);
Top Stories

Debate NBA: ¿Qué jugador de la Clase 2018 del Salón de la Fama tomarías para tu equipo?

La Clase 2018 del Salón de la Fama bien podría verse como una de las mejores de todos los tiempos, toda una definición al hablar, siempre, de verdaderas leyendas del básquet. A modo de previa de la ceremonia, el Staff de NBA.com se propone un desafío. ¿Qué jugador de ellos tomarías para incorporar a tu equipo? Veamos...

Leandro Fernández (@FernandezLea)

Steve Nash

Hay que confesarlo: acá hay una debilidad, y probablemente esa debilidad sea compartida por más de uno. El canadiense es la elegancia puesta al 100% en un jugador de básquet. Es el arte del pase en su máxima expresión. Es la inteligencia a toda potencia para conducir. Es el ejemplo de pensar en lo colectivo por encima de lo individual.

Además, Nash fue la combinación perfecta entre un base "del pasado", con la creación como opción principal, y un base de esta NBA moderna en donde la mayoría tiene el aro constantemente en la mira. Era la medida justa para cada aspecto, aunque siempre con la primera como bandera.

Como si fuera poco, para los de este lado del mundo, es un personaje cercano y admirable por su pasión y fanatismo por el fútbol, algo que encima practica de excelente manera. Sí, tiene poco que ver con el deporte de la pelota naranja, pero a la hora de elegir entre opciones fantásticas, desempata la empatía.

Steve Nash es el claro ejemplo de que no se necesitan anillos ni títulos para ser un gigante. Sentarse y admirarlo debe ser un plan único para todo amante del básquet.

Más: Clase 2018 del Salón de la Fama: la carrera de Steve Nash.

Pablo Schatzky (@pchaski)

Que me perdone mi amor por Jason Kidd y Steve Nash, pero tengo que ir con Ray Allen. Una de las razones, probablemente la más importante, es porque encestó el tiro más determinante y más clutch que yo haya visto en vivo en mi vida, aquel en el Juego 6 de las Finales de la NBA 2013 contra los San Antonio Spurs.

Ray Allen fue un experto en triples cuando todavía escaseaban los maestros en esa materia. Tuvo ocho temporadas a lo largo de su carrera donde se anotó con una eficacia superior al 40% en disparos de larga distancia y ocho temporadas donde promedió más de 20 puntos por juego.

Quizás sus estadísticas individuales no son tan consistentes como las de Nash o Kidd a medida que fueron envejeciendo. Pero tampoco hay que olvidarse del joven Allen, aquel jugador que en transición era una amenaza para todos los defensores que se pusieran en el camino. "A veces la gente se olvida que hago más que tirar triples", dijo una vez. Este video lo prueba.

No me detuve en lo fundamental que fue en el campeonato que consiguió Boston Celtics en 2007-08 ni en la rueda de auxilio para que los Heat pudieran alzar el trofeo en 2013. Porque a fin de cuentas, ese instante desde la esquina tras el rebote de Chris Bosh pasó a ser una de las imágenes de la NBA para siempre. Y Jesus Shuttlesworth fue el actor principal. Por eso lo elijo.

Más: Clase 2018 del Salón de la Fama: la carrera de Ray Allen.

Matías Baldo (@matiasbaldo)

Steve Nash

En una época en la que los guardias se distinguen por anotar más que por asistir, Steve Nash es el epítome del básquet antiguo. El canadiense podría haber sido egoísta para eyectar sus cifras goleadoras pero su devoción por encontrar siempre al compañero mejor ubicado lo transformaron en un símbolo de altruismo en la liga, del básquet bien jugado que a muchos -entre los que me incluyo- nos deleita. Si, hay belleza en noches inolvidables de 30 o 40 puntos de los bases modernos, pero más aún en un guardia cuya fascinación consistía en entregarle la pelota a un compañero.

Además su historia es fantástica: hasta la temporada 2003-2004, con 30 años y después de seis temporadas en la liga, parecía un jugador más cuando volvió como agente libre a los Phoenix Suns. Con Mike D'Antoni, Nash se transformó en el epicentro de uno de los mejores ataques de todos los tiempos. Si bien le faltó el anillo que engalane su carrera, Nash alzó dos premios al MVP de la temporada regular y promedió 16.7 puntos y 11 asistencias por partido con una eficacia del 51% de tiros de campo, 44% en triples y 91% en libres entre sus 30 y sus 37 años.

Nash fue el líder de aquel equipo que desarrollaba su ofensiva en siete segundos o menos. El canadiense transformó a Phoenix y sembró la semilla que germinó en el básquet que actualmente conocemos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

#Giannis
Giannis cumplió la profecía de Kobe
Matias Baldo
Giannis Antetokounmpo llora
MVP: El discurso completo de Giannis
Matias Baldo
MVP history
Todos los MVP de la historia de la NBA
Staff NBA.com
Giannis Antetokounmpo MVP
Giannis Antetokounmpo gana el premio a MVP
Matias Baldo
Rudy Gobert
Todos los mejores defensores de la historia
Staff NBA.com
Rudy Gobert
Defensor del año: Rudy Gobert
Matias Baldo
Más noticias