);
Regreso NBA

La gran temporada de Damian Lillard que buscará su culminación en el regreso de la NBA

Las lesiones habían sido el factor más reconocible de la temporada de Portland Trail Blazers. A la conocida de larga duración de Jusuf Nurkic pronto se le unieron Pau Gasol, Zach Collins y Rodney Hood, forzando a los de Terry Stotts a realizar un esfuerzo colectivo que pronto se demostraría como insuficiente, viéndose alejados de posiciones de Playoffs, lugar que habían acostumbrado poblar en el último lustro.

MÁS | La NBA anunció la aprobación de su formato de regreso: fechas, detalles y calendario para reiniciar la temporada 2019-2020

En contraste se erigió un Damian Lillard cuya puesta en escena hacía de su figura una estrella solitaria en un mar de oscuridad. Remando a contracorriente sin cesar, el base de los Blazers inició el curso consiguiendo los mejores guarismos de su carrera, rozando los 28 puntos por encuentro en el primer tramo de la temporada hasta que comenzó el 2020. El mes de enero llegó y con él una explosión sin precedentes que se acabó por expandir a febrero. En un tramo de 22 partidos Lillard consiguió superar la barrera de los 30 en 13 de ellos, incluyendo un encuentro de 61 y dos de más de 50 tantos.

En ese periodo de cinco partidos donde no bajó de los 48 puntos de media supuso su entrada en una lista bastante exclusiva, formada por Elgin Baylor, Wilt Chamberlain, James Harden y Kobe Bryant. Siendo, además, el primer jugador de la historia en acumular cinco partidos seguidos con al menos 35 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias y 5 triples.

Dame estaba en el mejor momento de su carrera y los Blazers relanzando su candidatura para los Playoffs con argumentos y paso firme, imponiéndose en 11 de los 22 encuentros entre enero y el parate del All-Star, con el apoyo de un CJ McCollum que había ofrecido un rendimiento un tanto irregular hasta ese momento.

Fue entonces, en la última jornada antes del All-Star Weekend contra los Grizzlies, el instante en el que el fantástico estado de Lillard se diluyó por culpa de una lesión en la ingle. Seis partidos ausente y apenas 2 triunfos para los suyos que dejaban clara la dependencia con respecto a su estrella, que regresaría en pleno marzo justo antes de que la temporada se frenara.

El momento

El anuncio de la suspensión de la temporada regular el pasado 11 de marzo dejaba a los Portland Trail Blazers en un incómodo limbo. Ubicados en la novena posición del Oeste a una distancia de 3,5 partidos de Memphis Grizzlies, poseedor del último billete para los Playoffs, parecía significar el final de una campaña llena de escollos en el camino para los de Terry Stotts. Considerablemente lejos del octavo y a bastante diferencia de la parte baja de la clasificación, los de Oregon se encontraban en tierra de nadie.

MÁS | Adam Silver habla sobre el regreso de la NBA y el formato: "Nuestro objetivo es coronar a un campeón"

De no haberse producido la serie de acontecimientos que forzaron a la paralización de la máquina NBA de la Fase Regular, los Blazers tenían el quinto calendario más complicado según PR Guru y que se habría traducido en una gira por el Este frente a Celtics, 76ers y Nets, así como duelos directos frente a Mavs, Jazz y Grizzlies. A falta de que se oficialice el calendario a seguir dentro de la reanudación de la temporada en los partidos que completarán la fase regular (seeding games) que se producirán en el ESPN Wide World of Sports Complex, los Blazers tienen una oportunidad de oro para aprovecharse del formato.

La clave para Lillard y Portland es mantenerse en esos ocho encuentros a menos de 4 partidos de distancia de los Grizzlies. Haciendo únicamente esa labor de tensión competitiva y rendimiento en el campo tendrán una posibilidad de comprar su billete a la lucha por el título en el denominado Play-in, en el cual se enfrentará ante únicamente el octavo clasificado, al que el 9° debería ganarle dos partidos para lograr el objetivo.

MÁS | Cinco observaciones de la aprobación del formato de reanudación de la temporada 2019-2020 de la NBA

Si algo hemos aprendido de Damian Lillard en las últimas temporadas es que llegado el momento de la verdad, pocos jugadores responden mejor ante la presión, siendo capaz de elevar su rendimiento hasta cuotas difícilmente alcanzables por sus homólogos de posición y sin que le tiemble la mano en el clutch. Lo más positivo de la burbuja va a ser poder ver un Dame-Time continuado durante un lapso de, mínimo, ocho partidos que serán una final para los Blazers y él mismo.

"Quiero competir. Eso es lo que queremos", decía hace una semana en Yahoo! Sports. "Tenemos a nuestros pivote y ala pivote titulares de vuelta. Ahora están sanos y tienen tiempo extra para entrenar y rehabilitarse mientras todos están oxidados. Y si todos están fuera de forma podemos entrar aquí y vencer a todos", aseguraba. Dame está preparado para todo y más.

Todas las piezas preparadas

Este es el principal punto a tener en cuenta con los Blazers de cara a la reanudación de la temporada, pues tanto Jusuf Nurkic como Zach Collins han podido completar sus respectivas rehabilitaciones justo en el momento adecuado. A esto cabe sumar que han podido disfrutar de un tiempo extra de reacondicionamiento por la pandemia para cargar las pilas, un extra clave que hace de Portland un peligroso contrincante.

"Es bueno saber que tendremos la oportunidad de llegar a los Playoffs, eso es todo lo que podemos pedir, especialmente con respecto a dónde estábamos", dijo Zach Collins en The Athletic. "Sé que todos nuestros jugadores están entusiasmados de tener la oportunidad de hacer algo de ruido y volver más saludables de lo que estábamos".

"Sé que Nurkic y yo desde un punto de vista individual estamos entusiasmados de volver a jugar y volver a salir con el equipo", continuaba el ala pivote. "Creo que con todo lo que pasó el equipo esta temporada, y con cuántos jugadores tuvieron que dar un paso adelante, nos hizo mucho más fuertes".

Por otro lado, las principales figuras del equipo como Lillard, Anthony y McCollum, que habían tenido que aumentar considerablemente sus minutos y con ello aumentar la carga física, llegan con las baterías totalmente recuperadas para encarar un final de temporada emocionante.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Miami Heat
El uno por uno de Miami Heat
Agustín Aboy
Phil Jackson, Pat Riley y Erik Spoelstra
Entrenadores con más Finales NBA disputadas
Carlos Herrera Luyando
Doc Rivers
Doc Rivers dejó de ser el DT de los Clippers
Agustín Aboy
Adebayo Howard
Adebayo, el alumno que no siguió al maestro
Juan Estevez
jayson tatum jaylen brown gordon hayward
El panorama de Boston para la 2020-2021
Nacho Losilla
Pat Riley, Udonis Haslem y Chris Bosh
Haslem, el veterano y líder de este exitoso Heat
Carlos Herrera Luyando
Más noticias