);
Utah Jazz

Entrevista exclusiva a Ricky Rubio, una de las estrellas de los NBA Mexico Games

Ricky Rubio
Ricky Rubio jugando para los Utah Jazz en 2019 Getty Images

Un año positivo puede alejar fantasmas del pasado y servir como punto de reinicio. Algo que conoce bien Ricky Rubio (El Masnou, 1990), que ha encontrado en Salt Lake City su nuevo hogar. Un nuevo destino en donde desplegar su mejor versión sobre una pista de baloncesto y reencontrarse con el juego. Un Ricky Rubio que es algo más que un deportista y busca ayudar a través de su fundación a pacientes con cáncer y sus familias y allegados, una causa más que necesaria que nace de su propia experiencia.

Nos sentamos a hablar con el base del Masnou sobre cómo afronta esta nueva temporada, qué espera de ella y lo que rodea al baloncesto y su carrera.

MÁS | Españoles por el mundo: El jazz de Ricky Rubio

  • Esta semana se cumplieron trece años de tu debut profesional con el Joventut en la ACB, ¿cómo recuerdas esos primeros años y tu rápido crecimiento hasta los Juegos Olímpicos de 2008 y el Draft más tarde?

Aunque hayan pasado 13 años lo recuerdo como si fuese ayer. Me acuerdo estando antes de viajar, yo pensaba que no iba ni a viajar, que todo había sido cosa de pretemporada y que yo volvía a estar en el equipo cadete. Me viene Aito (García Reneses) y me comenta si puedo viajar. Es un momento en el que digo: "Voy a preguntar a mis padres si me dejan" (risas). Viajé a Granada, yo pensé que era un premio también el viajar, pero no iba a jugar.

En el calentamiento se me acerca Sito Alonso que era el asistente y me dice que me prepare porque voy a salir a jugar hoy. Entonces es cuando piensas un poco, entran un poco de nervios, pero cuando empieza el partido al fin y al cabo es otro partido, con más música y más gente en las gradas, pero otro partido más de baloncesto. Y entonces cuando al final del primer cuarto Aito me dice que entro, pues salto y a jugar y disfrutar. La verdad es solo juego 5 o 6 minutos, pero recuerdo cada segundo, muy contento, y a partir de ahí empieza todo, todo muy rápido.

En la temporada tampoco juego mucho, pero son de 10 a 12 partidos y entreno mucho con el primer equipo y es una experiencia muy buena con 14/15 años que tengo jugando al lado de Elmer Bennett que había sido un referente para mí en esos años en Vitoria aprendí muchísimo. A partir de ahí empieza mi carrera y, como dices, el uno de los momentos más importantes creo que son los Juegos Olímpicos de 2008 que voy con la Selección y dos años atrás los veo ganar un Mundial y estoy jugando con ellos.

  • Este año se ha incorporado un excompañero tuyo en la selección como fue Raúl López, ¿cómo crees que puede ayudarte a ti en lo personal y al resto del equipo como entrenador asistente?

Es un entrenador con el que he estado entrenando los dos últimos veranos, es un jugador que admiro muchísimo, que ha tenido mucho talento y que tiene muchas cosas que enseñar. Creo que puede ayudar en eso, en la perspectiva de un jugador con mucho talento que puede ayudar en detalles técnicos y tácticos al equipo. Es una gran experiencia para él.

  • ¿Cómo es jugar en un sistema tan aparentemente complejo desde fuera como el de Quin Snyder?

Es un entrenador diferente que cuida mucho el detalle, que tiene muy claro que sistema jugar y cómo jugarlo y se adapta también a cómo evoluciona el baloncesto. Es un sistema de equipo, un sistema donde puede haber algunas estrellas, pero por encima de ello está el equipo y sabe manejar bien todo, desde egos hasta cómo jugar, cómo sacar el máximo provecho de cada jugador. Ha sido una gran lección para mi poder aprender y jugar para Quin.

  • ¿Cómo te ayudo Igor Kokoskov la temporada pasada y como le ves esta en Phoenix?

Me ayudó muchísimo a nivel de adaptación y mental fuera del baloncesto. Es un entrenador que sabe mucho y entendía mucho cómo era un jugador como persona y puedo recordar muchas historias, algunas no se pueden contar, pero algunas de estar preparando el partido y no mirar nada de baloncesto sino hablar de cómo va la vida y cómo estoy anímicamente. Eso ayuda mucho más que cualquier vídeo que puedas ver y te da una conexión especial con él en este caso. Kokoskov es un entrenador que sabe muchísimo, que puede aportar muchísimo a un equipo que necesita liderazgo y eso empieza por el entrenador.

  • Esta pasada temporada vimos un cambio radical en tu juego y en cómo te desenvolvías en la pista, ¿qué podemos esperar esta temporada? ¿Qué aspectos has estado trabajando más o hacia qué punto quieres llevar tu juego?

Un poco seguir la evolución, seguir disfrutando de un baloncesto que igual por momentos deje de disfrutar. La temporada pasada es un ejemplo de cuando las cosas salen bien y disfrutas ganas más partidos. Ahora sí que soy más agresivo mirando al aro, la evolución del baloncesto ha ido así, anotar y sobre todo a tirar de tres. Mejorar mi juego en transición y después de rebote ofensivo. Y después un poco las finalizaciones, no debajo del aro, que también, sino "la bomba Navarro" y seguir trabajando un poco todo. Ser más completo, mejorar, pero sobre todo, físicamente este verano he tenido tiempo para descansar, pero también para hacer patas que me ayudará a hacer más fácil este año.

  • Sobre Donovan Mitchell, ¿cómo le ha visto tras el verano y qué le ha comentado estas semanas? Puede ser la gran súper estrella.

Es un jugador que tiene mucho talento, pero que también un gran trabajo detrás. Este verano ha trabajado mucho el trabajo de pies para coger ventaja para ser la estrella que necesitamos y para poder dar el paso adelante. Creo que está preparado, ya lo hizo el año pasado, echándose el equipo a las espaldas cuando lo necesitábamos.

  • Cada vez hablan más jugadores de la NBA hablan sobre la salud mental. ¿Cómo abordaste este asunto con todo lo ocurrido en 2017 y qué ayuda recibiste?

Son momentos complicados, son momentos en los que uno los pasa de forma diferente, cada uno es como es y sigue lo que cree. Hay momentos duros, hay momentos en los que te planteas muchas cosas. Soy una persona que lo pasa muy interno, muy a mi pesar, pero me ayudaron familiares y amigos. Después, me gusta mucho leer, me gustan mucho los libros.

Entré en un bucle de leer libros y aislarme del mundo y luego la meditación me ayudó. Así que cada uno va cogiendo la senda que le va bien a él y no hay una fórmula exacta sobre cómo pasar crisis o problemas mentales.

Sí que es verdad que Kevin Love y DeMar DeRozan lo han hecho público y han ayudado a mucha gente a ver que no están solos. Pero al final no hay una solución que diga "esto es lo que va mejor", a cada uno le va mejor una cosa y tiene que saber que no solo le pasa a él, que la mente es algo muy complicado, muy complejo y que te puede hacer pasar por muy malos ratos.

  • Siguiendo con esto, tu trabajo de concienciación sobre el cáncer te ha llevado a la creación de tu fundación en Cataluña, ¿qué proyectos tienes en mente para la fundación?

Es una situación que pasé personalmente me hizo ver que por la situación que estoy y en el momento que estoy, me gustaría ayudar a familiares, a pacientes que pasan por este proceso que es una enfermedad (el cáncer) que no solo afecta al paciente sino a toda la familia, que es duro. Y tratarlo de diferentes formas; una está muy clara que es ayudar a encontrar una solución, pero no una solución, sino durante el proceso ayudar a la investigación del cáncer, a mejores técnicas y tratamientos; y después ayudar a familias personalmente.

Luego algunos proyectos con niños que están pasando un cáncer a poder pasarlo mejor, a poder ayudar a hospitales a crear una sala para cuando están realizando quimioterapia que sea un poco más ameno. De estar jugando a la Play, a leer libros o que no sea tan hospitalizado, diría. Son diferentes proyectos que tengo en mente para poder ayudar tanto en España como en Estados Unidos, como todo el mundo en general, pero empezar por eso, España, es de donde soy y Estados Unidos porque es donde vivo actualmente y puedo ayudar estando presencialmente.

  • ¿Qué tipo de seguimiento haces de la NBA a lo largo del año? Hay algún jugador o equipo en concreto que te atraiga más seguir como espectador?

Sí, la verdad es que hay mucho talento en la liga. Me gusta mucho ver a bases para aprender de ellos, pero de muchos jugadores. Vi el otro día a los Celtics y Kyrie Irving a pesar de tener un mal partido a mi me gustaron mucho algunos detalles suyos. Me gusta ver la evolución de jugadores que han tenido un gran año y que he visto que han trabajado durante el verano para seguir siendo mejores. Tatum ante los 76ers dio un recital de cómo evolucionar aún más tras tener un gran año de rookie, añadir muchas cosas en su repertorio. Hay muchos jugadores en la liga que sigo, sigo más a jugadores que a equipos y sobre todo a amigos que tengo en la liga.

  • Vas a cumplir 28 años este domingo, ¿qué deseo personal y deportivo pedirías?

Personal diría seguir como estoy, siendo feliz, tranquilo. Y a nivel deportivo que me respeten las lesiones y poder seguir disfrutando del baloncesto.

Más en NBA.com

Bledsoe
Los Bucks no extrañaron a Giannis
Juan Estevez
Holiday
Los hermanos Holiday opacaron los 44 de Kemba
Juan Estevez
Dallas Mavericks
Pistons en México: jerarquía y eficacia perimetral
Juan Estevez
Luka Doncic en México
Luka causó mismo furor en México que en All-Star
Carlos Herrera Luyando
Harden
Harden anotó 55 para vencer a los Cavs
Juan Estevez
Kawhi
Show de los Clippers en la vuelta de Kawhi a Toronto
Juan Estevez
Más noticias