);
Golden State Warriors

Reportes de rookies ¿qué novatos de Golden State se ganaron su lugar para la próxima temporada?

Seguimos con nuestro repaso por la temporada de los novatos de los ocho equipos ya eliminados de la 2019-2020 y en este caso llegó el turno de enfocarnos en Golden State Warriors, dueños del peor récord de la competencia (15-50).

Por diferentes motivos, los dirigidos por Steve Kerr acabaron siendo uno de los conjuntos con mayor participación de novatos: terminaron con seis diferentes en su plantel, incluyendo a tres dentro del Top 10 de minutos totales (liderado justamente por un rookie como Eric Paschall, con 1.654).

A la vez, sabemos perfectamente que la 2020-2021 será una campaña muy distinta para Golden State, al menos desde la lógica: volverán a contar con Steph Curry y Klay Thompson recuperados, tendrán a Andrew Wiggins desde el comienzo del torneo y además sumarán a uno de los picks más altos del Draft (o en su defecto, a alguna otra figura vía traspaso).

Con esos dos factores en mente, ¿cómo es el panorama para cada novato de cara a la próxima campaña?, ¿quiénes podemos anotar como parte de la rotación estable de Kerr?, ¿quiénes pelearán por un lugar?, ¿y a quiénes habría que poco menos que descartarlos? Vamos caso por caso.

Reporte de rookies: RJ Barrett | De'Andre Hunter | Cam Reddish | Jarrett Culver | Coby White | Darius Garland

Contratos garantizados

Los tres novatos que ya tienen contrato garantizado para la 2020-2021 son aquellos que fueron drafteados por el equipo el año pasado: Jordan Poole (28°), Alen Smailagic (39°) y Eric Paschall (41°), entre los cuales igualmente encontramos realidades muy diferentes.

Contando a todos los rookies, probablemente nadie esté en una mejor posición que Paschall para la próxima temporada. El ala pivote fue uno de los pocos puntos luminosos de una campaña para el olvido de los Warriors, no solo liderando al equipo en minutos totales, sino además teniendo una muy buena producción: 14 puntos, 4,6 rebotes, 2,1 asistencias y un 50% de campo.

Si bien sus limitaciones en defensa son claras y debe trabajar en su tiro de tres (29% en la 2019-2020), Paschall tiene todo dado en su favor para formar parte de la rotación de Kerr en el próximo certamen: trae energía, intensidad y una gran capacidad para definir cerca del aro (lanzó un 73% en esas instancias como novato, con 66 volcadas en 60 partidos).

El jugador surgido de Villanova además debería beneficiarse de los mayores espacios y el mejor movimiento de balón que se generará con la media-cancha titular nuevamente en el campo.

Sin ir más lejos, cuando Curry volvió en marzo para enfrentar a los Raptors, Paschall terminó esa noche con 16 puntos, 8 asistencias, 4 rebotes y un 6-10 de campo en 32 minutos. A la espera de lo que suceda en el Draft, hoy la rotación de hombres grandes de Golden State se proyecta con Draymond Green, Kevon Looney, Marquese Chriss y el propio Paschall, por lo que en principio, habría minutos a disposición del jugador de segundo año.

El otro interno de este grupo, Alen Smailagic, la tiene bastante más complicada, básicamente porque se encuentra en otro momento de su desarrollo. Aún con todos los problemas que tuvo el equipo en la 2019-2020, el serbio dispuso de poco rodaje, promediando 4,2 puntos en 9,9 minutos por encuentro (14 partidos) y pasando la mayor parte del año en la G-League (15,2 puntos y 6,2 rebotes).

Smailagic se proyecta como un interno tirador, pero todavía no ha consolidado esa faceta de su juego: entre NBA y G-League lanzó un 31-95 en triples en la campaña, válido para un 32,6%. Si hay una vía para establecerse en la liga, será mediante ese rol.

¿Y cómo le fue a Jordan Poole, pick de 1° Ronda del 2019? Siendo honestos, tan mal como al equipo. Poole dispuso de muchos minutos (22,4) a lo largo de sus 54 apariciones como rookie y sus promedios generales no fueron tan pobres: 8,8 puntos, 2,4 asistencias y 2,1 rebotes. Sin embargo, cuando nos topamos con sus porcentajes de tiro, la situación se complica.

El escolta terminó el año lanzando un bajísimo 33% de campo, producto de su 28% en triples y 39% en dobles. ¿Cuán bajó fue ese porcentaje? Desde 1965 a la fecha, se transformó en el primer jugador de la historia en tener una cifra tan baja, lanzando al menos 500 tiros en una campaña (tomó 502).

Por momentos, Poole dio destellos de su buena mano a larga distancia, pero por ahora resulta muy difícil imaginarlo con un lugar en la rotación de la 2020-2021. Un punto a su favor: en los últimos 13 partidos antes de la suspensión estaba promediando 14,3 puntos, con un 47% de cancha, por lo que claramente iba en ascenso. Veremos si logra trasladarlo a la siguiente Fase Regular.

Contratos no garantizados

La historia se pone aún más interesante a la hora de hablar de los tres rookies sin contrato garantizado: el mexicano Juan Toscano-Anderson, Mychal Mulder y Ky Bowman. Ahora bien, los de Kerr ya tienen a 10 jugadores que si no pasa nada raro, estarán en el equipo en el próximo certamen. Ellos, sumados a los fichajes que realicen en la Agencia Libre, más al menos un par de novatos del Draft 2020, nos hace pensar que las vacantes en el roster 2020-2021 serán muy pocas. ¿Puede alguno de los tres anotarse una de ellas?

Mulder y Bowman cuentan con una ventaja: Curry es el único base del plantel, por lo que hoy en día, no tienen competencia. La duda pasa por saber si han hecho lo suficiente como para establecerse, al menos como tercera opción en ese puesto.

Por el lado de Bowman, la respuesta parece ser no. Promedió 7,4 puntos y 2,9 asistencias, lo cual no está nada mal teniendo en cuenta sus 22,6 minutos en 45 partidos, pero lo hizo con bajos porcentajes de tiro (31% en triples). Defensivamente su aporte fue correcto, pero al menos en este momento, no tiene el talento ofensivo como para ver minutos en un equipo con pretensiones de campeonato.

Mulder, en cambio, puede generarle mayores dudas a Kerr. Si bien es cierto que también lanzó un 31% en triples, lo hizo con un volumen de lanzamientos altísimos: 7,4 tiros de tres en 29,1 minutos, para acabar con 11 puntos de media. Aunque deberá demostrar que puede subir ese porcentaje en el más alto nivel (registra un 39% en 134 partidos de G-League), el canadiense tiene un camino más esperanzador que Bowman como especialista. No es seguro, pero podemos imaginar a Golden State dándole una chance, pensándolo en una función similar a la que alguna vez supo ocupar Ian Clark.

Sin embargo, el caso más sólido parece ser el de Toscano. Aunque podría jugarle en contra que los Warriors ya tienen a varios perimetrales para la próxima temporada (Thompson, Wiggins, Poole y Lee), el mexicano se mostró como una pieza interesante en los 13 partidos que disputó. Sus números por 36 minutos ayudan a reflejar su versatilidad: 9,1 puntos, 6,9 rebotes, 3,4 asistencias, 1,7 robos, 0,7 tapas, 46% de campo y 35% en triples. Energía, buena defensa, capacidad atlética, algo de tiro externo... parece encajar perfectamente en lo que un equipo como Golden State puede buscar en el nombre 14 o 15 de su plantilla.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Brad Stevens
Stevens, con elogios para la defensa y los pivotes
Agustín Aboy
Juan Toscano
La historia de por qué cambió el Anderson por el Toscano
Carlos Herrera Luyando
Jayson Tatum
Boston se despertó en el segundo tiempo y le ganó a Miami
Agustín Aboy
Jamal Murray y Mike Malone
El optimismo de Nuggets: “Hemos estado así y hemos respondido”
Carlos Herrera Luyando
Klay Thompson
Klay Thompson volvió a entrenar con los Warriors
Agustín Aboy
Anthony Davis
El estado de AD tras su esguince de tobillo
Leandro Fernández
Más noticias