Playoffs 2021

La posesión: La defensa de PJ Tucker sobre Kevin Durant y cómo ha cambiado la serie

Bienvenidos a una nueva edición de "La Posesión", una sección en la cual el Staff de NBA.com analiza una posesión en particular de determinado partido de la temporada, revelando detrás de ella un significado mucho más grande del que parece.

En esta oportunidad, ponemos en el foco en PJ Tucker y en Kevin Durant, dos jugadores llamados a definir la eliminatoria cada uno en su disciplina. Y es que el integrante de los Bucks ha estado realizando un trabajo excepcional sobre KD en defensa, lo cual ha permitido a su equipo empatar la eliminatoria.

En cualquier otro momento histórico en la NBA un perfil como el de PJ Tucker habría quedado relegado al fondo del banco. Una figura muy limitada en cuanto a altura para jugar de interior (1,98 m), sin habilidades suficientes sobre drible para producir a media cancha como un alero clásico. Por fortuna, el nativo de North Carolina ha tenido la suerte de vivir en un periodo en el que el triple tras pase y las figuras destinadas a espaciar el campo sin apenas uso ofensivo son tan necesarios. Sin embargo, lo que más ha hecho crecer el valor de Tucker como jugador ha sido sus habilidades para la defensa en uno contra uno, especialmente contra estrellas rivales.

MÁS | NBA Playoffs 2021: ¿Cómo puede afectar la posible baja de Kyrie Irving a Brooklyn Nets?

Una capacidad para convertirse en el stopper defensivo del equipo que está permitiendo a Milwaukee Bucks remontar la serie ante los Brooklyn Nets.

Echemos un vistazo al vídeo:

La Posesión:

Análisis:

Una de las aptitudes más destacables de Kevin Durant como anotador ha sido siempre su capacidad para salir de bloqueos indirectos y encontrar sus lanzamientos sin balón, modulando su cuerpo, el ritmo de arrancada y jugando con su emparejamiento para lograr la ventaja necesaria. Sin ir más lejos, en la Fase Regular el alero fue capaz de anotar en tiro tras pase con una efectividad del 54% en tiros de 2 y 44% en triples, es decir, nivel élite.

En esta acción en concreto se puede apreciar la devoción e implicación que pone PJ Tucker para negar la recepción de Durant en la salida, anticipando el movimiento de su par para que no pueda conseguir obtener la bola en una situación propicia. Para ello, el jugador de los Bucks se coloca cara a cara con KD, de espaldas a balón, de tal modo que pueda defender la línea de pase aunque arriesgando a que el atacante pueda jugar una puerta atrás sin capacidad de reacción.

En el momento en el que Tucker detecta que Durant empieza a moverse para recibir, este va a su encuentro, cerrando completamente la línea de pase en persecución. Un trabajo excelente y nada sencillo de realizar cuyo objetivo no es otro que mermar físicamente a su oponente y ralentizarle, tanto al largo como al corto plazo. En primer lugar porque castiga mucho los esfuerzos en tramos cortos, de tal modo que, si logra recibir, haya tenido que superar un tramo muy corto de alta intensidad simplemente para hacerse con la bola y tratar de anotar. En segundo lugar, todas estas posesiones generan un poso en el atacante que acaba siendo decisivo en el cierre del partido por la fatiga acumulada. Además, si la defensa es satisfactoria puede generar un efecto de desconexión en el oponente ante la negación del ataque o el fallo continuado.

El plan de los Bucks no es anular completamente a Kevin Durant y que se quede en 0 puntos, pues esto a un nivel NBA es impensable ya que todas las estrellas cuentan con el talento suficiente para anotar pese a todo tipo de defensa, así como para forzar faltas y acudir a la línea de tiros libres. Por ello, lo que tratan de realizar los de Budenholzer es reducir el impacto del alero, hacer que sus porcentajes bajen y que vayan cayendo conforme avanza el partido.

Veamos otro ejemplo:

Aquí aunque el jugador de los Nets consigue recibir, lo hace con Tucker completamente pegado a él, como una extensión de sí mismo, favoreciendo que pueda aguantar en el uno contra uno. El objetivo de Durant al recibir en el poste bajo es doble, primero tratar de forzar una falta al incrementar el posible contacto y, segundo, conseguir un lanzamiento relativamente cómodo al no tener defensas a la espalda que puedan saltar a la ayuda. Sin embargo, su marcaje posee las habilidades suficientes tanto para aguantar el impacto de KD al poste como para responder rápidamente a sus movimientos de cara, una doble aptitud nada fácil de poseer y que lo lleva a realizar un tiro forzado prácticamente sin ángulo.

Pero el trabajo de PJ Tucker sobre el MVP de 2014 no solo se limita a las acciones sin balón, sino que también está realizando un trabajo excepcional sobre drible, y en concreto en la defensa del bloqueo directo. Ante las bajas de los Nets, estos están requiriendo que KD tenga un mayor protagonismo con la bola, algo que a priori le hace más peligroso por su fantástico control de su cuerpo, rapidez y cambio de ritmo en llegada.

Esta acción resulta muy claro el gran trabajo del alero de Milwaukee:

Como se apuntaba, es en el bloqueo directo donde Tucker más problemas puede tener ya que debe pasar por arriba la pantalla para evitar que KD tenga un tiro cómodo mientras el otro compañero, normalmente un interior, se mantiene hundido para llegar a puntear o estar listo ante penetración. De hecho, Durant en varias ocasiones a lo largo del último encuentro logra zafarse de su marca, pero cuando ataca al aro o lanza falla por el trabajo previo de desgaste.

O peor, busca a la desesperada forzar la falta sin éxito:

¿Por qué importa?

La defensa de los Bucks ya era de élite antes de que llegase PJ Tucker al equipo, pero su desembarco respondía a un perfil muy específico y destinado en concreto a ser clave en la serie ante los Brooklyn Nets. Desde que el jugador llegase a Houston Rockets este se ganó una fama de ser el mejor defensor de Kevin Durant de toda la NBA, siendo célebres sus actuaciones en Fase Regular y en Playoffs donde logró mermar considerablemente a la por entonces estrella de los Warriors:

  • 2019: 12-28 en tiros de campo (42,9%), 1-6 en triples (16,7%) a lo largo de 114 posesiones en 5 partidos
  • 2018: 9-20 en tiros de campo (45%) 3-7 en triples (42,9%) a lo largo de 53 posesiones en 7 partidos

Algo que parece seguir manteniéndose en este 2021 como muestran los datos.

En las 111 posesiones que KD ha sido defendido por el jugador de los Bucks, este se ha quedado en un 20 de 43 en tiros de campo, es decir, un 46,5%. Un dato que ha ido de más a menos conforme ha ido avanzando la serie, ya que Milwaukee cayó en los dos primeros duelos sin realizar un buen trabajo defensivo en absoluto. A esto hay que añadir que Durant acumula un 4 de 14 en triples, tan solo 9 asistencias y 6 pérdidas.

Si finalmente los Nets no puede contar con Irving y Harden en el resto de la eliminatoria, el trabajo de PJ Tucker puede acabar siendo decisivo ya que la necesidad de puntos del equipo de la estrella va a ser incluso mayor, pudiendo los Bucks centrar su trabajo aún más sobre Durant.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Sarr
🔍️ Oliviar Sarr, francés de altura y tiro
Juan Estevez
Livers Henry
🔍️ Livers y Henry, perimetrales de Michigan
Juan Estevez
Durant
Tokio 2020: las tres historias de la primera jornada
Juan Estevez
Manu Ginóbili
Eligiendo al MVP de cada JJOO: 1984 a 2016
Juan Estevez
nba-plain--15bc46e4-804c-4786-87a9-3024c9f2e710.jpeg
Cunningham: "Siento que soy el primer pick"
Leandro Fernández
Banton
🔍️ Scouting del Draft: McClung, Walker y Banton
Juan Estevez
Más noticias