);
The Last Dance

¿Por qué los Golden State Warriors de 2019 no tendrán "The Last Dance" como Chicago Bulls? La reflexión y explicación de Steve Kerr

Steve Kerr es realmente un privilegiado, producto -lógicamente- de su capacidad para destacar en su carrera. Como jugador, fue parte vital del final de una de las mejores dinastías de la historia, la de los Chicago Bulls que hoy vemos reflejados en "The Last Dance"; y también estuvo en el inicio de la de los San Antonio Spurs de Gregg Popovich; como entrenador, fue el padre de esa fantástica criatura que fueron sus Golden State Warriors, con tres títulos en cinco Finales consecutivas entre 2015 y 2019.

Más | Cinco equipos de la historia de la NBA que merecen un documental como "The Last Dance"

El final del cuento del conjunto de San Francisco, con esas dramáticas Finales del 2019 ante Toronto Raptors, que incluyeron las durísimas lesiones de Kevin Durant y Klay Thompson, la posterior salida de KD en la Agencia Libre y la cadena de lesiones para comenzar la 2019-2020 que llevaron al equipo a ocupar el último lugar de las posiciones, establecieron una sensación de cierre en aquel lustro mágico. Ni hablar si recordamos lo que fue la 2018-2019, con un ambiente complejo y por demás hablado por la situación de Durant y su futuro en la franquicia, y los malestares que se generaron y fueron saliendo a la luz poco a poco, sobre todo con Draymond Green.

Con "The Last Dance" como fenómeno, muchos se preguntaron si aquella versión de los Warriors también merecía su último baile, sobre todo a partir del acceso exclusivo a la intimidad del grupo y del vestuario, ese toque fundamental que permitieron Phil Jackson y Michael Jordan antes de la 1997-1998, abriendo las puertas del corazón del plantel a las cámaras de NBA Entertainment y consiguiendo las imágenes que vemos hoy en día en la serie-documental (y que tenían la misma intención con los de la Bahía). Y si bien las situaciones de ambos equipos parecen parecidas, los contextos son completamente diferentes, y nadie mejor que Kerr para explicarlo.

El entrenador brindó una entrevista con Sam Amick (The Athletic), donde relató su visión y reflexionó al respecto.

"Primero y principal, es importante aportarle contexto a la situación. Phil (Jackson) tenía un gran sentimiento por la santidad del vestuario. Muy poca gente tenía acceso al vestuario en las noches del partido, y por eso fue un poco sorpresivo en su momento cuando escuchamos la idea de que iba a pasar con los Bulls", comenzó Kerr. "Me sorpendió la aprobación de Phil, pero creo que fue completamente única por las circunstancias. Phil tomó en cuenta eso, que esa temporada iba a ser la última, que fue concebida como El Último Baile, y eso le abrió la puerta, literal y figurativamente, al proyecto. Pero son circunstancias completamente únicas", agregó.

Más | La Guía definitiva de "The Last Dance"

Kerr, lógicamente, apunta a lo que todos sabían y recordamos con el documental: Jerry Krause (GM) y Jerry Reinsdorf (Propietario) habían decidido que la 1997-1998 era la última de Jackson en el equipo, y Jordan fue claro con que no iba a jugar para otro entrenador, así que todo llegaba a su final. Ahí radica una de las grandes diferencias para Kerr.

"Si piensan en nuestra situación con los Warriors, nosotros no tuvimos una temporada final. Estamos tratando de mantenernos arriba. Varios de nuestros jugadores todavía siguen, y estamos tratando de regresar a ese lugar. Así que no había una sensación de finalización. Es más, estamos tratando de evitarlo", sentenció el coach, quien agregó: "por lo tanto, abrir las puertas e invitar a las cámaras y a todo el mundo diciendo 'queremos que capturen los últimos días de este camino', es como si básicamente le estuvieras diciendo a tus jugadores que creías que ese era el final, además de violar ese principio de santidad del vestuario. Así que nunca se me ocurrió hacer algo así, ni se me ocurre ahora".

Durante aquella 2018-2019, Kerr le había dicho a sus jugadores que disfrutaran aquel curso. ¿Había final entonces? "Sólo les dije la verdad, les dije cómo me sentía. La verdad era que probablemente no íbamos a tener nunca más esa acumulación de talento, y que probablemente los jugadores nunca más lo experimentarían en sus carreras", explicó el coach antes de una muy interesante reflexión final:

"Hay un tema común que conecta ambas situaciones: lo difícil que es mantener un grupo de personas unidas. Todos tienen sus propias circunstancias, sus propias vidas y deseos, y te encontrás lidiando con cada uno, mientras estás tratando de lograr un objetivo no sólo con un grupo pequeño de personas, sino con una organización. Durante este documental, me parece que hay una salida fácil, con la que todos están dicendo '¿por qué no siguieron con eso? Hubieran seguido ganando'. Pero la realidad es que eso se cayó cuando estaba sucediendo. Se sentía como el final y había muchas razones para creerlo así. Dennis (Rodman) escapando durante las Finales para ir a WCW (famosa lucha libre), Scottie (Pippen) y su tensión con la gerencia (por su situación contractual), la relación de Phil con la gerencia y los jugadores envejeciendo... No es tan simple como la gente quiere ponerlo hoy en día, con Krause siendo el villano. No creo que sea así de simple, como tampoco era tan simple como decir 'Kevin, quedate en Golden State y juntos vamos a ganar siempre. Nunca es tan simple como la gente quiere creerlo".

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Holiday
¿Cuánto resolvió Milwaukee de su gran punto débil?
Juan Estevez
Lakers
Previa de Lakers rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
deandre ayton
Ayton, el gran ganador del arribo de Paul a Phoenix
Juan Estevez
Enes Kanter
Portland y cuatro caras nuevas con ilusión
Agustín Aboy
NBA Ball
El protocolo de salud y seguridad para la 2020-2021
Steve Aschburner, NBA.com
John Stockton Magic Johnson
Stockton, Magic y las 12 asistencias por partido
Agustín Aboy
Más noticias