);
Boston Celtics

Boston Celtics, víctima de otro final dramático en el TD Garden: Oklahoma City Thunder rescató una gran victoria

Schroder
Schroder, gran figura de OKC Getty Images

Desde el parate por el All-Star, el TD Garden está siendo cualquier cosa menos un hogar acogedor para los Boston Celtics. Los de Brad Stevens sumaron este domingo su cuarta derrota seguida en casa, en otro final cerrado que se resuelve en su contra.

Luego de caer en suplementario ante Houston, sufrir una histórica remontada de Brooklyn y perder por cinco contra Utah, esta vez Boston fue superado por el Oklahoma City Thunder por 105-104. En un cierre que tuvo de todo.

Más | Utah Jazz sigue de racha: venció a Boston Celtics en el TD Garden con gran actuación de Mike Conley

Un doble de Jayson Tatum adelantó a los Celtics por 104-103, restando 40 segundos, aunque en la siguiente acción, Steven Adams le sacó una infracción al propio alero y se dirigió a la línea de libres, con la idea de adelantar a los suyos. El neozelandés falló ambos lanzamientos, pero Chris Paul recuperó un rebote inmenso y le dio una nueva chance a OKC.

Si hay un jugador que ha estado definiendo partidos en esta 2019-2020, es Paul, con el mejor rendimiento en el clutch de toda la competencia. Sin embargo, esta vez su intento de flotadora no ingresó y Boston se hizo con el rebote. Uno arriba y 13 segundos en el reloj.

Lejos de apurarse a cortar con falta, la visita salió a presionar y encerró a Kemba Walker con una doble-marca entre Paul y Dennis Schroder. El base de Boston arriesgó la bola innecesariamente y el alemán no solo terminó robándola, sino quedando con campo totalmente abierto para la bandeja. Conversión y 105-104, a falta de 8 segundos.

El dueño de casa tenía una última oportunidad para ganarlo y como se esperaba, el apuntado fue Tatum. La estrella de los Celtics trató de postearse ante CP3, pero con toda su veteranía y fuerza de piernas, el base no cedió un centímetro, a pesar de la diferencia de altura. Tatum terminó forzando un doble a media distancia que se quedó corto y con él, se terminó de consumir el tiempo. Enorme victoria para Oklahoma City, para sumar así su tercer festejo consecutivo y seguir consolidándose en las posiciones del Oeste.

Identidad defensiva

Un segundo cuarto de 37 puntos, basado en una ráfaga triplera, le había dado a Boston ventaja de 11 al llegar al entretiempo (63-52). Lo que se vería en los siguientes 24 minutos, sería a un Thunder haciendo un trabajo defensivo excepcional, con varios nombres importantes para dejar a los Celtics en 41 puntos en el segundo tiempo: 21 en el tercero y 20 en el cuarto.

OKC ganó el partido con su defensa. Ya no solo por las dos acciones en el cierre que literalmente le dieron el triunfo, sino porque fue en ese costado donde lograron revertir el trámite de un partido que venía siendo muy desfavorable.

Claro que a la hora de hablar de figuras, hay que centrarse en lo hecho por Chris Paul (28 puntos y 7 asistencias) y Dennis Schroder (27 puntos), quienes compensaron a la perfección la baja de Shai Gilgeous-Alexander. Pero así como los bases brillaron en ataque, sería injusto no mencionar lo realizado por el otro guardia importante de la rotación: Lugentz Dort.

El canadiense no tuvo grandes números (8 puntos, 4 rebotes, 2 robos y 1 tapa), pero fue fundamental en el campo propio. Dort le está dando cada vez mayores soluciones a Donovan y se ha transformado en uno de los jugadores más determinantes de la rotación. Desde que es titular (20 de enero), Oklahoma City tiene el décimo mejor rating defensivo de la liga. Y eso está lejos de ser una casualidad.

Otro nombre fundamental para la reacción: un ex Boston como Abdel Nader, quien repartió 4 tapas en apenas 17 minutos de acción. Hombres de rol, con poco nombre, pero mucho aporte para el equipo.

Un Boston corto

Sin Jaylen Brown disponible, la producción ofensiva de Boston estuvo sustentada en básicamente tres jugadores: Gordon Hayward (24 puntos), Marcus Smart (19 puntos y 10 rebotes) y Jayson Tatum (19 puntos), en una noche realmente para el olvido de Kemba Walker: 14 puntos, 4-14 de campo y la pérdida fatal en los últimos segundos.

El principal problema de los Celtics fue el mismo de los últimos partidos. La total falta de aporte de su segunda unidad: solo 17 puntos de los suplentes, comparados con los 41 que impulsaron al Thunder. Además, ninguno de los relevos locales superó los 6 tantos.

Boston parece que llegará hasta donde lo lleven sus cinco o seis jugadores principales y las recientes bajas de varios de ellos, no están ayudando. Sin una banca que otorgue mayores garantías, los de Stevens tendrán poco margen de error una vez que inicie la postemporada.

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Brad Stevens
Stevens, con elogios para la defensa y los pivotes
Agustín Aboy
Juan Toscano
La historia de por qué cambió el Anderson por el Toscano
Carlos Herrera Luyando
Jayson Tatum
Boston se despertó en el segundo tiempo y le ganó a Miami
Agustín Aboy
Jamal Murray y Mike Malone
El optimismo de Nuggets: “Hemos estado así y hemos respondido”
Carlos Herrera Luyando
Klay Thompson
Klay Thompson volvió a entrenar con los Warriors
Agustín Aboy
Anthony Davis
El estado de AD tras su esguince de tobillo
Leandro Fernández
Más noticias