);
NBA Draft 2020

Las mejores y peores elecciones de Golden State Warriors en la historia del NBA Draft

Continuamos repasando los antecedentes en el Draft de las diferentes franquicias de la NBA y en este caso, es momento de uno de los equipos más exitosos de la historia de la liga, pero también con una larga sequía de éxitos: Golden State Warriors.

Más repasos: Suns | Lakers | Celtics | Bulls | Rockets | Spurs | Heat | Sixers | Knicks | Nuggets | Mavericks | Pacers | Raptors | Blazers | Pistons | Kings | Bucks | Magic

Realizando elecciones desde 1947 en la BAA y desde 1950 en la NBA, los Warriors han seleccionado a varios de los jugadores más conocidos de la historia de este deporte. ¿Hay errores? Por supuesto, ninguna franquicia está libre de ello. Pero también cuenta en su haber el montar uno de los mejores equipos de la competición a partir de picks del Draft.

Mejores elecciones de la historia del Draft de los Warriors

Draymond Green: #35 de 2012

La segunda ronda que mejor han usado jamás los Warriors. Justo la liga estaba en los años de transición de un estilo más tradicional al juego del small-ball, incluso más avanzado hacia el segundo. Golden State apostó por el senior de Michigan State y los resultados han sido extraordinarios.

Draymond es uno de los principales ejemplos de la modernización del básquet. Solo su retroceso en el triple, de un tirador del 39% en la 2015-2016 a un 28% en la 2019-2020, evitan su candidatura a jugador más completo de la liga. En forma es un jugador que genera juego, defiende varias posiciones, corre la cancha y lidera con orgullo de guerrero. Todo corazón.

All-Star en tres ocasiones, Green es uno de los mayores robos de la historia del Draft con sus tres títulos, dos selecciones All-NBA, cinco selecciones All-Defensive y el premio de Defensor del Año en la 2016-2017. Sus promedios durante la era Steve Kerr en las visitas a las Finales (2014-2015 a 2018-2019) son de 11 puntos, 8,1 rebotes, 6,4 asistencias, 1,6 robos y 1,3 tapones.

Klay Thompson: #11 de 2011

Los Warriors querían al tirador de Washington. La idea de unir su perfil al de Stephen Curry fue todo un acierto. Klay ya era defensa y tiro. Donde unos vieron a un jugador de menor techo, de impacto limitado, en la Bahía apreciaron a un jugador que sería capital en la estampida del triple.

Thompson mostró mejora cada año hasta ser All-Star en el primer curso con Kerr, cuando llegó la explosión ofensiva. Rendimiento extraordinario del escolta, que durante los años de las Finales ha promediado 21,6 puntos, 3,7 rebotes y 2,4 asistencias con un 42% en triples. Cinco veces All-Star, dos All-NBA y una vez All-Defensive.

Klay es un 3&D en versión estrella. Podría haber acaparado más balón, pero nunca lo ha pedido. Imposible entender el éxito de los Warriors sin Thompson y su adaptabilidad.

Chris Mullin: #7 de 1985

Una de las caras más reconocibles para los fans de la franquicia. Mullin fue elección alta y jugó 12 temporadas consecutivas en los Warriors. Se convirtió rápidamente en uno de los favoritos de la afición, parte básica de los años del "Run TMC" junto a Tim Hardaway y Mitch Richmond, y estrella de la NBA.

Mullin no consiguió guiar al éxito del anillo a los Warriors, pero durante las cinco temporadas de Playoffs (1989-1993) promedió 25,8 puntos, 5,6 rebotes y 4,1 asistencias. Uno de los mejores jugadores ofensivos de los 90 que vio recompensado su nivel al formar parte del plantel de 12 jugadores del Dream Team de 1992. Repitió oro olímpico en 1996.

El alero tiene su número retirado y fue cinco veces All-Star y cuatro veces All-NBA. Los problemas físicos cortaron su nivel, salió a Indiana Pacers en la 1997-1998 y tras tres temporadas con ellos regresó para retirarse en la 2000-2001, de nuevo con los Warriors.

Rick Barry: #2 de 1965

Larry Bird antes de Larry Bird. Barry es recordado por su forma de lanzar los tiros libres, pero fue una de las fuerzas ofensivas más imparables de la NBA en los 70. Los Warriors disponían de las dos primeras elecciones del Draft de 1965. Gastaron la primera y la segunda dio resultados en Barry.

Aunque tras jugar para los entonces San Francisco Warriors durante dos campañas, Barry se marchó a la ABA hasta regresar a la NBA en la 1972-1973, a los ya denominados Golden State Warriors. Seis temporadas de altísimo nivel en las que fue All-Star y All-NBA, con promedios de 24 puntos, 6,4 rebotes, 5,8 asistencias y 2,3 robos. Todo ello con problemas de lesiones por el medio.

Lideró a los Warriors en las Finales de 1975, en las que fue elegido MVP de la serie tras imponerse por 4-0 a los Bullets de Wes Unseld. Hasta la era Kerr es el único título de la franquicia bajo el nombre actual. Merece un puesto de honor.

Wilt Chamberlain: elección territorial de 1959

Sin duda entre sus elecciones más populares. Wilt Chamberlain es uno de los personajes más intrigantes que ha dejado la NBA. Se planteó la retirada en varias ocasiones, usó su poder de estrella y planteaba situaciones que jamás había planteado otro jugador. Era un adelantado a su tiempo, además de uno de los mayores dominadores de este deporte.

Chamberlain vivió el traslado del equipo de Philadelphia a San Francisco después de ser elegido con la elección territorial. Arrasó desde el primer minuto aunque el equipo no acompañaba y promedió 41,5 puntos, 25,1 rebotes y 3 asistencias por encuentro en las cinco temporadas y media que jugó para los Warriors.

Y es que ese es el principal asunto. Fue Rookie del Año y MVP con los Warriors, incluso llevó al equipo a las Finales del 64 (cayendo, como todo el mundo, contra Boston), pero pasó la mayor parte de su carrera entre Sixers y Lakers, equipos donde más ganó. Aunque sin discusión el Chamberlain más abusivo fue el de los Warriors. Su traspaso a Philadelphia fue doloroso y barato.

Stephen Curry: #7 de 2009

Antes del título de 2015 se podía discutir si Barry o Chamberlain eran el mejor jugador elegido por los Warriors. Tras la racha de cinco Finales y tres Larry O´Brien, la figura de Curry se alza sobre estas dos. El mejor jugador que jamás ha seleccionado la franquicia. Su mayor ícono.

Curry explotó tarde por sus tobillos, pero cuando lo hizo cambió el juego. Pocas personas como Steph han producido tantos cambios en el deporte. Desde 2012 y sin contar la presente temporada (2019-2020), en la que apenas ha podido jugar por una lesión, Curry promedia 25,6 puntos, 6,9 asistencias y 4,7 rebotes.

Los números con Curry se quedan cortos. Es el mejor tirador de la historia, el récord de triples en una sola temporada y el primer -y único- MVP unánime, aunque otros debieron serlo antes. Fue una explosión inesperada la suya y, junto a Kerr, produjo a los mejores Warriors de siempre.

Peores elecciones de la historia del Draft de los Warriors

Joe Barry Carroll: #1 de 1980

Este pivote fue una vez All-Star en 1987 y promedió 20,4 puntos, 8,3 rebotes y 1,1 tapones en seis temporadas y media con Golden State. Entonces, ¿por qué está en la lista? Por el precio que los Warriors pagaron por él.

La elección pertenecía a Boston, que recibió a un joven y prometedor pivote de cuatro años de experiencia en la liga, Robert Parish, y la tercera elección del Draft de 1980, en la que se hicieron con el alero de Minnesota Kevin McHale. Los verdes juntaron así al trío Bird-McHale-Parish.

Mientras los Celtics coleccionaban títulos, los Warriors alcanzaron una sola vez los Playoffs con Barry Carroll.

Russell Cross: #6 de 1983

Del Draft de 1980, al de 1983. Verán que las peores elecciones están en orden cronológico, ya que pueden concentrarse tres en los 80 y otras tres en los 90. La segunda de esta década corresponde a Russell Cross, un pivote formado en Purdue que apenas disputó 45 partidos para los Warriors con 3,7 puntos y 1,8 rebotes de media. Disputó una temporada y jamás volvió a pisar la NBA.

Cross fue una absoluta decepción en un Draft en el que salieron por detrás suyo jugadores como Dale Ellis, Jeff Malone, Derek Harper o Clyde Drexler. La obsesión de buscar el pivote dominador.

Chris Washburn: #3 de 1986

Golden State seguía buscando una figura potente en el puesto de pivote. En 1986 apostaron por una sensación como Chris Washburn, pero el interior de NC State fue uno de esos jugadores que cayó ante las drogas. Su corta carrera estuvo marcada por romper la política antidroga en diferentes ocasiones, hasta una suspensión de por vida en 1989.

Apenas jugó temporada y media en Golden State, promediando 3,8 puntos y 2,8 rebotes. Por detrás suyo salieron Chuck Person, Ron Harper, Scott Skiles o Mark Price.

Joe Smith: #1 de 1995

El número uno de 1995 mantiene el récord de ser el jugador que ha pasado por más equipos en su carrera. Que éste sea su principal recuerdo habla de la decepción que fue. Smith era un interior salido de Maryland e indiscutible número 1, que hasta tuvo un prometedor inicio en los Warriors con 18,7 puntos y 8,5 rebotes de promedio en su segunda temporada.

Sin embargo, algo fallaba en Smith. No se veía ese jugador grande que se esperaba. Salió traspasado en su tercera temporada y, de ahí en adelante, prácticamente cambiaba de equipo cada año. Jugó para Warriors, Sixers, Wolves, Pistons, Bucks, Nuggets, Bulls, Cavs, Thunder, Hawks, Nets y Lakers. Por detrás suyo salieron Antonio McDyess, Jerry Stackhouse, Rasheed Wallace, Kevin Garnett, Damon Stoudamire, Michael Finley... La lista es casi tan larga como su número de equipos.

Todd Fuller: #11 de 1996

Estuvieron poco finos en los 80, pero peor todavía fueron los 90. En el 95 fue Smith y en el 96, posiblemente la mejor clase de la historia, los Warriors fueron con otro pivote (¿otro?) que fue una absoluta decepción. Todd Fuller pasó dos temporadas en la Bahía con promedios de 4 puntos y 3,4 rebotes. Jugó un año en Utah, otro en Charlotte y un último en Miami. A los 26 estaba fuera de la NBA.

¿Por detrás suyo? Poca cosa. Kobe Bryant, Peja Stojakovic, Steve Nash, Jermaine O´Neal o Zydrunas Ilgauskas. Es más, Kobe, Peja y Nash fueron picks 13, 14 y 15.

Adonal Foyle: #8 de 1997

Tercer Draft consecutivo. Tras salir fatal las elecciones de las últimas dos décadas con interiores, los ejecutivos debieron pensar que después de tantas iba la vencida. Pero no, fue otro dolor. Adonal Foyle sí pasó más años en Golden State: 10 temporadas entre 1997-1998 y 2006-2007 con promedios de 4,4 puntos y 5 rebotes. Pivote de rotación muy justito.

El problema con él, aparte de quedar lejos de lo esperado, fue la renovación que firmó de cinco años y 36 millones. Ese es el verdadero motivo de su permanencia en la franquicia. ¿Quién dirigía las operaciones? Chris Mullin. Rendir en el parqué no significa hacerlo en las oficinas. Por detrás suya salieron Tracy McGrady o Derek Anderson.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones

Más en NBA.com

John Wall, Bradley Beal
Beal no jugará con Washington en la reanudación
Leandro Fernández
rudy gobert
Gobert: "Mi plan es ganar un anillo en Utah"
Sergio Rabinal
jaylen brown
Brown, comprometido con el activismo en el regreso
Sergio Rabinal
stevens
🎥 El playbook de Boston: sistema, datos, filosofía...
Sergio Rabinal
Celtics
Las tres preguntas a responder por los Celtics
Juan Estevez
Jayson Tatum
Tatum, la esperanza celta
Agustín Aboy
Más noticias