NBA

Las diferentes clases de los equipos y los múltiples focos de pelea rumbo a Playoffs en el cierre de la Fase Regular

Ha pasado una de las semanas más movidas en medio de la temporada NBA. Recientemente se cerró el plazo para realizar traspasos entre equipos, y posteriormente se resolvieron las principales incertidumbres del mercado de buyouts (firmas de agentes libres que fueron cortados). Sí, no sólo hemos visto canjes del tipo Aaron Gordon a Denver Nuggets o Nikola Vucevic a Chicago Bulls, sino que también se produjo la llegada de LaMarcus Aldridge a Brooklyn Nets y de Andre Drummond a Los Angeles Lakers, entre otros fichajes de jugadores libres.

Más | Las 10 conclusiones que nos dejó una movida jornada de la fecha límite de traspasos

Fueron días de operaciones que, en muchos casos, cambiaron una buena parte de la realidad o estructura de los equipos rumbo a la recta final de la Fase Regular. Es tiempo de acomodarnos después de tanta intensidad, por lo que vamos a establecer las clases o grupos para las 30 franquicias, y qué lugar ocupan en las diferentes carreras para el resto de la temporada.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí.7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Conferencia Este | Conferencia Oeste

Conferencia Este

Grandes candidatos

El Este, al menos para el resto de la Fase Regular, será una carrera entre tres. Parecía que los Bucks estaban un pequeño paso atrás en relación a la campaña pasada, pero el crecimiento del rendimiento de Giannis Antetokounmpo (o la recuperación de su forma como MVP aunque la narrativa no lo ayude como candidato tras ganar los últimos dos) reubicó a los de Mike Budenholzer: promedia 28,9 puntos (55,8% campo), 11,3 rebotes y 6,9 asistencias en sus últimos 16 partidos, de los cuales los Bucks ganaron 13. Un movimiento clave para la etapa final: el arribo de PJ Tucker, quien le dará otra versatilidad defensiva al equipo y podrá seguir desbloqueando el impacto del griego en formaciones donde es usado como pivote. Además, llegó Jeff Teague para completar el fondo de la rotación.

Los 76ers y Nets han estado ahí a lo largo de todo el año. Philly aguardará el regreso de Joel Embiid (de baja desde el 12 de marzo por una lesión en una rodilla) para retomar su verdadero potencial. Además, metió una incorporación que puede ser muy valiosa por su tiro, defensa y experiencia: George Hill, llegado desde Oklahoma City Thunder (aún se recupera de una lesión).

Brooklyn, por su parte, parece el candidato de todos. Entre la lesión de Durant (baja desde el 13 de febrero) y las intermitencias de Kyrie Irving (algunos problemas físicos mínimos y tres ausencias por cuestiones personales), James Harden ha dado un paso al frente hasta convertirse en uno de los principales candidatos a MVP: 29,1 tantos, 9,6 rebotes y 11,2 asistencias desde la lesión de KD, con récord de 16-2 en esos 18 partidos (sin contar el último ante Houston, donde salió con una molestia). Además, metieron dos piezas de nombre entre los buyouts: Blake Griffin y LaMarcus Aldridge, quienes dejaron atrás sus mejores años pero pueden sumar su cuota de jerarquía desde atrás en minutos reducidos.

Para los de Steve Nash, el cierre de la Fase Regular, más que una búsqueda de la mejor posición, será tratar de lograr la mejor forma posible, con todo su plantel completo, para llegar a los Playoffs a tono.

A favor de los Sixers: tienen el 2° calendario restante más accesible, según Tankathon. Nets y Bucks están en la mitad del lote entre los más complejos: 14° y 16°, respectivamente.

Un paso atrás de los candidatos

Por más que las posiciones hoy lo ubiquen entrando y saliendo de los puestos directos a Playoffs, la 2019-2020 nos dejó una lección sobre los de Erik Spoelstra. Está claro que no hay que descartar a Miami a la hora de la pelea, un equipo cuyas irregularidades en este curso estuvieron más ligadas a lesiones y problemas con los protocolos de salud y seguridad de la liga que con su rendimiento en sí. Con un poco de suerte y continuidad, el Heat puede retomar su forma de candidato. Y está el factor de ser de revancha de las pasadas Finales en el aire.

Como si fuera poco, Pat Riley acordó dos traspasos que le pueden dar un salto para el tramo final: las llegadas de Victor Oladipo y Nemanja Bjelica, quienes pueden darle muchas soluciones y respuestas por sus variados recursos y experiencia. Días antes también había llegado Trevor Ariza para potenciar el núcleo. Miami tiene un plantel con muchas variantes, carácter y años de recorrido en la liga como para saber qué hacer en la recta final.

Directo a Playoffs y Play-in

Recordando que, para esta temporada, los seis primeros de cada Conferencia irán directo a los Playoffs y del 7° al 10° disputarán un apasionante Play-in, bien podríamos hacer una diferenciación entre los equipos. Sin embargo, el Este tendrá una carrera espectacular en la parte final del curso. A 25-27 partidos del cierre, entre el 4° y el 9° hay sólo 3 juegos de distancia. Y, curiosamente, el 10° (a 5 juegos del 4°) es quien mayor salto podría dar.

Hablamos de Chicago Bulls, uno de los grandes protagonistas del cierre de los traspasos tras acordar el arribo de Nikola Vucevic desde Orlando. La gerencia pateó el tablero con los jóvenes (se desprendió de Wendell Carter Jr., entre otros) y apostó a la veteranía, no sólo con Vooch sino también con los otros que llegaron (Daniel Theis y Al-Farouq Aminu), más el mayor protagonismo para los que estaban (Thad Young y Tomas Satoransky) en lugar de los jóvenes que quedan (Lauri Markkanen y Coby White). Si las piezas encajan bien, los de Billy Donovan podrían dar un salto.

El resto del lote es una moneda al aire. Boston probablemente tendría que estar en la misma sintonía que Miami por su poder de fuego de estrellas con Jayson Tatum y Jaylen Brown, y por conocer de instancias importantes. Pero el equipo dio un paso atrás en todo sentido en este curso, y en el mercado no se movieron demasiado (apenas llegó Evan Fournier para, en principio, aportar desde el banco). Hornets y Knicks están un paso al frente en las posiciones, pero los primeros tendrán que hacerle frente a la recta final sin LaMelo Ball (lesionado en una mano) y los segundos tendrán que convivir con sus propios fantasmas del pasado. Los Hawks crecieron con la llegada de McMillan, pero aún presentan dudas. ¿Cuánto podrá levantar Caris LeVert a los Pacers?

El factor salud y la convivencia con la incertidumbre de los protocolos serán cuestiones a tener en cuenta en esta carrera. Pero la mesa está servida para una definición en la que cada partido vale su peso en oro.

En el límite pelea/rearmado

Dos equipos que están más cerca del lote de Play-in (a 2 del 10°) desde los números que desde las sensaciones. Aún sorprende ver a los canadienses en un lugar tan bajo. Pese a que dejaron atrás las múltiples bajas por los protocolos, el equipo sigue sin levantar. Estuvieron cerca de apretar el botón de reset sobre el deadline, pero Kyle Lowry sigue en el plantel (aunque ha salido Norman Powell) y, junto a Fred VanVleet, Pascal Siakam y OG Anunoby, parecen tener un cuarteto que, como mínimo, debería aspirar a pelear por el Play-in. Resta resolver un sinfín de problemas en su rendimiento, algo que puede ser aún más complejo al enfrentarse al 7° calendario restante más complejo.

Los Wizards, en tanto, son un reflejo de lo que se esperaba: su cercanía en las posiciones es más por el potencial individual de Bradley Beal y Russell Westbrook que del rendimiento del equipo con un plantel escaso de talento y variantes. De lo que puedan hacer sus estrellas y del salto que pueda dar alguno más (sobre todo Rui Hachimura) dependerá parte de la suerte de un conjunto que está en el límite de competir a full por la postemporada o enfocar en el desarrollo de algunos valores jóvenes.

Reconstrucción

Ninguno está en condiciones de aspirar al lote de arriba, ni por rendimiento ni por cualidades de sus planteles. Orlando apretó el botón de reinicio tras desprenderse de sus mejores jugadores sobre el deadline (Vucevic, Gordon y Fournier), y comienza una etapa donde buscará competir mientras evalúa qué tiene en sus jóvenes (sobre todo en el llegado Wendell Carter Jr.). La irrupción de Chuma Okeke (18,0 puntos, 53,3% triples en 5,0 intentos, 5,3 rebotes, 3,0 asistencias y 1,7 robos desde el deadline) es otra cuestión a seguir de los de Florida. En los Cavs y los Pistons también mucho pasará por ver qué pueden hacer los más jóvenes, con Cleveland con el mayor grado de 'urgencia' para evaluar el segundo curso de la pareja Sexton-Garland, más su conexión con Jarrett Allen, la nueva referencia interior.

Conferencia Oeste

Grandes candidatos

No importa lo que digan las posiciones: hasta que se demuestre lo contrario, los dos equipos de Los Angeles son las principales referencias de la Conferencia Oeste, por su poder de fuego individual y por todo lo que rodea a sus planteles y estructuras. El caso de los Lakers es llamativo: seguirán unas semanas más sin LeBron James y Anthony Davis, algo que incluso podría hacerlos caer bastante en la tabla. Pero claro, las dos estrellas deberían estar sin problemas para los Playoffs. ¿Alguien duda que los de Frank Vogel seguirán siendo los principales candidatos por más que su posición los ponga un tanto detrás del resto? No debería ser una duda. La incertidumbre: cómo encajará Andre Drummond en el equipo.

Para los Clippers, en tanto, resta ver cómo funcionará el gran refuerzo sobre el deadline: Rajon Rondo, quien llegó desde Atlanta para resolver la carencia de un organizador/creador que tenía el plantel de Ty Lue. Si el ex Boston se parece al que disfrutaron los Lakers en los últimos Playoffs, los Clippers tendrá un arma muy importante para acompañar a Kawhi Leonard y Paul George.

¿Grandes candidatos?

El conjunto de Quinn Snyder ha tenido el #1 de la NBA prácticamente durante todo el año. Presenta, probablemente, el mejor nivel de juego en cuanto a balance y potencial en ambos costados del campo, con un sistema ofensivo que fluye y daña desde varias piezas y que lastima como nadie desde el triple y su sentido colectivo, pero que gira alrededor de un mejorado Donovan Mitchell; más una estructura defensiva con Rudy Gobert como ancla.

Variantes, experiencia, funcionamiento... ¿Qué le falta para sacarle los signos de interrogación a su clase y ubicarlo en la línea de Lakers y Clippers? Entre otras cosas, trasladar todo lo bueno que están haciendo ahora en los Playoffs (basta con ver el ejemplo de los Bucks en los últimos años para tenerlo presente). Recordemos que este mismo núcleo del Jazz dejó escapar un 3-1 en la Primera Ronda pasada.

Directo a Playoffs y con chance de más

Salvo una explosión total de Luka Doncic con sus Mavs, más una caída de este grupo, todo parece indicar que los 6 que irán directo a Playoffs en el Oeste están definidos (los Mavs, 7°, están a 2,5 de distancia de Portland). Y el factor que mayor establece esta división con los de atrás es que estos tres equipos, tranquilamente, podrían aspirar a meterse en el grupo de candidatos reales y fuertes.

Phoenix es el actual 2° de la Conferencia, una ratificación del impacto total de Chris Paul con su llegada. De lo bueno en la burbuja con Devin Booker, al salto total con el ingreso de CP3. Monty Williams exprime como pocos a un plantel que dio un paso al frente en su rendimiento, que tiene personalidad y disfruta de dos pilares individuales como su pareja de base-escolta. La falta de experiencia, quizás, será su principal piedra en el camino.

Denver está en línea ascendente, y se suma el factor de la llegada de Aaron Gordon (más JaVale McGee) sobre el deadline. El ex Orlando ofrece un mayor balance a un plantel que no lo tenía, apunta a solucionar parte de las dudas defensivas y luce como un complemento ideal para las dos jóvenes estrellas en enorme nivel, Nikola Jokic (potencial MVP) y Jamal Murray. Además, Michael Porter Jr. está por la línea correcta de su evolución. Malone cuenta con un plantel largo, con variantes y que ya sabe de qué se trata tras llegar a las Finales del Oeste en 2020.

Portland, por su parte, ha sobrevivido a las lesiones (CJ McCollum y Jusuf Nurkic) gracias a un Damian Lillard en modo MVP. El base, ya instalado por completo en la elite individual de la liga, es absolutamente diferencial, y recupera a sus compañeros para la recta final. Además, llegó Norman Powell para potenciar el poder de fuego ofensivo. ¿La principal duda? La debilidad defensiva. Pero si los de Stotts logran maquillar esos problemas, tienen todo para pelear mano a mano contra cualquiera.

Carrera a Play-in

Seis equipos en 4 juegos de distancia, sólo cuatro tendrán su lugar en el Play-in. El Oeste tendrá la misma emoción que el Este en su pelea, sobre todo con la irrupción de los Kings (siete victorias en los últimos ocho partidos) de la mano de De'Aaron Fox, y los Pelicans de un Zion Williamson destrozando marcas y estableciendo diferencias con su potencia, recursos y espectacularidad.

En este grupo, Dallas debería tener una ventaja: con las irregularidades en el pasado, Luka Doncic y Kristaps Porzingis podrían tener un sprint final que los posicione de mejor manera tras un inicio de curso lejos de lo esperado. Spurs y Grizzlies coinciden en una dinámica: su capacidad competitiva depende del paso al frente que sigan dandos sus respectivos núcleos jóvenes (los texanos con el factor ventaja en la experiencia por contar con Gregg Popovich y DeMar DeRozan, Patty Mills y Rudy Gay como sobrevivientes de la vieja guardia). ¿Y los Warriors? Tantas dudas y problemas en su nivel de juego como potencial de subir de la mano de un jugador único como Stephen Curry.

Reconstrucción

Los tres están en otra sintonía completamente diferente, y entre ellos hay también una diferencia. OKC está en reconstrucción, y la decisión de sentar a Al Horford por el resto del curso para darle más lugar a los jóvenes es otra declaración de principios de lo que se busca. El tema es que el Thunder, aún así, se mantiene competitivo noche a noche. Incluso se puede decir que ya ha superado las expectativas de muchos para este curso con las 19 victorias actuales.

Ser competitivo noche a noche es algo que ni Houston ni Minnesota está logrando. En Texas habrá que esperar lo que puedan generar Christian Wood y Kevin Porter Jr. (sobre todo cuando se decida dar de baja a John Wall en algún momento del tramo final, algo que se ha mencionado como una oportunidad) como ejes del futuro; mientras que los Wolves apostarán a ver de una vez por todos lo que tienen en D'Angelo Russell y Karl-Anthony Towns cuando el base regrese de su lesión (apenas han compartido cancha desde el traspaso del curso pasado), más el tramo final de un Anthony Edwards en ascenso.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con los Knicks
Nacho Losilla
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retiro?
Juan Estevez
klay-thompson-111920-ftr-getty
¿Cuál será el regreso más destacado de la 2021-22?
Juan Estevez
Más noticias