);
San Antonio Spurs

Duncan y Popovich, una relación casi de padre a hijo que ahora tendrá un nuevo capítulo

tim-duncan-gregg-popovich
Duncan jugó 19 temporadas bajo el mando de Pop (NBA Getty Images)

Una de las mejores cosas que le sucedieron a los San Antonio Spurs en toda su historia fue haber perdido 62 partidos en la temporada 1996-1997 y haber terminador con el tercer peor récord en toda la NBA. Aquel inicio turbulento de temporada dejó a cargo al entonces General Manager Gregg Popovich a instalarse como nuevo entrenador, y el bajo porcentaje de victorias se convirtió en el poder para elegir primeros en el Draft de la NBA, algo que convertirían en un jugador llamado Tim Duncan.

Duncan será a partir de la temporada 2019-2019 nuevo asistente de Popovich, una noticia casi poética para una de las relaciones más queridas en la historia de la NBA. Pop fue casi como un padre para el nacido en las Islas Vírgenes, y su relación en las 18 temporadas creó un lazo pocas veces visto entre un jugador y su entrenador. A continuación, un breve repaso de los momentos más importantes entre ellos.

MÁS: La increíble historia de cómo Duncan terminó siendo basquetbolista

La primera vez

Gregg Popovich viajó a St. Croix a ver a Tim Duncan para visitarlo luego de que los Spurs ganaran la lotería.

"No era una celebridad ni mucho menos. La gente se le acercaba y lo conocía por 'Tim'".

Al parecer, Duncan se olvidó de avisarle a Pop que se manejaba del lado izquierdo. "Casi muero dos veces yendo a su casa".

Allí pasaron unos días, nadando, hablando, yendo a la playa, pasando tiempo juntos. "Me di cuenta de que era especial porque hablamos de todo menos de básquetbol", comentó.

El Draft

Las risas ya parecían de dos personas que se conocían de hace mucho tiempo.

"Él sabe que vamos a lograr grandes cosas en esta liga". La frase de Popovich resultó ser mucho más cierta de lo que cualquiera esperaba. El resto fue historia...

En la ceremonia de retiro de su camiseta, Pop bromeó: "Fue una muy difícil decisión".

El primer entrenamiento

Tim Duncan es raro. Así lo definió Pop.

"El primer entrenamiento, Tim vino con los pantalones dados vuelta. No entendíamos por qué los usaba así, pero luego hablamos con otras personas y nos dimos cuenta de que no nos importaba eso. Es un enigma".

"Algunos piensan que Kawhi Leonard habla poco. Con Duncan era casi telepático. Le decía algo y él me miraba. No sé si me prestaba atención, pero luego me di cuenta de que entendía absolutamente todo pero era tan respetuoso que no me decía nada enfrente del equipo".

Su coqueteo con Orlando

Duncan casi cambia la historia de la NBA en el año 2000. Según él y Pop, estuvo demasiado cerca de irse a Orlando Magic, donde se hubiera juntado con Grant Hill y Tracy McGrady.

Popovich recordó aquellas charlas hasta la una y dos de la mañana hablando con el ala-pivot sobre su futuro. Hasta que un día le dio la decisión final:

"Pop. Me voy a Orlando".

-

-

"Mentira, me quedo".

"Fueron los cinco segundos más largos de mi vida", dijo Pop en el retiro de la camiseta de Duncan. Pero para que vean, todavía tenía sentido del humor.

La carrot cake

Cuando Duncan anunció su retiro, Popovich fue abordado por la prensa en el gimnasio de San Antonio. Allí, luego de dedicarle unas sentidas palabras, envió un mensaje críptico: "Voy a extrañar dejarle un pedazo de carrot cake (torta de zanahoria)".

Ante la confusión generalizada, el entrenador luego contó la historia.

"Cada vez que viajábamos, tenía que ir a un restaurante que sirviera carrot cake. La compraba, se la llevaba a su cuarto y se la dejaba en la puerta, tocaba y me iba. Se acostumbró y lo tuve que hacer... ¡por 20 años".

Las declaraciones

Gregg Popovich solía contar que su único mérito en esta vida es que Tim Duncan le cayera en las manos. "Llevo muchos años aprovechándome", comentaba en los años con Timmy.

"La única manera que tendría de estropearlo sería entrenándole demasiado". Como las parejas que se han desgastado de tantos años juntas, dicen quienes tienen ojos dentro del vestuario que no necesitan hablar para entenderse. Era una imagen habitual verlos a Tim Duncan y Gregg Popovich sentados uno al lado del otro, vecinos de asiento y compañeros de silencio. "No he tenido que entrenarle en diez años. Ya ni nos hablamos. Estamos cansados hasta de mirarnos. Me conformo con que siga viniendo a los partidos", relataba con sarcasmo el técnico de los Spurs en 2012.

Más de una vez, Pop ligó su continuidad al frente de los Spurs a lo que haría Duncan, la leyenda que 'le cayó en las manos' "Cuando crea que ya no puede, parará. Quizá sea en medio de un partido. Puedo verle en medio de la pista diciendo 'Nah, no quiero seguir. Me voy' y marcharse andando. Y yo me iría detrás. Nada de orgullo, nada de nada".

Al final, Pop siguió y sigue al frente de los Spurs al día de hoy.

La dureza de los entrenamientos

El adiós

Diez minutos imperdibles para todo aquel que haya disfrutado el increíble básquet desplegado por los San Antonio Spurs.

En el retiro

"Estamos como enamorados, nos enviamos mensajes todo el tiempo", respondió Pops a la prensa. ¿Y os mandáis emojis?, fue la siguiente pregunta. "Sólo uno en el que te mandas besos", contestó.

La bienvenida

"Es justo, después de servirle durante 19 años como su fiel asistente, ahora él vuelve únicamente a devolverme el favor", bromeó Popovich tras oficializarse la incorporación de Tim Duncan al cuerpo técnico.

Más en NBA.com

Doc Rivers and Ty Lue
Tyronn Lue, nuevo asistente de los Clippers
Nacho Losilla
Ricky Rubio, Marc Gasol, Juancho Hernangómez
España definió sus 12 con 4 de la NBA
Leandro Fernández
Guía Mundial China 2019
Guía completa del Mundial de básquet 2019
Leandro Fernández
The Celtics have two potential stars in Brown and Tatum
Las preguntas de los Celtics rumbo a 2019-2020
Pablo Schatzky
P.J. Tucker
Tucker quiere renovar con los Rockets
Nacho Losilla
harden-westbrook-071219-ftr-getty.jpg
Las preguntas de los Rockets rumbo a 2019-2020
Matias Baldo
Más noticias