Johnston que en la 1954-1955 lideraría la liga en puntos por tercer año consecutivo (22,7) y por primera vez en rebotes (15,1), además del regreso de otra súperestrella como Paul Arizin, ausente de las últimas dos campañas por haberse unido al Cuerpo de Marines, a los Warriors no les fue demasiado mejor que en los años anteriores.

Arizin y Johnston anotaron por encima de los 20 puntos, pero el equipo terminó con récord de 33-39 y no ingresó a los Playoffs. ¿Cómo le fue Costello? Jugó apenas 19 partidos y promedió 6,2 puntos, siendo el principal relevo en la base de Jack George, joven conductor de Philadelphia. La historia del neoyorquino empezaba con poco para destacar, tanto desde el plano individual como colectivo.

Mientras tanto, en la liga empezaba una nueva era. Con Mikan retirado, los Lakers perdieron su lugar de privilegio como el gran dominador del certamen y cayeron en las Finales del Oeste ante los Fort Wayne Pistons por 3-1. Por el Este avanzaron los Syracuse Nationals (3-1 sobre Boston), quienes eventualmente terminarían consiguiendo su primer título, venciendo a los Pistons por 4-3.

El séptimo partido de esas Finales de 1955 no tuvo desperdicio alguno: se lo llevó Syracuse por 92-91, remontando una desventaja de 17 puntos y dándole así el primer (y único) anillo a Dolph Schayes, uno de los jugadores más dominantes de los '50, pero que hasta ese entonces solo acumulaba frustraciones en los Playoffs.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1955 Syracuse Nationals Fort Wayne Pistons 4-3

La 1955-1956 no tendría al guía de nuestro repaso en sus filas: tras esa frustrante primera campaña, Costello se unió al servicio militar estadounidense. Algo que llama la atención hoy en día, pero que era completamente normal en ese entonces, incluso para las figuras de la liga.

Junto al base, el que también salió de Philadelphia fue el histórico entrenador de la franquicia, Edward Gottlieb (pasó a un rol dirigencial), quien los había conducido en todas las temporadas hasta ese momento, incluyendo el título en 1947. En su lugar llegó George Seneskey, quien no tardó en tener su impacto: los Warriors pasaron a tener el mejor ataque de toda la competición, sumándole a Arizin (24,2) y Johnston (22,1) la buena tarea del novato Tom Gola. Récord de 45-27 y a pensar en los Playoffs.

El primer cruce no fue nada fácil y terminó con Philadelphia venciendo al campeón Syracuse por 3-2 (109-104 en el quinto), con un nivel superlativo de sus dos máximas estrellas: Arizin promedió 30,2 puntos y 8,8 rebotes, mientras que Johnston tuvo una media de 27 puntos, 17,6 rebotes y 6,4 asistencias. Dolph Schayes no se quedó atrás (23,4 puntos y 14,8 rebotes), pero eventualmente dos fueron más que uno.

Lejos de repetir la exigencia de la llave previa, las Finales vieron a unos Warriors dominar con claridad (4-1) a los Pistons de George Yardley, quienes se volvían a quedar con el subcampeonato. Johnston no tuvo una buena serie, pero lo de Arizin fue otra vez superlativo: 27,6 puntos y 8 de promedio. Segundo título para la franquicia de Pennsylvania.

Un detalle más de esa 1955-1956: fue la primera en la que se entregó el premio a MVP de la Fase Regular, el cual quedó en manos de Bob Pettit, promediando 25,7 puntos y 16,2 rebotes en apenas su segundo año NBA.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1956 Philadelphia Warriors Fort Wayne Pistons 4-1

Ya con sus deberes militares cumplidos, Costello se unió a los campeones para la 1956-1957, pero cuando todavía duraba la alegría del título, llegó una muy mala noticia: lesión de rodilla para el prometedor Tom Gola y afuera por toda la temporada. Esto forzó a que Jack George se corra a la posición de escolta y le liberó el camino a Costello para hacerse dueño de la base, promediando 7,6 puntos y 4,5 rebotes en 72 partidos.

Los Warriors no lograron repetir el éxito del año anterior, finalizaron con marca de 37-35 y cayeron en el primer cruce de Playoffs ante los Nationals de Schayes por 2-0.

Tras vencer a Philadelphia, Syracuse se encontró con un rival que no le daría chance alguna: los Boston Celtics de Bob Cousy (MVP de la 1956-1957) y Bill Sharman, impulsados por dos novatos que ya empezaban a dar de qué hablar como Tom Heinsohn (ROY en esa campaña) y... Bill Russell.

3-0 sobre los Nationals y todo listo para unas Finales inolvidables ante los St. Louis Hawks de Pettit.

Más | Boston Celtics conquista el primero de sus 17 campeonatos ante St. Louis Hawks

La serie, de una paridad extrema, se fue a un Juego 7 en Boston, donde los Celtics se terminaron imponiendo por 125-123 en doble tiempo suplementario, en uno de los mejores partidos que la postemporada NBA haya visto en su historia. Pettit brilló en St. Louis con 39 puntos y 19 rebotes, pero aunque Cousy y Sharman tuvieron una noche espantosa (5-40 de campo entre ambos), los novato de los Celtics sacaron la cara: 37 puntos y 23 rebotes de Heinsohn y 19 puntos y 32 rebotes de Russell.

La dinastía más dominante en la historia del deporte norteamericano, había dado su primer paso.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1957 Boston Celtics St. Louis Hawks 4-3

Syracuse, una puerta al estrellato

Kerr, Schayes, Palazzi, Bianchi, Costello y Seymour en los Nationals

Con la recuperación de Gola, más un rendimiento propio que no terminaba de ser el más alto, Costello se volvió prescindible en el esquema de los Warriors, quienes en mayo de 1957 lo vendieron a nada menos que los Syracuse Nationals, donde rápidamente se transformó en titular indiscutido.

En los Nationals, bajo las órdenes de Paul Seymour, por fin salió a flote el potencial de Costello: promedió 14,9 puntos, 5,3 rebotes y 4,4 asistencias, ganándose su primera convocatoria al All-Star. Su equipo ganó 41 partidos, pero en las Semis del Este fue superado por... ¡su ex equipo! Sí, los Warriors se impusieron por 2-1, antes de caer ante Boston en la siguiente ronda por 4-1.

Las Finales encontraban a los mismos protagonistas del año anterior: Celtics y Hawks. Y nuevamente, el cruce no decepcionó. Empatados en dos, St. Louis se robó el quinto partido de Boston, con 33 puntos y 21 rebotes de Pettit, para luego concretar el título con un agónico 110-109 en casa. ¿Qué hizo Pettit esa noche? Sumó 50 puntos y bajó 19 rebotes, en una actuación particularmente apagada de Bill Russell (8 puntos y 8 rebotes), elegido como MVP de esa 1957-1958.

Los Hawks se quedarían con un campeonato que tomaría un valor doble con el paso del tiempo: fue el único que no ganó Boston entre 1957 y 1966.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1958 St. Louis Hawks Boston Celtics 4-2

La 1958-1959 mostraría los mejores números de la carrera de Costello y su segunda selección consecutiva al All-Star: promedió 15,8 puntos, 5,4 asistencias y 5,2 rebotes, en un Syracuse de particular andar. Terminó la Fase Regular con un flojo 35-37, pero logró incorporar a una estrella como el alero George Yardley durante las últimas semanas y se potenció para los Playoffs.

La primera llave los vio dominar a los Knicks por 2-0, para avanzar a unas Finales del Este donde aguardaban los Celtics. Ambos defendieron sus localías durante los primeros seis partidos, llegando a un Juego 7 en el Boston Garden. Schayes (35 puntos, 16 rebotes y 9 asistencias), Yardley (32 puntos y 10 rebotes) y Costello (20 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias) tuvieron actuaciones magníficas, pero entre Frank Ramsey (28 puntos y 11 rebotes) y Bill Russell (18 puntos y 32 rebotes) terminaron impulsando al local, para un emocionante triunfo por 130-125.

Superado ese durísimo escollo, los Celtics no encontraron oposición en las Finales, ante unos Lakers que empezaban una nueva era, liderados por un novato Elgin Baylor, con el cual habían logrado sorprender a Pettit (MVP de la temporada) y sus Hawks en la definición del Oeste (4-2). Ante Boston, sin embargo, no hubo equivalencia: 4-0 para los de Red Auerbach, apoyados por el goleo de Heinshohn (24,3 puntos), las asistencias de Cousy (12,8) y los rebotes de Russell (29,5).

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1959 Boston Celtics Los Angeles Lakers 4-0

En retrospectiva, el plantel de la 1959-1960 de Syracuse fue uno de los mejores que haya visto la liga durante esos años, contando con tres futuros Salón de la Fama (Schayes, Yardley y Hal Greer), además de tres All-Stars como Costello, Dick Barnett y Red Kerr. El problema es que sacando a Costello y Kerr, ninguno estaba en el tope de su carrera: Schayes ya tenía 31 años, Yardley jugaría su última temporada, Greer era sophomore y Barnett rookie.

¿El resultado de esa combinación? Un buen récord de Fase Regular (45-30), pero una nueva eliminación temprana en los Playoffs a manos de los Philadelphia Warriors por 2-1.

Todavía con Arizin y Gola como figuras, los Warriors ahora eran comandados por un novato que cambiaría a la liga para siempre: Wilt Chamberlain, seleccionado en el Draft de 1959 y MVP de esa campaña, tras promediar unos exorbitantes 37,6 puntos y 27 rebotes por encuentro.

Igualmente, el recorrido de Wilt no pasó de la siguiente ronda: caída ante los Celtics por 4-2, con un 20+20 de promedio de Russell, para compensar el 30+27 de Wilt. Comenzaba así el más legendario mano a mano de la historia de la liga.

En las Finales, Boston y St. Louis se vieron las caras por tercera ocasión en cuatro años y esta vez, los verdes lograron vengar la derrota de 1958: el cruce volvió a recurrir de siete partidos y en el definitivo, los Celtics se impusieron en casa por 122-103, con 22 puntos y 35 rebotes de Russell, para superar el 22 y 14 de Pettit.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1960 Boston Celtics St. Louis Hawks 4-3

Ya sin Yardley en el plantel y con un Costello promediando 14,5 puntos y 5,5 asistencias, la 1960-1961 tuvo un sabor muy similar para los Nationals que la campaña de dos años atrás: floja Fase Regular (38-41), compensada con un golpe impensado en la postemporada, barriendo a los Warriors de Chamberlain por 3-0.

Wilt estuvo en sus números habituales (37 puntos y 23 rebotes de media), pero una brillante actuación de Costello (24 puntos y 8,3 asistencias), apoyado en su compañero de media-cancha Hal Greer (23 puntos), terminaron inclinando la balanza en favor de Syracuse.

La ilusión de los Nationals encontraría su final en la siguiente ronda. Fue caída ante Boston por 4-1, para dejar la mesa servida para el gran clásico de la época: Celtics vs Hawks. Aunque esta vez no hubo paridad: otra clara victoria por 4-1 para los celtas, quienes ganaban su cuarto título en cinco años.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1961 Boston Celtics St. Louis Hawks 4-1

La 1961-1962 sería la quinta de manera consecutiva en la que Costello fue seleccionado al All-Star, siendo pieza clave de unos Nationals que tuvieron marca de 41-39, ya con Dolph Schayes en plena caída de su enorme carrera. Los Playoffs volvieron a encontrarlos con los Warriors de Wilt y tras ganar los Juegos 3 y 4, para empatar el cruce en dos, la sorpresa parecía estar al alcance de la mano.

Claro que Chamberlain (en el año de sus 100 tantos) tenía otros planes para el decisivo quinto punto: 56 puntos, 35 rebotes y 121-104 para Philadelphia. Para Syracuse, de nada sirvieron los 30 puntos del rookie sensación Lee Shaffer, quien para entonces ya era junto a Greer la principal referencia del equipo. Vale recordar su nombre.

El avance de Wilt volvió a toparse con esa pared llamada Bill Russell y los Celtics eliminaron a los Warriors en siete partidos, para luego escribir el segundo capítulo de otra rivalidad imborrable: los de Auerbach vencieron en las Finales a los Lakers de Baylor (40,6 puntos y 17,9 rebotes) y Jerry West (31,1 puntos) por 4-3, con un sublime trabajo colectivo, encabezado por Russell (22,9 puntos y 27 rebotes).

La liga ya se había transformado en una competencia para ver quién lograba ponerle un freno a Boston, con los Lakers, Warriors y Royals como principales contendientes.

Russell, Chamberlain, Cousy, Baylor, Pettit, Robertson, West... la primera Era Dorada de la NBA alcanzaba su plenitud.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1962 Boston Celtics Los Angeles Lakers 4-3

Claro que detrás de esas leyendas de incalculable valor, aparecían los intentos de los mortales. Como los propios Nationals de Costello, quienes en la 1962-1963 concretaron una excelente Fase Regular, con marca de 48-32, con Greer (19,5) y Shaffer (18,6) a la cabeza.

Pero si la Fase Regular es para los humanos, los Playoffs definitivamente es el tiempo de los dioses. Y en aquella postemporada de 1963, Syracuse se encontró con uno de los integrantes del Olimpo: Oscar Robertson, quien con 29,4 puntos, 13,8 rebotes y 9,6 asistencias de promedio, lideró a los Royals a una victoria por 3-2.

Cincinnati más tarde cayó en la definición del Este por 4-3 ante Boston y los Celtics sumaron su sexto anillo en siete años, venciendo a los Lakers por 4-2 en las Finales.

¿Qué fue de la vida de Chamberlain en esa 1962-1963? Promediando 44,8 puntos, pero atrapado en unos Warriors recién mudados a San Francisco y que ni siquiera alcanzaron los Playoffs, tras tener marca de 31-49.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1963 Boston Celtics Los Angeles Lakers 4-2

Redención en Philly

La 1963-1964 trajo grandes cambios para los Nationals de Costello: se mudaron de Syracuse a Philadelphia y cambiaron su nombre a 76ers. Más allá de esa importantísima novedad y del hecho de ahora tener a Dolph Schayes como entrenador/jugador, hubo para destacar de los Sixers en esa campaña: marca de 34-46 y caída en Semis del Este, otra vez ante Cincinnati.

¿Qué pasó en la liga? San Francisco esta vez rodeó mucho mejor a Wilt, incluyendo con el novato Nate Thurmond (futuro Salón de la Fama), con quien conformaron una excelente dupla interior. Los Warriors avanzaron a las Finales tras vencer a los Hawks de Pettit por 4-3, pero allí Boston volvió a ser implacable: 4-1, con Sam Jones como goleador (21,2 puntos).

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1964 Boston Celtics San Francisco Warriors 4-1

Para hablar de la 1964-1965 de Costello y sus Sixers, hay que empezar en San Francisco. Los Warriors parecieron sentir el golpe del subcampeonato y arrancaron de muy mala manera la siguiente campaña. La franquicia tenía además problemas económicos y se encontraba ante una situación particular: Chamberlain no era querido por los seguidores californianos, lo cual llevó a uno de los movimientos más inexplicables de la historia.

Con todos esos motivos como pequeñas justificaciones, el 15 de enero de 1965, los Warriors traspasaron a Wilt Chamberlain a Philadelphia, a cambio de un Lee Shaffer lesionado y que inmediatamente anunciaría su retiro, un Paul Neumann que apenas pasaba de los 14 puntos de promedio y un Connie Dierking que ni siquiera llegaba a los 8. Ah, y dinero. No podemos olvidarnos del dinero.

Wilt volvía a Philadelphia, donde había pasado los primeros tres años de carrera, solo que ahora de la mano de una nueva franquicia. ¿Qué tenía a su alrededor? Un veterano Costello en la base, una estrella probada como Hal Greer de escolta, además de dos jóvenes como Chet Walker y Luke Jackson como tres y cuatro respectivamente.

El movimiento potenció lógicamente a Philadelphia, que esta vez pudo sacarse la espina de los Royals de Robertson: 3-1, con Greer (28,5) anotando por encima de Wilt (27,8).

¿Qué pasó en la siguiente fase? Lo mismo que a tantos otros equipos: Russell y sus Celtics. Derrota en siete juegos (110-109 en el séptimo) y nueva frustración para un Chamberlain que seguía sin poder sumar su primer anillo.

¿El título? Otra vez en manos de Boston, tras su 4-1 en las Finales ante los Lakers.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1965 Boston Celtics Los Angeles Lakers 4-1

La 1965-1966 vio nuevamente a Costello afuera de la liga, esta vez para ya con 34 años, probar suerte en una competencia menor como la EBL. Después de todo era, la Era Dorada había despertado un mayor interés por el básquet en Estados Unidos y eran muchas las ligas que comenzaban a querer competir con la NBA. A punto tal, que un año más tarde nacería la siempre recordada ABA.

Mientras tanto, la NBA vio historia repetida: Boston venció a los Sixers de Wilt en las Finales del Este por 4-1 y luego a los Lakers por 4-3, sumando su noveno título en diez años.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1966 Boston Celtics Los Angeles Lakers 4-3

Ya con 30 años, Chamberlain no parecía encontrar ningún camino que lo condujera a su primer campeonato, viendo una y otra vez sus sueños destrozados por Bill Russell y los Celtics... hasta que llegó la 1966-1967.

Los Sixers cambiaron de entrenador para esa campaña: afuera Schayes y adentro Alex Hannum, quien no solo había dirigido a Wilt en San Francisco, sino que también había estado al frente de Syracuse, en la etapa previa de la ahora franquicia de Philadelphia.

Con la llegada de Hannum, volvió otro referente: Larry Costello, con el DT convenciéndolo de que precisaba un base de veteranía en el plantel. Y es que el titular en ese momento, Wali Jones, era un jugador de apenas 24 años.

De todas maneras, el cambio más grande estuvo relacionado a Wilt. De aquel jugador indomable, que hasta entonces había promediado 39,6 puntos (liderando la liga en anotación en sus siete campañas como profesional) y 31,4 intentos al aro por partido, a una versión muchísimo más controlada y pensante.

Wilt bajó sus intentos a solo 14,2 por juego y su promedio de puntos a 24,1. Pero lo que subió fue su eficacia: a un excepcional 68% de campo. Y ni hablar de su promedio de asistencias (7,8).

Con ese nuevo Chamberlain, el aporte de Greer, la frescura de Walker, Jones y un Billy Cunningham en franca explosión, más la veteranía de Costello, Philadelphia se consolidó como el mejor equipo de la liga: marca de 68-13 en Fase Regular, para funcionar de previa de un paso apabullante por los Playoffs.

Afuera los Royals de Robertson en las Semis del Este (3-1), histórico 4-1 sobre un Boston que venía de ganar ocho títulos consecutivos y anillo, tras un 4-2 en las Finales sobre los Warriors de Rick Barry.

A pesar de tomar un rol hasta por momentos secundario (cuatro jugadores tomaron más tiros que él en las Finales), Wilt se había sacado todos los fantasmas de encima: eliminó a Russell y a los Celtics, se vengó del mal trato recibido en San Francisco y por fin pudo sacarse de encima la condición de rey sin corona. Y todo en su Philadelphia natal.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1967 Philadelphia 76ers San Francisco Warriors 4-2

Más allá de haberlas visto desde afuera por lesión, las Finales de 1967 también fueron una liberación para Costello, quien disputaría su última campaña como profesional en la 1967-1968, inmerso en un mar de lesiones. El dominio de los Sixers se mantuvo durante la Fase Regular: marca de 62-20, para luego vencer a los Knicks en el primer cruce por 4-2.

Sin embargo, esta vez la historia de Philadelphia no tendría final feliz. Los Sixers tomaron ventaja de 3-1 ante Boston en la definición del Este y parecían encaminados a darle otro golpe a los Celtics.

Pero allí resurgió la mística celta, para ganar los siguientes tres encuentros, quedarse con el enfrentamiento por 4-3 y luego vencer a los Lakers (cuando no) por 4-2 en las Finales.

La dinastía de los Celtics no había terminado. A diferencia de la etapa Sixer de un Wilt que ya no volvería a vestir esa camiseta... y de un Larry Costello que anunció su retiro luego de esa campaña. Poniendo así fin a su carrera humana (estelar, pero humana) en un tiempo de superhéroes y mitos.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1968 Boston Celtics Los Angeles Lakers 4-2

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Logo y balón de la NBA
Lo mejor del fixture del primer mes de la 2020-2021
Agustín Aboy
nba ball
Calendario oficial para el inicio de la 2020-2021
Agustín Aboy
Gregg Popovich Becky Hammon
Pop, Aldridge y la renovación de los Spurs
Agustín Aboy
Stephen Curry, Steve Kerr
Debate: los Warriors, ¿candidatos o en problemas?
Juan Estevez y Leandro Fernández
Raptors
Previa de los Raptors rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
Hawks
Previa de los Hawks rumbo a la 2020-2021
Leandro Fernández
Más noticias