NBA Finals 2021

Finales NBA 2021: Jrue Holiday, la ayuda puntual para un Giannis Antetokounmpo implacable y a ritmo histórico

Tanto se reclamó que al final llegó. Milwaukee Bucks estaba necesitando de manera urgente una ayuda para un Giannis Antetokounmpo completamente dominante. Sí, su MVP estaba brillando en estas Finales, pero las irregularidades de los complementos, principalmente de las otras estrellas, era un lastre imposible de resolver ante unos Phoenix Suns superiores en funcionamiento y juego. Pero al fin los de Wisconsin tuvieron ese impulso necesario, con un mejor Khris Middleton pero, sobre todo, con un Jrue Holiday completamente decisivo y diferencial para acompañar al griego, quien no sacó el pie del pedal a la hora de brillar. Y sí, con el combo perfecto, los de Mike Budenholzer llegaron al descuento en esta definición.

Enorme reacción de los Bucks en el camino a un 120-100 ante los de Arizona que es el envión justo y necesario para pensar en una remontada. Porque el nivel de juego creció de manera clara, la defensa al fin pudo contener o dificultar el caudal de generación que estaban teniendo Chris Paul y Devin Booker, pero sobre todo porque llegaron las respuestas individuales que se pedían y necesitaban para estar a la altura de este desafío de las Finales.

Más | Milwaukee Bucks tuvo la reacción necesaria y logró su primer triunfo ante Phoenix Suns

Pero antes de llegar a esa ayuda necesaria, hay que volver a destacar lo de Antetokounmpo porque no se puede comenzar de otra manera. Lo de Giannis está siendo encomiable en esta definición, sacándole el jugo por completo a su receta: llegar bien hasta lo profundo de la pintura con su abanico único de muchos recursos para definir y una potencia física y atlética pocas veces (o nunca) vista. El griego es un tren sin freno en su camino hacia el aro, y mucho más lo es si Deandre Ayton vive un partido con problemas de faltas (apenas 5 minutos en la segunda mitad). Sí, quedó claro que la falta del pivote es el mal más temible para los Suns en esta serie, porque la ausencia de Saric pesa, el small-ball no es solución y Kaminsky mucho menos (-12 en apenas 14 minutos en cancha, pero maquillado en los minutos basura).

41 puntos (14-21 dobles, 0-2 triples, 13-17 libres), 13 rebotes (4 ofensivos), 6 asistenecias, un robo y apenas una pérdida en 38 minutos de acción. Brutal producción de The Greek Freak, quien después de tres cuartos ya tenía 34+12+6, apenas el cuarto jugador en lograr una línea similar antes del último cuarto en las últimas 25 Finales, sumándose a Michael Jordan (1997), LeBron James (2016) y Kevin Durant (2018).

La forma de dominio de Giannis es lo que sigue deslumbrando, porque nadie puede cuestionar que está matando "a lo Shaq". Su carta de tiro es el sueño de todo aficionado de los Bucks: llegando casi siempre hasta lo profundo y evitando los lanzamientos fuera de la pintura. Cerró la noche con 12-12 en la zona restringida y 28 puntos totales en la pintura. Sí, a lo Shaq.

Hablando de O'Neal y de hacer historia... Antetokounmpo sumó su 11° partido en estos Playoffs con al menos 30 puntos y 10 rebotes. Así, quebró la igualdad con Kareem Abdul-Jabbar con aquelos Bucks finalistas de 1974, y quedó sólo por detrás de Elgin Baylor (12 en 1962) y Shaq (13 en 2000) como los jugadores con más producciones de este tipo en una misma postemporada. Ah, fue su segundo juego consecutivo con al menos 40+10 (venía de 42+12 en el J2). Es apenas el 8° jugador con partidos consecutivos de este tipo en la historia de los Playoffs, según la base de datos de StatHead, y sólo el segundo en la historia en hacerlo en las Finales. ¿El otro? Sí, O'Neal en el 2000.

16 de los 41 puntos de Giannis llegaron en un tercer cuarto que fue el quiebre del encuentro (con 8-9 en libres). Pero esos 16 puntos tuvieron tanto valor como los 12 de Holiday, el Robin del griego en esta noche. ¿Por qué? Porque Phoenix llegó a arrimarse a 6 (71-65) cuando Jrue apareció con el primero de tres triples consecutivos para apagar el fuego y darle aire a los suyos. Fueron cuatro bombazos en ese cierre de cuarto, y desde el primero suyo el parcial fue de 27-11 para tomar una ventaja de 22 al entrar al último tramo que fue definitiva.

El ex New Orleans finalizó con 21 tantos (8-14 campo, 5-10 triples), 5 rebotes y 9 asistencias en 40 minutos, rompiendo con la preocupante sequía que tenía en la serie (13,5 tantos, 31,4% campo y 1-7 triples combinado en los dos primeros encuentros) y que también había mostrado en los Playoffs (apenas 28,9% triples en 6,0 intentos por noche). Y el 18+7+6 de Khris Middleton completó el combo de ayuda perfecta. Un dato de Kirk Goldsberry lo define mejor: 96 de los 98 puntos de los Bucks después de tres cuartos fueron anotados o asistidos por su trío de estrellas.

En una noche de julio de 2021, Milwaukee recibió un partido de Finales por primera vez en casi 50 años. Y en esa misma noche, los Bucks de Budenholzer recibieron una vez más la receta que define su éxito: un juego dominante en la pintura (54 a 40) y en transición (16 a 6), pero siempre impulsado por su enorme líder y la compañía de elite de sus laderos. La ilusión de los de Wisconsin está más que viva.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

curry
Curry se acerca al récord y lo comparan con Jordan
Sergio Rabinal
Curry
Espectáculo y revolución, el legado de Curry
Juan Estevez y Agustín Aboy
Juan Toscano-Anderson
Toscano de nuevo aprovecha su oportunidad
Agustín Aboy
goran dragic thaddeus young Ricky rubio
El 15 de diciembre, fecha clave para traspasos
Nacho Losilla
Curry
Victoria de Warriors sin forzar la maquinaria
Juan Estevez
Stephen Curry and Ray Allen
¿Cuándo se convertirá Curry en el máximo triplero?
Sergio Rabinal
Más noticias