);
Golden State Warriors

¿Quién es Bob Myers, el MVP afuera de la cancha del campeón Golden State Warriors?

Bob Myers
Bob Myers, el arquitecto de Golden State Warriors. Getty Images

Kevin Durant derrocha su talento anotador sin igual. Stephen Curry deslumbra con sus triples. Draymond Green empuja con su enorme energía. Klay Thompson castiga desde el silencio con su gran puntería. Andre Iguodala acomoda todo con su experiencia y entrega. Y así podríamos seguir. En la cancha, Golden State Warriors tiene una estructura absolutamente rica que domina la NBA hace cuatro años, lapso en el que consiguió tres títulos (2015, 2017 y 2018). Pero hay un fantástico trabajo detrás de la construcción de ese plantel. Y la reciente contratación de DeMarcus Cousins es otra prueba del valor de Bob Myers, el General Manager y Presidente de Operaciones de básquet de la franquicia. El MVP afuera de la cancha.

Su historia

Myers, de 43 años, fue nombrado GM de los Warriors el 24 de abril del 2012, y promovido también a Presidente de Operaciones de básquet el 20 de septiembre de 2016. Pero había llegado a la franquicia el 14 de abril del 2011, ocupando el cargo de Asistente de GM y Vicepresidente de Operaciones de básquet, y luego de ser un representante de jugadores durante 14 años. Con Golden State consiguió dos premios al Mejor Ejecutivo del año (2014/2015 y 2016/2017), siendo el único en la historia de la franquicia en lograr menciones múltiples, y el quinto en la historia de la NBA en ganarlo dos veces en tres años.

Decisiones geniales desde el Draft

Si Golden State es lo que es hoy en día, en gran parte, es por la capacidad de la franquicia para utilizar el Draft, eligiendo con enorme precisión sin contar con los picks más altos, y estableciendo una visión clara de las necesidades del equipo con el correr de los años. El primer gran impacto fue sin Myers, con la selección de Stephen Curry en el 7º puesto del Draft 2009. Pero luego llegaron, ya con Myers en la franquicia, dos plenos con Klay Thompson (11º en el 2011) y Draymond Green (35º en el Draft 2012). Sí, tres de los cinco All-Star que podría presentar en cancha en la 2018/2019 fueron productos de la selección de novatos, y uno de ellos de segunda ronda.

Pero no queda ahí. Del núcleo central del plantel actual, también llegaron desde el Draft Kevon Looney (30º en 2015 y muy importante sobre el cierre de la última temporada), Jordan Bell (38º del 2017, adquirido esa noche desde Chicago por consideraciones económicas) y Patrick McCaw (38º del 2016, adquirido también por dinero desde Milwaukee Bucks).

¡Manténgase al día con las últimas noticias de :tag:!
Por supuesto Ahora no

Durante la estadía de Myers, los Warriors también eligieron, entre otros, a Harrison Barnes, 7º en 2012, titular del campeón 2015 y hoy protagonista principal de la ofensiva de Dallas Mavericks; y a Festus Ezeli, 30º del 2012 y de muy buen rendimiento como jugador de rol hasta que sus problemas en las rodillas cortaron su carrera.

Magia a través de los canjes

Un cambio generó el impacto que necesitaba Golden State Warriors para acomodar el talento y explotarlo al máximo. En julio del 2013, la franquicia incorporó a Andre Iguodala, quien se convertiría en un sexto hombre top y, mejor aún, el MVP de las Finales 2015 ante Cleveland Cavaliers. ¿Qué dio a cambio en aquel canje a tres bandas? El letón Andris Biedrins (jugó 6 partidos en 2013, sus últimos en la NBA), Brandon Rush (2,1 puntos de promedio en aquella 2013/2014) y Richard Jefferson (10,1 puntos ese año) fueron a Utah junto a dos selecciones futuras de primera ronda y una de segunda; y un pick de segunda fue a Denver. Nada más. El tiempo dejó en claro quién salió ganando en ese trade.

No fue el único cambio valioso. Otro de gran impacto fue el de Andrew Bogut, pieza importante en la conformación del título del 2015. Por el centro australiano, adquirido en marzo de 2012 (junto a Stephen Jackson), la franquicia entregó a Milwaukee Bucks a Monta Ellis, gran anotador pero que había empezado a mermar en su rendimiento, Kwame Brown y Ekpe Udoh, dos que no tuvieron impacto en los Bucks.

El impacto de KD

Golden State completó la mejor fase regular de la historia en la 2015/2016 (73-9), pero perdió increíblemente las Finales del 2016 ante Cleveland Cavaliers (4-3). ¿Cómo resolvieron el golpe? Sumando nada más y nada menos que a Kevin Durant, uno de los mejores jugadores de la NBA. El trabajo de Myers, como el de las figuras del equipo, fue determinante para convencerlo. El resto es historia conocida. El delantero se acopló de gran forma y llegaron dos títulos en donde él ganó el MVP en cada definición.

El poder de la negociación

Cuando en el equipo hay figuras y estrellas, no es simple retenerlas al llegar la hora de las renovaciones. Pero Myers siempre supo sellar el mejor vínculo posible para tener a los jugadores contentos y, al mismo tiempo, dejar margen para seguir potenciando los planteles. Hay varios ejemplos. Stephen Curry firmó en julio pasado la renovación más grande (201 millones de dólares por cinco temporadas), pero su contrato previo fue uno de los más rendidores que se recuerden. Del 2013 al 2017, cobró un promedio de 11 millones por año, vínculo firmado durante la era Myers y tirado a la baja por los interrogantes en sus tobillos. Curry, en ese tiempo, fue dos veces MVP (uno de ellos, de forma unánime), ganó dos títulos y revolucionó la NBA con su juego.

En 2014, no dudó en darle una renovación máxima a Klay Thompson (4 años y 69 millones). Pero luego, generalmente consiguió que las estrellas dejaran millones sobre la mesa para mantener el núcleo. Por ejemplo, Green podría haber tenido un contrato máximo en 2015, pero firmó por menos (82 millones por cinco años). En 2017, Durant también firmó por menos (51,2 millones por dos años) para tener espacio para la nueva firma de Iguodala (48 millones por tres años) y Livingston (3 años y 23,6 millones). Convencerlos es parte de su trabajo. Myers lo hizo.

Cousins, el "nuevo Durant"

Hace días, el mundo NBA quedó impactado con el acuerdo (será oficial luego del 6 de julio, cuando termine la moratoria) para sumar a DeMarcus Cousins, una estrella de la liga más allá de estar recuperándose de una grave lesión en el tendón de Aquiles. Y lo hizo con una excepción salarial de 5,3 millones de dólares, un negocio sensacional. El propio centro dejó una frase que explica mucho: "Bob merece todo el crédito por hacer que esto se resolviera rápido".

Los complementos, baratos

Al lado de las estrellas siempre hay jugadores de rol que se convierten en piezas valiosas, y Golden State las tuvo a precios más que accesibles. Shaun Livingston se transformó en uno de los mejores guardias suplentes de la liga por un monto excelente: llegó en 2014 por 3 años y 16 millones; y la renovación (que podría haber sido cara) fue por otros 3 años y 23,6 millones. Para la 2018/2019, Myers logró la renovación de Kevon Looney por el mínimo de veterano (1,5 millones de dólares), menos de la opción que había rechazado a principios de la 2017/2018 (2,2 millones), campaña en la que explotó y podría haberle generado un vínculo mejor en otros lados. También supo incorporar durante este bicampeonato a veteranos de experiencia y rendidores como David West, JaVale McGee, Nick Young y Zaza Pachulia, por ejemplo, y siempre por contratos mínimos o menos a 5 millones anuales.

La elección de Kerr

El 19 de mayo de 2014, Golden State nombró como entrenador a Steve Kerr, quien se convirtió en el padre de uno de los mejores equipos de todos los tiempos. Era el indicado para explotar el talento del equipo. Hoy, es la llave para manejar y hacer convivir a muchas estrellas, algo que siempre es complejo por los egos. Nada de eso se nota en los Warriors gracias a su entrenador. Y Myers, claro, tiene mucho que ver al respecto.

Una frase

"En la descripción de mi trabajo no se pide hacer feliz a los fans de la NBA, sino que se pide ganar. No necesito entretenerme, sino ganar. Para eso me contrataron".

Bob Myers entiende su trabajo a la perfección y explota todas las herramientas que tiene para conseguir la mejor plantilla posible. La dinastía de Golden State, en buena parte, se debe a su planificación, capacidad y conocimiento para llevar adelante un verdadero proyecto. Él también es uno de los MVP del campeón.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Knicks vs. Rockets
Harden es incontenible: 61 puntos y 15 rebotes
Carlos Herrera Luyando
Celtics vs. Cavs
Celtics dejó crisis atrás; viene prueba de fuego
Staff NBA.com
Victor Oladipo
Oladipo lesionado: se perdería el resto de la temporada
Staff NBA.com
James-LeBron-USNews-010119-ftr-getty
LeBron se perderá el juego contra Twolves
StafF NBA.com
76ers vs. Spurs
Lo mejor del miércoles de NBA
Staff NBA.com
Lakers vs. Warriors
¿Cómo ver Lakers vs. Warriors?
Staff NBA.com
Más noticias