);
Top Stories

Clase 2018 del Salón de la Fama: la carrera de Jason Kidd

Jason Kidd
Jason Kidd ganó su único campeonato con Dallas Mavericks, en 2011. Getty Images

El Salón de la Fama del básquet tendrá en este 2018 una nueva camada de estrellas que se sumarán a la larga lista de figuras reconocidas a lo largo de la historia. La tradicional ceremonia de este año se realizará el viernes 7 de septiembre en el Springfield Symphony Hall, y allí se conmemorarán a otras 13 personalidades del deporte, incluidas algunas leyendas de la NBA. Comenzamos recordando a los que tendrán su homenaje. En este caso: Jason Kidd.

Si hay algo que puede unir a parte de la Clase 2018 es la excelencia en la conducción. Porque no sólo quedará inmortalizado un grande como Steve Nash, sino que a la lista se sumará Jason Kidd, otro jugador que hacía un arte del armado y el liderazgo.

Más: Clase 2018 del Salón de la Fama: Steve Nash.

Más: Clase 2018 del Salón de la Fama: Ray Allen.

También los une parte de sus camisetas, ya que compartieron una temporada y media en Phoenix entre la 1996-1997 y 1997-1998. Antes, Kidd había debutado en Dallas Mavericks, en la 1994-1995 y tras ser seleccionado en el 2º lugar del Draft. Fue el novato del año, y luego su segunda campaña fue para el asombro, porque sus medias de 16,6 puntos y 9,7 asistencias lo llevaron a la primera de sus 10 selecciones para jugar el All-Star Game.

Tras esos pasos por Texas y Arizona, el base llegó a New Jersey Nets y se hizo dueño del equipo, aunque no fue suficiente para ganar un campeonato (perdió dos Finales, en 2002 y 2003). Fue recién en su regreso a Dallas que llegaría el tan deseado anillo, en la temporada 2010-2011 siendo parte de aquel recordado equipo de Dirk Nowitzki.

¡Manténgase al día con las últimas noticias de :tag:!
Por supuesto Ahora no

Su último paso por la NBA como jugador fue en la 2012-2013, con New York Knicks, donde cerró una carrera fantástica de 19 temporadas demostrando su juego completo y con capacidad para tener impacto en los dos costados de la cancha. No es casualidad que sea el segundo máximo asistidor de la historia (12.091 pases gol en fase regular), el segundo en recuperos de balón (2.684), ni que haya acumulado cinco títulos como el mejor pasador, nueve menciones para los quintetos defensivos y otras seis para los mejores quintetos de la liga.

A lo largo de sus 1.391 partidos de fase regular, Kidd promedió 12,6 tantos, 8,7 asistencias, 6,3 rebotes y 1,9 robos de balón. Tampoco es casualidad que tenga la tercera mejor cifra en triple-dobles (107), ni que su excelencia se haya trasladado durante sus 158 duelos de playoffs. El base fue un ganador nato, de esos que hacían mejor a sus compañeros y los potenciaba.

Como si fuera poco, ganó dos medallas de oro con el seleccionado de Estados Unidos. Otro lujo de la Clase 2018 del Salón de la Fama.

Más en NBA.com

DeMarcus Cousins
Cousins: "Fue uno de los días más felices de mi vida"
Leandro Fernández
Golden State Warriors
La vuelta de Cousins: 14 puntos y salió por faltas
Carlos Herrera Luyando
Gregg Popovich
La nueva marca de Popovich
Staff NBA.com
Nets vs. Heat
Reporte: Faried piensa firmar con Houston Rockets
Staff NBA.com
Clippers vs. Warriors
Boogie volcó el balón en su regreso
Staff NBA.com
Kyrie Irving
Kyrie Irving y otra noche fantástica
Pablo Schatzky
Más noticias