);
Golden State Warriors v Cleveland Cavaliers

El ajedrez de Steve Kerr: Golden State apuesta por sus centros para vencer a Cleveland

JaVale McGee LeBron James Tristan Thompson
JaVale McGee forcejea en la pintura frente a Tristan Thompson y LeBron James Ezra Shaw

La alineación de la muerte -Death Lineup en inglés- irrumpió en la NBA por primera vez en la temporada 2014/2015. Con una insondable cantidad de talento a su disposición, Steve Kerr se animó a probar a un quinteto inesperado: Stephen Curry, Klay Thompson, Andre Iguodala, Harrison Barnes y Draymond Green. Si bien perdieron altura, la combinación de talento, velocidad, tiro y manejo del balón les permitió sacar notables réditos ante rivales que, desorientados, no sabían a quien defender. Ese ajuste de Kerr, con Green como centro y Barnes como delantero, fue una de las claves del primer anillo que cosechó Golden State.

La derrota en las finales de 2016 a manos de LeBron James impulsó la incorporación de Kevin Durant durante la agencia libre. Con el arribo de KD y la partida de Barnes, la alineación de la muerte encontró un upgrade. El quinteto, ahora apodado Hamptons 5 porque Curry, Thompson, Iguodala y Green viajaron en 2016 a Hamptons, Nueva York, para reunirse con Durant para convencerlo de firmar con los Warriors, fue prácticamente invencible y apenas perdió un juego en los playoffs. Barrieron el oeste y se consagraron frente a Cleveland por 4-1.

En la presente edición de la postemporada, Golden State cedió un juego en la primera ronda frente a San Antonio y otro en el tercer juego de la semifinal del oeste frente a New Orleans Pelicans. Tras esa derrota, Kerr alineó por primera vez en dos años en la formación titular a la alineación de la muerte 2.0. Golden State se impuso por 26 puntos.

La tendencia se extendió durante las agónicas finales de conferencia frente a Houston Rockets, donde la formación más utilizada por Kerr fue la alineación de la muerte. Curry, Thompson, Iguodala, Durant y Green promediaron 18.7 minutos y 47 puntos por partido durante los primeros tres encuentros. La lesión de Iguodala y las dificultades defensivas de un perímetro amenazante como el que Houston ostenta limitaron las opciones de Kerr, quien continuo utilizando a Green como centro: tres de las cinco formaciones más utilizadas durante la serie lo tienen a Draymond en el poste.

Pero el emparejamiento frente a Cleveland, un equipo de muchísimo menos tiro de tres puntos y talento individual que Houston pese a la presencia de LeBron James, le permitió al coach de Golden State involucrar a una mayor cantidad de centros en la rotación. Las tres formaciones más usadas en los dos primeros partidos no disponen de Green en el poste. Curry, Thompson, Durant, Green y Kevin Looney es su formación más recurrente con 11.5 minutos por partido. La variante con JaVale McGee en lugar de Looney promedió 9.4 minutos por encuentro mientras que la alternativa con Jordan Bell como cinco suma 5.2 minutos por partido.

Con el inminente retorno de Iguodala, Kerr tendrá a su entera disposición a un plantel que le permite probar múltiples combinaciones. Mientras uno de los integrantes de alineación de la muerte descansa, Golden State sigue ganando.

Más en NBA.com

travis schlenk
¿Quién es Travis Schlenk?
Nacho Losilla
Guía Mundial China 2019
Guía completa del Mundial de básquet 2019
Leandro Fernández
Joakim Noah Dwight Howard
Debate en los Lakers: ¿Howard o Noah?
Staff NBA.com
Gregg Popovich
¿El refuerzo del Team USA? La destreza de Gregg Popovich
Matias Baldo
Juan Toscano
Gignac a Toscano: “Te quiero ver junto a Curry”
Staff NBA.com
NBA México City Games
¿Cómo comprar boletos para los Juegos NBA?
Staff NBA.com
Más noticias