);
Miami Heat

NBA Playoffs 2020: El largo camino de Erik Spoelstra para devolver a Miami Heat a las Finales

Terminadas las Finales de la NBA de la temporada 2013-2014 donde Miami Heat fue vencido sin oposición alguna por parte de San Antonio Spurs, LeBron James tomó la determinación de separar sus caminos y volver a su Cleveland natal en una decisión que cambió una vez más el equilibrio de fuerzas de la liga.

Pocas semanas después con la Summer League de fondo se le acercó a Erik Spoelstra un gigante de avanzada edad que le soltó una lapidaria frase que guardaba una parte de incómoda verdad y al mismo tiempo un consejo: "Ahora puedes volver a entrenar". Phil Jackson, por entonces Presidente de operaciones de los Knicks, sabía muy bien de lo que hablaba pues toda su carrera estuvo a la sombra de una gran estrella, su trabajo siempre fue justificado alrededor de lo que su mejor jugador pudiese hacer sobre el parqué y en ese momento Spoelstra no era más que un títere en manos de LeBron para buena parte de la opinión pública.

MÁS | Cinco datos de la clasificación de Miami Heat a las Finales NBA 2020

Nada más lejos de la realidad, pues aquellos Heat que campeonaron en 2012 y 2013 dejaron un legado en el juego palpable, con un asfixiante sistema defensivo complementado con una filosofía que abrazó el pace&space, siempre aprovechando las esquinas para percutir desde la larga distancia y con interiores móviles que allanaron el camino hacia el éxito de James, Wade y Bosh.

En ese verano de 2014 el Miami Heat inició una larga travesía por el desierto en la que Pat Riley y Erik Spoelstra serían sus mayores y mejores activos en la búsqueda del objetivo último que siempre fue volver a ser contendientes al título. Largo y duro camino pues el método a seguir siempre fue el ensayo y error ya que desintegrado el corazón del Big Three por diversas razones se tornó imprescindible reformular la idea del equipo.

Para ello apostaron firmemente por el desarrollo de los jugadores jóvenes, algo inédito hasta ese momento en la carrera de Riley, y que se convertiría progresivamente en la razón de su éxito pues emergieron figuras como Hassan Whiteside, Justise Winslow, Josh Richardson o Tyler Johnson cuyo rendimiento hizo posible posteriormente adquirir un cierto valor de mercado que facilitó la adquisición de jugadores de mayor entidad. Una época de ensayo y error pues también se invirtieron grandes sumas de dinero en jugadores de cuyo rendimiento siempre se esperó más y apenas trajo los resultados esperados como pudo ser el caso de James Johnson, Dion Waiters o Kelly Olynyk.

MÁS | Butler: "No estamos satisfechos"

Ese largo y difícil proceso iniciado en 2015 con la adquisición de Goran Dragic vía traspaso que apenas había cosechado dos clasificaciones para Playoffs desde entonces culminó en la noche del 27 de septiembre cuando el Heat confirmó su presencia en las Finales de la NBA tras imponerse a los Boston Celtics en 6 partidos. Como siempre defendió Riley, la adquisición de estrellas es el atajo más eficaz para la consecución de grandes cimas y la llegada de Jimmy Butler fue lo que potenció el despegue de Miami en este curso. Una mejora exponencial que no hubiese sido posible sin la conjunción de ambas estrategias pues la gerencia del Heat Heat pese a los resultados siguió apostando por el desarrollo de jugadores jóvenes adquiriendo a piezas claves como Bam Adebayo (pick 14, 2017), Tyler Herro (pick 13, 2019), Duncan Robinson (undrafted, 2018) y Kendrick Nunn (undrafted, 2018) cuyo impacto está fuera de toda duda.

Erik Spoelstra regresará a unas Finales de la NBA seis años después de la dura derrota ante San Antonio Spurs, esta vez con LeBron James enfrente pero con un equipo detrás que cumple a rajatabla sus órdenes y que ha conseguido desarrollar un juego vistoso y fluido. Al conseguir el pase a las series por el título, el técnico de origen filipino dejó unas declaraciones en las que resumió a la perfección lo complicado del camino hasta este punto y todo lo que se ha producido:

"Esto fue una promesa que Pat Riley y yo le hicimos a Goran Dragic hace seis años de que tendríamos un equipo contendiente. Nadie sabía que iba a darse este giro de los acontecimientos, un montón de eventos que no pudimos controlar y él se mantuvo, se mantuvo y fuimos capaces de construir algunas piezas sólidas a su alrededor. Nuestra organización siguió avanzando. Pudimos conseguir una selección de Draft buena con Bam Adebayo y luego poder conseguir a alguien como Jimmy Butler que fue una de las visitas de reclutamiento más increíbles que hemos tenido.

En junio pasado, fue muy hablador, y después de 20 minutos sentimos que estábamos en el mismo punto sobre cómo veíamos la liga, el trabajo y la cultura, todo. Ni siquiera nos metimos en un terreno de juego con él. Acabamos de cenar. Estábamos hablando de negocios y nos interrumpió a Pat y a mí después de la cena y dijo: 'Por cierto, estoy dentro' Pensamos, "¿Qué? Ni siquiera te hemos dado nuestro discurso todavía". Pero él preparó el escenario para esto ahora, para este equipo, necesitas tener a alguien como Jimmy, chicos como Goran, el liderazgo de Haslem, poder reclutar a alguien como Tyler, poder desarrollar a tipos como Duncan y K-Nunn, y luego el traspaso de mitad de temporada para poder conseguir a Andre con tanta experiencia en el campeonato, pedigrí en el campeonato, y Jae Crowder, Solomon Hill, porque confiamos en nuestros muchachos jóvenes.

Los muchachos que han estado en nuestra organización durante tanto tiempo, entendemos lo difícil que es llegar a este punto, y eso es lo que ese vestuario, de todos los chicos que han estado aquí durante tantos años, solo queremos disfrutar por una noche. Equipos como este son únicos y especiales, un grupo que realmente compite. Un grupo de jugadores que se han pasado por alto de muchas maneras".

Con las series de 2020 Spoelstra se convertirá en el sexto entrenador con más Finales disputadas en la historia de la NBA, empatado con KC Jones y Steve Kerr y a tan solo una más de igualar a leyendas como Gregg Popovich y John Kundla. Seis años después el técnico regresa al lugar donde siempre mereció estar por méritos propios.

"Sabemos lo difícil que es llegar a este punto, pero nuestro staff se preparará y sabemos que no llegamos tan lejos solo para celebrarlo", dijo sobre el proceso y el objetivo de las Finales. "Simplemente entendemos que esto no es así, es difícil de conseguir. Quiero que nuestros chicos al menos lo reconozcan y puedan tomarse unas horas solo para disfrutarlo. No estoy cuestionando si nuestros muchachos se pondrán a trabajar y tendremos un respeto muy saludable por nuestro próximo oponente. Todos hemos estado viendo partidos en la burbuja. Estás viendo todos los partidos. Sabemos a quién nos enfrentamos", finalizó.

Los Lakers irán en busca de empatar a los Celtics como la franquicia más laureda de la historia mientras el Heat alcanza la que es su sexta Final en este siglo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

shot clock
La historia del reloj de posesión en la NBA
Sergio Rabinal
Silas
Silas, quintos padre-hijo en dirigir un equipo NBA
Juan Estevez
Okoro
Cinco representantes del "Morey Ball" en el Draft
Juan Estevez
Klay Thompson
Klay elogió a Toscano: "Estoy muy orgulloso de él"
Leandro Fernández
allison feaster
Allison Feaster: de trotamundos a pionera en Boston
Sergio Rabinal
Elleby
Draft 2020: CJ Elleby, externo con tiro y rebote
Juan Estevez
Más noticias