);
San Antonio Spurs

Cinco historias sobre la campaña de San Antonio Spurs campeón 2002-2003

Este lunes 6, como parte de la campaña #NBATogetherLive en la que todas las noches (a las 18 horas de CDMX y 21 horas de Argentina) se transmite un partido clásico a través de las cuentas de redes sociales de la NBA (Twitter, Facebook, YouTube y Twitch), podremos repasar el sexto partido de las Finales del 2003 entre San Antonio Spurs y New Jersey Nets, que decantaron en el segundo título de la franquicia texana en su historia.

Aquel campeonato cortó con la hegemonía de Los Angeles Lakers, campeón 2000-2001-2002 con Shaquille O'Neal y Kobe Bryant y volvió a llevar a lo más alto al equipo dirigido por Gregg Popovich en lo que fue la última campaña de las "Torres Gemelas" Tim Duncan y David Robinson, ya que el "Almirante" Robinson se retiró del básquetbol en esa temporada, meses antes de cumplir los 38 años de edad.

MÁS | #NBATogetherLive: Revive el primer título de Manu Ginóbili en la NBA

Además, fue la temporada del debut de Emanuel Ginóbili en la NBA, del segundo premio MVP de Tim Duncan, de Tony Parker y Stephen Jackson afirmándose como protagonistas importantes de la liga y del retiro de otros miembros de ese equipo, como Steve Kerr y Danny Ferry. San Antonio fue el equipo más dominante de principio a fin de la temporada, siendo el más ganador de la temporada regular con 60 victorias en 82 partidos, y ganando todas las series de Playoffs sin necesidad de ir a un séptimo partido. Repasamos, en cinco datos, aquella gran campaña de los de Popovich.

Tim Duncan y su segundo MVP

23,3 puntos, 12,9 rebotes, 3,9 asistencias, 2,9 tapones y 0,7 robos por partido con un 51% de acierto en dobles fueron los números de Tim Duncan en su segunda campaña consecutiva de MVP, a los 26 años. El jugador nacido en Islas Vírgenes, que ingresará al Salón de la Fama en este 2020, dejó atrás a Kevin Garnett en la votación por 962 a 871, obteniendo 60 de los 119 votos del primer puesto de la encuesta.

Además, Duncan fue miembro del quinteto ideal All-NBA y del quinteto ideal defensivo en la sexta temporada consecutiva en la que estuvo dentro de los cinco jugadores más votados para el MVP.

En los Playoffs, el 21 de San Antonio lograría su mejor producción de las cinco temporadas en las que salió campeón: 24,7 puntos, 15,4 rebotes, 5,3 asistencias, 3,3 tapones y 0,6 robos con un 52,9% en tiros de campo, logrando 22 doble-dobles en 24 partidos.

La 2002-2003 se trató de la primera y única vez en la que Timmy-D logró tres triple-dobles en una misma temporada: 24 puntos, 15 rebotes y 10 asistencias frente a LA Clippers en marzo, 15 puntos, 20 rebotes y 10 asistencias ante Phoenix Suns en mayo, ya en Playoffs, y su increíble actuación en el sexto juego de las Finales contra New Jersey Nets de 21 puntos, 20 rebotes, 10 asistencias y 8 tapones.

Ginóbili y un protagonismo raro para un novato

En los últimos 30 años apenas hubo un novato que juegue al menos 25 minutos por partido para un equipo campeón durante las Finales de la NBA. El único jugador de primer año tan protagonista fue Manu Ginóbili, en aquellos Spurs del 2003.

El bahiense, un rookie "mentiroso" ya que llegó a la liga con 25 años y consagrado como una estrella del básquetbol internacional, siendo campeón y MVP de las Finales de la Euroliga del 2001 y protagonista del Mundial de Indianápolis 2002, tuvo lugar en los Spurs desde el principio, aunque le llevó un tiempo afirmarse como líder de la segunda unidad. Promedió 5,9 puntos, 2 rebotes y 1,7 asistencias en 17,6 minutos hasta febrero de 2003, subiendo su producción a 10,9 tantos, 2,9 rebotes, 2,6 asistencias y 1,8 robos en 26,4 minutos durante los últimos 50 días de la fase regular.

A la hora de los Playoffs, Manu ya se había establecido como el sexto hombre del equipo, dandole creatividad y energía a un equipo de San Antonio que había achicado su rotación habitual a apenas ocho jugadores. Verlo jugar 30 minutos por partido ya se había tornado habitual, con actuaciones importantes en todas las series: 12 puntos ante Phoenix en el sexto juego de la primera ronda (87-85), 15 y 17 tantos frente a los Lakers en los primeros dos partidos para comenzar 2-0 arriba la segunda ronda y 21 puntos y 6 rebotes frente a Dallas Mavericks en el cuarto partido (un 102-95 para los Spurs que dejó la serie 3-1).

En las Finales, el argentino promedió 8,7 puntos, 4,5 rebotes, 2 asistencias, 2,2 robos y 0,5 tapones en 28,5 minutos por partido, estando poco preciso de cara al aro (34,8% de campo y 21,4% en triples), pero mostrando su mejor cara en los últimos dos partidos con 12 y 11 puntos.

El crecimiento de Parker y Jackson

De la temporada 2001-2002, en la que perdieron en segunda ronda por 4-1 frente a Los Angeles Lakers, a la 2002-2003 los Spurs presentaron varios cambios, como la llegada de Ginóbili y la partida de Antonio Daniels y Mark Bryant. Una modificación muy importante sin embargo llegó desde dentro del plantel: Tony Parker y Stephen Jackson tomaron un rol más importante en la ofensiva del equipo de Popovich.

El base francés fue titular durante casi toda su campaña de rookie (formó parte del quinteto ideal de novatos) pero algo irregular, mientras que el escolta estadounidense había sufrido mucho con las lesiones y apenas había disputado 23 partidos en su primera temporada en San Antonio, promediando 9,9 minutos por partido y quedando fuera del equipo de Playoffs.

Al llegar la campaña 2002-2003 Parker, con 20 años, ya se mostró afianzado en su rol de armador, demostrando que un jugador juvenil europeo podía cargar con la responsabilidad de ser el conductor de un contendiente al título de la NBA, mientras que Jackson comenzó como suplente de Steve Smith pero le sacó el lugar al veterano que había sido All-Star en 1998 y campeón olímpico en Sydney 2000.

En los Playoffs del 2003, Parker y Jackson, el tándem titular de la mediacancha, terminaron siendo los dos jugadores con más minutos por detrás de Duncan y los otros dos focos ofensivos del equipo. TP9 aportó 14,7 puntos, 3,5 asistencias y 2,8 rebotes por partido, mientras que S-Jax sumó 12,8 tantos, 4,1 rebotes, 2,7 asistencias y 1,4 robos por juego.

Un plantel repleto de experiencia

El "Big Three" de Duncan, Ginóbili y Parker recién transitaba su primera temporada, pero el plantel de San Antonio estaba repleto de jugadores con mucha experiencia alrededor de los jóvenes que iluminarían los próximos 15 años de la franquicia. El pivote David Robinson, de 37 años, lideraba a un plantel que incluía a Steve Kerr con 37 años, Kevin Willis con 40 años, Danny Ferry con 36 años y Steve Smith con 33 años.

Mientras que el "Almirante", toda una leyenda de los Spurs, continuaba siendo titular al lado de Duncan en la pintura, (aunque por primera vez promedió menos de 10 puntos y 29 minutos en temporada regular), Smith, Willis, Kerr y Ferry fueron los cuatro hombres con menos acción en la postemporada, pero todos tuvieron su momento: Ferry fue titular frente a Phoenix en el segundo partido de la primera ronda, Smith tuvo tres partidos de al menos 12 minutos en esa misma serie, Willis promedió 5,8 puntos y 3,2 rebotes ante los Lakers de Shaquille O'Neal y Kerr fue fundamental para ganar la serie contra Dallas, metiendo cuatro triples en 12 minutos de la segunda mitad del sexto partido.

Tanto Robinson como Kerr y Ferry se retiraron del básquetbol profesional al concluir aquella temporada, mientras que Willis jugó hasta abril de 2007, con 44 años, y Smith se retiró tras los Playoffs del 2005, a los 36 años de edad.

El camino al anillo

La temporada 2002-2003 fue la primera en la que Gregg Popovich, por entonces en su séptima campaña en la NBA, fue escogido como el mejor entrenador de la liga. Como en la 1998-1999, la del primer título de la franquicia, los Spurs fueron el mejor equipo de la NBA en la temporada regular: en esta oportunidad ganaron 60 partidos y perdieron 22, con un balance de 33-8 en el nuevo estadio de la ciudad, el SBC Center.

San Antonio construyó ese récord en base a una gran defensa, la tercera mejor de toda la liga según el rating defensivo (99,7), mientras que en ataque se apoyaba en un ritmo lento de 90 posesiones por partido pero muy eficiente: fueron el equipo que mejor porcentaje de tiros de dos puntos tuvo (48,9%) y estuvieron en el puesto 11 en triples, con 35,4%. Todo eso dio un rating ofensivo de 105,6, el séptimo mejor de la NBA. Junto a los Dallas Mavericks de Dirk Nowitzki y Steve Nash y los Sacramento Kings de Chris Webber, Peja Stojakovic y Mike Bibby, eran de los únicos tres equipos integrantes del top 10 en ambos lados de la cancha.

El balance de 19-13 durante noviembre y diciembre no llama tanto la atención, pero al comenzar el 2003 los Spurs aparecieron como claros candidatos: 11-3 en enero, 9-1 en febrero, 14-3 en marzo y 7-2 en abril.

Phoenix, uno de los dos equipos en vencerlos en ese cierre de la fase regular, fue el primer escollo de la postemporada, y con la dinámica de los jóvenes Stephon Marbury, Shawn Marion y Amar'e Stoudemire comenzó ganando la serie 1-0 gracias a un triple de Marbury sobre la bocina en tiempo suplementario, pero los de Arizona terminarían cayendo al ser vencidos dos veces en su estadio.

Los Lakers, tricampeones de la NBA, llegaron en la segunda ronda. Cada equipo ganó sus primeros dos partidos en casa y el quinto partido tenía una diferencia de apenas un punto para los Spurs a falta de 20 segundos. Bruce Bowen le negó todos los caminos a Kobe Bryant en la última posesión y un verdadero killer como Robert Horry tuvo el lanzamiento final, pero lo falló, dandole el match-point a San Antonio para terminar clasificando a las Finales de Conferencia con un 110-82 en el Staples Center.

En la instancia final del Oeste hubo una especie de final anticipada ante Dallas, el otro equipo que había ganado 60 partidos en la fase regular. Los Mavs, como había sucedido con Phoenix, empezaron ganando la serie en San Antonio, pero no sólo no pudieron llevarse un 2-0 sino que cayeron en los dos primeros juegos disputados en su casa, en los que San Antonio tuvo a Tim Duncan promediando 27,5 puntos, 22 rebotes y 5 tapones y dejó a los Mavericks por debajo de los 100 tantos. Los Spurs no cerraron la clasificación a las Finales en casa, pero lo hicieron en el sexto juego al vencer por 90-78 gracias a un parcial de 34-9 en el último cuarto.

Finalmente ante New Jersey Nets los texanos ganaron el primer partido de la serie pero perdieron el segundo en casa, el único que siempre habían ganado hasta el momento, vencidos por siete puntos de Jason Kidd en el minuto y medio final. Al viajar a la costa del Atlántico un gran último cuarto de Tony Parker logró una remontada para que San Antonio pase 2-1 al frente en las Finales, pero los de Byron Scott empataron las Finales al primer intento.

Los Nets tuvieron la chance de volver a Texas al frente en la serie, y sin embargo los Spurs, de récord 8-4 como visitantes en esos Playoffs, ganaron el quinto partido tan fundamental por 93-83 con 29 tantos y 17 rebotes de Tim Duncan, quién sería el MVP de esas Finales y coronaría todo con su impresionante sexto partido, en el que arañó el cuádruple-doble mientras que San Antonio ganó por 88-77 a pesar de haber empezado el último cuarto perdiendo por ocho puntos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Jim Boylen
Bulls, sin decisión sobre el futuro de Boylen
Carlos Herrera Luyando
Stephen Curry y Juan Toscano
Toscano y Curry: "Cubre mi espalda y yo la de él"
Carlos Herrera Luyando
Nikola Jokic y Jamal Murray
Denver: ¿Puede dar la sorpresa en el Oeste?
Carlos Herrera Luyando
Kevin Durant
Durant no volverá en este curso: "Lo mejor es esperar"
Leandro Fernández
shayok, waters
5 jugadores de la G-League a tener en cuenta
Sergio Rabinal
Michael Jordan
MJ: "Debemos ser mejores como sociedad en lo racial"
Leandro Fernández
Más noticias