);
Playoffs 2020

Finales NBA 2020: Los Angeles Lakers 2010 vs. 2020, diferencias y similitudes

Hace una década que Los Angeles Lakers no pisan las Finales. Diez años largos que han visto el pozo más profundo del brillo de Hollywood. Demasiados años para una franquicia que pone sus cimientos sobre el éxito y la fama. Pero terminó la espera, los Lakers están de vuelta en las Finales.

Más | Bienvenidos a las Finales: la guía de Lakers vs. Heat

Este momento parece el mejor para echar la vista atrás y recordar a los últimos oro y púrpura que salieron ganadores. El equipo liderado por Kobe Bryant y Pau Gasol que consiguió el back-to-back en 2009 y 2010. Esos Lakers entrenados por Phil Jackson que devolvieron la gloria perdida tras la salida de Shaquille O'Neal y los años de villano de Kobe.

¿Cómo eran aquellos Lakers?, ¿qué tienen en común y en qué se diferencian respecto a los que vuelven a las Finales en 2020?

Es importante destacar que el verano de 2009 supuso cambios importantes para los ya campeones. El traspaso de Pau permitió a Kobe volver a competir en la élite y la personalidad del español servía para amortiguar la suya. Encajaban a la perfección dentro y fuera de la cancha, lo que devolvió al equipo a las Finales en 2008.

La derrota ante Boston trajo mayor dureza en los angelinos, Pau el primero. El título de 2009 ante Orlando supo a gloria, aunque faltaba un paso más. Los ejecutivos decidieron mantener a todo el bloque salvo contadas excepciones. Trevor Ariza, entonces un joven y eléctrico alero de 23 años, salió para que llegase Metta World Peace, más jugador y menos futuro, pero 30 años y el punto perfecto para reforzar el puesto de alero.

Más | La maravillosa 'reconstrucción' de Miami Heat y los principios de Pat Riley

Más allá de este cambio y de la no renovación de Sun Yue la plantilla era la misma: Derek Fisher, Kobe, World Peace, Pau y Andrew Bynum eran titulares, con Lamar Odom brillando de sexto hombre. El banco lo completaban Shannon Brown, Jordan Farmar, Sasha Vujacic, Luke Walton, Josh Powell, DJ Mbenga y Adam Morrison. Sí, el banquillo tenía margen de mejora.

A aquellos Lakers les faltaba un hombre más, aunque ahora los banquillos tienen más importancia que antes. Lo que no tenían en profundidad lo compensaban en conexión. Pocos equipos tenían un núcleo tan fuerte como estos Lakers en su quinteto, sexto hombre y entrenador. El combo era de primer nivel.

¿Cómo cambiaron los Lakers de 2009 a 2010? Pasaron de ser de los equipos más rápidos (5º en ritmo) a la mitad de tabla (14º). En general, la velocidad bajó para hacer hincapié en la defensa. Pasaron de ser 6º en la 2008-2009 en ratio defensivo a 4º en la 2009-2010. En ataque las ideas estaban muy claras: eran Kobe y el triángulo ofensivo del Maestro Zen.

En este sentido podemos trazar los primeros paralelismos. Los Lakers solo con Kobe pasaron años muy duros tras los éxitos de comienzos de siglo, tanto que Bryant estuvo cerca de salir traspasado para competir de nuevo. Fue el traspaso de Pau, uno de los mejores interiores del momento, el que permitió al equipo -y al propio Kobe- confiar de nuevo. Mientras, en el presente, los Lakers han atravesado la peor etapa de su historia durante y tras la retirada de Kobe. LeBron James seleccionó este destino y, por la presencia del Rey, llegó el traspaso de Anthony Davis, potencialmente el mejor pívot de la NBA.

Más | La Guía definitiva de las Finales NBA 2020 entre Los Angeles Lakers y Miami Heat: análisis, datos, calendario, historia y más

Además, los Lakers de 2010 no eran especialmente finos desde el triple pese a que cuando uno observa la plantilla ve una buena nómina de tiradores. En Playoffs Kobe estuvo en 33%, Metta en 35%, el especialista Farmar en 37,6%, Fisher en 34%, Brown en 32% y Odom, último jugador que lanzaba con regularidad, en 31%. Tanto los Lakers de 2010 como los de 2020 tienen problemas con el tiro.

Por supuesto hay que tener en cuenta los diferentes momentos de cada equipo. El baloncesto ha cambiado muchísimo en una década y hoy en día es impensable jugar con tres pivotes como Gasol, Bynum y Odom, por muchos recursos técnicos del español y lo vanguardista que ya era Lamar. Y eso comparándoles con unos Lakers que en temporada regular han usado a Davis, JaVale McGee y Dwight Howard. Por supuesto, esa rotación interior se sostiene por la bestia que es AD. En Playoffs ya hemos visto como Frank Vogel introdujo a Markieff Morris en la rotación y McGee ha bajado en minutos y prestaciones.

Los Lakers de 2010 tenían uno de los mejores, si no el mejor dúo de la NBA en Kobe y Pau. Los Lakers de 2020 tienen el mejor dúo de la liga en LeBron y Davis. Sin desmerecer a Vogel, ambos equipos disponen de dos entrenadores de primer nivel que suponen victorias para sus equipos, aunque por supuesto Phil Jackson queda por encima. Ese séptimo hombre que faltaba en la rotación se veía compensado por tener al mejor técnico de la historia en su banda.

Defender y correr, ritmos lentos en juego estático, problemas con el tiro exterior y funcionar con el sistema ofensivo de un gran entrenador. Quizás la diferencia principal, más allá de lo diferente de los tiempos y las características que consigo trae, es que los Lakers de hace 10 años tenían más potencia en los seis primeros hombres, mientras los de 2020 tienen más fondo de armario, aunque de menor calidad que los últimos campeones oro y púrpura.

Lo que sí tenían aquellos Lakers de 2010 era un espíritu de lucha y sentido colectivo encomiables. Levantaron un -13 en el Game 7 ante Boston cuando Kobe sabía que había en juego mucho más que unas Finales. Era su redención por 2008 y el nuevo capítulo a la histórica rivalidad de 40 años. Entonces, los Lakers triunfaron. ¿Podrán repetir la hazaña LeBron, Davis y Vogel?

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Gustavo Ayón
Ayón y su dominio, ¿con posibilidades de volver a la NBA?
Carlos Herrera Luyando
Anthony Davis y Dave Roberts
Lakers y Dodgers, por la hazaña de 1988
Carlos Herrera Luyando
Manu Ginóbili
Los tiros ganadores de Manu en la NBA
Agustín Aboy
#Harrell
5 destinos posibles para Montrezl Harrell
Juan Estevez
Kobe Bryant 2008 Finals
Una camiseta de Kobe, exhibida en un museo
Agustín Aboy
LeBron-James-2003-2020
La grandeza de LeBron contada por múltiples generaciones
Gilbert McGregor
Más noticias