Charlotte Hornets

Malik Monk se robó la victoria en Miami para un Charlotte Hornets que sigue creciendo

La temporada NBA le sonríe cada día más a los Charlotte Hornets, quienes están atravesando algunos de los mejores momentos que ha visto la golpeada franquicia desde su aparición con el nombre de Bobcats. Ya no solo porque parece que por fin han encontrado a una estrella trascendental como LaMelo Ball, sino también por lo bien que está luciendo el equipo, coronado por el triunfazo de este lunes en Miami por 129-121.

Más | ¡Vota aquí a tus jugadores favoritos para el All-Star Game!

Los de Borrego dieron vuelta un partido que parecía absolutamente fuera de su alcance y consiguieron así su tercera victoria en fila, para quedar con marca de 10-11 en la octava posición del Este. Y atención a los rivales que han superado en esa racha: Indiana, Milwaukee y Miami... tres conjuntos que más allá de sus diferentes registros, están considerados entre los mejores de la Conferencia. Aunque claro, lo del Heat sigue siendo preocupante y con su caída quedó con récord de 7-13, ubicado 13°.

Los de Spoelstra tenían su segundo triunfo consecutivo en las manos, disfrutando de una ventaja de 108-98 a falta de 3:49 en el último cuarto. Sin embargo, Malik Monk tenía otros planes. El talentoso escolta ya venía con una noche sumamente inspirada, pero lo llevó a otro nivel en ese cierre: dos más uno, seguido de un doble a media distancia y un triple enorme (el noveno de su cuenta personal) a falta de 16 segundos para empatar el encuentro en 113. Lo de Monk fue superlativo, aunque no se puede dejar de mencionar a Devonte' Graham, quien hizo lo propio con una bomba clave y un par de tiros libres, para darle vida a Charlotte en ese parcial de 15-5 (los otros dos puntos fueron cortesía de Gordon Hayward).

Jimmy Butler falló en la última bola del tiempo regular y el partido se fue a suplementario, donde fue todo de la visita: esta vez Monk cedió protagonismo y fueron Hayward, Graham y hasta LaMelo Ball quienes dañaron al Heat con su capacidad creativa. Los Hornets ganaron el tiempo extra por 16-8 y se quedaron con una victoria que los invita a soñar.

El encuentro fue una muestra de la variedad de recursos ofensivos que posee Charlotte en términos de perimetrales, aún cuando esta noche no contaron con Terry Rozier por un esguince de tobillo. El diseño del plantel apuntaba a tener múltiples playmaker en cancha y de esa manera, compensar la falta de jugadores interiores dominantes. Y si bien los resultados han tenido sus altibajos por ahora (entraron a este partido con el 20° rating ofensivo de la liga), el potencial está allí. Lejos de depender de un solo jugador, los Hornets poseen múltiples amenazas para hacerse cargo de la generación y en este duelo contra el Heat quedó más que claro.

Monk terminó con 36 puntos y un 9-13 en triples, en ambos casos tratándose de la máxima de su carrera. Devonte' Graham tuvo su mejor partido de la 2020-2021, anotando 24 puntos, de los cuales 10 llegaron entre los últimos dos minutos del último cuarto y la prórroga. Mientras que Gordon Hayward finalizó con 19 puntos, con un efectivo 8-14 de campo. Incluso Cody Zeller se destacó con 19 puntos y 12 rebotes.

El partido también marcó la primera titularidad de la carrera de LaMelo Ball, reemplazando a Rozier en el cuadro inicial. El novato tuvo una actuación irregular, terminando con 14 puntos, 7 asistencias y 5 rebotes, lanzando un 3-11 de cancha. Aunque en su favor, fue uno de los que creó ofensiva en el suplementario, con una hermosa penetración y descarga para Zeller, más un par de tiros libres convertidos.

Por el lado de Miami, la derrota deja un sabor extremadamente amargo, por la sensación de que era un partido controlado, que podía ayudar al equipo a ganar confianza. Los de Spoelstra habían tenido unos 44 minutos fenomenales en ofensiva, especialmente con el tiro externo, pero se secaron por completo entre el cierre del cuarto parcial y el suplementario. Charlotte tomó una clara decisión de cerrarse ante las penetraciones de Butler y cuando este descargó al perímetro, los tiradores no estuvieron certeros (sobre todo Herro e Iguodala).

También fue llamativo ver a Butler apostando por un triple desde el drible en el último segundo del cuarto período, cuando todavía no ha anotado ni un solo tiro de tres en la 2020-2021. El ex Philadephia, que lideró a su equipo con 25 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias y 4 robos, falló otros dos triples más en el suplementario.

Aunque otras veces le ha funcionado, Butler tiene la tendencia a jugar "hero ball" en los cierres de partido y abusar de ese triple desde los codos, que realmente no domina. Lo vimos hacerlo varias veces en su etapa con los Sixers y lo repitió esta noche. La sensación es que Miami y el propio Jimmy, podían conseguir un tiro mejor que ese, en caso de jugar una ofensiva normal y no ese aclarado que deja todo centrado en la resolución en el uno contra uno.

En Miami hubo también 23 puntos y 9 rebotes para Bam Adebayo y 19 puntos para Max Strus (máxima de su carrera), aunque extrañaron demasiado a un Goran Dragic que finalizó con 3 puntos y un 1-9 de cancha.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí. ✅ 7 días de prueba sin cargo ✅ Partidos en vivo y on demand ✅ La oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Chris Paul Donovan Mitchell Kevin Durant
¿Cambio de era en la NBA? ¿Nuevos finalistas?
Agustín Aboy
ML
Clippers vs. Jazz ¡Seguimos el tercer partido!
Agustín Aboy
Danny Green
Danny Green, baja al menos 2 semanas en Philly
Leandro Fernández
Michael Malone
Números que hablan: la sequía ofensiva de Denver
Leandro Fernández
Deandre Ayton
Ayton y una serie consagratoria que eleva a Phoenix
Leandro Fernández
Nikola Jokic
Jokic: noche especial e histórica pero sin premio
Leandro Fernández
Más noticias