);
San Antonio Spurs

David Robinson vs. Shaquille O'Neal: Una batalla histórica por el título de máximo anotador en 1994

Año 1994. La serie Friends ve la luz revolucionando la televisión en los siguientes años, Oasis lanzaría su álbum de debut Definitely Maybe y se comercializaría la primera PlayStation. Un año de muchas modificaciones y que marcaba el cambio de tendencia que iba a producirse tiempo en adelante. Mientras, en la NBA, hacía unos meses ya que Michael Jordan había abandonado el básquet estando en la cúspide de su carrera para centrarse en el béisbol. Una decisión que abría una lucha de poder en la liga por alzarse como el siguiente campeón tras tres temporadas de absoluto dominio de los Chicago Bulls.

La ausencia del mejor jugador del momento no solo generaba una ventana de oportunidad para otros equipos, sino que tras siete temporadas consecutivas siendo el máximo anotador, Su Majestad no iba a estar para defender su título. Es aquí donde entran en juego dos jóvenes pivotes que dominarían la competición durante la década de los '90 gracias a su facilidad para anotar así como para marcar la diferencia bajo los aros: David Robinson y Shaquille O'Neal.

MÁS | George Gervin, David Thompson y algo más que puntos en el último partido de la temporada 1977-1978

La primera mitad de la temporada 1993-1994 estuvo marcada por la sencillez con la que el jugador de Orlando Magic era capaz de marcar la diferencia. Su físico imponente, que obligaría a cambiar la composición de las canastas en la NBA para resistir el impacto de Superman, causó verdadero pánico en sus rivales. No solamente se trataba de fuerza, sino de la rapidez de ejecución con la que movía sus más de 130 kilos de peso. Así, en los primeros 41 partidos de ese año los números del atípico sophomore lo colocaban al mando de la clasificación de anotadores, con 28,9 puntos y un 61% de acierto.

Siguiéndole los pasos bien de cerca estaba el Almirante, que entraba en sus mejores años de carrera en unos Spurs que se las prometían muy felices con John Lucas de técnico. Robinson fue de largo en aquel curso el jugador con más talento y más regular de San Antonio, condensando en sí mismo todas las facetas del juego, siendo el líder en puntos, asistencias, robos, tapones y el segundo en rebotes (el primero fue Rodman). El pivote de Florida llegaba al ecuador del curso siguiendo de cerca la estela de Shaq, con 27,8 puntos y un 49% de acierto.

Sin embargo, el último stint de temporada de David Robinson sería impresionante, tanto que lo colocaría en disposición de conseguir el título de máximo anotador e incluso en las conversaciones por el MVP de aquel año. En cuatro ocasiones de los últimos 30 partidos alcanzaría los 40 puntos, y en 21 rompería la barrera de los 30 tantos. Mientras, O'Neal sería fruto de su propio proceso de adaptación a la NBA, consiguiendo 17 actuaciones de más de 30 puntos pero sin alcanzar la regularidad que sí desplegaría el mencionado Robinson.

La noche de la verdad

Llegados al último encuentro de la temporada regular, O'Neal y Robinson estaban empatados a 29,3 puntos por partido de media. La insistencia del pivote de los Spurs parecía dar sus frutos y el calendario iba a jugar a su favor. Así, la última jornada vería años después cómo un jugador de San Antonio tenía en su mano ganar el título de máximo anotador siguiendo los pasos de George Gervin en su épica pugna ante David Thompson.

Como sucediese con Gervin en 1978, los Spurs al completo encabezados por su entrenador John Lucas decidieron centrar todos sus esfuerzos en hacer todo lo posible para que Robinson superase a O'Neal. La consigna desde el primer minuto fue clara: balones al Almirante. De nada importó que la defensa de LA Clippers pusiese dos o incluso tres defensores sobre él.

"Fue increíble", dijo Robinson al Tulsa World. "Mi equipo ha estado detrás de mí todo el año. Siempre me empujan a hacer muchas cosas individuales. Como líder, solo trato de ganar partidos, pero esta noche realmente querían que tirase. Cuando comenzó el partido, me buscaban casi siempre en la cancha".

MÁS | La Guía definitiva de "The Last Dance"

El Almirante anotaría 71 de los 112 puntos de los Spurs en una exhibición de dominio ofensivo que no se veía precisamente desde Iceman. "No me dejaron anotar", dijo Robinson al Chicago Tribune. "Esos tipos [Los Angeles Clippers] estaban locos. Me maldecían en el suelo y decían: "De ninguna manera vas a obtener el título de anotación", relataba.

Shaq no lo tendría nada fácil. En frente, unos New Jersey Nets siempre batalladores que harían todo lo posible por frenar la potencia física del ex de LSU, que en aquella noche dio la sensación de que no le importaba en exceso el mencionado galardón. En efecto, O'Neal superaría su media de puntos acumulada con una actuación en la línea de lo visto hasta el momento, firmando 32 puntos con un 57% de acierto en tiros de campo durante los 41 minutos que estuvo en cancha, pero sin buscarlo desesperadamente como sí lo haría su competidor, pues este necesitaría 68 puntos para superarle.

"Hubiera sido bueno, pero 50 victorias fueron más importantes para mí que el título de anotación", dijo O'Neal a los periodistas tras quedar segundo en la carrera. "Escuché que jugaron todas las jugadas para Robinson. Si eso hubiera sucedido aquí, yo también habría anotado 70 puntos. No me importa", afirmó el pivote de manera irónica.

Una conquista no exenta de polémica, pues uno de los rivales de Robinson en aquella épica actuación, Dominique Wilkins, no dudó en cuestionar la validez de lo conseguido afirmando que "nunca he visto algo así en mi carrera, déjame decirte la verdad, nunca".

David Robinson se alzaría así con su primer y único título de anotador en una temporada, terminado con 29,8 puntos de media, mientras que Shaquille O'Neal finalizaría con 29,3 en segundo lugar. Shaq no tendría que esperar mucho para conseguir su "venganza", pues al curso siguiente sería el líder alcanzando el primero de sus tres títulos de máximo anotador.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
nba
Los 4 mejores agentes libres todavía disponibles
Sergio Rabinal
michael-jordan-060520-ftr-getty.jpg
Jordan donó 2 millones a Feeding America
NBA.com Staff
Facundo Campazzo
Campazzo: "No quería retirarme y pensar que no lo intenté"
Leandro Fernández
Facundo Campazzo
Campazzo y su construcción en la elite europea
Agustín Aboy
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Más noticias