);
NBA

Los campeones NBA más sorpresivos de las últimas 35 temporadas

A lo largo de su historia, la NBA ha visto a diferentes equipos desafiar a las probabilidades y consagrarse campeones contra la mayoría de los pronósticos. Sea por movimientos hechos durante el año, la explosión de alguna estrella o una simple subestimación de su potencial, encontramos ejemplos para todos los gustos.

Una manera interesante de medir exactamente cuán sorpresivo fue cada uno de esos títulos es recurrir a las chances que las casas de apuestas les otorgaban antes del inicio de cada campaña. Y con la ayuda de diferentes sitios que tienen dicha información desde 1985 en adelante, armamos un ranking con los cinco campeones más inesperados.

El orden está determinado justamente por las líneas de las apuestas. Las mismas representan cuánto hubiera ganado con cada equipo, alguien que apostara 100 dólares. Por ejemplo, un +1200 significa que se llevaba esa cifra, al poner en juego 100.

Más | Cuatro jugadores actuales que podrían haber dominado en la NBA del pasado

Vamos entonces con el Top 5.

5) Houston Rockets 1994 y San Antonio Spurs 2014 (+1200)

El puesto número cinco está compartido entre los Rockets de 1994 y los Spurs del 2014, ambos con un +1200. En el caso de Houston, arrancaron esa campaña post-retiro de Michael Jordan con apenas la séptima probabilidad más alta de título, según lo reflejado en las líneas con la opinión de los especialistas y el público en general. Knicks, Suns y Cavaliers aparecían como los tres grandes favoritos a tomar el trono que ocupaba Chicago desde 1991, mientras que los Sonics, los Hornets y los Spurs, también eran visto con mejores ojos que los Rockets.

Y es que los antecedentes de Houston no eran demasiado favorables: en 1991 habían sido barridos en la 1° Ronda por los Lakers, en 1992 ni siquiera se habían clasificado a Playoffs, mientras que en 1993 habían caído en las Semis del Oeste ante Seattle por 4-3. Sin embargo, el camino de los dirigidos por Rudy Tomjanovich, con un Hakeem Olajuwon completamente dominante, fue muy diferente en la postemporada de 1994: 3-1 sobre Portland, 4-3 sobre Phoenix, 4-1 sobre Utah y finalmente, un memorable 4-3 sobre los Knicks, para conseguir el primer campeonato de la historia de la franquicia. Algo que repetirían al año siguiente, ya con las segundas chances más altas según las apuestas (+450).

Lo de los Spurs en el 2014 es bastante más difícil de justificar y probablemente tenga que ver con cierta subestimación que acompañó a los texanos durante la era Popovich-Duncan. A pesar de haber alcanzado las Finales en la 2013-2014, quedando a un triple errado por Ray Allen de conseguir el título, San Antonio abrió la siguiente campaña con una línea de +1200 que lo dejaba ubicado sexto, por detrás de Miami, OKC, Chicago, Brooklyn y Houston. Todo cuando repetían casi el mismo plantel del torneo anterior.

Como tantas otras veces, los Spurs no solo superaron la expectativa general, sino que terminaron poniendo en cancha a uno de los mejores campeones de los que se tenga recuerdo. Su 4-1 sobre el Heat de LeBron, Wade y Bosh en las Finales fue el punto más alto de un conjunto recordado hasta hoy por su juego bonito.

4) Detroit Pistons 2004 (+1500)

El cuarto lugar del Top 5 es bastante sencillo de explicar desde la lógica. Si bien los Pistons venían de alcanzar las Finales del Este en la temporada anterior, estaba claro que les faltaban un par de piezas como para poder aspirar al campeonato. Por eso, no sorprende que hayan entrado a la 2003-2004 con una línea de +1500, ubicados en el séptimo puesto, por detrás de Lakers, Spurs, Kings, Mavericks, Nets y Timberwolves.

El transcurso de la campaña fue dándole a los de Larry Brown los dos complementos perfectos para su tridente conformado por Chauncey Billups, Rip Hamilton y Ben Wallace. Para empezar, Tayshaun Prince se consolidó como el alero titular del equipo, luego de una temporada de novato con poca acción. Y aún más importante, a mitad del torneo consiguieron a Rasheed Wallace mediante un traspaso con Atlanta, en el que no perdieron a ninguno de sus titulares.

Ya con ese cinco titular de extrema solidez conformado, Detroit venció a Milwaukee, New Jersey e Indiana en el Este, para chocar frente a unos Lakers que contaban con Kobe Bryant, Shaquille O'Neal, Karl Malone y Gary Payton en sus filas. A pesar de la diferencia en el peso de las estrellas, no hubo equivalencias entre ambos: el juego colectivo de los Pistons se impuso con claridad, quedándose con un inesperado 4-1 sobre los de Phil Jackson.

3) Toronto Raptors 2019 (+1850)

Para el tercer puesto tenemos que retroceder apenas algunos meses, para encontrarnos a los Toronto Raptors del 2019, quienes entraron a ese año con una línea de +1850, ubicados en la quinta colocación, por detrás de Warriors, Celtics, Rockets y Lakers.

Y es que si bien habían incorporado a Kawhi Leonard desde San Antonio, las interrogantes sobre su salud, sumadas a las frustraciones recientes de la franquicia, ponían en la previa a otros conjuntos con un mayor favoritismo para quedarse con el Larry O'Brien.

Es imposible saber qué hubiera pasado si Kevin Durant y Klay Thompson no eran bajas por lesión, pero la realidad es que tanto Toronto como Leonard se encargaron de borrar todas las dudas que podían caer sobre ellos, eliminando primero a Orlando, Philadelphia y Milwaukee, para finalmente llevarse ese recordado 4-2 ante los bicampeones Warriors. MVP para Kawhi y primer título para los canadienses.

2) Dallas Mavericks 2011 (+2000)

El segundo lugar del conteo también lo ocupa un equipo que como los Spurs del 2014, venció al Heat del Big 3. En este caso estamos hablando de los Mavericks de la 2010-2011, quienes entraron a esa campaña con una línea de +2000, con seis franquicias por delante suyo: Heat, Lakers, Celtics, Magic, Bulls y Thunder.

Dallas venía de ser superado en la 1° Ronda de los Playoffs del 2010 por los Spurs y todo empezaba a apuntar a que Dirk, ya con 32 años, se uniría a la lista de grandes figuras que jamás pudieron conseguir un anillo. Sin embargo, la suerte iba a cambiar para el alemán en esa campaña. La incorporación de un Tyson Chandler que venía de hacer agua en Charlotte dio muchísimos más réditos de los esperados y el pivote terminó siendo el complemento perfecto para un Nowitzki que alcanzaría el mejor nivel de su carrera.

Los dirigidos por Rick Carlisle vencieron con amplitud a Portland, Lakers y Thunder en el Oeste, para luego sorprender a Miami con un 4-2 que muy poca gente esperaba, especialmente luego de que el Heat se adelantara por 2-1. Dallas conseguía así el primer título en la historia de la franquicia y dejaba a LeBron con una nueva frustración, en una temporada que lucía destinada a la obtención de su primer campeonato.

1) Golden State Warriors 2015 (+2800)

Decir hoy que los Warriors fueron el campeón más sorpresivo de los últimos 35 años parece ridículo. Pero lo cierto es que el panorama era completamente diferente antes del inicio de la 2014-2015: Golden State, que venía de perder en la 1° Ronda del 2014 ante los Clippers, era visto como un equipo inexperto, sin ese jugador dominante desde lo físico que tanto se buscaba hasta entonces. "Los equipos tripleros no ganan campeonatos", era una frase que se escuchaba con frecuencia, incluso de parte de leyendas como Charles Barkley o Phil Jackson. Se los acusaba de livianos, de blandos.

Claro, todo esto fue antes de la explosión de Curry como súperestrella, de la consolidación de Klay Thompson como uno de los mejores escoltas de la liga y sobre todo, del nacimiento de la death lineup con Draymond Green de pivote (bajo Mark Jackson normalmente jugaba como alero). La línea de +2800 con la que entró Golden State a ese año (8° de la NBA) tiene que ponerse dentro de ese contexto. Aún cuando hoy no deje de llamar poderosamente la atención.

Lo cierto es que la llegada de Steve Kerr al banco cambió para siempre la historia de la liga y de cómo se juega al básquet hoy en día. Pocos equipos han tenido un impacto en la transformación de un deporte como aquel de los Warriors, que rompieron con todo tipo de paradigmas, en su camino a ganar 67 partidos de Fase Regular y dominar a Pelicans, Grizzlies, Rockets y Cavaliers en la postemporada. Las casas de apuestas aprendieron su lección y jamás volvieron a subestimar a ese conjunto que ganaría dos títulos más en los próximos tres años.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Brad Stevens
Stevens, con elogios para la defensa y los pivotes
Agustín Aboy
Juan Toscano
La historia de por qué cambió el Anderson por el Toscano
Carlos Herrera Luyando
Jayson Tatum
Boston se despertó en el segundo tiempo y le ganó a Miami
Agustín Aboy
Jamal Murray y Mike Malone
El optimismo de Nuggets: “Hemos estado así y hemos respondido”
Carlos Herrera Luyando
Klay Thompson
Klay Thompson volvió a entrenar con los Warriors
Agustín Aboy
Anthony Davis
El estado de AD tras su esguince de tobillo
Leandro Fernández
Más noticias