Denver Nuggets

Denver Nuggets, uno de los ganadores del deadline: así queda tras los traspasos por Aaron Gordon y JaVale McGee

A la hora de sacar conclusiones de este cierre del mercado de traspasos, Denver Nuggets debería aparecer como uno de los grandes ganadores. En los últimos años, el conjunto de Michael Malone no se ha caracterizado por grandes movimientos en medio de una temporada, apostando a la continuidad de un proyecto que ha dado sus frutos. Sin embargo, este jueves cambiaron un poco esa dinámica, concretando dos traspasos que parecen mandar un mensaje: el equipo buscará ganar ahora, intentará potenciar un cartel como candidato que se había desvalorizado un poco, tratando de maximizar esta ventana competitiva en pleno pico de rendimiento de sus dos estrellas, Nikola Jokic y Jamal Murray.

Más | Todo lo que pasó sobre el cierre del deadline

Los canjes por JaVale McGee y, sobre todo, por Aaron Gordon responden (en la teoría) a las carencias que tenía el equipo, de andar irregular en este curso que los tiene en el 5° lugar del Oeste (récord de 26-18). Lo que quedaba claro, más allá del balance, es que los de Colorado estaban un escalón por debajo de la elite del Oeste. Estas operaciones podrían acercarlos nuevamente a ese lote de Lakers (con LeBron y Davis sanos), Clippers, Jazz y Suns.

Pero bueno, vamos a analizar varios puntos de cómo se movió y cómo ha quedado el equipo que cuenta con el argentino Facundo Campazzo.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí.7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Una decisión difícil, pero un precio bajo

Gary Harris ha sido un símbolo de este proyecto de los Nuggets con Michael Malone. Elegido en el 19° lugar del Draft 2014, fue creciendo de manera consistente y sostenida hasta tener un pico altísimo en la 2017-2018, donde promedió 17,5 puntos (39,6% triples), 2,6 rebotes, 2,9 asistencias y 1,8 robos en 34,4 minutos. A inicios de ese curso firmó una renovación por 4 años y 84 millones de dólares que parecida acertada. Al cabo, Harris se estaba convirtiendo en uno de los mejores 3&D de la liga. Claro que lo que vino después fue lo que ha llevado a esta salida.

Y es que Harris, desde aquella 2017-2018, no fue el mismo: con la actual ya son tres temporadas de regresión total, sin rastros de aquel jugador importante. Un motivo clave, sin dudas, son sus problemas físicos: apenas 57 y 56 partidos en las dos temporadas previas, y 19 sobre 44 en la actual. Varios problemas musculares lo han llevado a disputar apenas un partido desde febrero. Desde la 2018-2019, sus promedios son 11,4 tantos, 33,4% triples, 2,8 rebotes, 2,1 asistencias y 1,1 robos en 30,3 minutos. ¿En la 2020-2021? 9,7 unidades y 32% triples.

Harris era completamente valorado al interno del vestuario. De hecho, Jamal Murray y Monte Morris han expresado su tristeza en redes sociales después del movimiento. Malone ha destacado su importancia para la organización en reiteradas oportunidades. No, nadie le quitará a Harris su cartel de respetado para lo que construyó Denver en estos años. Pero la gerencia, a veces, tiene que tomar decisiones que, desde lo emocional, son complejas. Esta es una de ellas.

Claro que, desde lo deportivo, tiene todo el sentido del mundo, porque Harris es un jugador que prácticamente no estaba aportando y plagado de dudas físicas que, como si fuera poco, tenía un contrato alto (19,1 millones este año, 20,4 el próximo).

¿Por qué más tiene sentido? Porque la ventana competitiva de Denver es ahora mismo. Ahora es cuando Nikola Jokic está jugando a nivel de MVP, y Jamal Murray está dando un salto como una estrella tras su explosión en los últimos Playoffs. Aaron Gordon es hoy una mayor certeza (además de un mejor encaje, que ya analizaremos) que el potencial de Harris como "mejor defensor del equipo". Por eso también el equipo se desprendió de un rookie interesante como RJ Hampton, quien probablemente no fuera a jugar en la postemporada; y por eso intercambió juventud por experiencia con lo de McGee por Hartenstein.

Aaron Gordon y un plantel más balanceado

Las irregularidades de Denver, en buena parte, se debieron a un plantel que lucía mal armado. O mejor dicho, mal balanceado. Los Nuggets tenían un exceso de guardias y portadores de balón, y una carencia en aleros con capacidad defensiva, con el molde que dejaron vacío Jerami Grant y Torrey Craig con sus salidas en la Agencia Libre. Por eso parece ideal el fichaje de Aaron Gordon.

Es cierto que no había explotado en Orlando, pero Gordon suma centímetros, defensa, capacidad atlética y versatilidad a un plantel que lo necesitaba. Es un jugador con buenas cualidades técnicas, que sabe jugar sin balón (clave alrededor de Jokic) y con un lanzamiento exterior que ha mejorado como nunca en este curso (37,5% en 4,5 intentos). Y, sobre todo, es alguien que ofrecerá una versatilidad defensiva que el equipo no tenía.

Los Nuggets no parecían tener a esa figura que, físicamente y por capacidad, se pueda emparejar con los aleros fuertes de la Conferencia (Leonard, LeBron, George, etc.). Gordon ofrece ese molde, como así también la capacidad para defender en múltiples posiciones. Es, básicamente, un perfil que Denver no tenía hasta ahora, y que liberará al mismo tiempo un poco de la carga defensiva que se le estaba reclamando a Michael Porter Jr., alguien que está tratando de mejorar la pobre imagen dada atrás en su año de novato.

En menor medida, Gordon también podría dar una mano con una carencia importante que tienen los Nuggets a la hora de proteger su aro, algo para lo que también ayudará la llegada de McGee (2,9 tapones cada 36 minutos en esta temporada): los de Malone son el peor equipo de toda la NBA defendiendo en la zona restringida, permitiéndole 68,8% de campo a sus rivales. JaVale podría dar una mano o, al menos, ser más confiable que Hartenstein, sumada a su experiencia y respeto. No por nada ha estado en tres campeonatos (dos con Warriors y uno con Lakers) antes de este curso, y no sólo que ha estado sino que ha sido una pieza valiosa para la rotación.

¿Cómo podría quedar la rotación de Denver?

Malone ya había dicho que Paul Millsap había aceptado salir desde el banco, usando una doble base entre Murray y Morris mientras Monte estuvo sano (baja en los últimos siete partidos). Con Aaron Gordon en la ecuación, todo parece indicar que habrá un nuevo retoque en el quinteto inicial.

  • Posibles titulares: Jamal Murray, Will Barton, Aaron Gordon, Michael Porter Jr., Nikola Jokic
  • Banco: Monte Morris, Facundo Campazzo, PJ Dozier, Paul Millsap, JaMychal Green, JaVale McGee

Sin contar a los jóvenes (ni tampoco a Gary Clark, llegado en el traspaso de Gordon), Malone quedaría con hasta 11 jugadores con chances de dar minutos confiables. Morris y Campazzo como conductores de la segunda unidad, más tres interiores que pueden aportar versatilidad defensiva, dureza y experiencia. Dozier ha sido un comodín interesante para el entrenador, aunque quizás sería todo más natural con un alero defensivo de recambio en su lugar.

Lo concreto es que los Nuggets han potenciado su plantel y estructura para la recta final de la temporada, quedando con más y mejores opciones para combinar de diferentes maneras en el tramo decisivo del curso. Punto a favor de Tim Connelly, principal responsable de la gerencia, a la hora de maximizar sus recursos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

kawhi leonard
Kawhi, George y el desgaste físico ante Utah
Nacho Losilla
chris paul
Paul y la fiabilidad de un base Salón de la Fama
Nacho Losilla
ben simmons
🎥El fantástico tercer cuarto de Ben Simmons
Nacho Losilla
Draft 2021
La Guía del NBA Draft 2021
Juan Estevez
League Pass Gratis
Los detalles para suscribirte a NBA League Pass
NBA.com Staff
Rudy Gobert
🎥La Posesión: el impacto defensivo de Gobert
Leandro Fernández
Más noticias