);
Miami Heat

Cinco historias de Miami Heat en la temporada 2019-2020

Con la temporada 2019-2020 suspendida de forma indefinida por la pandemia del coronavirus COVID-19, desde NBA Global miramos hacia atrás para recordar qué estábamos viendo en una campaña repleta de condimentos. Por lo tanto, largamos con una serie de artículos recordando cinco historias, momentos u observaciones de cada uno de los 30 equipos que componen la mejor liga del mundo. En esta entrega, repasamos la campaña de Miami Heat.

5 historias de Toronto | LA Lakers | Denver | Philadelphia | Phoenix | Dallas | San Antonio | New Orleans | Utah | Oklahoma City | Golden State | New York | Brooklyn | Atlanta | Detroit | LA Clippers

Jimmy Butler, un líder hecho a la medida de Miami

El gran movimiento de Miami Heat de cara a la temporada 2019-2020, pensando en volver a los Playoffs tras quedarse en la puerta en la última campaña, fue la incorporación de Jimmy Butler. La franquicia del sur de Florida se la jugó por el escolta de 30 años con muchos "kilómetros" encima (casi 20.000 minutos entre temporada regular y postemporada) y le ofreció un contrato de 140 millones de dólares por cuatro años, llevándoselo así de Philadelphia 76ers.

En contextos que por lo menos pueden ser descriptos como raros como lo fueron Minnesota y Philadelphia, se perdió un poco al mejor Butler, a ese jugador perimetral completo que se había afirmado como un All-Star de 21 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias por partido entre 2014 y 2018, además de ser uno de los mejores defensores de la NBA. Por eso el Heat no tuvo tanta competencia a la hora de tentar al ex Chicago Bulls. Y Miami y Butler fueron el uno para el otro.

Una cultura de trabajo duro, de personalidades fuertes, de líderes como Pat Riley y Udonis Haslem, era perfecta para un "animal" como Jimmy. Y Butler no solo está rindiendo a un nivel altísimo, sino que está teniendo una influencia mayor en ataque que la habitual, con mucho impacto en la organización de juego. Promedia 20,2 puntos, 6,6 rebotes, 6,1 asistencias y 1,7 robos por partido, con récords personales en rebotes y asistencias.

La explosión de Bam Adebayo

Bam Adebayo

Miami tiene dos All-Stars en esta temporada: uno, Jimmy Butler, llegó en la agencia libre y el otro, Bam Adebayo fue suplente durante más de la mitad de la última campaña. En ellos se explica principalmente el crecimiento del equipo de Erik Spoelstra, que en la 2018-2019 tenía 31 triunfos en los primeros 65 partidos y ahora lleva 10 victorias más.

Para generar la explosión de Adebayo, Miami tomó otra decisión importante. Traspasó a Hassan Whiteside, que llevaba cinco temporadas consecutivas promediando un doble-doble, a Portland Trail Blazers a cambio de Meyers Leonard, abriéndole lugar al joven de 22 años que ya le había sacado el lugar a Whiteside en el final de la última temporada. Adebayo no tiene tanta presencia física en la pintura como Whiteside, pero es muchísimo más jugador: más versátil, más inteligente, más talentoso.

El surgido de la Universidad de Kentucky, en su tercera temporada en la NBA, está demostrando que es de lo mejor que salió del Draft 2018: sus estadísticas muestran 16,2 puntos, 10,5 rebotes, 5,1 asistencias, 1,2 robos y 1,3 tapones por partido, con un 56,7% en lanzamientos de campo y hasta un 69% en tiros libres que al menos es bastante mejor que el pésimo 45% de Whiteside en su última campaña con el Heat.

Las múltiples características de Bam, un defensor capaz de medirse cara a cara con prácticamente cualquier atacante de la liga y de tomar diversos roles en ataque (sólo le faltaría tener un buen tiro de tres puntos), lo ponen como candidato al premio de jugador de mayor progreso de la temporada 2019-2020, y hacen que Miami sea una amenaza para cualquier rival: ya vencieron en dos oportunidades a Milwaukee Bucks y en la última lo hicieron con Adebayo anulando al MVP de la liga, Giannis Antetokounmpo.

Duncan Robinson, un tirador de élite

Otra pieza clave del Heat en esta campaña 2019-2020 es Duncan Robinson, un tirador que jugó apenas 15 partidos en la última temporada y de hecho no acertó mucho desde el perímetro (10-35 para un 28,6%). Pero en este Miami renovado está demostrando que puede ser letal desde la línea de tres puntos. Casi un novato, el alero de 25 años tiene un acierto del 44,8% en triples intentando 8,4 lanzamientos por partido.

Ese es su rol. El 88,6% de los intentos de Robinson al aro llegan desde lejos y se posiciona como uno de los cuatro tiradores más efectivos de la NBA, apenas por detrás de George Hill, Seth Curry y JJ Redick, jugadores que realizan varios disparos menos que el alero del Heat, que tiene un acierto mayor al 50% desde las esquinas de la cancha.

Además, Robinson es constante: hasta que se detuvo la temporada llevaba 50 partidos consecutivos metiendo al menos un tiro de tres puntos, anotando al menos dos en 48 de ellos. Ningún jugador de los 82 de la NBA que promedian al menos 30 minutos por partido juegan como juega Robinson, un ejemplo perfecto de lo que es ser un jugador de rol pero con un papel principal.

Nunn & Herro, dos novatos llenos de puntos

Si hablamos de Miami Heat también hay que hablar de Tyler Herro y Kendrick Nunn a la hora de mencionar a los jugadores más importantes. Los dos rookies, grandes candidatos a ser parte del quinteto de mejores novatos de la 2019-2020, son dos anotadores fantásticos, de esos jugadores que tienen el aro entre ceja y ceja.

Herro, de 20 años, es un gran tirador (39% en triples) pero además es alguien dinámico, que no escapa al contacto y que por su altura (196 centímetros) realiza un aporte decente en los tableros (4 rebotes por partido). Desde el banco, junto a Goran Dragic (16 puntos y 5 asistencias por partido), conforma una de las mejores mediacanchas suplentes de la NBA.

En tanto Nunn es una de las principales revelaciones de la temporada. El guardia de 24 años apareció en Miami tras ser un gran goleador en el básquetbol universitario y destacarse en la G-League, luego de no haber sido elegido en el Draft de 2019. En la pretemporada comenzó a llamar la atención con actuaciones como sus 40 puntos frente a Houston Rockets, y en la fase regular empezó de forma fantástica, anotando 112 puntos en sus primeros cinco partidos, récord para un jugador no drafteado (superó los 105 tantos del Hall of Famer Connie Hawkins en la 1969-1970).

El 25 de Miami, un habilidoso total con el balón en las manos, es otro hallazgo más de la gerencia encabezada por Riley y también una razón de que el Heat haya crecido de manera semejante.

Fortaleza en casa

Con un 63,1% de victorias, Miami Heat está a un nivel de éxitos que sólo había tenido en las últimas 15 temporadas en campañas en las que tuvo a Shaquille O'Neal o a LeBron James acompañando a Dwyane Wade. Y, además de por el nivel de los jugadores mencionados, está como está porque hizo del American Airlines Arena una verdadera fortaleza.

El equipo de Erik Spoelstra ganó 27 de sus 32 partidos como local, teniendo el tercer mejor récord de la NBA (solo superado por Philadelphia 76ers y Milwaukee Bucks) y de esa forma compensando un 14-19 bastante flojo en la ruta para un equipo que pretende ser candidato (es el único equipo de los 10 mejores de la liga que tiene un balance negativo como visitante).

Revive los partidos de las temporadas 2018-2019 y 2019-2020 completamente gratis en el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Poeltl Spurs
Poeltl y el reemplazo de Aldridge: "Desafío personal"
Juan Estevez
DeMarcus Cousins, Kyrie Irving, Davis Bertans
Regreso NBA, al día: noticias, fichajes, bajas y más
Leandro Fernández
chris paul
Chris Paul, una llamada con Kobe y el (no) traspaso a Lakers
Sergio Rabinal
Zion Williamson
Zion, una estrella a los 20 años: ¿qué antecedentes hubo?
Agustín Aboy
shai-gilgeous-alexander-nbae-gettyimages
Las tres preguntas a responder por Oklahoma City
Juan Estevez
pierce-carter-060520-ftr-getty.jpg
Re-Draft 1998: ¿En qué puesto quedaría Carter?
Scott Rafferty
Más noticias