);
The Last Dance

Chat de debate NBA: buscamos a los campeones de 1991, 1992 y 1993 en un mundo sin Michael Jordan

Especialmente desde el estreno de "The Last Dance", todos sabemos perfectamente qué sucedió en las Finales de 1991, 1992 y 1993, con los Chicago Bulls de Michael Jordan superando a Lakers, Blazers y Suns respectivamente, para conseguir el primer triplete de su carrera. Todo eso está tallado en los libros de historia... pero ¿qué tal si pudiéramos reescribirlos?

Les proponemos un juego. Imaginar una NBA que a partir de la 1990-1991 ya no contara con MJ en sus filas, quien luego de tres caídas consecutivas ante Detroit en Playoffs, habría decidido adelantar un primer retiro que en la realidad, llegaría recién tres años más tarde.

Más | El final de "The Last Dance": toda la previa

¿Cuántos legados hubiera cambiado esa decisión?, ¿qué equipos hubieran ocupado los tronos dejados vacantes por Chicago? Lo debaten a continuación Carlos Herrera Luyando (@carhluy43) y Juan Estévez (@JuanEstevez90), miembros del staff de NBA.com Global.

Temporada 1990-1991

La primera temporada de nuestro repaso fue tan floja dentro de la Conferencia Este, que quizá aún sin Jordan, Chicago hubiese podido acceder a las Finales. ¿Sus rivales? Unos Celtics con el Big 3 de Larry Bird, Kevin McHale y Robert Parish por encima de los 33 años; unos Pistons en un claro declive, con Isiah Thomas afectado físicamente y un Philadelphia con un Charles Barkley en el tope de su rendimiento (27,6 puntos y 10,1 rebotes), pero sin demasiada compañía a su alrededor.

Detroit y Boston se vieron las caras realmente en esos Playoffs, por lo cual no es necesario especular sobre un eventual cruce: los Pistons se impusieron por 4-2, en una serie en la que Thomas promedió 8,5 puntos y Bird 13,4. Ya no estábamos en los '80.

¿Y entre Pistons y Sixers? Creemos que los dirigidos por Chuck Daly hubieran podido controlar con Dennis Rodman a Barkley e impuesto su mayor veteranía y rendimiento defensivo.

¿Qué tal Detroit vs. un Chicago sin Jordan? Pippen hubiera mantenido la serie competitiva, pero de nuevo, esa arma secreta llamada Dennis Rodman (en ese momento, dos veces consecutivas DPOY de la liga) le hubiera hecho la vida imposible al alero de Chicago y expuesto la falta de anotadores de los Bulls. Aún con un Thomas disminuido, la presencia de Dumars y suplentes de lujo como Mark Aguirre, Vinnie Johnson y John Salley hubieran terminado inclinando la balanza en favor de Detroit.

La victoria de Detroit nos hubiera dejado con unas Finales por demás interesantes: los bicampeones Pistons frente a los Lakers de Magic Johnson, quienes venían de sorprender a Portland en la definición del Oeste. ¿Revancha de la barrida de Detroit en 1989 o tricampeonato para los chicos malos de la NBA?

Juan Estévez: En principio, me empiezo a inclinar para el lado de los Lakers, que ganaron los dos cruces de Fase Regular entre ambos: 102-96 en suplementario y 114-90. Además, mientras los dos tenían una defensa Top 5, el ataque de los angelinos era muy superior: 5° mejor vs. 12° de Detroit. Por otro lado, no solo hubieran tenido al mejor jugador de la serie, sino al MVP de la liga: Magic terminó segundo en votación en ese año, solo por detrás de Jordan. Sin MJ, el base seguramente hubiera ganado su cuarto Más Valioso. ¿Cómo ves el cruce, Carlos?

Carlos Herrera Luyando: Tiempo atrás vivimos esos enfrentamientos entre los Bad Boys de los Pistons y los Lakers de Magic Johnson. Y aunque se dividieron los campeonatos (LA ganó en 1988 y Detroit en 1989), había alguien que ayudaba a cargar a la ofensiva a Earvin, que era Kareem Abdul-Jabbar, cosa que no hubiera sucedido en ese año por el retiro de la leyenda. Si bien Magic fue segundo en la votación de MVP, siento que al final ese juego rudo de los Pistons lo hubiera mermado a la ofensiva y les hubiera costado el campeonato. No vería posible que en una serie a siete juegos esos Bad Boys no ganaran su tercera corona con Chuck Daly al mando.

Estévez: Es cierto que en 1989, apenas dos años atrás, estos mismos equipos se vieron las caras en las Finales y los Pistons ganaron por 4-0. Pero no hay que olvidarse que en esa serie los Lakers casi no contaron con su media-cancha titular: Byron Scott no pudo jugar ni un solo minuto, mientras que Magic se lesionó en el Juego 2 y apenas jugó 5 minutos en el resto del cruce. En este caso, el que llegaba golpeado a la definición era Detroit: Isiah estaba ya disminuido físicamente y de hecho promedió solo 13,5 puntos en esos Playoffs. Sacando a Dumars, realmente no tenían un anotador consistente arriba de los 20 tantos. Ya no eran los Bad Boys de antaño, mientras que los tres hombres principales de LA estaban en plenitud (Magic, Scott y Worthy tenían entre 29 y 31 años).

Pienso que Magic hubiera dominado esa serie a su voluntad... a menos que creas que Rodman lo hubiera podido presionar a cancha completa, como lo hizo Pippen en la realidad. El Gusano se había quedado con dos DPOY consecutivos, pero no sé si tenía esa velocidad para mantenerse con Johnson como Scottie.

Herrera Luyando: En aquella temporada regular, como bien dices, Isiah jugó solo 48 partidos y apenas promedió 16,2 puntos por partido, la cual fue el segundo peor promedio de su carrera. Pero Joe Dumars recibió su segunda nominación al All-Star y estuvo en fuego con 20,4 tantos, que fue lo mejor en su paso por la liga. En postemporada, en el caso de Joe, encestó 23,5 unidades sin contar la serie de Finales de Conferencia contra los Bulls, y Thomas 9,7 asistencias en un rol más secundario.

La calidad defensiva de Rodman ya estaba más que probada y, sin duda, creo que alguien como él podía presionar a Magic en cancha completa para detenerlo. También hay que tomar en cuenta que James Worthy promedió más puntos por juego que Magic ese año, pero siento que Detroit tenía el material necesario para detenerlos.

Estévez: Bueno, creo que no vamos a llegar a estar de acuerdo en este primera definición. Quizá es mejor que definan nuestros lectores, ¿no?

Herrera Luyando: ¡Venga!

Temporada 1991-1992

La segunda temporada para debatir tiene a los poderosos Portland Trail Blazers como campeones del Oeste, mientras que en el Este el debate creemos que hubiera estado básicamente entre Knicks, Cavaliers y los propios Bulls de Pippen.

Descartando a Chicago por la misma razón que en el año anterior (falta de anotadores), el duelo entre Cleveland y New York hubiera sido uno completamente con final incierto. En un principio, el paso del tiempo ha dejado mucho más firme el legado de aquellos Knicks, pero en esta campaña en particular, nos vamos a terminar inclinando por los Cavs.

¿Por qué elegimos a Cleveland para representar al Este? Primero porque dominaron por completo a los Knicks en la Fase Regular, ganando los cuatro cruces que tuvieron. Pero además, se trataba de una ofensiva bastante superior a la de New York (hubiera sido la mejor de la 1991-1992 de no ser por los Bulls de MJ), contando con dos All-Stars (Mark Price y Brad Daugherty) contra uno solo de su rival (Patrick Ewing).

Las bombas de Price, Stev Kerr, Craig Ehlo y Henry James hubieran podido contrarrestar la dureza física de unos neoyorquinos sin tanto poder de fuego. En definitiva, elegimos a los subvalorados Cavs, quienes chocan con los Trail Blazers en las Finales.

Estévez: Bueno, a diferencia de las Finales anteriores, imagino que en esta tendremos mayor coincidencia. Al menos en mi caso, me parece que los Blazers tendrían una ventaja marcada, si bien en la realidad, los dos equipos llevaron a los Bulls a series de seis juegos. Pero creo que la defensa de Portland se terminaría imponiendo, sobre un conjunto de Cleveland flojo en ese costado. Drexler terminó segundo en la votación de MVP ese año y la hubiera ganado en caso de no estar Jordan... Siento que tanto él como Porter hubieran anotado sin problemas ante Price y Ehlo.

Herrera Luyando: Toda la razón, Juan. Pero tampoco hay que subestimar a esos Cavaliers, con Brad Daugherty promediando 21,5 tantos por juego y con Price y Nance. Igualmente no veo forma de que ese Drexler que hubiera sido MVP y compañía no ganaran ante estos Cavaliers. Aunque Portland no estuvo en el Top 5 en ataque, su defensa fue muy buena y con ese cuadro titular no habría forma de que Cleveland los detuviera. Blazers, de no ser por Michael Jordan, no tengo duda, hubieran ganado su segundo campeonato…

Estévez: Un dato que me parece importante: Portland no solo ganó los dos cruces entre ambos de Fase Regular, sino que además en ellos, Drexler anotó 34 y 31 puntos, lanzando 11-18 y 14-20 de campo respectivamente. Los Cavs sencillamente no hubieran tenido manera de detenerlo. ¿Acordamos un Blazers en 5 partidos?

Herrera Luyando: Y ¿qué me dices de Terry Porter? 18 puntos en el primer enfrentamiento y 19 en el segundo. Me quedo con Portland en 5 juegos, pero a ver qué dicen nuestros lectores…

Temporada 1992-1993

Tenemos que hacer justicia con los Knicks y luego de dejarlos en el camino en 1992, la definición de 1993 contará con su presencia, jugando frente a los Phoenix Suns del MVP Charles Barkley.

Para esa temporada, New York tuvo un salto defensivo enorme, consolidándose como el equipo más dominante de la liga en esa área y compensado una ofensiva bastante limitada. Ni Chicago ni Cleveland pensamos que hubieran podido con ese conjunto en particular de Pat Riley, el cual terminó la Fase Regular con 60 victorias.

A tal punto fue que los Knicks dominaron defensivamente, que fueron el único equipo entre 1991 y 1993 que permitió menos de 100 puntos por 100 posesiones (99,7), con más de tres puntos de ventaja sobre el segundo (Spurs, 103,3 en la 1990-1991).

Todo preparado para unas Finales que jamás existieron, pero que hubieran sido un verdadero espectáculo: Phoenix Suns vs New York Knicks.

Herrera Luyando: En 1991 no nos pusimos de acuerdo, mientras que en 1992 fue unánime nuestra decisión. Interesante lo que hubiera pasado si los Knicks y Suns se hubieran enfrentado en las Finales. Estamos hablando de dos equipos y súper estrellas en la NBA que nunca estuvieron en lo más alto por culpa de Michael Jordan.

Estévez: Exacto, será difícil decidir. Lo primero que encontramos, es que se repartieron victorias en la Fase Regular, con un triunfo por lado. Además, terminaron con récords muy similares (60-22 Knicks y 62-20 Suns). Y para ponerle más picante a la cuestión: se enfrenta la mejor defensa de la liga (New York), contra el mejor ataque (Phoenix). ¡Quién necesita a MJ, con semejante propuesta!

Herrera Luyando: Sin dudas, de las tres Finales que hemos debatido, esta es la que más me apasiona nada más de imaginármela. Charles Barkley se quedó con el MVP aquel año, promediando 25,6 puntos, 12,2 rebotes y 5,1 asistencias. ¡Números bestiales! Mientras que Patrick Ewing no se quedó atrás con 24,2 tantos y 12,1 tablas. Hubieran sido unas Finales espectaculares.

A ver, los Knicks le ganaron los dos primeros enfrentamientos a los Bulls en las Finales de Conferencia y después se desinflaron, perdiendo los siguientes cuatro y quedando eliminados. Mientras que los Suns, en las Finales, ganaron el tercer y quinto duelo. Por muy poco, pero creo que Phoenix hubiera ganado el campeonato en una serie a 7 partidos.

Estévez: Coincido. En un cruce tan parejo, creo que eventualmente todo decantaría en un Barkley vs Ewing. Y repasando lo que sucedió en cada uno de sus enfrentamientos, encontramos cuestiones interesantes.

Se vieron las caras 36 veces durante sus carreras y Chuck no solo ganó 21 de esos juegos, sino que además tuvo números superiores: 25,8 puntos, 11,9 rebotes y un 56% de campo, frente a los 23,3 tantos, 10,2 tableros y 55% de campo del jamaiquino. Pero todavía más interesante es lo que ocurrió cuando se vieron las caras en los Playoffs de 1989, con Barkley en ese entonces con los Sixers. Si bien los Knicks barrieron la serie, el interno de Philadelphia dominó por completo el duelo personal, promediando 27 puntos, 11,7 rebotes, 5,3 asistencias y un 64% de campo, frente a las 17 unidades, 10 rebotes y 45% de campo de Ewing.

Todo esto para decir que a la larga, confío mucho más en un equipo liderado por Barkley, que en uno por Ewing. Y además, creo que Kevin Johnson era mejor que cualquier ladero que tuviera New York.

Herrera Luyando: Vaya golpe que le acabas de dar a la afición de la Gran Manzana, eh. Seguramente algún aficionado de los Knicks que nos lea no estará de acuerdo con eso que les dices. Pero yo sí coincido contigo, aunque hay algo que estamos olvidando: Charles Oakley. En su quinto año en la franquicia neoyorquina no vivió su mejor momento con apenas 6,9 unidades y 8,6 rebotes en temporada regular, mientras que en Playoffs tuvo 11,1 tantos y 11 tablas. No son malos números, pero no creo que hubieran sido suficientes para detener a esos Suns que vivieron uno de sus mejores años. Y como dices, confiaría más en el liderazgo de Charles Barkley al de Patrick Ewing. Una disculpa a la afición de los Knicks que nos leerá…

Estévez: Bueno, veremos si terminan inclinando la balanza en la votación en favor de su equipo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Camisetas 2020-2021
Las nuevas camisetas presentadas para la 2020-21
NBA.com Staff
LeBron James Kawhi Leonard
Ganadores y perdedores de la Agencia Libre
Agustín Aboy
Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Maledon
Los mejores rookies bajo el radar de la 2020-2021
Juan Estevez
Brandon Ingram
Ingram se queda en New Orleans
Agustín Aboy
Más noticias