);
NBA Finals 2020

Jimmy Butler y 10 casos de estrellas que jugaron como leyendas en Finales

La tarea de Jimmy Butler en el Juego 3 de las Finales ante los Lakers fue digna de alguno de los mejores jugadores de todos los tiempos. De hecho, así lo muestran los registros históricos: todos los jugadores retirados que consiguieron un triple-doble en Finales están en el Salón de la Fama. Y lo mismo ocurre con todos los que anotaron al menos 40 puntos en esas instancias, con la excepción de Dwyane Wade, quien pronto ingresará al Hall Of Fame (aún no fue elegible por una cuestión de años).

Más | Jimmy Butler dominó a Los Angeles Lakers con el partido de su vida y una actuación para la historia

Claro que al menos por ahora en su carrera, Butler no ha estado en el nivel de esas leyendas que suelen dominar los libros de récords en Finales. Más allá de las valoraciones que cada uno pueda hacer sobre su juego, lo cierto es que Jimmy nunca ha integrado uno de los primeros dos quintetos All-NBA, mientras que lo más alto que ha terminado en una votación por el MVP ha sido décimo, justamente en esta campaña.

A Butler podríamos ponerlo en ese grupo de estrellas de segunda línea, claramente un escalón por atrás de los LeBron, Durant, Curry, Leonard y compañía. Lo cual en cierta manera, vuelve todavía más espectacular a sus 40 puntos, 13 asistencias y 11 rebotes de este pasado domingo ante Lakers.

Con eso en mente, nos surgió la pregunta: ¿hay casos comparables al de Butler en Finales? Y aunque cada uno tiene sus matices, pudimos armar una lista con los 10 ejemplos (con dos extras) más similares.

Más | Erik Spoelstra, tras la exhibición de Jimmy Butler y la comparación con Dwyane Wade: "Es de Marquette, es el siguiente"

¿Qué buscamos específicamente? Figuras de la liga (mínimo un All-Star), pero sin incluir a las súperestrellas (excluimos a todos los que alguna vez terminaron en el Top 5 de votación para un MVP). Básicamente, descartamos los extremos, dejando afuera a los Jordan, Kareem, Magic, LeBron y demás, pero también a aquellos jugadores de rol que simplemente tuvieron una noche inspirada (caso Jason Terry, quien pasó dos veces de los 30 puntos en las Finales del 2006).

Otras 10 estrellas que se vistieron de leyendas en Finales

Alvan Adams - Finales 1976

Arrancamos el repaso con un caso particular como el de Alvan Adams. La carrera NBA del pivote no pudo haber tenido un comienzo más promisorio: promedió 19 puntos, 9,1 rebotes, 5,6 asistencias, 1,5 robos y 1,5 tapas como novato, quedándose con el Rookie del Año, siendo elegido al All-Star Game y colaborando para que los Phoenix Suns alcancen las Finales de 1976.

Phoenix perdió los primeros dos partidos de esa serie ante Boston (caerían por 4-2) pero en el tercero, ya en Arizona, Adams tuvo una noche inspiradísima: 33 puntos, 14 rebotes y 14-25 de campo, para que su equipo se imponga por 105-98. Actuación que toma aún más relevancia, si tenemos en cuenta que llegó frente a Dave Cowens, integrante del Quinteto Ideal All-Defensive y tercero en la votación para el MVP de ese año.

Curiosamente y a pesar de no haber sufrido lesiones de gravedad, la carrera de Adams nunca alcanzó el potencial mostrado en ese primer año: aquella 1975-1976 estableció su máxima en puntos, robos, asistencias, tapones y minutos, además de ser su única convocatoria al All-Star Game. Por otra parte, luego de esos 33 puntos en el Juego 3 ante Boston, jamás volvería a superar los 25 tantos en Playoffs.

Jamaal Wilkes - Finales 1980

Jamaal Wilkes fue un excelente alero que se destacó a finales de los '70 y comienzos de los '80 jugando para Golden State y los Lakers. Sin embargo, nunca llegó al estatus de súperestrella, siendo elegido a solo tres All-Star Games y como Butler, quedando apenas una vez décimo en la votación por el MVP.

Sin embargo, Wilkes se dio el gusto de tener una de sus mejores producciones en un escenario inmejorable: el Juego 6 de las Finales de 1980 entre los Lakers y los 76ers, ganado por Los Angeles por 123-107, para quedarse con el campeonato. ¿Qué hizo el perimetral ese 16 de mayo? Sumó 37 puntos y bajó 10 rebotes, ganándole el duelo a una leyenda como Julius Erving.

Los 37 puntos de Wilkes son la máxima de su carrera, tanto de Fase Regular como Playoffs. No podía haber elegido un mejor momento para ello.

Andrew Toney - Finales 1982

Sixers y Lakers volvieron a verse las caras dos años más tarde y tal como sucedió en 1980, la victoria quedó en manos de los angelinos por 4-2. Sin embargo, en esta ocasión, a quien vamos a destacar es a un jugador de Philadelphia: Andrew Toney, escolta de 24 años que solo participó en dos All-Stars en su carrera NBA.

Lo cierto es que Toney tuvo una producción magnífica en un par de encuentros de esa serie: en el Juego 3 anotó 36 puntos y 5 rebotes con un 13-21 de cancha, mientras que en el quinto totalizó 31 tantos y 8 asistencias, esta vez con un 13-18 de campo.

James Worthy - Finales 1987, 1988 y 1989

Probablemente el caso más parecido al de Butler sea el de James Worthy, un alero que si bien hoy forma parte del Salón de la Fama, nunca alcanzó realmente a ser una súperestrella durante sus años de esplendor: de hecho jamás integró uno de los dos Quintetos All-NBA, mientras que lo más alto que terminó en una votación por el MVP fue 12° (en esa sola campaña recibió votos para el premio).

Sin embargo, el legado de Worthy está mayormente vinculado a su gran rendimiento en las Finales, el cual justifica su apodo de Big Game James. El primero de ellos llegó en el Juego 1 de la definición de 1987 entre Lakers y Celtics, finalmente ganada por los californianos por 4-2. Esa noche Worthy sumó 33 puntos, 10 asistencias y 9 rebotes, convirtiendo 16-23 de cancha, en una victoria de su equipo por 126-113.

Igualmente, todavía más impactante sería lo que hizo al año siguiente, en el Juego 7 del Lakers-Pistons. Por el contexto del partido, Worthy tuvo una de las actuaciones más gloriosas de cualquier jugador en la historia de las Finales, terminando con 36 puntos, 16 rebotes, 10 asistencias, 2 robos y un 15-22 de cancha, ayudando a que Los Angeles se imponga por un cerrado 108-105.

¿Un ejemplo más? En el Juego 4 de las Finales de 1989, nuevamente ante Detroit, sumó 40 puntos con un 17-26 de cancha, aunque esta vez los angelinos fueron barridos por los Bad Boys.

Allan Houston y Latrell Sprewell - Finales 1999

Saltamos a la década del '90 para hablar de dos estrellas de los Knicks que siempre estuvieron en esa segunda línea de figuras de la liga. Allan Houston participó de dos All-Stars, pero jamás integró un equipo All-NBA, mientras que Latrell Sprewell fue cuatro veces All-Star y apareció en apenas una ocasión en un All-NBA.

Ambos tuvieron su momento destacado en las Finales de 1999 entre New York y San Antonio. Houston anotó 34 puntos en una caída en el Juego 3, mientras que Sprewell sumó 35 tantos y 10 rebotes en el Juego 5, ganado por los Spurs por 78-77 para coronarse campeones.

Dichas producciones ofensivas deben tomar aún más valor, teniendo en cuenta el ritmo de juego de aquel entonces. Por ejemplo, los 35 puntos y 10 rebotes de Sprewell llegaron en un partido de 83 posesiones. Lo cual representa unos 42 tantos y 12 tableros en el ritmo actual cercano a las 100 jugadas por encuentro.

Reggie Miller y Jalen Rose - Finales 2000

Algo muy similar a lo del '99 ocurrió en las Finales del 2000, entre Pacers y Lakers. En este caso hablamos de Jalen Rose (0 All-Stars, una sola campaña con votos para el MVP) y un Reggie Miller cuyo legado ha sobredimensionado lo que fue su carrera en la liga: nunca integró uno de los dos primeros Quintetos All-NBA y lo más alto que terminó en una votación para el MVP fue 13°.

En cuanto a Rose, su partidazo llegó en el Juego 5, terminando con 32 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias, 2 robos, 1 tapa, un 12-18 de campo, un 4-5 en triples y un 4-4 en tiros libres. Todo para que Indiana destruya a los Lakers por 120-87.

Miller, por su parte, tuvo dos producciones memorables de manera consecutiva: en el Juego 3 totalizó 33 puntos, mientras que en el cuarto sumó 35 unidades con un 6-9 en triples, en la que sería la única participación en Finales en sus 18 años como NBA.

Kenyon Martin - Finales 2002

Seguimos con los Lakers de Kobe y Shaq, solo que esta vez para hablar de las Finales del 2002 ante los Nets. La serie fue una de las más disparejas de la historia, pero en el cuarto juego vio un rendimiento superlativo de un ala pivote que en esa campaña participó del único All-Star de su carrera: Kenyon Martin.

Los Nets perdieron por 113-107 y LA se quedó con el three-peat, pero no fue gracias a K-Mart, quien hizo todo lo posible para darle el triunfo a New Jersey: 35 puntos, 11 rebotes y un 15-28 de campo en 43 minutos.

Rashard Lewis - Finales 2009

Continuamos con otro rival de Lakers, aunque esta vez bastante más cercano en el tiempo: 2009, con Rashard Lewis y el Orlando Magic. Lewis participó de dos All-Star Games en su carrera, pero nunca estuvo dentro de la élite de la competencia, sin integrar ningún equipo All-NBA. Sin embargo, el 7 de junio del 2009 tuvo una actuación para el recuerdo.

Si bien su equipo terminó perdiendo por 101-96 en suplementario, el ex Seattle sorprendió a todos con una explosión de 34 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias, convirtiendo 12-21 de campo y 6-12 en triples. En esa ocasión, Lewis estableció su máxima de puntos y asistencias en Playoffs, además de tener su tercera cifra más alta en rebotes. Así de inusual fue su tarea.

Klay Thompson - Finales 2015 y 2016

El de Klay es otro caso muy similar al de Butler, entre esas estrellas de una segunda línea que han tenido momentos brillantes en las instancias más importantes. Con el escolta de los Warriors vamos a repasar un par de esas actuaciones en Finales, las cuales en ambos casos llegaron llamativamente en derrotas de su equipo ante los Cavaliers de LeBron James.

El primero de esos partidos es el Juego 2 de las Finales del 2015, donde Thompson sumó 34 puntos, compensando una noche para el olvido de Steph Curry (5-23 de campo, 2-15 en triples). Todavía mejor fue lo que Klay realizó al año siguiente, en el Juego 5 de aquel recordado Golden State-Cleveland del 2016: 37 puntos, 11-20 de cancha, 6-11 en triples y 9-9 en libres.

Kyrie Irving - Finales 2016 y 2017

Para cerrar, nos vamos a quedar justamente con ese Juego 5 del 2016, donde apareció otra actuación magnífica en manos de Kyrie Irving: 41 puntos, 6 asistencias y un sensacional 17-24 de campo, para ayudar a los Cavs a dar el paso inicial de lo que serían sus tres victorias consecutivas para quedarse con el título.

Claro que esa no es la única gran producción de Irving en Finales, siendo otro de esos casos de jugadores cuyo legado esta mucho más vinculado a esos escenarios que a su tarea en Fase Regular (no ha recibido ni un solo voto para MVP en toda su carrera).

Un partido antes de esos 41 en el Juego 5, Kyrie había sumado 34 tantos en una derrota en el cuarto punto. Mientras que en el 2017, su último año en Cleveland, tuvo otros dos rendimientos para destacar contra los Warriors de KD: 38 puntos y 6 rebotes en el Juego 3, acompañados por 40 puntos y 7 rebotes en el Juego 4. Un jugador de partidos y momentos grandes.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeBron James Anthony Davis Alex Caruso Los Angeles Lakers
Previa de Lakers rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
deandre ayton
Ayton, el gran ganador del arribo de Paul a Phoenix
Juan Estevez
Enes Kanter
Portland y cuatro caras nuevas con ilusión
Agustín Aboy
NBA Ball
El protocolo de salud y seguridad para la 2020-2021
Steve Aschburner, NBA.com
John Stockton Magic Johnson
Stockton, Magic y las 12 asistencias por partido
Agustín Aboy
Boston Celtics Draft 2020
Los rookies de Boston, listos para contribuir
Agustín Aboy
Más noticias